domingo, 15 de enero de 2012

Por qué ser cristiano



A la verdad, no me avergüenzo del Evangelio, pues, es poder de Dios para la salvación de todos los que en él creen: de los judíos primeramente, pero también de los gentiles. 

(Romanos 1:16NVI)


                                                                                                                ¿Por qué ser cristiano? Es una interrogante que todo creyente se ha hecho una vez o que a todo creyente se le han planteado más de una vez durante su vida como cristiano. Ya sea que la realicen amigos o familiares etc. El punto es que no todo creyente sabe cómo responderla o sabe la respuesta pero no sabe cómo expresarla, y es tan sencilla y tan difícil a la vez, que se les complica dar una respuesta contundente, y entonces optan por callar. Muchas veces no queremos responderla o simplemente no queremos molestarnos en saber cuál es la respuesta. Pensamos que no es de nuestra competencia, saber porqué somos cristianos. Creemos que basta con serlo, que preguntas de esa índole les compete a Escritores, Teólogos, Filósofos, Pastores, Maestros o Líderes, sin embargo, no es del todo cierto, la verdad es que todos somos un cuerpo, y todos debemos de saber porqué es que somos cristianos, a todos nos compete, quizá no de la misma forma en la que respondería alguno de los ya nombrados, pero sí debemos de tener una respuesta.

Aun así, tenemos que estar preparados porque el día menos pensado nos harán esta pregunta, y como cristianos tenemos que estar listos, tal como el apóstol Pedro nos lo dice en su epístola, “Mas bien, honren en su corazón a Cristo como Señor. Estén siempre preparados para responder a todo el que les pida razón de la esperanza que hay en ustedes.” (1Pedro 3:15 NVI). 

Es aquí donde nos hallamos con estos versos estenografiados, que, más que una opción es un mandato, mas no una obligación, sin embargo, sí debería de ser un anhelo de todo cristiano, nacido de nuevo que tenga una relación personal con Jesús, aprender, saber todo lo concerniente a su fe. 

Alguien que se desempeña como chef puede y se le es permitido desconocer las leyes de la física. El que se dedique a administrar una empresa puede desconocer la filosofía. Pues bien, un buen filósofo conoce la filosofía, un buen cocinero conoce todo lo concerniente a la gastronomía, y el físico conoce las leyes de la física, pero es inconcebible que el cristiano desconozca el cristianismo, la historia de su fe, el origen, el desarrollo, el porqué es cristiano, en fin, todo lo que engloba su creencia. Debiera de saberlo, en vez de dejar que su vida sea gobernada por emociones que no lo llevan a ningún lado. Como Jesús lo expresó, que el que le oye sus palabras lo compara con aquel que fundó su casa en la roca, como un hombre sabio. Pero el que la fundó en la arena, un insensato. 

(Ahora bien, no son malas las emociones, lo malo es hacer de ella la base de tu fe, como si de eso dependieras.) 

Y, aun con todo esto, muchas veces confundimos lo que es ser cristiano y lo que es ser un seguidor del cristianismo. Un simpatizante nada más. Cuando uno estudia la Teología, aprende que el término de “cristiano” era un sarcasmo, una burla puesto que el título de cristiano era la manera de etiquetar a todo aquel que seguía a Cristo. Hoy en día, muchos se levantan el cuello diciendo, ¡SOY CRISTIANO! Pero que mal se ven, pues, sólo lo expresan, ya que cristiano es como; “un cristito” pues la iglesia primitiva hacía lo que Cristo hizo. Pues ejemplo nos dejó. Esperamos en este libro y en este capítulo poder ayudarte a darte razones del porqué eres o el porqué se es cristiano. Cierto día oí un aforismo que reza así: es mejor ser algo, que aparentar serlo. Es mejor ser cristiano, que aparentar ser cristiano. Y esto es verdad. 

En la actualidad se ha desvanecido el saber lo concerniente a nuestra fe. Ese enfoque se ha ido de nosotros, hemos dejado de ser cristianos para formar parte de una religión más. Que si bien el cristianismo está catalogado como una religión, no debemos de vivirla como tal, (puesto que las religiones o los miembros de las religiones son reconocidos por su hipocresía, o por ese vacío que sólo Dios llena a través de la persona de Jesús) 

Muchos han adoptado el concepto del cristianismo, no porque sea la única religión que es racional, que concuerda con la ciencia, que no está en conflicto con otras disciplinas, o porque la historia confirme la veracidad del cristianismo, más bien parece ser que el cristianismo se ha adoptado por diversas razones; ya sea porque nuestros amigos son cristianos, que nuestra “novia (o)” sea cristiano, o la muchacha (o) que nos gusta es cristiano. Porque nos da un confort espiritual, o porque nuestros padres son cristianos y tenemos que obedecerles y asistir a los cultos, pero, sólo vamos porque nos llevan. Muchos no tienen una razón coherente, una razón lógica, no tienen argumentos, por los cuales puedan expresar por qué son cristianos. 

Y no digo que todo aquel que haya hecho una profesión de fe, no sea realmente hijo de Dios, pero, se puede ser cristiano genuino, y ser un cristiano ignorante. Y por ignorante sabemos que nos referimos a ignorar algo que debes de SABER. Pero, si quisiéramos resaltar algo, de mucha importancia, cerca del año 1000 d. C. la teología era la reina de las ciencias, ésta se estudiaba en las universidades más prestigiosas, obviamente no todos eran cristianos, pero sí, había un estudio serio de las cosas de Dios. Es por ello que te animamos a que, te des el tiempo de estudiar, de aprender y de conocer tu fe de una manera más seria e íntima. Sé un cristiano maduro el cual puede aconsejar e instruir y sobretodo que utiliza para bien la palabra de verdad. 

¿Puedo ignorar mi fe, sin caer en pecado? 

Podemos ser cristianos nacidos de nuevo, podemos ser cristianos genuinos con intenciones buenas, pero llega un punto en el que nuestra ignorancia nos lleva a que nuestra relación personal con el Creador se vuelva tal como en una religión y una piedra de tropiezo para los que están a nuestro alrededor. 

En el área jurídica existe un principio general de Derecho que se le conoce así: la ignorancia de la ley, no exime su cumplimiento. Qué quiere decir esto. Que el hecho de que no sepas que hay una ley que condene tus malas acciones, ésta no te juzgará, por el hecho de que tú no la conocías. De la misma manera en el cristianismo. Tienes que saber que el hecho de que no sepas que tienes que estar preparado, no te exime de pecado. 

Veamos que nos dice el apóstol Santiago. Pero ahora se jactan en sus fanfarronerías. Toda esta jactancia es mala. Así que comete PECADO todo aquel que sabe hacer el bien y no lo hace. (Stg4:16-17 NVI). 

Ahora no pienses que saqué un texto fuera de contexto y así formar mi pretexto, ¡NO! Examinemos, lo que dice y lo que estamos relatando; Si sabemos porque somos cristianos, ayudamos a otros a que sean convertidos, ciertamente el que gana almas es sabio dice proverbios, ahora, todo cristiano debe amar a su prójimo como a él mismo, entonces si amamos a nuestro prójimo y le damos o le ayudamos a despejar sus dudas acerca del cristianismo estamos haciendo el bien, el cual es un principio de la apologética, despejar las dudas que haya en contra del cristianismo. 

Es importante recordar que “la apologética es limitada y que por sí misma no puede convertir a nadie en cristiano ya que esa es la tarea del Espíritu Santo”[1]. No obstante, puede ayudar a aclarar el panorama despejar dudas y así pueda recibir a Jesús al quitar todos esos obstáculos que tiene el incrédulo acerca del Cristianismo. Ahora sabemos que es el Espíritu Santo el que hace la conversión, pero el cristiano que sabe lo esencial de lo apologético, podrá ayudar a quitar esas dudas que tiene el incrédulo, pues el cristianismo es la religión más atacada. Entonces, un cristiano apologista, o que sabe porqué es cristiano, es como un rastrillo que limpia las calles de las nevadas para que así puedan transitar los autos y llegar a sus destinos. Quita las dudas que haya en cuanto al cristianismo, para que puedan pensar y sopesar entre Jesucristo y el escepticismo. 

Entonces al no esclarecer las dudas del cristianismo estamos privando de que otros puedan tener la salvación. Ciertamente podemos ser cristianos nacidos de nuevo y no saber nada de nuestra fe, pero para esto el apóstol Pedro nos dice lo siguiente: …deseen con ansias la leche pura de la palabra, como niños recién nacidos, así por medio de ella crecerán en su salvación. (1Pedro 2:2-3NVI) Pedro nos está exhortando a que si somos nuevos deseemos crecer en el evangelio, y así saber porqué somos cristianos. O séase que no tenemos excusa, la Biblia nos manda a que deseemos estar preparados, para que podamos compartir nuestra fe. Muchos quieren empezar a servir en los ministerios sin antes tener una preparación de teología básica, acerca de nuestros pilares de la fe, tales como: 

1. Teología propia (el estudio sobre Dios) 
2. Cristología (el estudio sobre Jesucristo) 
3. Pneumatología (el estudio sobre el Espíritu Santo) 
4. Soteriología (el estudio sobre la salvación) 
5. Antropología (el estudio sobre el hombre y su origen) 

Esto es sólo por nombrar algunos, entonces, qué podemos observar en la Biblia, que nos preparemos, y que echemos raíces en el evangelio, no sea que por ignorancia deslicemos. Y quizá esta nunca fue la intención del creyente nacido de nuevo, ser ignorante. Pero no deseamos la leche espiritual no adulterada. Queremos quedarnos tal y como estamos. Uno de los factores que incluyen son las Iglesias pues sólo buscamos que la iglesia donde somos miembros, nos entretenga. Y no somos como aquellos de Berea que cuando Pablo les predicaba ellos iban a las escrituras a revisar si era cierto lo que él les predicaba. Así mismo, si no sabes porqué eres cristiano, o sabes pero no sabes cómo expresarlo, pídele a Dios que te ayude, que te de sabiduría, como nos dice Santiago: si a alguno de ustedes les falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará pues Dios da generosamente sin menospreciar. 

No busques una religión, mucho menos busques que tu cristianismo se convierta en una religión. La religión es una tentativa fallida del hombre para intentar llegar a Dios, en cambio el cristianismo es el medio por el cual, Dios quiere llegar al hombre y tener una relación personal con él por medio de la persona de Jesús. Recuerda: La religión pura y sin mancha delante de Dios nuestro Padre es ésta; atender a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones y conservarse puro de la corrupción del mundo. (Stg 1:27NVI). Muchas veces cambiamos la gracia de Dios por el legalismo y eso no es nada sano. Jesús quiere que nos relacionemos con él, de la misma manera que un adoptado se relaciona con la familia. Un adoptado no vive en la casa de la familia adoptante como un extraño, éste se goza con la familia, convive con ellos, y tiene todos los derechos que un hijo biológico tiene. De la misma manera nosotros tenemos libertad en Cristo y tenemos una relación intima con nuestro salvador que podemos exclamar ¡Abba Padre! 

¿Qué es el cristianismo? 

Ahora bien, teniendo estos puntos en cuenta, ¿Qué es el cristianismo? ¿Es una religión? ¿Qué es ser cristiano? Ser cristiano no es ser parte de una iglesia, no es ser parte de una religión, no es vestir de una forma en especial, no es actuar y hablar de una manera similar, como si todos fuéramos robots, no es seguir como doctrinas mandamientos de hombres. Ser cristiano no es una etiqueta de religiosidad, va mucho más allá de ir a una iglesia, de servir en una iglesia, de ser amigos de cristianos. 

No basta con usar playeras “cristianas” como si de eso dependiera tu cristianismo, Jesucristo no soportó todo el castigo que los romanos le dieron, para que tú estés en una religión, en un cristianismo religioso, legalista o ignorante. La intención de Jesús no era morir para que se fundara una religión, en ningún momento tuvo intención de que sus seguidores se hicieran religiosos. 

Jesús no murió para que tú te pongas camisetas con imágenes religiosas, o cadenitas religiosas, Jesús no murió para que tú tengas y te enfoques en los ministerios como si de eso dependiera el ser cristiano, a Dios le importa más tu relación con él, que todos los ministerios que puedas poseer, incluso de los cuales puedas ser líder, pues si por causa de los ministerios se descuida tu relación con Dios, mejor déjalos y vive un cristianismo conforme a lo que Dios desea. Ser cristiano es mucho más que eso. Jesús no muró para que sólo seas una etiqueta cristiana más, para que seas parte de una estadística más, para que llenes un asiento más en los templos, Jamás fue esa su intención. 

Jesucristo no vino a fundar ninguna religión, él no quería que su pueblo viviera y siguiera una tradición, la iglesia por la que vivió, murió y resucitó definitivamente no es una religión. Jesucristo vino a predicarnos para salvación, él no quiere que su iglesia viva en hipocresía, sólo quiere que su pueblo pueda amarlo en familia, que todos nosotros que somos nacidos de nuevos nos quitemos esa etiqueta de “cristiano” y nos tomemos el papel en serio, y que sepamos por qué somos cristianos, por qué es que creemos en el poder del evangelio, por qué es qué no somos una religión. El no quiere que los sigamos sólo por apatía, quiere que de verdad le entreguemos nuestra vida. Y él nos capacitará para poder responder por qué somos cristianos. Quiere que de verdad nos amemos tal como él nos amó. 

Tenemos que asirnos de este papel de cristiano y tomar muy enserio nuestra relación con Dios, estudiar, y conocerlo y que realmente vivamos una relación personal con él. La Teología no es más que simple y sencillamente, “el estudio de Dios” no es algo a lo cual debas temerle, al contrario debe ser un anhelo y un fuerte deseo el querer aprender a conocer a tu salvador. De hecho es algo que debes hacer, conocer aquél que te salvó, pues si no le conoces, ¿Cómo le compartirás a los demás de tu fe? ¿Cómo defenderás tu fe cuando te la cuestionen? 

Recordemos que el apóstol Pedro no nos obligó a estar preparados, más bien nos exhortó a que, si realmente hemos nacido de nuevo y somos cristianos, pues que sepamos cómo compartirla y al mismo tiempo defenderla. Si Jesús sufrió y murió por ti, lo más considerable es que tú te prepares, y conozcas tu fe. Y le seas testigo en Jerusalén, Judea, Samaria y en lo último de la tierra. 

El autor de hebreos nos dice lo siguiente: porque debiendo ser ya maestros después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os enseñe cuales son los rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche y no de alimento sólido. Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, pues es niño. Pero el alimento sólido es para los que han alcanzado una madurez (Hebreos 5:12-14NVI) este pasaje nos exhorta que todo cristiano sepa y se alimente de la palabra de Dios, como Pedro nos dijo acerca de la leche pura, todo cristiano que ha sido nacido de nuevo, que ha sido discipulado y que ya tiene cierto recorrido en el evangelio, debe y tiene necesidad de conocer su fe y de tener un cierto grado de madurez, pues recordemos lo que Pablo le dice a Timoteo acerca del impacto que tiene el estudiar la palabra de Dios. 2da Timoteo 3:16-17NVI toda la escritura es inspirada por Dios y útil para ENSEÑAR, para REPRENDER, para CORREGIR, y para INSTRUIR EN LA JUSTICIA, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra. Y así este cristiano sepa también, si su fe se basa en hechos históricos y reales, capaces de actuar y de hacer una diferencia. 

Todo cristiano que ya no participa de la leche es porque es un cristiano maduro, y sabe por qué es cristiano. Es por ello que aquí se te anima, se te exhorta a que sepas por qué eres cristiano, créeme no sólo te ayudara a ti, sino también a los demás, y serás de bendición para aquellas que son ajenos al evangelio y que tienen esas dudas intelectuales acerca de la fe. 

El ser cristiano no es sólo ser un fideísta y tener una fe ciega, sino que tenemos el privilegio de nuestra fe es racional. 

Entonces por qué ser cristiano. 

¿Qué por qué soy cristiano? Porque tenemos y creemos en un Dios que está vivo, que vivió, murió, y resucitó. Que la misma historia nos da evidencia de su existencia, de su resurrección, que la sicología nos explica que Jesús era hombre de coherencia en sus palabras, que nadie habló como él lo hizo. Que la medicina nos demuestra que realmente murió en esa cruz. Que ese hombre Nazareno que caminó en esta Tierra, cambió a doce hombres que fueron iniciadores y se mantuvieron firmes en sus convicciones, pues ese hombre, realmente era Dios, entre nosotros. 

Somos cristianos porque hemos creído en la revelación dada al hombre, la especial que es la Biblia, su santa palabra, misma que Dios ha dado al mundo. Somos cristianos que tenemos un Dios que demanda que tengamos una relación personal con él. El cristianismo cree en un sólo Dios, y no en varios, y ese Creador debe ser un Dios Omnipotente, ajeno al tiempo, que nunca se equivoca, un Dios que es la causa de todo lo existente. Somos cristianos, porque creemos en un Dios que no se sujeta como los dioses de la mitología griega, que se deja llevar por pasiones mundanas como el amor, el sexo, el sufrimiento, y la lucha por querer escaldar peldaños en la deidad. La deidad de nuestro Creador no es susceptible de valor, o que por alguna causa lo puedan superar, porque de ser así, nuestro Dios se convierte en un dios. 

Ese Dios no quiere que vivamos como en una religión muerta, que sólo tiene reglas, y como doctrinas, mandamientos de hombres. Somos cristianos porque creemos en un sólo Dios, que creó todo el universo existente, con todo lo que hay en él. Creemos en Jesús como el único camino hacia la salvación, porque creemos que Jesús vivió, murió y resucitó al tercer día, porque hemos creído en el evangelio de la salvación. Creemos en el perdón de pecados para salvación, creemos en la unidad dentro de la diversidad. Somos cristianos porque hemos nacido de nuevo, porque hemos sido perdonados, por la sangre del cordero. Aquel cordero que quita el pecado del mundo. 

Ser cristiano es tomar una decisión de seguir a Jesús no importa lo que pase, es estar decido a dar tu vida por él, ya que el dio su vida, no sólo por la tuya sino por la de todo el mundo, ser cristiano es ser radical, es ser diferente, es ir contra la corriente de este mundo, es tomar las cosas enserio y seguir hasta que la muerte nos una para siempre con nuestro Creador. Ser cristiano es ser hijo de Dios. Ser cristiano es ser redimido. 

Ser cristiano no está basado en sentimientos y emociones, en el cristianismo no hay medias tintas, no hay cabida para hipocresías, eres o no eres, vives una relación o una religión, pero no debe existir cristianos religiosos, legalistas o ignorantes de su fe. Ya que estos afectan, mucho más de lo que veinte ateos en el mundo. Ser cristiano, es una decisión de la misma manera que en un enlace nupcial deciden estar juntos, amarse, respetarse, cuidarse en la salud y la enfermedad, en pobreza y riqueza hasta que la muerte los separe, así mismo ser cristiano es tomar una decisión sin importar tus sentimientos y emociones, si tienes ganas de alabar o ganas de adorar, si tienes ganas de estar en intimidad con tu salvador o no, pero algo debe ser cierto, ser cristiano es estar decidido a estar con Jesús pase lo que pase, ya que él está contigo pase lo que pase todos los días hasta el fin del mundo.

[1] Guía Holman de Apologética Cristiana. Guía Holman de Apologética Doug Powell editorial Broadman Holman, 2006


Moisés Moreno
El Filósofo. 
664-236-95-03.


0 comentarios:

Publicar un comentario