"El sabio puede cambiar de opinión. El necio, nunca" Immanuel Kant

sábado, 30 de octubre de 2010

Halloween: La noche de Satanás / Principados, Potestades/ Fuerzas del Mal en Acción



El día 31 de Octubre se celebra el día de SATANÁS. Muchos no están informados sobre lo que significa la celebración de este día. Piensan que es algo divertido e inocente, pero su significancia está escondida como todas las dimensiones espirituales de este mundo. Solo vemos lo exterior y estamos ignorantes de la realidad de los espíritus que nos rodean. Si pudiéramos vislumbrar ese mundo terminaríamos con un shock tremendo, pero nosotros no vivimos en ese ámbito espiritual y por ahora no podemos verlos.

No nos engañemos. La Biblia no deja dudas a la existencia de estos personajes. Veámoslo.

Efesios 6:10-

“Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor y en el poder de su fuerza. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.

PORQUE NO TENEMOS LUCHA CONTRA SANGRE Y CARNE, SINO CONTRA LOS GOBERNADORES DE LAS TINIEBLAS DE ESTE SIGLO, CONTRA HUESTES ESPIRITUALES DE MALDAD EN LAS REGIONES CELESTES”.

Si el Señor Jesucristo fue tentado por Satanás, ¿cuánto más nosotros?

Mateo 4:1-11 “Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo. Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noche, tuvo hambre. Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, dí que estas piedras se conviertan en pan . . .”.

Los grupos satanistas son los que primero practicaron esta celebración de Satanás en la noche de los muertos. Los que hemos sido católicos recordamos esta fecha como el “día de los difuntos”. Aquí les dejo un enlace con información sobre los orígenes de esta fecha y su significado.



Por favor pasen esta información a todos los que puedan porque debido a las películas de Hollywood y programas de TV, por desgracia los países hispanos han caído en esta trampa. El hacer un día como este motivo o excusas para hacer fiesta y juergas es lamentable y no nos beneficia a ninguno. De hecho es peligroso de dejar a los niños que anden de casa en casa de noche por ciertas partes, pues los satanistas aprovechan la oportunidad a veces para hacerles daño. Ha habido hasta casos de muertes en esa noche además de intentos de dañar a algunos niños. Así que mucho cuidado y si no quieren dejar de celebrar esta fiesta, porque no se creen lo que dice este artículo, por lo menos acompañen a sus hijos cuando vayan por las casas pidiendo caramelos. Satanas se disfraza como un angel de luz para engañar a los incáutos. Esto es lo que nos dice la palabra de Dios.

Ref. Santa Biblia, ves. Reina Valera 1960
Por cortesía de mi amiga Ana Tompson y su recomendado y valioso blog: http://logos77.wordpress.com tengo el gusto de presentarles el siguiente articulo; exelente articulo por cierto. Halloween: La noche de Satanás / Principados, Potestades/ Fuerzas del Mal en Acción.

sábado, 23 de octubre de 2010

Un filtro en tres fases para comprender cómo separar e identificar las causas debidas a un diseño inteligente

William Dembski

Centro para la Filosofía de la Religión, Universidad de Notre Dame

El Filtro Explicativo

Un filtro en tres fases para comprender cómo separar e identificar las causas debidas a un diseño inteligente

Extracto de un artículo presentado en la conferencia Mera Creación, titulado originalmente «Rediseñando la ciencia».


¿Cómo llegará a ser la ciencia cuando haya triunfado el Diseño Inteligente? Para responder a esta cuestión es necesario tener claro qué queremos decir por Diseño Inteligente. El Diseño Inteligente no es una reformulación del creacionismo, ni religión disfrazada de ciencia. El Diseño Inteligente sostiene que la causalidad inteligente es un factor irreducible del universo biofísico, y además que esta causalidad inteligente es empíricamente detectable. Es indiscutible que las causas inteligentes pueden hacer cosas que las causas no inteligentes no pueden hacer. El Diseño Inteligente proporciona un método para distinguir entre causas inteligentes y no inteligentes, y luego aplica este método a las ciencias especiales.

Algo que no puede considerarse como una dudosa innovación, el Diseño Inteligente formaliza y precisa algo que todos hacemos constantemente. Todos nosotros estamos constantemente dedicados a una forma de actividad racional que, sin ser tendenciosos, se puede describir como la inferencia del designio. Inferir designio es una actividad humana perfectamente normal y totalmente aceptada. Las personas consideran importante identificar sucesos causados por la acción deliberada y premeditada de un agente inteligente, y distinguir dichos sucesos de los sucesos debidos bien a ley natural, bien a un azar. El Diseño Inteligente hace explícita la lógica de esta actividad cotidiana, y la aplica a cuestiones científicas. No se trata de magia, ni de vitalismo, ni de una apelación a fuerzas ocultas. La inferencia del designio es algo común, racional y objetivable. El propósito de este artículo es formular el Diseño Inteligente como una teoría científica.

La fase clave para la formulación del Diseño Inteligente como teoría científica es delinear un método para la detección del designio. Dicho método existe, y, de hecho, lo usamos implícitamente de forma constante. El método adopta la forma de un Filtro Explicativo de tres fases. Dado algo que creemos que pudiera ser resultado de un designio deliberado, lo sometemos al filtro. Si pasa con éxito las tres fases del filtro, entonces estamos justificados en afirmar que es resultado de un designio deliberado. A grandes rasgos, el filtro formula tres preguntas en el siguiente orden: (1) ¿Se explica por ley natural? (2) ¿Se explica por azar? (3) ¿Se explica por designio?

Para un ejemplo de cómo el filtro funciona en la práctica, consideremos el caso de Nicholas Caputo. En 1985, Nicholas Caputo compareció ante el Tribunal Superior del Estado de New Jersey. El Partido Republicano había presentado un pleito contra él, alegando que Caputo había estado manipulando de forma sistemática las listas de votación del Condado de Essex, New Jersey, donde era el secretario del condado. Es cosa bien sabida que aparecer en la primera posición en una papeleta de votación aumenta las posibilidades de ganar una elección. Como en cada caso, excepto en uno, Caputo puso a los demócratas en primer lugar en la papeleta de votación, los republicanos argumentaban que al seleccionar el orden de aparición en las papeletas de votación, Caputo había favorecido intencionadamente a su propio partido, el Demócrata. En resumen, los republicanos afirmaban que Caputo había cometido un fraude electoral.

Así, la cuestión que debía juzgar el Tribunal Superior del Estado de New Jersey era: ¿Manipuló realmente Caputo el orden, o fue sin malicia ni designio por su parte que los Demócratas aparecieron los primeros en la papeleta 40 veces de 41? Como Caputo negaba haber actuado dolosamente, y por cuanto realizó la preparación de las papeletas de modo que los testigos no pudieran observar cómo realmente lo hacía, la determinación de si Caputo había manipulado las papeletas de voto pasa a ser una cuestión de evaluar las pruebas circunstanciales relacionadas con este caso. Así, ¿cómo se valorará esta prueba?

Para determinar cómo explicar esta extraordinaria coincidencia de la selección de los Demócratas por parte de Caputo en 40 de 41 ocasiones para encabezar la lista de la papeleta de votación, el tribunal tenía que considerar tres opciones:

Ley
Sin saberlo Caputo, no estaba empleando un sistema aleatorio fiable para determinar el orden de la lista. Caputo estaba en la situación de alguien que cree que está echando una buena moneda al aire cuando en realidad está echando una moneda con doble cara. Así cómo echar al aire una moneda con dos caras significará una larga secuencia de caras, así Caputo, al usar un método defectuoso para la selección del orden de aparición, generó una larga lista de demócratas que aparecían en los primeros lugares.

Azar
Al seleccionar el orden de los partidos políticos en la papeleta del estado, Caputo empleó un proceso aleatorio fiable que no favorecía a ninguno de ambos partidos en relación con el otro. Que los demócratas apareciesen en los primeros lugares en 40 de 41 ocasiones fue simplemente un golpe de pura suerte. Ocurrió por azar.

Designio
Caputo, plenamente consciente de lo que estaba haciendo, y tratando de ayudar a su partido político, manipuló el proceso de selección de orden en la lista para que los demócratas saliesen sistemáticamente en los primeros lugares. En resumen, Caputo cometió fraude.

La primera opción —que Caputo no realizó bien el procedimiento para seleccionar al azar el orden de los candidatos, de modo que en lugar de aleatorizar correctamente el orden en la papeleta, el procedimiento fue situando a los demócratas en los primeros puestos de la misma— fue descartada por el tribunal, porque el mismo Caputo había declarado que usaba un proceso de aleatorización para realizar las listas. Y como el tribunal no tenía razón alguna para pensar que el procedimiento de aleatorización de Caputo fuese el responsable, entonces la cuestión se transformaba en si Caputo había realmente usado este procedimiento al elaborar las selecciones del orden en las listas, o si dejó a un lado deliberadamente este procedimiento para hacer que los demócratas apareciesen sistemáticamente en los primeros puestos. Y como la preparación de las listas por parte de Caputo se había realizado sin testigos, era esta cuestión la que el tribunal tenía que elucidar.

Excluida la explicación de una ley, el tribunal decidió a continuación excluir la explicación del azar. Tras observar que la probabilidad de que el mismo partido político saliese sistemáticamente 40 de 41 veces era inferior a 1 en 50 mil millones, el tribunal concluyó que «ante una improbabilidad de tal magnitud, pocas personas razonables aceptarán la explicación de un ciego azar». Ahora bien, esta parece desde luego la conclusión correcta. Sin embargo, es preciso añadir algo. El problema es que una gran improbabilidad no es por sí misma suficiente para impedir que algo suceda por azar.

Invariablemente, lo que se necesita para excluir el azar es que el suceso en cuestión se amolde a un patrón. Pero no sirve cualquier patrón. Algunos patrones pueden emplearse legítimamente para excluir el azar, mientras que otros no.

Aquí resultará útil emplear una cierta terminología. Los patrones «legítimos» se llamarán especificaciones. Las especificaciones son los patrones no ad hoc que se pueden usar legítimamente para eliminar el azar y justificar una inferencia de designio. En cambio, los patrones «ilegítimos» pueden ser designados como invenciones. Las invenciones son los patrones ad hoc que no pueden usarse de forma legítima para eliminar el azar.

Al seleccionar a los demócratas para que encabezasen las listas en 40 de 41 ocasiones, Caputo parece haber participado en un suceso con una probabilidad inferior a 1 en 50 mil millones. Sin embargo, constantemente suceden cosas extremadamente improbables. Por tanto, la cuestión crucial es si este suceso está también especificado, esto es: ¿sigue este suceso un patrón no-ad hoc de modo que podamos eliminar el azar de forma legítima? Sí, claro, este suceso está especificado: Caputo es demócrata; Caputo tiene un interés en que los demócratas aparezcan en los primeros lugares de la papeleta, Caputo controla la ordenación de las papeletas, y, actuando por azar, Caputo tendría que haber asignado a los republicanos primeros lugares con tanta frecuencia como los demócratas: todo esto se une para especificar las selecciones de los lugares en las papeletas por parte de Caputo, y para hacer que sus selecciones sean incompatibles con el azar. Nadie a quien he mostrado este ejemplo extrae otra conclusión que la del designio, esto es, que Caputo cometió fraude.

Durante el juicio de Nicholas Caputo, el Tribunal Superior de New Jersey empleó el Filtro Explicativo, primero en su rechazo de una explicación mediante una ley, luego el rechazo de una explicación mediante azar, y finalmente infiriendo una explicación fundada en designio.

En la primera fase, el filtro determina si una ley puede explicar lo que observamos. La ley opera sobre la base de la reproducibilidad, al dar los mismos resultados siempre que se cumplen las condiciones correspondientes. Es evidente que si algo puede explicarse por una ley, es mejor no atribuirlo a designio. Las cosas susceptibles de explicación por la operación de una ley quedan por ello eliminadas en la primera fase del Filtro Explicativo.

Pero supongamos que algo que pensamos que podría estar diseñado no puede explicarse mediante la operación de ninguna ley. Entonces pasamos a la siguiente fase del filtro. En esta fase, el filtro determina si aquello que buscamos explicar no podría deberse razonablemente a un azar. Lo que hacemos es realizar una distribución probabilística y luego determinamos si nuestras observaciones son de esperar de manera razonable sobre la base de dicha distribución de probabilidades. Si este es el caso, estamos justificados en atribuir al azar el objeto o fenómeno observado. Y es evidente que si algo puede atribuirse al azar, es mejor no atribuirlo a un designio. Las cosas susceptibles de explicación por azar quedan por tanto eliminadas en la segunda fase del Filtro Explicativo.

Supongamos, finalmente, que ninguna ley puede explicar lo observado, y que cualquier distribución probabilística realista que pudiésemos proponer para su explicación resulta sumamente inverosímil. En este caso hemos superado las dos primeras fases del Filtro Explicativo y llegamos a la tercera y última fase. Es preciso hacer resaltar que esta tercera y última fase no demuestra un designio de forma automática: todavía queda un cierto trabajo por realizar. Una inmensa improbabilidad sólo justifica la presencia del designio si, además de lo anterior, lo que estamos tratando de explicar está especificado.

De modo que la tercera etapa del Filtro Explicativo nos presenta una disyuntiva: atribuir a un designio aquello que estamos tratando de explicar en caso que esté especificado; en caso contrario, atribuirlo al azar. En el primer caso, aquello que estamos tratando de explicar no sólo tiene una probabilidad exigua, sino que está especificada. En el segundo caso, tiene una probabilidad exigua, pero no está especificada. Es esta categoría de cosas especificadas con una exigua probabilidad lo que da una señal fiable de designio. En cambio, las cosas no especificadas con una probabilidad exigua son atribuidas apropiadamente al azar.

El Filtro Explicativo representa de forma fiel nuestra práctica ordinaria de distinguir entre cosas que atribuimos bien a la operación de una ley, al azar, o a un designio. Específicamente, el filtro describe

  • cómo las oficinas del copyright y de patentes identifican el robo de la propiedad intelectual
  • cómo las compañías de seguros se protegen de fraudes
  • cómo los detectives emplean las pruebas circunstanciales para incriminar a un culpable
  • cómo los científicos forenses pueden situar de forma fiable a individuos en la escena de un crimen
  • cómo los escépticos refutan las pretensiones de los parapsicólogos
  • cómo se identifican casos de falsificación de datos en ciencia
  • cómo el programa SETI de la NASA intenta identificar la presencia de vida inteligente extraterrestre, y
  • cómo los estadísticos y los ingenieros de sistemas distinguen entre cadenas aleatorias y no aleatorias de dígitos.

Industrias enteras se vendrían abajo sin el Filtro Explicativo. Muchas cosas dependen del mismo. Usando el filtro, los tribunales han decidido entre la vida y la muerte de los acusados. Veamos ahora por qué el filtro funciona.

Por qué el filtro funciona

El filtro es un criterio para distinguir entre causas inteligentes y causas no inteligentes. Aquí uso el término «criterio» en su sentido etimológico estricto como método para decidir o juzgar una cuestión. El Filtro Explicativo es un criterio para decidir cuando algo tiene una causa inteligente y cuando no la tiene. La cuestión es: ¿decide esto de forma fiable?

Como sucede con cualquier criterio, tenemos que asegurarnos de que los resultados a que se llegue con dicho criterio se correspondan con la realidad. Un criterio para juzgar la calidad de los vinos carece de valor si considera que un matarratas consumido por alcohólicos es superior a un Rioja de crianza. La realidad es que un Rioja de crianza es superior a los matarratas, y que cualquier criterio para discriminar entre vinos debería indicar esto.

O bien consideremos los exámenes clínicos. Cualquier examen clínico es un criterio. Un examen clínico perfectamente fiable detectaría la presencia de una enfermedad siempre que esté realmente presente, y no detectaría la enfermedad cuando está ausente. Desgraciadamente, no hay ningún examen clínico perfectamente fiable, y por ello lo mejor que podemos hacer es mantener la proporción de falsos positivos y de falsos negativos lo más baja posible.

Todos los criterios, y no sólo los exámenes clínicos, se enfrentan con el problema de falsos positivos y de falsos negativos. Un criterio intenta clasificar individuos con respecto a un grupo objetivo (en el caso de los exámenes clínicos, aquellos que padecen una cierta enfermedad). Cuando el criterio identifica como enfermo a un individuo que en realidad no debiera estar en el grupo objetivo, comete un falso positivo. Recíprocamente, cuando el criterio no identifica como tal a uno que debiera estar en el grupo objetivo, comete un falso negativo. Sigamos con los exámenes clínicos. Un examen clínico comprueba si un individuo padece o no una cierta enfermedad. El grupo objetivo comprende todos aquellos individuos que realmente padecen la enfermedad. Cuando el examen médico clasifica a un individuo que no padece la enfermedad con aquellos que sí la padecen, comete un falso positivo. Cuando el examen médico clasifica a un individuo que sí padece la enfermedad con aquellos que no la padecen, comete un falso negativo.

Cuando el Filtro Explicativo no detecta designio en algo, ¿podemos estar seguros de que no hay ninguna causa inteligente subyacente? La respuesta es que No. Para determinar que algo no es producto de un designio, el Filtro Explicativo no es un criterio fiable. Los falsos negativos constituyen un problema para el Filtro Explicativo. Pero este problema de los falsos negativos es habitual en la detección de causas inteligentes. Una dificultad es que las causas inteligentes pueden imitar la operación de la ley y del azar, lo que hace que sus acciones puedan ser indistinguibles de dichas causas no inteligentes. Se precisa de una causa inteligente para conocer una causa inteligente, pero si no sabemos lo suficiente, podemos pasarla por alto.

Las causas inteligentes pueden hacer cosas que las causas no inteligentes no pueden, y pueden hacer manifiestas sus acciones. Cuando, por la causa que fuere, una causa inteligente no hace evidentes sus acciones, podemos perdérnosla. Pero cuando una causa inteligente logra hacer manifiestas sus acciones, nos damos cuenta. A esto se debe que los falsos negativos no invaliden el Filtro Explicativo. El Filtro Explicativo es plenamente capaz de detectar causas inteligentes que tienen la intención de poner su presencia de manifiesto.

Y esto nos lleva al problema de los falsos positivos. Aunque el Filtro Explicativo no es un criterio fiable para eliminar la posibilidad de designio, es, como expongo, un criterio fiable para la detección del designio. El Filtro Explicativo es como una red. Las cosas producto de designio pueden ocasionalmente escapar de la red. Preferiríamos que la red atrapase más de lo que hace, y que no omitiese nada debido a designio. Pero, dada la capacidad del designio de imitar causas no inteligentes, y dada la posibilidad de que debido a nuestra propia ignorancia pasemos por alto productos de designio, este problema no puede solucionarse. Sin embargo, queremos estar bien seguros de que todo lo que la red efectivamente atrape incluya sólo aquello que queremos atrapar, esto es, los productos de designio, de un propósito deliberado.

Sostengo que el filtro explicativo es un criterio fiable para la detección del designio. Por otra parte, sostengo que el Filtro Explicativo evita con éxito los falsos positivos. Así, siempre que el Filtro Explicativo atribuye algo a designio, lo hace correctamente.

Veamos ahora por qué es así. Ofrezco dos argumentos. El primero es un argumento inductivo directo: en cada caso en el que el Filtro Explicativo atribuye designio, y donde se conoce la historia causal subyacente, resulta que el designio está realmente presente; por tanto, el designio está realmente presente siempre que el Filtro Explicativo atribuye designio.

Mi segundo argumento para exponer que el Filtro Explicativo es un criterio fiable para la detección del designio se puede resumir de la siguiente manera: el Filtro Explicativo es un criterio fiable para la detección del designio porque coincide con la manera en que reconocemos la causalidad inteligente en general. En general, para reconocer causalidad inteligente tenemos que observar una disyuntiva entre posibilidades enfrentadas, observar qué posibilidades no se han escogido, y luego poder especificar la posibilidad escogida.

Su pertinencia en biología

Una cosa sí que está clara. Tanto creacionistas como evolucionistas sienten la fuerza convincente del designio. Todos, a cierto nivel, responden ante el mismo. Esto es cierto incluso de aquellos que, a diferencia de Dawkins, creen que la aparición de la vida en el universo es sumamente improbable por azar, pero que sin embargo están de acuerdo con Dawkins en que la vida tiene una explicación apropiada sin referencia alguna a un designio. Aquí tengo en mente a los proponentes del Principio Antrópico, como Barrow y Tipler (1986), que postulan un conjunto de universos de modo que es virtualmente seguro que la vida, aunque sumamente improbable en nuestro propio pequeño universo, tenga que haber surgido al menos una vez en el vasto número de universos que constituyen el conjunto del que nuestro universo forma parte. Este argumento permite a Barrow y Tipler multiplicar enormemente sus recursos probabilísticos, y así reducir enormemente su probabilidad para el origen de la vida sobre la tierra.

Quedan otros modos de bloquear el designio como explicación de la vida. Algunos teóricos creen que nuestro propio diminuto universo es bastante suficiente para hacer que la vida sea no sólo probable, sino virtualmente inevitable. Stuart Kauffman, por ejemplo, identifica la vida con «la emergencia de sistemas autorreplicantes de polímeros catalíticos, bien peptídicos, o de ARN, u otros» (The Origins of Order, 1993, p. 340). Adoptando esta perspectiva teórica, Kauffman desarrolla un modelo matemático en el que «se espera la formación espontánea de ... conjuntos poliméricos autocatalíticos» (p. 288). Kauffman intenta echar el fundamento de una teoría del origen de la vida en la que la vida no sea un accidente afortunado, sino un acontecimiento que debe ser esperado como totalmente seguro:

Creo que [la vida] es una propiedad esperada, emergente y colectiva de sistemas complejos de catalizadores poliméricos. La vida, sugiero, «se cristaliza» en una transición de fase que lleva a secuencias concatenadas de transformaciones bioquímicas por las que polímeros y elementos constitutivos más simples catalizan mutuamente su reproducción colectiva (p. 287).

Lo que está haciendo Kauffman es en realidad tratar de explicar la vida en términos de la operación de leyes. Así, con respecto al Filtro Explicativo, Kauffman nunca ha ido más allá siquiera del primer nodo de decisión. Y Kauffman no está solo en su intento de explicar la vida en términos de leyes. Prigogine y Stengers (1984, pp. 84, 176), Wicken (1987), y Brooks y Wiley (1988) comparten todos este mismo compromiso con Kauffman.

En resumen, en tanto que los creacionistas justifican el designio como el modo apropiado para explicar la vida argumentando que las probabilidades relevantes son suficientemente pequeñas, los biólogos evolutivos rechazan el designio argumentando que las probabilidades relevantes nunca son lo suficientemente pequeñas. Así Darwin, para prevenir que las probabilidades se hicieran demasiado pequeñas, tuvo que darse más tiempo para que la variación y la selección tuvieran efecto del que muchos de sus contemporáneos estaban dispuestos a conceder (cf. Lord Kelvin, que como el físico más destacado de la época estimó la edad de la tierra en 100 millones de años, aunque Darwin consideraba esta duración como demasiado corta para estar en consonancia con su teoría). Igualmente Dawkins, para prevenir que las probabilidades se hagan demasiado pequeñas, no sólo se da a sí mismo todo el tiempo que Darwin quiso, sino que se hace además con todos los planetas concebibles que pueda haber en el universo físico conocido. Y así Barrow y Tipler, para prevenir que las probabilidades se hagan demasiado pequeñas, no sólo se procuran de todo el tiempo y de todos los planetas que Dawkins haya podido nunca desear, sino que se apropian de una generosa ración de universos (universos que por definición son causalmente inaccesibles para nosotros). Y así Kauffman, para prevenir que las probabilidades se hagan demasiado pequeñas, conjetura leyes de autoorganización según las que la vida surgirá con casi total seguridad de forma espontánea en un planeta como el nuestro. Desde la perspectiva del Filtro Explicativo, todas estas propuestas tienen un solo propósito: evitar la conclusión de que la forma apropiada de explicar la existencia de la vida es por designio.



William Dembski, uno de los organizadores de la conferencia Mere Creation, está doctorado en matemáticas y filosofía, y posee un Máster en Teología del Seminario Teológico de Princeton. Como académico invitado en Notre Dame, Dembski está investigando los fundamentos del designio.

Para un análisis actualizado y una respuesta a las críticas realizadas contra este y otros conceptos del Diseño Inteligente, el lector puede adquirir la obra de Dembski,
Diseño Inteligente:



Artículo original:

The Explanatory Filter:
A three-part filter for understanding how to separate and identify cause from intelligent design

An excerpt from a paper presented at the 1996 Mere Creation conference, originally titled «Redesigning Science».

http://www.arn.org/docs/dembski/wd_explfilter.htm

© Copyright 1996 William A. Dembski. Todos los derechos reservados. Copyright internacional asegurado.
© Copyright 2010 de la traducción: Santiago Escuain. Todos los derechos de la traducción reservados. En caso de recibir permiso para su reproducción, es preciso incluir esta nota en su integridad, así como la que sigue. © Copyright InterVarsity Press, P.O. Box 1400, Downers Grove, IL 60515, USA. Usado en www.culturacristiana.org con el debido permiso.

Para solicitudes de reimpresión, puede dirigirse a www.ivpress.com


SEDIN
Servicio Evangélico - Documentación - Información
Apartado 2002
08200 SABADELL (Barcelona)
ESPAÑA
sedin.org@gmail.com

viernes, 22 de octubre de 2010

¡RESPUESTAS RETARDADAS A LA ORACIÓN!

La mayoría de nosotros oramos como David lo hizo: “Apresúrate a responderme
el día que te invocare” (Salmo 102:2). “Estoy angustiado; apresúrate,
óyeme” (Salmo 69:17). La palabra Hebrea para “apresúrate” quiere decir
“¡ahora mismo, apúrate, en el momento que te llamo, hazlo!” David estaba
diciendo, “Señor, yo pongo mi confianza en ti – ¡pero por favor
apúrate!”

Dios no está apresurado. El no salta cada vez que usted le ordena. Es más, a
veces usted podrá preguntarse si alguna vez él contestará. Usted clama,
llora, ayuna y confía – pero los días pasan, luego semanas, meses y aun
años, y usted no recibe ni la mínima evidencia de que Dios lo está
escuchando. Primero usted se pregunta: “Algo debe de estar impidiendo mis
oraciones.” Usted queda perplejo, y con el tiempo su actitud hacia Dios se
vuelve algo así: “Señor, ¿qué tengo que hacer para recibir respuesta a
esta oración? Tú prometiste en tu Palabra que me darías una respuesta, y he
orado en fe. ¿Cuántas lagrimas debo derramar?”

¿Por qué Dios retrasa la respuesta a las oraciones sinceras? Verdaderamente
no es por que le falte poder. Y él está deseoso que nosotros recibamos de
él. La respuesta se encuentra en este verso: “También les refirió Jesús
una parábola sobre la necesidad de orar siempre y no desmayar” (Lucas 18:1).

La palabra Griega que se traduce como “desmayar” o perder interés,
significa “relajarse, volverse débil, o cansarse en fe, dejar de tratar, ya
no esperar completar algo.” Gálatas 6:9 dice, “No nos cansemos, pues, de
hacer el bien, por que a su tiempo segaremos, si no desmayamos.” El Señor
está buscando personas que oran y que no se relajan ni se cansan de venir a
él. Estas personas esperarán en el Señor, sin rendirse hasta que el trabajo
sea completado. Y se los encontrará esperando cuando él traiga la respuesta.

Por: David Wilkerson

jueves, 21 de octubre de 2010

¡AMOR QUE CASTIGA!

Porque Dios lo ama, él trabajará para limpiarlo. Pero es un castigo amoroso
para aquellos que se arrepienten y retornan a él. Puede que usted sienta las
flechas en su corazón por los pecados del pasado y del presente, pero si usted
tiene un corazón arrepentido y quiere dejar su error, usted puede pedirle a él
su amor que castiga. Usted será corregido – pero con su gran misericordia y
compasión. Usted no sentirá su ira como les sucede a los impíos, sino su
vara de disciplina, aplicada con su amorosa mano.

Tal vez su sufrimiento viene por tomar decisiones erradas. ¿Cuántas mujeres

están sufriendo porque se casaron con hombres que Dios les había advertido
que no se casaran? ¿Cuántos hijos están rompiendo los corazones de sus
padres, llevándolos hasta el límite de su aguante? Pero, muchas veces esto
sucede debido a los pecados pasados de los padres, por sus negligencias y por
haber cedido.

Cuando usted sabe que ha alcanzado el punto más bajo, es hora de buscar al

Señor en quebrantamiento, arrepentimiento y en fe. Es hora de recibir una
nueva infusión de la fuerza del Espíritu Santo. Es hora de ser renovado y
refrescado, de tener fortaleza espiritual fluyendo en usted.

Vea usted, cuando clama a Dios, él derrama su fortaleza en usted: “El día

que clamé, me respondiste; me fortaleciste con vigor en mi alma…Si anduviere
yo en medio de la angustia, tú me vivificarás; contra la ira de mis enemigos
extenderás tu mano, y me salvará tu diestra. Jehová cumplirá su propósito
en mi; tu misericordia, oh Jehová es para siempre” (Salmo 138:3, 7-8).

Una de las cosas más difíciles para los Cristianos es aceptar el sufrimiento

de los justos. Hasta el tiempo de Cristo, los Judíos asociaban la prosperidad
y la buena salud con la pureza espiritual. Ellos creían que si usted era rico,
con buena salud o de otra manera bendecido, era por que Dios estaba satisfecho
con usted. Por esto fue que sus discípulos tenían dificultad en entender lo
que Jesús había dicho que “Es más fácil pasar un camello por el ojo de
una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios” (Mateo 19:24). Los
discípulos le preguntaron, “¿Quién, pues, podrá ser salvo?”

De igual manera hoy, hay una doctrina errónea que dice que si usted está de

acuerdo con Dios, usted nunca sufrirá; tan sólo llame a Dios y él vendrá
corriendo a resolverlo todo inmediatamente. ¡Pero ese no es el Evangelio! Los
héroes de la fe que están en la lista de Hebreos 11, todos ellos caminaron
con Dios en una relación cercana de fe, y sufrieron apedreamientos, burlas,
torturas y muertes violentas (versos 36-38). Pablo mismo, caminó muy junto a
Dios, y fue náufrago, apedreado, azotado, dejado por muerto, lo asaltaron y
robaron, fue encarcelado y perseguido. El sufrió la pérdida de todas las
cosas. ¿Por qué? Estas fueron todas las pruebas y las purgas, donde su fe fue
probada para la gloria de Dios.

Dios quiere plantar algo en nuestros corazones a través de nuestras pruebas y

dificultades. El quiere que podamos decir, “Señor Jesús, tú eres mi
Protector, y yo creo que tú gobiernas los eventos de mi vida. Si algo me
sucede, es por que tú lo has permitido, y yo confío en tu propósito por el
cual lo estás haciendo. Ayúdame a entender la lección de la cual tú quieres
que yo aprenda. Si camino en justicia y tengo tu gozo en mi corazón, entonces
mi vivir y mi morir te traerán gloria a ti. Yo confío en que tú tienes
alguna gloria preparada, algún propósito eterno que mi mente finita no
entiende. Pero de cualquier manera, yo digo, ‘¡Jesús, si vivo o si muero,
soy tuyo!’”

Por: David Wilkerson

martes, 19 de octubre de 2010

¿Ciencia o fe? Fe en Dios ó fe en Darwin

Gracias a la teoría de la evolución, ahora el naturalismo es la religión dominante de la sociedad moderna. Hace menos de un siglo y medio, Charles Darwin popularizó el credo para esta religión secular con su libro The Origin of Species. Aunque muchas de las teorías de Darwin sobre los mecanismos de la evolución fueron descartadas ya hace mucho tiempo, la doctrina de la evolución misma ha logrado mantener el estatus de un artículo fundamental de fe en la mente moderna popular. El naturalismo ha reemplazado el cristianismo como la religión principal del mundo occidental, y la evolución ha sido el dogma principal del naturalismo.

El naturalismo es la perspectiva que toda ley y cada fuerza que opera en el universo es natural en vez de moral, espiritual o sobrenatural. El naturalismo es inherentemente anti-teístico, rechazando el concepto mismo de un Dios personal. Muchos asumen que el naturalismo entonces no tiene nada que ver con la religión. De hecho, es un concepto erróneo común que el naturalismo encarna la misma esencia de la objetividad científica. A los mismos naturalistas les gusta describir su sistema como una filosofía que está en la oposición a todas las perspectivas basadas en la fe, fingiendo que es científicamente e intelectualmente superior precisamente por su supuesto carácter no religioso.

Pero no es así. La religión es exactamente la palabra correcta para describir el naturalismo. La filosofía entera está construida sobre una premisa basada en la fe. Su presuposición básica—un rechazo a priori de todo lo sobrenatural—requiere un gran salto de fe. Y casi todas sus otras teorías deben ser tomadas por fe también (vea abajo).

Considere el dogma de la evolución, por ejemplo. La noción que los procesos naturales evolucionarios puedan dar cuenta al origen de toda especie viviente nunca ha sido ni será establecida como hecho. Ni es “científico” en cualquier forma de la palabra. La ciencia trata con lo que puede ser observado y reproducido por la experimentación. El origen de la vida, no puede ni debe ser observada ni reproducida en un laboratorio. Por definición, entonces, la verdadera ciencia no nos puede dar conocimiento alguno sobre de dónde venimos o cómo llegamos a ser. Creer en la teoría evolucionaria es una cuestión de fe. Una creencia dogmatica en cualquier teoría naturalista no es más “científica” que cualquier otra clase de fe religiosa.

Michael Ruse es un evolucionista quien testificó en los años 80 en el juicio infame del creacionismo en Arkansas (Mclean v. Arkansas). Durante el juicio, clamó que el creacionismo es una religión porque se basa en suposiciones filosóficas que no han sido probados. Y dijo; pero el darwinismo es una ciencia, porque no requiere presuposiciones filosóficas ni religiosas. Desde entonces Ruse ha admitido que estuvo incorrecto, y ahora reconoce que la evolución “está basada en la metafísica”—arraigada en creencias no probadas que no son más “científicas” que cualquier otra creencia en la cual está basada el creacionismo.



Fuente http://respuestasbiblia.wordpress.com/

viernes, 15 de octubre de 2010

Mas diseño previo en el ADN señala a su diseñador supremo ¡¡¡Dios!!!

La ciencia misma actualmente esta haciendo evidente cada dia que la vida y las estructuras biológicas ... llevan inherentemente un diseño previo que obviamente señala a su diseñador él cual no puede explicarse más que por su creador supremo... solo Dios lo pudo poner allí!!!

Descubrimiento de más maravillas de la reparación del ADN

7 octubre 2010 — Uno de los descubrimientos más fascinantes desde la estructura del ADN fue desde luego el descubrimiento de multitudes de máquinas proteínicas que reparan en ADN (véase La reparación del ADN necesita trabajo en equipo, y en inglés en 04/01/2002). Las máquinas de reparación están ellas mismas especificadas en el código del ADN, pero el ADN degeneraría rápidamente y se haría inservible sin ellas. Recientemente, investigadores en la Universidad Vanderbilt descubrieron otro mecanismo de reparación «fundamentalmente nuevo», y otros científicos, en una comunicación en Nature, desvelaban más secretos de un «jugador clave» en la reparación de roturas de las dos cadenas paralelas del ADN.
Representación gráfica de la glicosilasa (alquil glicosidada) AlkD. Imagen: Medicina Molecular

Science Daily se hacía así eco del comunicado de prensa de la universidad: «Anidado dentro de su estructura helicoidal doble, el ADN contiene el proyecto químico que guía todos los procesos que tienen lugar dentro de la célula y que son esenciales para la vida. Por tanto, la reparación de daños y el mantenimiento de la integridad de su ADN es una de las principales prioridades de la célula». La fraseología es reminiscente de un negocio bien administrado. ¿Cómo puede la célula tener prioridades, integridad y mantenimiento?

Explicando que el ADN es muy reactivo, el artículo continúa con la descripción de cómo la reparación de los daños en el ADN es un proceso constante. «En un día bueno, alrededor de un millón de bases de ADN en una célula humana resultan dañadas». Esto, en un día bueno. Las toxinas, el oxígeno reactivo, la radiación e incluso la actividad química normal de la célula, pueden ocasionar toda clase de problemas. Si no se reparan, estos daños pueden ocasionar la muerte o cáncer. El mecanismo recién descubierto actúa sobre bases de ADN que sufren alquilación. Esto resulta en «lesiones» en la doble hélice que pueden afectar a la traducción o a la replicación. «Para empeorar las cosas, hay docenas de diferentes tipos de bases de ADN alquiladas, cada una de las cuáles tiene un efecto diferente sobre la replicación».

Hay diversos mecanismos conocidos que pueden tratar las lesiones explorando la cadena de ADN, a semejanza de equipos en una vagoneta de reparación de vías de ferrocarril que buscan traviesas estropeadas, que las sujetan firmemente y luego las extraen fuera y las retienen en un dispositivo especial para que otros miembros del equipo de mantenimiento puedan tomar acción, arreglarla y devolverla a su sitio. El nuevo mecanismo descubierto por el equipo de Vanderbilt funciona en bacterias. Detecta la lesión y, a diferencia de la mayoría de las glicosilasas, extrae tanto la base dañada como la base emparejada con ella. ¿Por qué? «Esto parece funcionar porque la enzima sólo opera sobre bases deformadas que han captado una carga positiva excesiva, volviendo estas bases muy inestables», explicaba el artículo. Si se deja, la base deformada se separará espontáneamente». Esta enzima alquil glicosidada especializada, designada como AlkD, puede atraer otras enzimas de reparación al sitio, y «acelera el proceso alrededor de 100 veces». La enzima «usa diversas estructuras helicoidales a modo de varillas ... para enganchar el ADN».

Lo que es más, esta enzima es «considerablemente diferente respecto a otras proteínas o enzimas conocidas que enlazan con el ADN», aunque tiene un cierto parecido con una familia de «moléculas de gran tamaño que poseen un pequeño sitio activo que desempeña una función en la regulación de la respuesta de las células a daños del ADN». El artículo no decía nada sobre ninguna evolución.

En otro frente de la reparación del ADN, la revista Nature describía hoy un «gigante proteínico» llamado BRCA2 que está críticamente involucrado en la reparación del ADN, dirigido específicamente a las peligrosas roturas de cadena doble que pueden ocasionar graves consecuencias para la salud (las roturas de cadena doble, como implica su nombre, involucran ambas cadenas de la doble hélice del ADN). La enzima BRCA2, con un tamaño de más de 400 kilodaltons (lo que equivale aproximadamente a 400.000 unidades de masa atómica) es un «jugador clave» en la reparación, decía Lee Zou [de Harvard] en la revista Nature,1et al en el mismo número que elucidaba la estructura de esta gigantesca molécula de reparación y explicaba cómo funciona.2 Como repara daños que pueden ocasionar cáncer de mama y de ovarios y la anemia de Fanconi, la BRCA2 genera mucho interés entre los investigadores médicos y sus pacientes. Zou describía e ilustraba cuatro funciones específicas de esta enzima en el proceso de trabajo en equipo de varios participantes que repara roturas de cadena doble. Además, el «código de histonas» (26/07/2006) parece desempeñar una función en la regulación de todo el equipo de reparación. Ambos artículos mencionaban la evolución sólo de pasada, sugiriendo posibles relaciones ancestrales, pero sólo de la manera más incidental y forzada. comentando acerca de un artículo de Jensen


Representación gráfica de BRCA2 procedente del Protein Data Bank mediante 1n0w. Imagen: AndrewGNF


1. Lee Zou, «DNA repair: A protein giant in its entirety», Nature 467, pp. 667, 7 de octubre de 2010, doi:10.1038/467667a.

2. Jensen, Carreira y Kowalczykowski, «Purified human BRCA2 stimulates RAD51-mediated recombination», Nature 467, pp. 678, 7 de octubre de 2010, doi:10.1038/nature09399.

La actual supervivencia del darwinismo en el ambiente de la moderna biología celular y genética molecular es un tributo a la capacidad humana de aferrarse a un dogma mucho más allá de cualquier utilidad que pueda haber tenido o que se le pueda haber atribuido. El darwinismo puede haber hecho parecer a los racistas victorianos del Imperio Británico del siglo 19 que tenían algo sustancial entre manos. Puede haber llevado a ciertos tiranos racistas totalitarios a justificar sus atrocidades con un barniz de credibilidad científica (véase Prosigue el exorcismo de los fantasmas del nazismo y La influencia deshumanizante del pensamiento moderno: Darwin, Marx y Nietzsche). Todo esto sucedía antes de 1951, año en el que se descubrió que la base de la herencia involucraba un lenguaje codificado. Poco después, Crick descubrió que un código es traducido a otro código mediante unos complejos dispositivos de lectura y traducción. Ahora, en el siglo 21, conocemos sistemas completos de máquinas moleculares destinados a preservar el código, y códigos sobre códigos para regular los códigos.

Darwin no realizaba programación informática. Los primeros principios del software estaban sólo comenzando a ser elaborados por Babbage en aquellos tiempos. Darwin no sabía nada de redes y códigos ni de roturas de cadena doble, ni de maquinarias BRCA2 listas para reparaciones de emergencia, ni de otros complejos mecanismos operando incluso en las bacterias, que a su parecer eran unos simplísimos y diminutos grumos de protoplasma, y que han resultado ser más complejos que ninguna máquina fabricada en Gran Bretaña. ¿Por qué hemos de aferrarnos a una perspectiva anticuada y decimonónica acerca de la vida que surgió de unas mentes ansiosas de excluir la causa inteligente del origen y de la naturaleza de la vida? Necesitamos una biología de la Edad de la Información, donde se conocen muy bien las causas inteligentes. La inteligencia, y exclusivamente la inteligencia, explica el origen de los códigos, de los mensajes, del software, de las rutinas de corrección de errores, de las redes y de los sistemas jerárquicos en que están estructurados todos los elementos mencionados. El darwinismo está objetivamente hundido. La orquesta darwinista sigue tocando mientras el Titanic del materialismo se hunde irremisiblemente tras su choque con la realidad. Es necesario proceder a una gran curación después de todo el estropicio histórico realizado desde las perspectivas materialistas y ateas.


CITA CITABLE

Una explicación de la persistencia del dogma darwinista en la actualidad aparece en la cita de Richard Lewontin, genetista materialista de la Universidad de Harvard, donde se declaraba francamente en los siguientes términos:

«... tenemos un compromiso previo, un compromiso con el materialismo. No se trata de que los métodos y las instituciones de la ciencia nos obliguen de alguna manera a aceptar una explicación material del mundo fenomenológico, sino al contrario, que estamos obligados por nuestra adhesión previa a las causas materiales a crear un aparato de investigación y un conjunto de conceptos que produzcan explicaciones materiales, no importa cuán contrarias sean a la intuición, no importa lo extrañas que sean para los no iniciados. Además, este materialismo es absoluto, porque no podemos permitir un Pie Divino en la puerta.»

Richard Lewontin, en
New York Review of Books
(9 de enero de 1997, p. 31).


Fuente: Creation·Evolution HeadlinesMore DNA Repair Wonders Found 7/10/2010
Redacción: David Coppedge © 2010 Creation Safaris - www.creationsafaris.com
Traducción y adaptación: Santiago Escuain — © SEDIN 2010 - www.sedin.org Usado con permiso del traductor del articulo para: www.culturacristiana.org

jueves, 14 de octubre de 2010

Porque las dataciones arqueológicas pueden ser falseadas

6 octubre 2010 — Los arqueólogos datan los artefactos de piedra por la profundidad del estrato en que se encuentran. Puede que no hayan prestado suficiente atención a un factor que pudo haberlos empujado más hacia abajo: animales pisando sobre ellos. «Los animales empujan herramientas humanas tierra abajo y hacia atrás en el tiempo, dice un estudio», según rezaba el subtítulo de un informe en National Geographic News. Este factor podría ser causa de errores en la datación de herramientas de piedra y de otros artefactos, «dándoles la apariencia de mayor antigüedad que la que realmente tienen; en algunos casos de miles de años más», según se ha demostrado mediante experimentos.


El paso de manadas de animales es un factor que incide falseando dataciones arqueológicas de establecimientos humanos. En la imagen, pintura rupestre de aurochs (Bos primigenius primigenius) de la cueva de Lascaux, Francia.

La suposición ha sido hasta ahora: «Cuanto más profundo está el objeto, tanto más antiguo es, en general». Un equipo de la Universidad Metodista del Sur puso a prueba esta suposición situando réplicas de artefactos arqueológicos sobre el suelo en la India, y luego pidiendo a ganaderos locales que hicieran pasar sus ganados sobre ellos, dejando que el suelo se secase, y luego excavando el lugar como si se tratase de un verdadero yacimiento arqueológico. «Quedamos asombrados,» decía el autor principal Metin Eren, «al ver que la perturbación era mucho mayor de lo que esperábamos».

Las falsas dataciones son especialmente pronunciadas en terrenos húmedos. Pero es precisamente en áreas húmedas en las que los pueblos de la edad de piedra se asentaban más frecuentemente. Además, los arqueólogos suelen datar el material carbonáceo adyacente a artefactos de piedra para corroborar la fecha, ignorando que los dos tipos de material pueden no ser coetáneos.

Eren cree que se pueden detectar indicaciones de pisoteo por las orientaciones aleatorias de los artefactos. En algunos casos, los artefactos pudieran incluso ser empujados hacia arriba y producir edades más recientes. Pero elucidar lo sucedido podría ser complicado. «El pisoteo podría incluso crear la ilusión de antiguos yacimientos donde no existió realmente ninguno», decía Eren. Por ejemplo, «podría suceder que artefactos arrastrados a un valle desde algún otro lugar fuesen pisoteados por manadas, empujando los artefactos bajo tierra.

¿Es esto algo de poca entidad? El antropólogo Julien Riel-Salvatore de la Universidad de Colorado en Denver dice: «Prácticamente cualquier yacimiento al aire libre situado cerca de una fuente de agua quedará potencialmente muy gravemente afectada por algunas de estas conclusiones».

Aparentemente, nadie nunca sometió a ensayo los efectos del pisoteo de animales, a pesar de que algunos eran conscientes del fenómeno. La cuestión de seguimiento que deberíamos abordar es: ¿que otros factores no estamos considerando en relación con el inobservable pasado? No podemos estar demasiado seguros de que los arqueólogos puedan discriminar entre sitios pisoteados y sitios no pisoteados. Una manada de elefantes caminando sobre un yacimiento podría dejarlo muy diferente que una manada de ñus. Por no hablar de una manada de supersaurios, ya descartando el modelo evolucionista de la separación cronológica entre los dinosaurios y el presente.

El artículo decía: «Frecuentemente, los científicos datan los artefactos de la Edad de Piedra, que comenzó hace alrededor de dos y medio millones de años, basándose en las profundidades en las que se encuentran estos artículos: cuanto más hondo está el objeto, más antiguo es, hablando en general». La cifra de 2,5 millones de años se basa en razonamientos evolucionistas —es decir, ¿cuánto tiempo necesitó el hombre-mono en bajar de los árboles, desarrollar un gusto por la carne, reorganizar su anatomía para correr largas distancias (véase La evolución del Hombre de Maratón), darse cuenta de que era más fácil cortar la carne con una piedra que a mano, y llegar a la decisión que la cocina era cosa de mujeres, y que ser empalados y atropellados por mamuts era cosa de hombres? ¿Cuántas veces fue pisoteado un yacimiento antes de secarse? Digamos que el yacimiento estuvo húmedo durante sólo un millón de años —menos de la mitad de la duración que se supone a esta edad. Digamos que fue pisoteado una vez al mes. Esto significa 12 millones de pisoteos. Bien, reduzcamos esto a la mitad, o a una décima parte —sigue siendo una cantidad exorbitante de tiempo para que los artefactos estén allí sin ser perturbados por grandes animales, por no decir nada de gusanos y animales excavadores. ¿Acaso no está clara la posibilidad de que muchas de las pretendidas largas eras, que ningún científico ha experimentado, pudieran ser fundamentalmente falsas?


Fuente: Creation·Evolution HeadlinesAnimals Can Skew Archaeological Dates 6/10/2010
Redacción: David Coppedge © 2010 Creation Safaris -
www.creationsafaris.com
Traducción y adaptación: Santiago Escuain — © SEDIN 2010 - www.sedin.org
Usado con permiso del traductor para: www.culturacristiana.org

lunes, 11 de octubre de 2010

DI frente a la absurda fe evolucionista.

Me complazco en presentarles una tremenda exposición en la ciudad de León, España en el año 2008 sobre Diseño Inteligente, esta conferencia pone en evidencia la imposibilidad de los procesos evolutivos que supuestamente han sido presentados como ciencia rigurosa a toda la comunidad académica y científica.


Escuche en primer lugar una entrevista sobre la presentación de la conferencia. El resto de la presentación es traducida al castellano por un gran amigo y fuente oficial de este blog Santiago Escuain. El expositor es
Tom Woodward pueden ver su información en el enlace.

Entrevista de antes de la presentación:

Conferencia:

Acá puede ver el documental que fue proporcionado a cada uno de los asistentes a este evento, al final del post estan los enlaces para descargarlo en alta definición: Documental: La Clave del Misterio de la Vida

Respuestas a las criticas: http://www.uncommondescent.com/faq/

martes, 5 de octubre de 2010

¿Cuál es la Teoría del Diseño Inteligente?

Creo que para muchos lectores que visitan frecuentemente este espacio y no tienen claro que es la teoría del Diseño Inteligente, se preguntaran porque en un sitio cristiano se le da tanta divulgación a un tema como este. En algunos post anteriores ya lo he explicado claramente por ejemplo en este Porque le creo al diseño inteligente sin embargo en esta ocasión quiero hacer una aclaración total sobre este tema, para que todos los lectores de este sitio puedan comprender porque se le da tanto énfasis a la divulgación de esta teoría, en este la área de Diseño Inteligente. Como usted se abra dado cuenta no es el único tema en el que se centra este blog, pues esta dividido en diferentes temáticas cristianas. Obviamente al encontrar temas científicos por acá es con la intención únicamente de poder divulgar que el conocimiento científico lejos de ser antagonista con la fe, le da todo el soporte que podemos imaginar. A continuación los dejo con un articulo donde se aclara todo lo relacionado con el tema.

¿Cuál es la Teoría del Diseño Inteligente?

La Teoría del Diseño Inteligente dice que “las causas inteligentes son necesarias para explicar la compleja información de las ricas estructuras de la biología y que estas causas son empíricamente detectables” Ciertas características biológicas desafían la explicación Darwiniana de “coincidencias fortuitas”. Ellas parecen haber sido diseñadas. Puesto que el diseño lógicamente necesita de un diseñador inteligente, la aparición del diseño es citado como evidencia para la existencia de un Diseñador. Hay tres argumentos primarios en la Teoría del Diseño Inteligente: (1) complejidad irreducible, (2) complejidad especifica, y (3) el principio antrópico.

(1) La complejidad irreducible es definida como “… un solo sistema, el cual está compuesto por varias partes interactivas bien integradas que contribuyen a la función básica, en donde el retiro de cualquiera de las partes causa que el sistema deje de funcionar con efectividad.” En otras palabras, la vida es comparada con partes interconectadas que descansan una en la otra a fin de resultar útil. La mutación fortuita puede contribuir al desarrollo de una parte nueva, pero no puede contribuir para el desarrollo concurrente de las múltiples partes necesarias para el funcionamiento del sistema. Por ejemplo, el ojo humano es obviamente un sistema muy útil. Sin el globo ocular (el cual es en sí mismo un complejo sistema irreducible), el nervio óptico, y la corteza visual; una mutación fortuita del ojo, sería en realidad contraproducente para la supervivencia de una especie, y por lo tanto sería eliminada a través del proceso de la selección natural. Un ojo no es un sistema útil, a menos que todas sus partes estén presentes y funcionando apropiadamente al mismo tiempo.

(2) La complejidad especifica es el concepto de que, puesto que patrones complejos específicos pueden ser encontrados en organismos, alguna forma de guía debe haber actuado para su aparición. El argumento de la complejidad especifica, establece que es imposible que a través de un proceso fortuito puedan desarrollarse estos complejos patrones. Por ejemplo, un cuarto lleno con 100 monos y 100 máquinas de escribir pueden eventual-mente producir algunas palabras, o quizá aún hasta una oración, pero jamás producirán una obra Shakesperiana. ¿Y qué tanto más compleja es la vida que una obra de Shakespeare?

(3) El principio antrópico establece que el mundo y el universo están “finamente ajustados” para hacer posible la vida en la tierra. Si la proporción de los elementos en el aire de la tierra fuera alterada en lo más mínimo, muchas especies dejarían de existir rápidamente. Si la tierra estuviera unas pocas millas más cerca o más lejos del sol, muchas especies dejarían de existir. La existencia y el desarrollo de la vida en la tierra requiere de que muchas variables estén perfectamente armonizadas, de manera que sería imposible que todas estas variables llegaran a existir a través de la casualidad o de eventos fortuitos no coordinados.

Mientras que la Teoría del Diseño Inteligente no pretende identificar la fuente de inteligencia (ya sea Dios o OVNIS, etc.) la gran mayoría de los teóricos del Diseño Inteligente, son teístas. Ellos ven la presencia del diseño que trasciende al mundo biológico, como una evidencia de la existencia de Dios. Sin embargo, hay algunos poco ateos que no pueden negar la fuerte evidencia de un diseño, pero que tampoco están dispuestos a reconocer a un Dios Creador. Ellos tienden a interpretar la información, como una evidencia de que la tierra fue sembrada por alguna clase de raza superior o criaturas extraterrestres (alienígenos).

La Teoría del Diseño Inteligente no es Creacionismo Bíblico. Hay una importante diferencia entre las dos posiciones. El Creacionismo Bíblico comienza con una conclusión: que el relato bíblico de la creación es confiable y correcto; que la vida en la Tierra fue diseñada por un Agente Inteligente (Dios). Entonces ellos buscan evidencias de una esfera natural para respaldar esta conclusión. Los teóricos del Diseño Inteligente comienzan con una esfera natural y alcanzan su conclusión subsecuentemente: que la vida en la Tierra fue diseñada por un Agente Inteligente (quienquiera que éste sea).

Fuente oficial: http://www.gotquestions.org/

sábado, 2 de octubre de 2010

Mayor difusión del Diseño Inteligente en Reino Unido

Es un inmenso gusto presentarles desde ahora todos los articulos de mis amigos y colegas del OIACDI y tomando en cuenta la coyuntura del tema del Diseño Inteligente, les presento el articulo de Felipe Aizpún:

El Reino Unido atesora una tradición fantástica de pensadores y científicos que han contribuido como ningún otro país a construir la historia del pensamiento occidental moderno. Sin embargo, en los últimos tiempos, no cabe duda de que Norteamérica ha venido representando una fuente de vitalidad intelectual sobresaliente que ha propiciado el desarrollo, entre otras corrientes filosóficas y científicas del movimiento del Diseño Inteligente.

En estos últimos días, las páginas que se ocupan de este movimiento recogen la buena noticia de una iniciativa emprendida en el Reino Unido que se compromete con la propagación de las ideas de una corriente de pensamiento que va poco a poco impregnando todos los ámbitos de la vida científica y cultural en cada vez un mayor número de países. En “Uncommon Descent”, un post firmado por Jonathan M se hace eco de este acontecimiento y nos recuerda que muchos pioneros de la construcción del pensamiento occidental entendían que el mundo natural era inteligible precisamente por ser el producto de una mente racional.

Lo que ahora se nos ofrece es la constitución de un “Centre for Intelligent Design UK” cuya página web puede ser encontrada aquí, una organización sin ánimo de lucro, con sede en Glasgow, formada por voluntarios procedentes de un amplio campo de profesionales y expertos en diferentes disciplinas. Sus objetivos han sido establecidos de la forma siguiente:

- Promover la investigación profesional y el debate público del DI en el Reino Unido.

- Desafiar, sobre la base de la evidencia científica, la propuesta neo-darwinista de que el desarrollo de la vida se puede explicar simplemente como el resultado de procesos materiales no guiados.

- Estimular la consideración de mayores consecuencias del DI.

El Director del centro es el Dr. Alastair Noble. El Presidente es Norman Kevin, profesor emérito de Medical Genetics en la Queens University de Belfast, y el Vicepresidente es David Galloway, quien es así mismo Vicepresidente del Real Colegio de Médicos y Cirujanos de Escocia.

Con ocasión de la puesta en marcha de este Centro, el Dr Alastair Noble ha declarado:

“Encuestas recientes de opinión pública en Reino Unido por parte de la BBC y de Theos, (un “think tank” sobre políticas públicas) han puesto de relieve un interés creciente y una mayor simpatía hacia las opiniones del DI sobre los orígenes. El reino Unido necesita un centro comprometido con la promoción de este debate, tanto en el campo profesional como en el debate público. Eso es lo que intentamos hacer.”

Reciba nuestra más cordial bienvenida esta iniciativa que sigue aumentando el espectro de los profesionales y estudiosos que van liberándose de los compromisos metafísicos atenazadores del materialismo imperante para dar salida al discurso auténtico y sincero de la razón y de la ciencia más avanzada.

Fuente Oficial: http://www.darwinodi.com/

Cultura Cristiana Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger