sábado, 17 de julio de 2010

Isaac Newton—Obras Religiosas Finalmente Publicadas


Por Brad Harrub, Ph.D

Ha pasado más de 270 años desde su muerte, pero un manuscrito religioso que Isaac Newton escribió está siendo finalmente publicado. Newton fue un físico y matemático renombrado mundialmente que nació en 1642 en Woolsthorpe, Lincolnshire, Inglaterra—el mismo año que Galileo murió. La World Book Encyclopedia (Enciclopedia del Mundo) dice que Don Isaac Newton fue “uno de los nombres más grandes en la historia del pensamiento humano”. Albert Einstein, el genio americano reconocido por muchos descubrimientos innovadores, una vez elogió a Don Isaac al declarar que su propio trabajo no hubiera sido posible excepto por los descubrimientos de Newton. A la edad de veintisiete, Isaac era conocido como un “genio incomparable”. Su primer logro científico público fue la invención, diseño y construcción de un telescopio reflector. Para el disgusto de muchos estudiantes universitarios, Newton también inventó la fórmula matemática conocida como cálculo. Adicionalmente, Newton fue la primera persona en describir la idea de las leyes universales de la gravedad. Al calcular la moción elíptica, él concluyó que los planetas se sostienen en sus órbitas alrededor del Sol por esta poderosa pero invisible fuerza gravitacional. Él también demostró que la luz del Sol puede ser desglosada en colores individuales que componen el espectro al pasar la luz a través de un prisma.

No obstante, en adición a sus contribuciones científicas, Newton era un hombre profundamente religioso. En la década de 1670, Newton dedicó mucho de su esfuerzo a la teología. Como Michael Fowler observó:

Él estudió erudición hebrea y a teólogos antiguos y modernos en gran profundidad y llegó a convencerse que el cristianismo se había apartado de las enseñanzas originales de Cristo. Él se sintió incapaz de aceptar las creencias actuales de la Iglesia de Inglaterra, lo cual era desafortunado ya que, como un Miembro del Colegio de la Trinidad, se le requirió acoger órdenes sagradas. Felizmente, la Iglesia de Inglaterra era más flexible que la Iglesia Católica en estos asuntos, y ¡el Rey Carlos II expidió un decreto legal excusando a Newton de la necesidad de acoger órdenes sagradas! Realmente, para prevenir que esto sea un precedente extenso, el decreto especificó que, a perpetuidad, el profesor lucasiano no necesitaba acoger órdenes sagradas. (El profesor lucasiano actual es Stephen Hawking) [1995].

Newton fue un estudiante serio de las Escrituras. Pero ahora estamos aprendiendo qué tan serio fue. El Proyecto Newton ha publicado, por primera vez, una interpretación de 300,000 palabras del libro de Apocalipsis que Newton escribió a finales del siglo diecisiete. Reportando acerca de los escritos publicados, el escritor de Nature, Geoff Brumfiel, anotó: “Los escritos religiosos de Newton constituyen más de la mitad de su trabajo escrito completo” (2004, 430:819). Brumfiel continuó:

En el pasado, muchos pensaron que Newton buscó la religión solamente en su tiempo libre, o que la mayoría de sus trabajos religiosos habían sido copiados de otros. Pero Iliffe [Robert Iliffe, un historiador científico en la Universidad Imperial en Londres—BH] declara que estos escritos muestran que su trabajo teológico fue cuidadosamente planeado y a menudo relacionado a su trabajo en matemáticas y física... Finalmente, la religión y la ciencia de Newton pueden haber estado atadas por la creencia en la verdad absoluta. Newton usó las hipótesis verificables para encontrar la verdad en la naturaleza y creyó que sus escritos religiosos revelaban la verdad acerca de Dios, dijo Iliffe (p. 819).

Muchos en la ciencia creen que Newton, quien era un genio por sí mismo, contribuyó más al desarrollo de la ciencia que cualquier otro individuo en la historia. Aunque, esa misma mente brillante también mantenía una creencia firme en Dios—tanto que “los escritos religiosos de Newton constituyen más de la mitad de su trabajo escrito completo”. Este científico, que determinó encontrar la “verdad absoluta”, no solamente creía en la existencia de Dios, sino incluso escribió un comentario sobre el libro de Apocalipsis del Nuevo Testamento. ¡Qué irónico es que uno de los principales “padres de la ciencia” fue un creyente en Dios, y hoy ese campo está haciendo todo lo que puede para erradicar todo reconocimiento de ese Dios!

Se puede encontrar el comentario de Newton sobre Apocalipsis en www.newtonproject.ic.ac.uk. (Se pueden encontrar ambas secciones de este escrito bajo el icono “Theological Writings” (“Escritos Teológicos”). El comentario no tiene costo y es un gran testimonio de que el padre de la ciencia moderna reconoció a su Creador Todopoderoso y que estudió diligentemente Su Palabra. Los eruditos de hoy harían bien en seguir su ejemplo.

REFERENCIAS

Brumfiel, Geoff (2004), “Newton’s Religious Screeds Get Online Airing,” Nature, 430:819, August 19.

Fowler, Michael (1995), “Isaac Newton,” [En-línea], URL: http://galileoandeinstein.physics.virginia.edu/lectures/newton.html.



Con permiso de http://www.apologeticspress.org/ para: www.culturacristiana.org

0 comentarios:

Publicar un comentario