sábado, 8 de octubre de 2011

Mente y Hombre


3 octubre 2011 — Es necesaria una mente para reconocer otra. ¿Pueden unas mentes conocedoras y conscientes evolucionar desde el cieno? La mayor parte de la prensa científica secular da esto por supuesto. Haremos una incursión en una tierra de fantasía, donde unos imaginativos reporteros ven visiones de limo que asciende del barro para mirar hacia atrás tratando de escudriñar una historia inobservable de la materia transformándose en mente.

El misterio del «YO» que se conoce y conoce, que se interrelaciona y comunica, que reflexiona y razona, que funciona con conceptos y símbolos abstractos ... con sed de eternidad, creador en arte e inventor, pero siempre siguiendo los pensamientos de Dios después de Él. El hombre en su grandeza y en su miseria, buscando conocimiento pero alejado de Dios hasta que llega a reconocer Su voz y a aceptar Su amor por el Evangelio. Ilustración (cortesía de Nephron):  Micrografía que muestra la corteza visual (predominantemente rosada); materia blanca subcortical en el fondo de la imagen (que aparece azul). La corteza visual recibe y procesa la imagen procedente de la realidad exterior a través de los ojos. ¿Qué es lo que en nosotros recibe la imagen conscientemente, y reacciona personalmenteante ella? ¿Cómo se puede siquiera plantear el absurdo de un surgimiento del YO como un fenómeno emergente de interacciones de materia y energía en un universo vacío de propósito, carente de todo fin? El que ha hecho el ojo, ¿no verá? Y el que hizo el oído, ¿no oirá? Dios está ahí ... y no está callado.


Breve historia de la mente: En «Breve historia del cerebro», el reportero de New Scientist David Robson comenzaba a partir de un desconocido artista rupestre de hace 30.000 años que creó un arte que rivalizaría con los actuales bien formados artesanos. Luego hace una osada promesa:
¿Cómo llegamos a tener nuestros hermosos cerebros?¿Cómo llegó a producir la fiera lucha por la supervivencia un objeto tan extraordinario? Esta es una pregunta difícil de contestar, y no menos porque los cerebros no se fosilizan. Pero gracias a las últimas tecnologías podemos ahora seguir la evolución del cerebro con un detalle sin precedentes, desde un tiempo anterior a las primerísimas células nerviosas hasta la edad del arte rupestre y del cubismo.
Las más últimas tecnologías que menciona resultan ser bolas de cristal. Robson lleva a los lectores a una visión del oscuro pasado, donde comenzaba su historia: «La historia del cerebro comienza enlos antiguos océanos, mucho antes que apareciesen los primeros animales». De alguna manera, nos dice, unas simples células devinieron capaces de crear corrientes eléctricas. «Recientes estudios han expuesto que muchos de los componentes necesarios para transmitir señales eléctricas, y para liberar ydetectar señales químicas, se encuentran en organismos unicelulares conocidos como coanoflagelados». En su estado de trance, visualiza estas células transformándose en neuronas, luego axones, y luego en una agrupación de neuronas con esperanzas de convertirse en el primer cerebro. «Nuestra perspectiva de este momento trascendental resulta borrosa», admite él, pero más adelante todo se clarifica: «Lo que está claro es que el tamaño del cerebro de los mamíferos aumentó en relación con el de sus cuerposal esforzarse por competir con los dinosaurios». Los simios y los artístas de la Cueva de Chauvet son sólo cuestión de limo y tiempo.
¿Están los humanos todavía en proceso de evolución, como decía Jennifer Walsh en Live Science? Robson cree que sí, pero proporciona una vía de escape a su sistema de adivinación: «La contemplación de la bola de cristal es siempre cosa arriesgada, y no tenemos forma de conocer los desafíos que la humanidad confrontará a lo largo de los próximos milenios». (Se olvida de que las bolas de cristal pueden mirar al pasado igual que al futuro. ¿Era esto lo que estaba haciendo? Desde luego.) Su estado de trance acaba con una visión de lo que pudiera haber sucedido si los seres conscientes hubieran evolucionado a partir de las aves en lugar de a partir de los mamíferos después de la extinción de los dinosaurios. En el recuadro aparte, «Los simios emplumados» [Nota al lector: nunca se ha encontrado ningún simio emplumado], se imagina a la evolución siguiendo la ruta de los pájaros. Y hace notar: «¿Qué inteligencia podrían llegar a alcanzar las aves? A pesar de todo el talento de los cuervos para hacer herramientas, está claro que un pico no es tan apropiado para manipular objetos como las manos de los primates». Pero estas cuestiones empíricas nunca podrían imponer un límite sobre la imaginación del evolucionista. «Esto puede limitar el desarrollo de los cerebros de los pájaros, aunque algunos han especulado que las alas de aves que viven en el suelo podríantodavía volver a evolucionar extemidades anteriores capaces de sujetar». ¿Cuál es el problema? Todo lo que tiene que hacer es mirar cortos animados del Gallo Claudio.
New Scientist promociona el número de bola de cristal de Robson con una galería de siete ilustraciones que enseña como todo sucedió desde la hydra y a través del último antecesor universal común, las lampreas, los anfibios, los primitivos mamíferos, los chimpancés y los humanos. «Nuestros cerebros siguieron un retorcido camino de desarrollo a través de los seres que nadaron, reptaron y anduvieron por la tierra mucho antes que nosotros», comienza la presentación gráfica, pasando por alto la ironía en la palabraretorcido. «Aquí tenemos unos pocos de estos animales, y cómo nos ayudaron a ser lo que somos».
Nuevo análisis y tu análisis: Mientras, los paleoantropólogos siguen encontrando cosas que ponen en cuestión lo que creían que sabían. En BBC News se informaba: «El cráneo indica una evolución humana más compleja en África». Todo lo que tenga una edad tan reciente como de hasta 13.000 años en la línea cronológica evolutiva debería ser bastante moderno (considerando que los humanos anatómicamente modernos evolucionaron hace 100.000 años o más en el modelo estándar), pero este artículo dice: «El nuevo análisis del cráneo de 13.000 años de una cueva en Sudáfrica revela un cráneo de apariencia más primitiva que la que sugiere su edad». ¿Qué puede significar, esto? ¿Será posible que los antropólogos hayan estado malinterpretando los cráneos humanos desde Darwin? Pues no, claro que no: «El resultado sugiereque los antecesores de los humanos primitivos no se extinguieron rápidamente en África, sino que más bien vivieron junto con sus descendientes y se reprodujeron con ellos hasta tiempos relativamente recientes». Esta explicación es mucho más satisfactoria: mantiene la evolución humana intacta (esto es, imposible de falsar). Y ahora, ¡que nadie lea la siguiente frase! Porque lo que se dice a continuación es que «Los investigadores dicen quesus descubrimientos también resaltan una verdadera falta de conocimiento de la evolución humana en la región».
¿Quién se ha perdido?: Mientras Robson no estaba mirando, New Scientist dio a sus lectores una actualización acerca de los misteriosos denisovanos, aquellos coetáneos de los neandertales descubiertos en Siberia y que hicieron estremecer al árbol genealógico humano el año pasado (29/10/2010). Ahora, Michael Marshall, en «El inmenso reino asiático de los humanos perdidos», descorre el velo algo más: «Los denisovanos,misteriosos primos de los Neandertales, ocuparon un inmenso reino que se extendía desde las frías extensiones de Siberia hasta las calurosas y húmedas selvas tropicales de Indonesia —lo que sugiere que el tercer humano del Pleistoceno exhibía una capacidad de adaptación que antes se consideraba privativa de los humanos modernos». Todavía más asombroso, se cruzaron con humanos modernos antes de extinguirse, dejando sus genes en las poblaciones de Papúa Nueva Guinea. Un antropólogo del Instituto Max Planck, Mark Stoneking, observaba: «No creo que muchos hubieran anticipado algo así». Y los novoguineanos no son una irregularidad. «Los denisovanos estuvieron extendidos por una zona geográfica y ecológica extraordinariamente amplia [norte-sur]», prosigue Stoneking, «más amplia que la de cualquier otro hominino aparte de los humanos modernos — más amplia que la de los Neandertales». ¿Entonces, que consecuencia tienen todos aquellos dibujos de Neandertales de Time-Life y de cómics como Alley Oop?
El Chef Neandertal: Y hablando de Neandertales, los Alley Oops de la era de los Neandertales no caminaban agachados por la Cueva del Comistrajo. No estaban reducidos a comerse hamburguesas de mamut cada día. Charles Q. Choi decía en Live Science, «Los “inferiores” Neandertales tenían probablemente una dieta superior» que incluía ensaladas, salmón ahumado y pollo al chilindrón. Observando que «el término “Neandertal” ha sido largamente sinónimo de “estúpido”», Choi admitía que esto hace que estos seres que aparecen en condición embrutecida en los libros de texto realmente resultan bastante sofisticados. Bruce Hardy [Kenyon College, Ohio] comentaba al periodista: «Podemos ahora alejarnos de la perspectiva que contemplaba a los Neandertales como gentes de cortos alcances que se dedicaba a la caza mayor». Una pregunta: ¿Qué clase de inteligencia es necesaria para abatir un mamut de 12 toneladas?
Jardín de infancia en la cueva: Y hablando de capacidades, nosotros, los modernos, podríamos tener más riesgo de perdernos a un kilómetro de profundidad que lo eran los chicos de las cavernas. EnBBC News se comunicaba un descubrimiento de huellas en la densa oscuridad de una cueva en Francia que tiene todas las apariencias de pintura con dedos, como si fuese allí que recibían clase de arte y manualidades. Un breve video muestra ejemplos del arte en la cueva. El descubridor cree que fue realizo por niños de edades de entre tres a siete años, aunque algunas de las huellas están a más de dos metros por encima del suelo de la cueva. Los antropólogos creen que estos dibujos datan de hace 13.000 años. Una buena ocasión para la actividad preferida de los antropólogos (especualr): «No sabemos por qué los hicieron», decía la Sra. [Jess] Cooney, añadiendo quepudieran haber formado parte de «ritos iniciáticos» o«sencillamente alguna cosa que hacer durante un día lluvioso».
Y sigue la evolución: Así que, si los humanos siguen evolucionando, como afirmaba Jennifer Walsh en Live Science, ¿a qué están evolucionando? «Observar la selección natural en las poblaciones modernas es increíblemente difícil», admite ella, pero nunca se debería permitir que estas cuestiones estorben las imaginaciones de los expertos en evolución humana. Si los antropólogos evolutivos pasan sus genes más rápidamente que el resto de la población en general, la tierra puede un día llegar a quedar dominada por grandes narradores de mitos sin sustancia.
Entre las cosas que dejan de tener en cuenta los adeptos al materialismo evolucionista es la capacidad de la mente para el razonamiento abstracto. Una mente humana puede adoptar un concepto, como las matemáticas, y manipular cifras y símbolos de manera interna de forma asombrosa, y luego tomar materiales del mundo externo y hacer máquinas para plasmar dichos conceptos en el mismo. Consideremos que una computadora programable que concibió Charles Babbage en 1883 (véase la biografía de Babbage) está ahora en proceso de construcción por el Museo de la Ciencia de Londres, según noticias de BBC News. Además, como se expone en el arte rupestre, los humanos aprecian la belleza y el arte. Y también, como se aprecia en eldocumental 180, los seres humanos tienen la capacidad de lenguaje, lógica, juicios morales y pensamientos de eternidad. Todo esto está tan más allá de toda capacidad animal, y es tan diferente cualitativamente de lo que hace cualquier animal, que se levanta como una barrera infranqueable frente a la historieta de abajo arriba que el evolucionista ha inventado. No sólo esto, sino que también si se supone que la historia evolutiva es cierta, la evolución misma socavaría su propia credibilidad. Si realmente la mente evolucionó de unos movimientos de átomos, ¿cómo podría ser consciente de que evolucionó de unos movimientos de átomos? Usa tu cerebro. Para esto te lo dio tu Hacedor.

Clásico recomendado:

Fuente: Creation·Evolution Headlines – Of Minds and Men 03/10/2011

Redacción: David Coppedge © 2011 Creation Safaris - www.creationsafaris.com
Traducción y adaptación: Santiago Escuain — © SEDIN 2011 - www.sedin.org usado con permiso del traductor para: www.culturacristiana.org

0 comentarios:

Publicar un comentario