sábado, 7 de junio de 2008

El peso de un cristiano

Mucha veces he visto como el cristianismo, pareciera quedarse únicamente en el titulo de un grupo de personas que aceptan a cristo y creen en el por tradición y no por convicción; y por esta variante muchos utilizan el termino “cristiano” como una frase simple para identificar a cualquier persona. Sin embargo nosotros sabemos que un cristiano no es una persona común y corriente.

El problema es que ahora la gente ve al “cristiano” con una interpretación vaga; pero esto ha pasado porque nosotros lo hemos permitido con nuestro mal testimonio, porque muchas veces no lo hemos sustentado en la practica de todos los rasgos que caracterizan a Cristo; pues la razón por la cual a los primeros seguidores de Cristo, les llamaron cristianos fue porque eran reflejo de lo que era Cristo.

Un cristiano se forma cuando se identifica plenamente con todos los rasgos morales, culturales y sociales de Cristo; entre ellos podemos desglosar los buenos hábitos, los principios y valores, y toda la estructura de la personalidad de Cristo; me refiero a esto porque era lo que hacia que Cristo fuera distinto como persona en medio de la sociedad en la que convivía, y precisamente allí es donde debemos notar lo que significa ser cristiano; en una sociedad descarriada y eso me hace pensar que debemos estudiar bien afondo el comportamiento de Cristo para con Dios y para con su prójimo, que seria lógicamente la sociedad en la que vivió, pues esto nos aclara mas los parámetros bajo los cuales lo vamos a imitar .

Jesucristo resumió todo el conocimiento en la Biblia en algo tan sencillo y practico como “amar a Dios con todo el corazón y al prójimo como a mi mismo” a veces a nosotros se nos olvida que amar a Dios esta estrictamente vinculado con nuestro impacto social; ya que el prójimo es la sociedad, y el testimonio en ella le da a conocer al mundo que amamos a Dios; Jesús amo tanto a la sociedad que murió por ella, y por las que vendrían después de el.

El impacto social de un cristiano es el testimonio de su amor por Dios, ya que de la relación espiritual con el señor depende de nuestra obediencia, Juan 14.15 y la Biblia nos muestra básicamente una norma de convivencia, por esa razón es que muchas naciones toman a la Biblia como una referencia para crear sus constituciones políticas pues mas allá de normas religiosas vemos un mapa de relaciones interpersonales al estilo de Dios.

Todas esas normas cuando las practicamos nos identifican con el sentido propio del cristianismo; además de influir en el desarrollo de nuestras sociedades también en un país completo.

Un cristiano fiel es la clave para el desarrollo de su país
Salmo 33.12

No podemos decir que somos cristianos si no somos honestos, transparentes, amables, responsables, bondadosos, honrados; si no practicamos la cortesía, el respeto al derecho del prójimo, la puntualidad, el dominio propio, el respeto a la leyes, si no pagamos impuestos, si no buscamos el bien común, si no servimos, peor si no estudiamos la Biblia y oramos; resumiendo si no somos íntegros; no necesitamos ser teólogos para saber que estas cualidades son de cristo y que estas practicas piadosas agradan al señor y nos mantienen en comunión con el.

El esfuerzo que hagamos por agradar al señor es el que Dios va a recompensar, pues no somos perfectos pero Dios nos manda a ser santos en nuestra manera de vivir 1 pedro 1.15, en otras palabras a ser distintos, apartados o consagrados que es lo mismo.

Un cristiano fiel es el que no se conforma con ser salvo, sino renueva su entendimiento para comprobar lo que agrada a Dios.

II corintios 5.17

Edgar Ramírez
Que Dios te bendiga y a iluminar con nuestra vida.

0 comentarios:

Publicar un comentario