lunes, 18 de enero de 2010

El Tiktaalik ya no es lo que decían que era

El Tiktaalik ya no es lo que decían que era

6 enero 2010 — El muy propagandizado eslabón perdido tetrápodo o «pezópodo» que saltó a los titulares en 2006 (véase Descubrimiento del «pezópodo» — un «eslabón perdido»—: Los medios se desmelenan) ha quedado destronado por nuevos descubrimientos en Polonia. En la fecha de hoy se anunció en Nature.1 la presencia de rastros que se afirma que tienen 18 millones de años más que el Tiktaalik, y que muestran dígitos y una andadura con pasos alternativos. Dicen los autores que «fuerzan a una reevaluación radical del tiempo, de la ecología y del marco medioambiental de la transición de peces a tetrápodos, así como de la integtridad del registro fósil corporal».


Reconstrucción artística del Tiktaalik. Fuente: NSF
Para una crítica de estas reconstrucciones y una evaluación de la naturaleza de este fósil, véase El Tiktaalik: ¿Un coregónido deformado?

Aquí tenemos una muestra de las revolucionarias afirmaciones que se comunican:

  • «Estos resultados nos fuerzan a reevaluar todo el conjunto de la transición de los peces a los animales terrestres», decía el codescubridor Per Ahlberg en Science Daily.
  • Este descubrimiento «podría conducir a cambios importantes en nuestro conocimiento de las dataciones y del marco medioambiental de la temprana evolución de los tetrápodos». – Ted Daeschler en National Geographic News.
  • «El equipo dice que el descubrimiento significa que los vertebrados terrestres aparecieron millones de años antes de lo que antes se suponía .... los tetrápodos de la Cantera de Zachelmie hacen añicos la clara y simple línea cronológica». (BBC News).
  • «De modo que la transición de peces a tetrápodos parecía bastante bien documentada ... Pero ahora Niedzwiedzki et al lanzan una granada sobre este escenario». – Janvier y Clement, comentado acerca del descubrimiento en Nature.2
  • «Revienta toda la historia haciéndola saltar del agua, para usar esta figura». – Jenny Clack (Harvard), en PhysOrg.
  • «No sabíamos que existían en este punto en el tiempo, y no hubiéramos esperado encontrarlos en este medio ambiente.» – Per Ahlberg, codescubridor, en Live Science.

No se encontraron fósiles de cuerpos. Esto significa que las inferencias sobre los seres que realizaron estas huellas serán limitadas. Por ello mismo, los lectores deberían ser cautos acerca de las reconstrucciones artísticas que aparecen en algunos artículos, como en National Geographic, que quieren dar a los animales una apariencia ictínea. PhysOrg observaba esto: «Aunque reconociendo su importancia, Clack advertía en contra de llegar a conclusiones en base exclusivamente de pequeñas marcas dejadas por animales en el fondo de una superficie de lodo hace cientos de millones de años». Las huellas están datadas en 397 millones de años, mientras que a Tiktaalik se le asignó una edad de alrededor de 380 millones de años. Los científicos inferían que los seres que realizaron estas huellas eran de un tamaño considerable —de alrededor de 2 metros de longitud. Por cuanto no se observan huellas de arrastre de cola, los animales tienen que haber tenido unas extremidades lo suficientemente fuertes para mantener sus cuerpos por encima del suelo (véase ilustraciones en BBC News).

Otra bomba es que esta puede que no sea la única granada que cae en este escenario. Los descubridores observaban con interés que unas huellas procedentes de Glenisla que databan del Silúrico Superior (418-422 millones de años), que se cree que son de artrópodos, podrían ser también, realmente, huellas de vertebrados tetrápodos.3 Y los nuevos rastros de huellas en Polonia abren la puerta a más descubrimientos parecidos. «Evidentemente, la cacería está en marcha», decía Ahlberg, en busca de más rastros de huellas y de fósiles de cuerpos de aquel período y en el ambiente supuestamente entre mareas de este emplazamiento. Janvier y Clement decían:

Los rastros de huellas Eifelianos [397-391 millones de años] aparentemente anacrónicos de Niedzwiedzki y colegas sacudirán así las creencias acerca del origen de los tetrápodos. Ellos demuestran que los primeros tetrápodos medraron en el mar, pisoteando el lodo de las lagunas de los arrecifes coralinos; esto contradice la opinión mucho tiempo sostenida de que los deltas fluviales y los lagos fueron los medios ambientes necesarios para la transición desde el agua a la tierra durante la evolución de los vertebrados. Y al guiar la investigación para un marco temporal gradual de la transición de aleta a miembro durante el Devónico Medio, probablemente desencadenarán un frenesí de investigaciones de campo en emplazamientos de potenciales peces tetrapodomorfos de la edad Emsiana [497-397 millones de años] o de un tiempo anterior.


1. Niedzwiedzki et al, «Tetrapod trackways from the early Middle Devonian period of Poland», Nature, 463, 43-48 (7 enero 2010) | doi:10.1038/nature08623.

2. Janvier y Clement, «Palaeontology: Muddy tetrapod origins», Nature 463, 40-41 (7 enero 2010) | doi:10.1038/463040a.

3. Gouramanis, Webb y Warren, «Fluviodeltaic sedimentology and ichnology of part of the Silurian Grampians Group, western Victoria», Australian Journal of Earth Sciences, Volumen 50, Número 5 octubre 2003, páginas 811-825, DOI: 10.1111/j.1440-0952.2003.01028.x.

Resulta que los evolucionistas creen en fantasmas. Si alguien lo duda, veamos la siguiente cita extraída del artículo. Comentando acerca de las implicaciones del descubrimiento de rastros de huellas de tetrápodos 18 millones de años anteriores a lo esperado, dicen: «Esto nos fuerza a inferir unos linajes fantasmas mucho más prolongados para los tetrápodos y elpistostégidos que lo que se sugiere en el registro fósil de los cuerpos (Fig. 5a, b)». El lector preguntará: ¿Qué son linajes fantasmas? «(Los linajes fantasmas son aquellos que tuvieron que haber existido en una época concreta, según la filogenia, pero que no están representados por fósiles en aquel tiempo)». En otras palabras, ven fantasmas con los ojos de sus mentes evolucionistas. Ven entidades míticas que tienen que haber existido, simplemente porque su sistema de creencia les exige tal cosa. ¡Y a nosotros nos habían dicho que la ciencia se fundamenta en el estudio de las cosas que son!

El artículo fue presentado a Nature en julio, y se aceptó en octubre. Sin duda, Neil Shubin y su pez interior (véase Puliendo los iconos de Darwin, punto 3) tuvieron una comunicación acerca de esto antes de su anuncio público, y debe estar preparando una contrarréplica. Los evolucionistas necesitan alguna escena dramática en la prensa de vez en cuando para mantener al público creyendo que su trabajo vale la pena. Es una especie de deporte. Shubin y Clack están a la defensiva, y los polacos están lanzados al ataque. Los que están guardando la línea de defensa dirán bien que las huellas han sido mal interpretadas (quizá las hizo un calamar fantasma) o lanzarán un contraataque descubrimiento un rastro de tetrápodo aun más anterior, para echar el balón más hacia la portería contraria. Pero la tendencia en los descubrimientos fósiles ha sido encontrar complejidad más y más atrás en el registro. En el límite de las asíntotas, se descubrirá que todos los tetrápodos aparecieron repentinamente en el sexto día.


Fuente: Creation·Evolution HeadlinesTiktaalik demoted to Has-Been 06/01/2010
Redacción: David Coppedge © 2010 Creation Safaris - www.creationsafaris.com
Traducción y adaptación: Santiago Escuain — © SEDIN 2010 -
www.sedin.org

0 comentarios:

Publicar un comentario