jueves, 14 de octubre de 2010

Porque las dataciones arqueológicas pueden ser falseadas

6 octubre 2010 — Los arqueólogos datan los artefactos de piedra por la profundidad del estrato en que se encuentran. Puede que no hayan prestado suficiente atención a un factor que pudo haberlos empujado más hacia abajo: animales pisando sobre ellos. «Los animales empujan herramientas humanas tierra abajo y hacia atrás en el tiempo, dice un estudio», según rezaba el subtítulo de un informe en National Geographic News. Este factor podría ser causa de errores en la datación de herramientas de piedra y de otros artefactos, «dándoles la apariencia de mayor antigüedad que la que realmente tienen; en algunos casos de miles de años más», según se ha demostrado mediante experimentos.


El paso de manadas de animales es un factor que incide falseando dataciones arqueológicas de establecimientos humanos. En la imagen, pintura rupestre de aurochs (Bos primigenius primigenius) de la cueva de Lascaux, Francia.

La suposición ha sido hasta ahora: «Cuanto más profundo está el objeto, tanto más antiguo es, en general». Un equipo de la Universidad Metodista del Sur puso a prueba esta suposición situando réplicas de artefactos arqueológicos sobre el suelo en la India, y luego pidiendo a ganaderos locales que hicieran pasar sus ganados sobre ellos, dejando que el suelo se secase, y luego excavando el lugar como si se tratase de un verdadero yacimiento arqueológico. «Quedamos asombrados,» decía el autor principal Metin Eren, «al ver que la perturbación era mucho mayor de lo que esperábamos».

Las falsas dataciones son especialmente pronunciadas en terrenos húmedos. Pero es precisamente en áreas húmedas en las que los pueblos de la edad de piedra se asentaban más frecuentemente. Además, los arqueólogos suelen datar el material carbonáceo adyacente a artefactos de piedra para corroborar la fecha, ignorando que los dos tipos de material pueden no ser coetáneos.

Eren cree que se pueden detectar indicaciones de pisoteo por las orientaciones aleatorias de los artefactos. En algunos casos, los artefactos pudieran incluso ser empujados hacia arriba y producir edades más recientes. Pero elucidar lo sucedido podría ser complicado. «El pisoteo podría incluso crear la ilusión de antiguos yacimientos donde no existió realmente ninguno», decía Eren. Por ejemplo, «podría suceder que artefactos arrastrados a un valle desde algún otro lugar fuesen pisoteados por manadas, empujando los artefactos bajo tierra.

¿Es esto algo de poca entidad? El antropólogo Julien Riel-Salvatore de la Universidad de Colorado en Denver dice: «Prácticamente cualquier yacimiento al aire libre situado cerca de una fuente de agua quedará potencialmente muy gravemente afectada por algunas de estas conclusiones».

Aparentemente, nadie nunca sometió a ensayo los efectos del pisoteo de animales, a pesar de que algunos eran conscientes del fenómeno. La cuestión de seguimiento que deberíamos abordar es: ¿que otros factores no estamos considerando en relación con el inobservable pasado? No podemos estar demasiado seguros de que los arqueólogos puedan discriminar entre sitios pisoteados y sitios no pisoteados. Una manada de elefantes caminando sobre un yacimiento podría dejarlo muy diferente que una manada de ñus. Por no hablar de una manada de supersaurios, ya descartando el modelo evolucionista de la separación cronológica entre los dinosaurios y el presente.

El artículo decía: «Frecuentemente, los científicos datan los artefactos de la Edad de Piedra, que comenzó hace alrededor de dos y medio millones de años, basándose en las profundidades en las que se encuentran estos artículos: cuanto más hondo está el objeto, más antiguo es, hablando en general». La cifra de 2,5 millones de años se basa en razonamientos evolucionistas —es decir, ¿cuánto tiempo necesitó el hombre-mono en bajar de los árboles, desarrollar un gusto por la carne, reorganizar su anatomía para correr largas distancias (véase La evolución del Hombre de Maratón), darse cuenta de que era más fácil cortar la carne con una piedra que a mano, y llegar a la decisión que la cocina era cosa de mujeres, y que ser empalados y atropellados por mamuts era cosa de hombres? ¿Cuántas veces fue pisoteado un yacimiento antes de secarse? Digamos que el yacimiento estuvo húmedo durante sólo un millón de años —menos de la mitad de la duración que se supone a esta edad. Digamos que fue pisoteado una vez al mes. Esto significa 12 millones de pisoteos. Bien, reduzcamos esto a la mitad, o a una décima parte —sigue siendo una cantidad exorbitante de tiempo para que los artefactos estén allí sin ser perturbados por grandes animales, por no decir nada de gusanos y animales excavadores. ¿Acaso no está clara la posibilidad de que muchas de las pretendidas largas eras, que ningún científico ha experimentado, pudieran ser fundamentalmente falsas?


Fuente: Creation·Evolution HeadlinesAnimals Can Skew Archaeological Dates 6/10/2010
Redacción: David Coppedge © 2010 Creation Safaris -
www.creationsafaris.com
Traducción y adaptación: Santiago Escuain — © SEDIN 2010 - www.sedin.org
Usado con permiso del traductor para: www.culturacristiana.org

0 comentarios:

Publicar un comentario