domingo, 25 de enero de 2009

LA FE Y LA GRACIA SON VERBOS CONSTANTES

Una de las doctrinas universales de la iglesia cristiana, es la doctrina de la GRACIA; y no quisiera quedarme corto, en hablar unicamente de la gracia redentora; puesto que esta gracia, es el punto más elevado de este verbo… Pues la gracia redentora, es la generadora de la salvación de las personas en Cristo; por supuesto cuando existe la respuesta humana de la fé (fé genuina).

Cuando un ser humano experimenta la salvación, producto de la gracia redentora; entonces, pasa a ser parte de un estado espiritual, en el cual se puede afirmar que a pasado a vivir en la gracia de Dios; por esta razón, supongo que en más de alguna ocasión ha escuchado frases como; ¡Se apartó de la gracia! ó ¡Este hermano cayó de la gracia! Refiriéndose cuando alguien se aparta de la vida cristiana.

Cuando somos salvos y experimentamos la gracia de Dios; esa gracia eterna no deja de manifestarse solamente con nuestra salvación, sino más bien, cuando somos salvos por la gracia, se nos abren las puertas para que podamos experimentar ampliamente los favores de Dios en nuestras vidas personales, (recuerde que la gracia es un favor inmerecido); y yo creo que no existe un cristiano genuino que en su vida no haya experimentado un favor de Dios apartir de ser salvo.

El problema no es tanto de que pensemos, que la gracia de Dios no sea constante; lo que sucede es que muchas veces no se experimentan los frutos de la gracia postsalvación, y cuando eso sucede, salen a relucir nuestros prejuicios; pero esta razón casi siempre, y sin temor a equivocarme se debe a que el otro componente que debe acompañar a la gracia, permite que la gracia postsalvación, sea ineficaz en nuestras vidas; y ese componente es nuestra fé.

En una ocasión Jesús dijo: Cuando el hijo del hombre regrese ¿encontrara fé en la tierra?... una pregunta bastante profunda; creo que Jesús con esta pregunta estaba pronosticando el nivel espiritual que se encontraría en buena parte de sus seguidores; ahora bien, ¿A que se debe este problema?

Si ya nos hemos persuadido de que la gracia es constante; ¿entonces en donde esta el problema?, aunque anteriormente comente como un preludio la razón de esta situación; ahora me gustaría profundizar mas en el tema de la fé.

Yo creo que la raíz de esta situación se encuentra en que las iglesias no se habla, o se a dejado de hablar de que la fé no es estática sino constante, y no unicamente se limita a recibir a Cristo en el corazón, sino que la fé constante y genuina produce en el cristiano una actividad, una serie de acciones, es decir un modo de vida desde lo mas profundo del corazón que le permite procurar seguir a Cristo y tratar de ser como el.

En otras palabras para que la gracia sea una constante, apartir del recibimiento de Cristo en nuestro corazón, debemos tratar de que nuestra fé no sea estática, sino que constantemente este produciendo cambios en nuestra vida personal; de lo contrario Dios difícilmente encuentra lugar en donde seguir manifestando los favores de su gracia, que se pueden interpretar como cualquier tipo de bendición.

Entre una gracia y fé constante podemos llegar a alcanzar un nivel en el cual podamos experimentar lo espectacular que es ser un cristiano, no un religioso perteneciente a una bandera eclesiástica. Lo más importante es que la gracia siempre será constante, solo nos queda demostrar una fé genuina en nuestras vidas particulares, y cuando lo tratemos de hacer, llegaremos a saber porque el cristianismo a través de la historia ha marcado positivamente la vida de sociedades de todo tipo de personas…

Recordemos que a todo creyente Dios le ha dado una medida de gracia; y si con nuestra fé hacemos que esa medida crezca, entonces sabremos como Dios se puede manifestar en nuestras vidas.

BASE TEOLOGICA
SALVACION, FÉ Y GRACIA: ROM. 3.23, 5.8, 4.20; JUAN 1.16-17, 1.12; EFESIOS 2.8-10, I COR. 1.4-9; HECHOS 13.43, II COR. 8.9; EFESIOS 1.7,4.7, HEBREOS 11.1-3, 12.2, SANTIAGO 1.6-8

0 comentarios:

Publicar un comentario