miércoles, 3 de marzo de 2010

¡Tambien las serpientes refutan a la evolución!

Según los evolucionistas: La escasa información fósil de la evolución de las serpientes ha llevado a los científicos a debatir sobre dos posibilidades. Las serpientes actuales ¿vienen del mar o vienen de la tierra? Todos opinan que descienden de los lagartos del periodo Cretáceo y que poco a poco perdieron las extremidades, pero la discusión radica en resolver, de dónde vinieron.



La primera versión decía que las serpientes provenían de los lagartos marinos ya extintos llamados mosasaurios; lo que muchos científicos dieron por válido al encontrar unos fósiles en 1980 cerca de la ciudad de Jerusalén que datan de hace 95 millones de años. Aquellos fósiles se denominaron: Haasiophis terrasanctus y Pachyrachis problematicus.



La segunda teoría sobre la evolución de las serpientes nos dice que descienden de los grandes lagartos terrestres, muy parecidos a los lagartos monitor..


Primero argumentaban su postura diciendo que si existen aproximadamente 2,700 especies de ofidios en el mundo, ¿por qué hay tan pocas especies marinas?

Si realmente procedieran del mar, deberían abundar las serpientes marinas y existir menos terrestres.


En el 2003 fue descubierto por el científico Sebastián Apesteguía, un fósil llamado Najash rionegrina, en la Patagonia, Argentina, donde se puede apreciar perfectamente un sacro bien definido que sostiene una pelvis y patas traseras funcionales, fuera de su caja toráxica.


Como ya mencionamos, hoy se ha podido establecer que las serpientes alguna vez tuvieron pelvis y patas.


De hecho, las boas y los pitones conservan dos pequeños espolones que son vestigios de la extremidad posterior que portaban sus antepasados.




“La importancia de este fósil radica en que es la primera serpiente con un sacro. Representa una morfología intermedia que nunca antes había sido observada”, dijo Hussam Zaher, conservador de Herpetología en la Universidad de San Pablo, en Brasil, y miembro del equipo investigador.


Los dos científicos (Zaher y Apesteguía) como bien lo señala Heber Rizzo, sostienen que: “el fósil de Najash apoya la teoría de que las serpientes evolucionaron en tierra firme, y que finalmente perdieron sus miembros para arrastrarse sobre el suelo”.


El descubrimiento de Apesteguía es el eslabón perdido que permite demostrar que las serpientes terrestres no evolucionaron en el mar. Zaher mencionaba en New Scientist: “Ahora podemos rechazar la hipótesis del origen marino. Este fósil Najash sugiere que los lagartos mosasaurios no eran el grupo más cercanamente emparentado con las serpientes. Y por el contrario, las serpientes marinas con patas pertenecen a un linaje más reciente y probablemente representan la primera invasión del mar de las serpientes”.

El fósil de Najash, encontrado en Argentina tiene a su favor que es el más antiguo conocido hasta el momento y demuestra por la estructura esquelética, que las serpientes estaban adaptadas para vivir en tierra firme.


No obstante, la discusión continúa porque Michael Caldwell, de la Universidad de Alberta, Canadá, investigador que reintrodujo la hipótesis marina, señaló que “sin haber identificado al ancestro más cercano de los ofidios, no hay una forma robusta de aclarar la cuestión sobre el origen de las serpientes”; idea a la que se suman también muchos científicos alrededor del mundo.


Notas: http://www.ophidia.es/evolucion.htm


En todo este debate lo único que si es viable es que supuestamente del periodo cretáceo es de donde proviene el linaje de las serpientes, independientemente de que tipo de animal hayan "evolucionado" es decir independientemente que hayan sido antecesores marinos o terrestres. Por supuesto si esto es cierto no podemos pretender encontrar serpientes definidas como especie en el tiempo que especies de dinosaurios existían, pues obviamente en este periodo no podían existir como tales puesto que precisamente se encontraban probablemente dando sus primeros pasos de transición, sin embargo este martes 2 de marzo de 2010 BBC Mundo anuncia lo siguiente:

Redacción BBC Mundo martes, 2 de marzo de 2010

Reconstrucción de ataque de serpiente contra dinosaurio recién nacido
El esqueleto de 67 millones de años fue encontrado en un nido de dinosaurio.

Científicos de India, Estados Unidos y Canadá hallaron e identificaron los restos del fósil de una serpiente que se especializaba en tragarse huevos de dinosaurios. El esqueleto de 67 millones de años fue encontrado en un nido de dinosaurio.

El estudio publicado en la revista especializada Plos One apunta hacia la primera evidencia de los hábitos alimenticios de una serpiente primitiva. Este fósil de 3,5 metros de largo al parecer se había alimentado de huevos de saurópodo antes de enroscarse alrededor de una cría de titanosaurio.

"Fue una emoción muy grande captar un momento tan clave congelado en el tiempo" Dhananjay Mohabey, científico del Servicio de Mediciones Geológicas de India

Los saurópodos eran dinosaurios herbívoros que podían llegar a pesar 100 toneladas. Muchos humanos temen a la serpientes y en este caso inclusive estos gigantescos dinosaurios también tenían motivos de sobra para tenerles recelo.

"Fue una emoción muy grande captar un momento tan clave congelado en el tiempo", señaló el científico del Servicio de Mediciones Geológicas de India, Dhananjay Mohabey, según una nota de prensa de la Universidad de Michigan obtenida por BBC Mundo.

Mohabey hizo su hallazgo en 1987 mientras exploraba una zona cubierta de sedimentos. El científico reconoció que había cáscaras de huevo de dinosaurio y huesos, pero en aquel momento no puedo identificar los restos debidamente.

Visita de cortesía

En 2001 el paleontólogo de la Universidad de Michigan, Jeff Wilson, visitó a Mohabey en su oficina y se sorprendió al ver los restos encontrados por su colega.

Fósil de Sanajeh indicus, tres huevos de dinosaurio y un reptil recién nacido

La serpiente carecía de mandíbula articulada.

"Ví el mecanismo característico de acoplamiento vertebral de serpientes junto a las cáscaras de huevo y los huesos más grandes y sabía que ese era un especimen extraordinario, pero también sabía que hacía falta exporarlo más", señaló Wilson, según la universidad.

Expertos de la Universidad de Toronto en Mississaugua también participaron en la investigación.

Los investigadores creen que este fósil carecía de la mandíbula desarticulable de las serpientes modernas y probablemente le hubiera costado comerse los huevos. Sin embargo las crías de estos dinosaurios tenían el tamaño preciso para la capacidad de la serpiente.

Los expertos creen que la serpiente fue sorprendida mientras atacaba a la cría que recién había salido del huevo. En ese preciso instante al parecer fueron soterrados por un fenómeno natural, posiblemente un alud o una tormenta, y ese momento quedó congelado en el tiempo.

La serpiente, uno de los pocos animales que eran capaces de depredar a los dinosaurios gigantes, fue nombrada Sanaje indicus, un término que en sánscrito significa "boquiabierto ancestral de India".

Notas: http://www.bbc.co.uk/mundo/ciencia_tecnologia/2010/03/100302_1900_ciencia_serpiente_dinosaurio_fosil_jaw.shtml

Lo único claro y evidente de este tema es que nuevamente tiene otro problema las explicaciones darwinistas, puesto que si damos por sentado que las serpientes evolucionaron de los lagartos del periodo Cretáceo; entonces como explicamos que en este mismo periodo en el que los dinosaurios eran los reyes del planeta, hubiera existido una serpiente "enemigo" que se alimentara de sus huevos, tal y como la hacen las serpientes ahora con los huevos de otros animales; será posible entonces que las serpientes evolucionaron desde mas antes de lo que se suponía; bueno de ser así demuestren las evidencias que exige la ciencia, pues si no entonces no me vengan diciendo que solo los creacionistas creemos en lo que no se ve (fe).

Si hay evidencias que al menos una especie de serpientes ya existía en aquellos tiempos remotos, entonces podría ser que ya existieran muchas variedades de serpientes. Siendo esta serpiente de 67 millones de años, no hay coherencia logica siguiendo las explicaciones evolutivas, es decir entonces las serpientes no evolucionarón como tal; ¿Como se puede constatar lo contrario?

Una escena del Cretácico.

Edgar Ramírez

Para: www.culturacristiana.org

0 comentarios:

Publicar un comentario