miércoles, 8 de junio de 2011

¿Cómo Saber que Dios Realmente Existe?

¿Cómo Saber que Dios Realmente Existe?

“La existencia de un Ser dotado de inteligencia y sabiduría es una inferencia necesaria de un estudio de la mecánica celeste”. Isaac Newton “El escepticismo es un lento suicidio”. Ralph Waldo Emerson


I. Introducción


La Biblia no intenta demostrar la existencia de Dios, sino que la asume (Génesis 1:1). El hecho de que Dios existe se presenta como una verdad que debe ser conocida por todo ser humano, porque la creación es una evidencia suficiente del Creador (Salmos 19:1; Romanos 1:19-20).


No obstante es apropiado que en nuestra generación plagada de escepticismo, que en algunos casos presentemos a los hombres las evidencias que Dios ha dejado de sí mismo en el universo (Revelación Natural), como un punto de partida para la presentación del Evangelio (Revelación Especial).
Es importante aclarar que con la Revelación Natural solamente pretendemos evidenciar la existencia del Ser supremo que creó el universo, infiriendo además algunos de sus atributos más fundamentales. Para poder conocer más plenamente al Dios vivo y verdadero, necesitamos la Revelación Especial que tenemos en la Biblia.


No estamos llamados a contestar todas las dudas y preguntas de los incrédulos. Nuestro objetivo es mostrar clara y ordenadamente que la fe en Dios es mucho más razonable que la incredulidad. Queremos testificar que nuestra fe no es una superstición antojadiza, divorciada de la razón y de los hechos. Y aunque debido a nuestras limitaciones humanas puedan quedar áreas oscuras o dificultades que no podamos resolver del todo, estas de ninguna manera invalidan las conclusiones lógicas de aquellos puntos que son suficientemente claros para una mente no prejuiciada.


II. Fundamento: el argumento Cosmológico ó de Causa


Al analizar las evidencias de la existencia de Dios tomaremos como punto de partida y apoyo el argumento Cosmológico ó de Causa. Este argumento está en la base de todos los demás y a su vez es completado por ellos. Afirma esencialmente que tiene que haber una causa adecuada para producir el universo, y que sólo un Ser personal, inmensamente poderoso y sabio puede ser dicha causa...


El argumento Cosmológico presupone las siguientes verdades axiomáticas 1, a partir de las cuales deduce sus conclusiones:


A. Algo no puede proceder de la nada.


Aquello que no existe no puede crearse a sí mismo; para llegar a la existencia depende de una causa anterior. Como hoy día vemos muchas cosas en existencia, algo tiene que haber existido siempre. Algo debe ser eterno y sin principio. Los materialistas proponen que la materia es eterna y produjo todas las cosas, los creyentes proclamamos que Dios es eterno y creó la materia.


B. La causa de algo debe ser competente para producir los resultados que se le atribuyen.
Las cualidades de la causa deben ser suficientes para explicar los fenómenos que produce. Pero la materia que compone el universo físico no posee las propiedades para explicar fenómenos tales como la vida, la personalidad, el sentido estético, el discernimiento moral, entre otros.


Como veremos en detalle en cada uno de los siguientes argumentos, las cualidades del cosmos y de los seres que lo habitan, demandan la existencia de una causa muy superior a la materia, un Ser con atributos extraordinarios, a quien apropiadamente llamamos Dios.


III. Argumento Teleológico ó de Diseño.


Los reinos inorgánico, orgánico y humano están impregnados de orden. ¿Cómo puede el universo estar lleno de maravillas de diseño sin un diseñador? ¿Cómo surgió tanta belleza y armonía que vemos por doquier? (Salmo 19:1) Si Dios no existiera, entonces deberíamos atribuir a la materia la capacidad de ordenarse inteligentemente a sí misma, pero observamos que la materia no tiene dicha capacidad.


1 Una verdad axiomática es aquella que no necesita de pruebas, porque es evidente.
“Hemos visto que las cosas vivientes son demasiado improbables y demasiado hermosamente “diseñadas” para haber venido a la existencia por casualidad” Prof. Richard Dawkins (famoso ateo) 2


A. Instrumentos Sofisticados
¿Cómo podemos explicar sin un Diseñador todos los mecanismos avanzados en el reino animal y vegetal? Ejemplos significativos en los seres humanos y animales: habilidades de ver, oír, volar, caminar, trepar, nadar y correr; respiración; circulación; percepción de dolor; dormir, hablar, cantar, etc. Todo esto implica la formación de ojos, oídos, brazos, piernas, manos, pies, patas, alas, aletas, colas, garras, caderas, hombros, cuellos, pulmones, corazón, nervios, cuerdas vocales, etc. Y todos ellos capaces de funcionar en forma sincronizada y armoniosa.


B. Computadoras en Miniatura
Cada célula del cuerpo humano posee copia del ADN que es como el plano de construcción del cuerpo completo. “El ADN es el sistema de almacenamiento de información más compacto del mundo; ninguna computadora de invención humana puede aproximarse a la cantidad y complejidad de información que contiene”3 Si fuera desenrollado tendría una altura cercana a seis pies, sin embargo normalmente está alojado en el núcleo de las células.


Si utilizáramos ADN del tamaño de la cabeza de un alfiler, la cantidad de información que podría ser almacenada es equivalente a una pila de libros de tapa blanda 500 veces más alta que la distancia de la Tierra a la Luna. Puesto en perspectiva, esto equivale a 50 millones de discos duros de 80 Gigabytes. ¡Aquí cabría el genoma de un quinto de la población del mundo!


Aparte de su función de almacenamiento de información, el ADN como instrumento de transmisión de información de una generación a otra de los seres vivientes es otra huella de un Creador inteligente. Para la transmisión de un mensaje debe existir un código definido, y el ADN lo posee. ¿Cómo puede haber un código sin un codificador? En todo este proceso hay implicado un mensaje, la intención de trasmitirlo, un emisor, un receptor, el código previamente establecido, un sistema de copiado, un mecanismo de prevención de errores, un sistema decodificador, y un proceso de ejecución de las instrucciones recibidas. ¿No es esto evidencia de un Diseñador?


C. Maravillas de los Animales y las Plantas


Aquí los ejemplos serían numerosos. Nos limitaremos a unos pocos representativos:


1. Migración de las aves. Las golondrinas árticas tienen su nido en el Cabo Cod. Al emigrar cruzan el Atlántico, llegan hasta las costas de España, descienden por la costa occidental de África, vuelven a cruzar el Atlántico y llegan hasta la Antártida. Al regresar de este largo viaje, llegan hasta el mismo lugar donde salieron, habiendo recorrido más de 35,000 kilómetros. Todo esto lo hacen sin brújula, ni mapa, ni calendario. Nunca se ha observado que se extravíe ni una de ellas.


2 R. Dawkins, The Blind Watchmaker, W.W. Norton & Co, N.Y., p. 43, 1987 (citado por Ken Ham, “Is there really a God? How would you answer?”, www.answersingenesis.com, 3Dr. Tommy Mitchell & Dra. Elizabeth Mitchell, “El dulce secreto del ADN: ¡su Escultor!”, www.answersingenesis.com, Febrero 28 del 2007


2. Anguilas americanas y europeas. Ambos tipos de anguilas migran hacia el sur de las Bermudas para dar a luz a sus crías. Las anguilas jóvenes son entonces capaces de volver al hogar de sus padres, sin recibir instrucciones de ellos ni confundirse nunca.


3. Pájaro carpintero. Cuando repiquetea su cabeza vibra como un martillo percutor. Sin embargo su cerebro no recibe daño alguno, porque tiene un amortiguador hecho de cartílago. Se aferra a los árboles con cuatro garras en forma de X en cada pie, por eso pueden colgarse al revés en una rama o bajar por los troncos de un árbol si resbalar. Gracias a un músculo especial, su cola actúa como una tercera pata mientras repiquetea en los árboles, de modo que el pájaro carpintero no rebote o se caiga.


D. Exactitud de las condiciones de la Tierra y el Sol para sostener la vida
Una cita de A. Cressy Morison, evolucionista, antiguo presidente de la Academia de la Ciencia de Nueva York, es suficiente para destacar este punto:


Hemos encontrado que el mundo está en su sitio justo, que la corteza está ajustada dentro de un margen de diez pies (3 metros), y que si el océano fuera unos pocos metros más profundo no tendríamos ni oxígeno ni vegetación. Hemos hallado que la tierra gira en veinticuatro horas y que si esta velocidad disminuyera, la vida sería imposible. Si la velocidad de la tierra alrededor del sol aumentara o disminuyera sensiblemente la historia de la vida, si la hubiera habido, habría sido totalmente diferente. Encontramos que el sol es entre miles el único que podría hacer posible la vida en la tierra; su tamaño, densidad, temperatura y el carácter de sus rayos tiene que ser todo ello ajustado. Descubrimos que los gases de la atmósfera están ajustados entre sí, y que un cambio muy pequeño sería fatal...


Considerando el volumen de la tierra, su situación en el espacio y la delicadeza de los ajustes, la probabilidad de que algunos de ellos tengan lugar al azar se encuentra en el orden de una a un millón, y la probabilidad de que todos ellos aparezcan al azar no puede ser calculada ni siquiera en los billones. Por ello, la existencia de estos hechos no puede ser reconciliada con ninguna de las leyes del azar. Es imposible, por tanto, escapar de la conclusión de que los ajustes de la naturaleza al hombre son mucho más asombrosos que los ajustes del hombre a la naturaleza. Un examen de las maravillas de la naturaleza demuestra más allá de toda duda de que hay designio y propósito en todo ello.4


IV. Origen de la Vida
¿Cómo surge la vida a partir de materia inerte? Si Dios no existiera deberíamos asumir que la materia tiene la capacidad de originar vida. La existencia de seres vivos, con su capacidad de nacer, crecer, reproducirse, traspasar rasgos genéticos a sus descendientes, subsistir, alimentarse, y realizar funciones ecológicas inter-dependientes, señala a una causa mayor que el simple azar. Señala a un Dios vivo que creó todas las cosas.
Algunas preguntas que podemos hacer a los escépticos: ¿Cómo surge la capacidad de reproducción si no fue Dios que la creó? ¿Por qué surgió? ¿Cómo llegaron a existir los géneros masculino y femenino? Los ateos no solamente deben explicar cómo apareció la vida, sino también cómo los primeros seres vivos aprendieron a reproducirse antes de extinguirse.


4 A. Cressy Morrison, “Man Does Not Stand Alone”, Fleming H. Revell Co., 1944 (citado por Roger E. Dickson en “El Ocaso de los Incrédulos”, CLIE, 1986)


V. Personalidad
El hombre tiene capacidades asombrosas que evidentemente la materia no posee. Estas incluyen: conciencia de sí mismo y del tiempo, inteligencia, emociones, voluntad, habilidad de comunicarse, creatividad (arte, ingeniería), instinto de supervivencia, sentido estético, moral y religioso. Además tenemos la tendencia a buscar un propósito y valor a las cosas.


Si Dios no existiera, ¿quién podrá asegurarnos que no somos una mera anomalía del proceso evolutivo? ¿Quién le aseguraría al ateo que aun su cerebro y sus razonamientos no son una desafortunada casualidad?
Pensemos más detenidamente en algunas de las extraordinarias capacidades del hombre:


A. Sentido estético
¿De dónde surge nuestra capacidad de apreciar la belleza y deleitarnos en ella? ¿Por qué nos deleitan las maravillas de la Creación y las obras de arte?


B. Sentido moral
¿De dónde le viene al hombre su tendencia innata a distinguir el bien del mal, y a desear hacer el bien? ¿De dónde nos viene el sentido de culpa? ¿Cómo podría una fuerza amoral como la materia producir una ser moral?


Si Dios no existiera no tendríamos ninguna base sólida para distinguir el bien del mal. Nadie tendría derecho a legislar sobre los demás. Nadie podría condenar vicios como la homosexualidad, el adulterio, el robo, la mentira ó el asesinato. ¿Por qué cuidar a los enfermos y envejecientes? ¿Por qué socorrer a los pobres con compasión y misericordia?


¿Por qué no podríamos matarnos unos a otros y que sobrevivan los más aptos? ¿Sobre qué base ejercerían autoridad los padres de familia y los gobiernos civiles?


C. Sentido religioso
¿De dónde han sacado todas las civilizaciones y pueblos de la Tierra esa marcada propensión a la adoración y a la religión? ¿De dónde obtuvieron la idea de un Ser supremo?


D. Propósito y Valor
Si Dios no existiera, el universo no tendría ningún propósito ni valor; fuera sólo un accidente fortuito. Nuestras vidas no significarían nada más allá de lo inmediato. Si este fuera el caso, ¿de dónde habríamos sacado nosotros la propensión de hacer las cosas con significado y meta? ¿Para qué trabajamos tan duro si la vida no tiene ningún propósito? ¿Quién podrá afirmarnos que la vida humana vale más que la de los animales?


VI. Vidas Transformadas
Otra evidencia contundente de la existencia de Dios la brindan los innumerables testimonios de vidas transformadas por el Evangelio del Señor Jesucristo. No es imposible encontrar ateos que lleven una vida más o menos moral, pero podemos siempre retar a los escépticos para que nos busquen ejemplos de vidas destruidas que hayan sido transformadas y rescatadas por el ateísmo. Aunque los creyentes siempre debemos esforzarnos por mostrar el poder y la gracia de Dios en la santificación de nuestras propias vidas, a continuación resumimos algunos de los incontables ejemplos de la obra redentora de Dios a través del mundo entero y de la historia humana.


A. Tribus salvajes:
1. Vikingos: Estos feroces aventureros y saqueadores aterrorizaron una porción considerable de Europa durante los siglos IX y X. “Estos antepasados de los escandinavos solo detuvieron sus saqueos cuando el evangelio de Cristo penetró en sus corazones... Virtualmente todos los noruegos, daneses, suecos y aun muchos británicos son descendientes de estos fieros guerreros”5 Adoptaron el cristianismo como ley y prohibieron sus antiguas prácticas, incluyendo la magia negra, la esclavitud y la poligamia.


2. Ibos de Calabar en África. A finales del siglo XIX estos eran aproximadamente cuatro millones de feroces caníbales, y aun los soldados del gobierno les temían. Por medio de la labor de una misionera escocesa, Mary Slessor, Dios abrió los corazones de estos salvajes y millares se convirtieron al cristianismo y abandonaron sus costumbres degradantes, que incluían la brujería, el alcoholismo, y el infanticidio.


3. Aucas de Ecuador. Esta era una tribu salvaje y brutal en pleno siglo XX.
No acostumbraban dejar vivo a nadie que penetrara en sus territorios. Cinco misioneros cristianos hicieron un plan para llevarles el Evangelio de Cristo y fueron asesinados por los Aucas. Sin embargo, Dios obró de una forma extraordinaria a través de la labor de una de las viudas de los misioneros y la hermana de otro de ellos. La mayor parte de la tribu se convirtió al Señor, y algunos incluso llegaron a ser misioneros.


B. Individuos
1. Agustín de Hipona. Vivió una vida hedonista y desenfrenada durante su juventud. Se convirtió a los 32 años y legó a ser uno de los más grandes pensadores, escritores y teólogos de la historia.


2. John Newton. Se dedicaba al comercio de esclavos. Se convirtió a Cristo en medio de una violenta tempestad en el mar. Abandonó su profesión anterior y llegó a ser pastor. Escribió el famoso himno “Sublime Gracia”. Fue un gran apoyo para William Willberforce, el cristiano evangélico que luchó por años hasta conseguir la abolición de la esclavitud en Inglaterra.


5 D. James Kennedy y Jerry Newcombe, “¿Y qué si Jesús no Hubiera Nacido?”, Editorial Caribe, 1996


3. C. S. Lewis. Creció en una familia nominalmente protestante. Varias experiencias de su vida temprana lo llevaron a ser ateo o por lo menos cuestionar la existencia de Dios. A través de la influencia de algunos libros y de varios amigos cristianos, C. S. Lewis se convirtió al Señor. Llegó a ser uno de los escritores cristianos más influyentes del siglo XX.


4. Sargento Jacob DeShazer y Capitán Mitsuo Fuchida. El Sargento DeShazer formaba parte de un escuadrón de bombarderos en la Segunda Guerra Mundial. Fue capturado por los japoneses y horriblemente torturado.
Llegó a acumular un odio inmenso contra sus verdugos. A través de una Biblia que llegó a la prisión y que pasó de mano en mano, DeShazer conoció al Señor Jesucristo y esta experiencia cambió su actitud. Al terminar la guerra, y después de regresar a su hogar, decidió volver a Japón como misionero, predicando el amor de Cristo. Un día, el testimonio de Jacob DeShazer impreso en un tratado tocó el corazón de un japonés desmoralizado llamado Mitsuo Fuchida. A través de la Palabra de Dios este hombre también se convirtió. Este había sido el oficial que había encabezado el ataque japonés contra Pearl Harbor. Llegó a predicar a Cristo tanto en Japón como en Estados Unidos.


5. Jefe Tariri, de una tribu de cazadores de cabezas de Perú. Este era un hombre terrible que personalmente había matado a muchos indígenas, y aun el ejercito peruano le temía. A través de dos valientes traductoras de la Biblia (Loretta Anderson y Doris Cos), el mensaje de Cristo llegó hasta este endurecido asesino y el Señor lo salvó. Luego él mismo fue el instrumento para que otros doscientos miembros de su tribu se convirtieran también.


VII. Objeciones
Aunque no podemos contestar todas las interrogantes que surgen en torno a la creencia en Dios, proponemos las siguientes ideas para arrojar luz en torno a varias dificultades:


A. El problema del mal y el sufrimiento: ¿Cómo puede haber un Dios omnipotente, omnisciente y lleno de amor, si hay tanto mal en el mundo?


1. Si Dios no existiera, no tendríamos una base objetiva para definir con certeza lo que es el bien o lo que es el mal.


2. El mal que existe hoy día en el universo es resultado de la rebelión contra
Dios.


3. Dios tiene el poder y el propósito de erradicar el mal y el sufrimiento y así lo hará. Aquellos que pongan su fe en Él disfrutarán de esa realidad al concluir esta breve existencia actual.


4. Dios tiene el poder y la sabiduría para sacar bendiciones de grandes males.
El mejor ejemplo es la cruz de Cristo.


B. Los que creen en Dios son peores personas que los ateos


1. Debemos distinguir entre los verdaderos creyentes y los falsos profesantes.
Muchos que dicen ser cristianos, lo son solo nominalmente.


2. El Evangelio del Señor Jesucristo ha transformado a incontables individuos y sociedades. Preguntemos a los ateos si pueden presentar testimonios semejantes.


3. La vida de los verdaderos creyentes también tiene deficiencias. Pero aun estas vidas imperfectas muestran señales de transformación por la gracia de
Dios. Y sobre todo no debemos basar nuestra fe en los hombres, sino en la Palabra de Dios.


4. Aun las naciones supuestamente avanzadas que hoy día están abrazando el escepticismo, han tenido una fuerte influencia del cristianismo en su historia. También debemos cuestionar su nivel de desarrollo, cuando analizamos sus tasas de suicidio y otros patrones de comportamiento.


5. El ateísmo coherente debe reconocer que la vida y la moral realmente carecen de significado. No nos extraña por eso que los más grandes genocidios ha sido cometido por ateos, o por personas que han abrazado el evolucionismo: Mao, Stalin, y Hitler.


C. La fe en Dios se opone a la ciencia


1. La fe en Dios no se opone a la ciencia, tan sólo se opone a las distorsiones introducidas en la ciencia por los científicos ateos. También lamentablemente algunas interpretaciones erróneas de las Sagradas Escrituras han sido a veces presentadas como argumentos en contra de posturas científicas.


2. Muchas de las ciencias modernas fueron desarrolladas con fuertes contribuciones de hombres que creían en Dios, tal como Newton, Kepler, Pasteur y Pascal.


VIII. Bibliografía Sugerida para Profundizar en el Tema

A. “El Ocaso de los Incrédulos”, Roger E. Dickson, CLIE, 1986
B. “Answers in Genesis”, sitio web: www.answersingenesis.org
C. “¿Y qué si Jesús no hubiera nacido?, D. James Kennedy y Jerry Newcombe, Editorial Caribe, 1996
D. “Teología Sistemática”, Charles Hodge, CLIE, Tomo IE. “Outlines of Theology”, A. A. Hodge, The Banner of Truth Trust, 1983
Autor: Apologética – Leopoldo Espaillat La Existencia de Dios 1 http://www.ibsj.org/

0 comentarios:

Publicar un comentario