martes, 19 de agosto de 2008

Frutos de la vida en cristo

LOS FRUTOS DE LA VIDA EN CRISTO

“»Si el árbol es bueno, su fruto es bueno; si el árbol es malo, su fruto es malo, porque por el fruto se conoce el árbol.” Mateo 12:33 RVR 95

INTRODUCCION

Alguna vez tu te levantaste con deseos de comerte una manzana, y en tu casa hay un árbol de manzana y cuándo fuiste al árbol te encuentras con la sorpresa que envés de encontrar manzanas en el árbol tenia uvas, por su puesto que esto no es normal, aquí hay un problema pues tu sabes que un árbol de manzana no puede producir uvas, auque así se pareciera a este árbol, no puede producir un fruto que no le corresponde producir, de igual manera es en la vida cristiana como hijos de Dios hay frutos que se esperan de nosotros y que son el testimonio que estamos dependiendo de Dios; en este estudio verificaremos cuales son esos frutos, que debemos producir y que son los que agradan a Dios.


A) Cuales son los frutos que Dios espera que produzcamos.

• Los frutos del espíritu santo. “Pero el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.” Gal. 5:22-23

• La santidad. “Pero ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación y, como fin, la vida eterna,” Rom. 6:22

• Los deberes de la vida cristiana. Rom. 12:9-21

B) Que es necesario para que podamos producir los frutos que el espera recibir de nosotros.

• Que seamos buena tierra. ¿Qué clase de tierra somos? “Pero el que fue sembrado en buena tierra es el que oye y entiende la palabra, y da fruto; y produce a ciento, a sesenta y a treinta por uno.” Mateo 13:23

• Depender única y exclusivamente de cristo. “Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.»Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí y yo en él, este lleva mucho fruto, porque separados de mí nada podéis hacer.” Juan 15:4-5

• Estar dispuesto a que Dios me limpie. “Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado.” Juan 15:2-3

Cuando hay cosas que a Dios no le agradan, la palabra nos indica que debemos de hacer para agradarlo, pero tiene que haber disposición para guiarnos por la palabra y no por nuestra opinión.

C) Cuales son las consecuencias de no producir frutos deacuerdo a lo que Dios espera.

• La desaprobación del mundo. “pues todo árbol se conoce por su fruto,” Luc. 6:44

• La desaprobación de Dios. “Por la mañana, volviendo a la ciudad, tuvo hambre. Viendo una higuera cerca del camino, se acercó, pero no halló nada en ella, sino hojas solamente, y le dijo:
— ¡Nunca jamás nazca de ti fruto! Y al instante la higuera se secó.” Mateo 21:18-19

• El castigo. “El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, los echan en el fuego y arden.” Juan 15;5



CONCLUSION.

Dios espera de nosotros, frutos que lo complazcan a través del deseo que haya en nosotros de querer agradarlo.

DESAFIO.

Evaluemos juntos si estamos siendo buena tierra, si estamos dependiendo de Jesucristo y si queremos que el nos limpie auque en el proceso nos duela; si no lo estamos haciendo hagamos un compromiso con el señor de ser cristianos que produzcan solo frutos que lo honren y lo agraden.



Autor: Edgar I. Ramírez López

0 comentarios:

Publicar un comentario