sábado, 5 de julio de 2008

El poder de la oracion en tiempos de necesidad

El ilimitado poder de la oración

El potencial de la oración en tiempos de necesidad
Mateo 7.9-11

La oración es la comunicación que entabla una persona con Dios; la oración es un momento en el cual se dialoga con el señor, además tiene uno de los mayores significados en la vida de un cristiano, ya que a través de esta comunicación hablamos directamente con Dios, siempre y cuando no haya alguna barrera que impida que nuestra oración llegue al señor, por ejemplo un pecado no confesado o un problema con otro hermano en cristo o con cualquier persona; la oración la tenemos que ver no como una actividad religiosa, si no mas bien como una conversación amena con nuestro creador; a través de la oración y nuestra fe también podemos alcanzar los favores de Dios en medio de nuestras necesidades.

Santiago 5:16
Consideraciones importantes
Proverbios 5.29, Juan 9.31

La soberanía de Dios: Es la decisión de Dios I Juan 5.15-15

La petición de la persona: Que es lo que se pide, como se pide. Santiago 4.1-3
Marcos 10.46-52

La fe de la persona: Convicción espiritual. Mateo 21.22

La motivación de la persona: Que nos motiva, cual es la razón, es justa etc.

El tipo de relación espiritual: Vida espiritual y testimonio personal. Juan 15.16

Tipos de necesidad

I) Necesidades ministeriales: “necesidades que tengan que ver con el ministerio de la iglesia” Dios hace el llamado a Gedeòn a liderar la guerra con los madianitas. Jueces 6.7-16, Mateo 9.37-38

II) Necesidades de confesión: “confesión, arrepentimiento, perdón y restauración” David después de su pecado con Betsabe. Salmo 51

III) Necesidades personales: “cualquier tipo de necesidad que consideremos ponerla en manos de Dios”
Ana ruega a Dios por descendencia. I Samuel 1.10-20
Ezequias ruega por sanidad. II Reyes 20.1-11

IV) Necesidad de interceder: “rogar por las necesidades de otros”
Nehemias 1.1-20, 2.1-10


Conclusión
La oración del justo puede tocar el corazón de Dios, y su decisión siempre va ser la perfecta, sea lo que el quiera a la larga siempre será lo mejor; lo importante es entender que las dediciones de Dios son las mejores y evaluar nuestras peticiones, como se las pedimos, el motivo por el cual se las pedimos, la fe con la que lo hacemos y como esta nuestra relación con el.

0 comentarios:

Publicar un comentario