"El sabio puede cambiar de opinión. El necio, nunca" Immanuel Kant

domingo, 22 de febrero de 2009

RESPUESTA DE JESUS AL TOPARCA ABGARO

Esta es la respuesta de Jesus en una carta enviada a Abgaro mediante el correo de Ananías.

Textualmente como esta traducido desde el libro de la Historia de la Iglesia por Eusebio; acontinuación:

Bienaventurado tú que creíste en mí sin haberme visto. Porque escrito esta que los que me han visto no creerán en mi, y que los que no me han visto creerán y vivirán. Ahora bien tocante a tu petición de que yo venga a ti, debo primero completar aquí todo aquello para lo que fui enviado, y, cuando lo haya completado, debo ser tomado arriba, a Aquel que me ha enviado. Cuando haya sido tomado arriba, enviare a uno de mis discípulos para que sane tus padecimientos y traiga vida para ti y los tuyos.

Fragmento de la narrativa de Eusebio; la carta en su integridad esta traducida por Eusebio al griego, y del griego al ingles por Paul L. Maier historiador de la universidad de Michigan; y traducida al español por Santiago Escuain.

Fuente: Historia de la Iglesia por Eusebio, trabajo de Paul L. Maier de editorial Portavoz Kregel Publications pagina 48.

Esta es la segunda parte de esta comunicación narrada por Eusebio en su Historia de la Iglesia.

Edgar Ramírez

sábado, 21 de febrero de 2009

COPIA DE UNA CARTA DIRIGIDA A JESUS QUE NO ESTA EN EL NUEVO TESTAMENTO

Debido a que los poderes milagrosos de Jesús se dispersaron por todas partes, y a decenas de millares incluso de las áreas mas alejadas de Judea acudieron a el con esperanza de ser sanados de enfermedades de todas clases. Así cuando el rey Abgaro V, el celebre gobernante de los pueblos de mas allá del Eufrates; estaba padeciendo de una enfermedad incurable, oyendo con frecuencia del nombre de Jesús y de sus milagros, le envió una petición, por medio de un correo, rogándole que le librara de su enfermedad.

Jesús no accedió entonces a su petición, pero le favoreció con una carta personal, prometiéndole enviarle uno de sus discípulos para sanar la dolencia y llevar salvación a el y su familia. Esta promesa se cumplió pronto. Después de la resurrección y ascensión de Jesús; Tomas uno de los doce, fue divinamente inspirado para enviar a Tadeo, uno de los setenta, a Edesa como predicador y evangelista, el cual cumplió todos los puntos de la promesa de nuestro Salvador. Hay evidencia escrita de esto conseguida de los archivos de Edesa la capital real entonces, que incluyen historia antigua además de los acontecimientos de la época de Abgaro. Aquí transcribo las cartas mismas, que he sacado de los archivos y traducido del siríaco palabra por palabra.



Copia de una carta escrita por Abgaro, Toparca, a Jesús, y enviada a Jerusalén mediante el correo Ananías



Abgaro Ucama, Toparca, a Jesús el excelente Salvador que ha aparecido en la región de Jerusalén, saludos.

He oído de ti y de las sanidades que consigues sin fármacos ni hierbas. Dicen que haces ver a los ciegos y andar a los cojos, que sanas a leprosos y echas fuera espíritus inmundos y demonios, que sanas a los atormentados por enfermedades crónicas y que resucitas a los muertos. Cuando oí todo esto de ti, pensé que una de esas cosas es verdad: o bien que eres Dios y has descendido del cielo a hacer esas cosas, o que eres el hijo de Dios para llevarlas acabo. Por esta razón te escribo para que te des la molestia de acudir a mí y sanes mis padecimientos. También he oído que los judíos murmuran contra ti y quieren causarte mal. Ahora bien, mi ciudad-estado es muy pequeña pero muy considerada y adecuada para nosotros dos.


Fragmento de la narrativa de Eusebio; la carta en su integridad esta traducida por Eusebio al griego, y del griego al ingles por Paul L. Maier historiador de la universidad de Michigan; y traducida al español por Santiago Escuain.

Fuente: Historia de la Iglesia por Eusebio, trabajo de Paul L. Maier de editorial Portavoz Kregel Publications pagina 47 y 48.

Esta es la primera parte de esta comunicación narrada por Eusebio en su Historia de la Iglesia; pero en otro post transcribiré la carta enviada por Jesús a Abgaro.

Edgar Ramírez

domingo, 15 de febrero de 2009

Benedicto XVI acepta la `justificación por la fe´ de Martín Lutero

ROMA, 23/11/2008 (Efe/ACPress.net)

En la catequesis del pasado miércoles, Benedicto XVI trató la doctrina de la justificación. El Papa analizó de manera positiva la teología de Martín Lutero de la “Sola fe” (justificación por la fe), lo que ha suscitado comentarios favorables por parte de las iglesias luteranas. Así, el decano de la Iglesia Evangélica Luterana en Italia, Holger Milkau, ha expresado: `siempre es un gusto escuchar al Papa hablar de Lutero, sobre todo si afronta argumentos que se comparten´.


`Cristo nos hace justos´, dijo el Papa. `Ser justo quiere simplemente decir estar con Cristo y en Cristo. Esto basta. No hacen falta otras observancias´. Milkau aprueba este enunciado del pontífice, aplaudiendo también la interpretación que hizo de uno de los puntos centrales de la doctrina de Martí Lutero (1483-1546): la doctrina de la `justificación por la fe´.

Lutero, interpretando la carta a los Romanos, se convenció de que el cristiano se salvaría `sólo por la fe´ y no por las `obras´ que realiza. Benedicto XVI explicó que `la expresión `sola fe´ de Lutero es verdadera, si no se opone a la fe y a la caridad, al amor´.

Según el decano luterano, `para los protestantes no hay problema a la hora de afirmar que el ágape es realización en la comunión con Cristo´. Ahora bien, siguiendo sus propias fuentes teológicas, Milkau propone con una visión protestante ampliar `esta reflexión también al problema de la iglesia. Las palabras del Papa podrían también significar que para estar en Cristo no hace falta pertenecer a la misma iglesia, pues el ágape es el elemento esencial de la comunión con Cristo´.

Y sigue diciendo: `la justificación por la fe y no por las obras ha sido acogida y aceptada ya como base del credo cristiano. El Papa, sin embargo, ha expresado un “si”, y no podía ser de otro modo. Este `si´ lo ve en el peligro del libertinaje que niega Pablo y, con él, también Lutero. La fe tiene que tener una consecuencia, que, según los luteranos, se expresa en el compromiso por la libertad del prójimo, compromiso a veces difícil y lleno de sufrimiento´.

`Desde nuestro punto de vista -dice Milkau-, no es por tanto suficiente definir por decreto lo que es bueno y condenar lo que no lo es. Por el contrario, hay que incentivar la capacidad de juicio para ser cada vez más autónomos y responsables, pero al mismo tiempo conscientes de ser falibles también en el amor. “Sola fide” no significa no fiarse de los propios poderes, sino esperar todo de Dios´.

LAS DECLARACIONES DEL PAPA
Benedicto XVI habló de la `Doctrina de la Justificación´, uno de los temas más controvertidos de la reforma protestante, y dijo que su compatriota Lutero no se equivocaba cuando decía que `nos salva sólo la fe´, pero matizó que siempre que esa fe `no se oponga a la caridad y al amor´.

Ante unas 20.000 personas que asistieron en la plaza de San Pedro a la audiencia pública, el Papa dedicó la catequesis a cómo el ser humano se convierte en justo a los ojos de Dios, tema central en las cartas de San Pablo y uno de los asuntos que durante más de cuatro siglos han separado a protestantes y católicos.

El Pontífice resaltó que el Apóstol Pablo -cuyos escritos inspiraron profundamente a Lutero- afirmaba en sus cartas a los cristianos de Roma que `el hombre es justificado por la fe con independencia de las obras de la ley´.

Lutero interpretó `justificados por la sola fe´, manifestó el Papa, que añadió que `la palabra ´sola fide´ (sólo la fe) de Lutero es verdadera si no se opone a la caridad, al amor´. Ser justo, aseguró el Papa, significa `sencillamente estar con Cristo, por lo que los otros preceptos ya no son necesarios´.

LA GRAN CUESTIÓN PENDIENTE
Ya el 31 de octubre de 1999, luteranos y católicos firmaron en Augusta (Alemania) una declaración sobre la Doctrina de la Justificación, considerada un importante paso en el camino ecuménico.

Sin embargo, y siendo un paso sin duda positivo este reciente acercamiento en palabras de Benedicto XVI a un aspecto básico de la teología de Lutero, queda pendiente –entre otras- una importante cuestión: ¿quién administra esta gracia de Dios que viene por la fe en Jesús?

Porque según la teología católica, esa gracia es administrada a través de “la” Iglesia (católica) desde el bautismo, pasando por los sacramentos (confesión, comunión), hasta llegar a la extrema unción y la intercesión por los difuntos. Es decir, se admite que existe una línea telefónica que la gracia de Dios da al hombre por la fe en Jesús, pero la centralita la lleva la jerarquía católica, que es la que interpreta, dicta, decide y hace de intermediaria permanente en la relación del hombre con Dios.

El protestantismo entiende sin embargo que el cristianismo bíblico sólo admite a Jesús como intermediario “porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre” (2ª carta a Timoteo 2:5).

Además, a esta cuestión de la "Sola fe", habría que hablar de la "sola gracia" y "sola Escritura". Pero, de momento, en estas cuestiones Benedicto XVI no ha entrado, así que quedan en el archivo de "pendientes".

Fuente: Efe. Redacción: ACPress.net


sábado, 14 de febrero de 2009

SI NO EXISTIERA DIOS, NO EXISTIERA LOGICA

En mas de alguna ocasión he escuchado un poco de la teoría que explica que todo lo que existe no fue creado; sino que de la nada todo apareció, por supuesto negando que existe un creador de todo; y esto lo dicen en gran parte, porque en su mente arde el pensamiento de que no existe un ser superior; esta idea es una teoría que trata de explicar no realmente la existencia del universo, sino de fondo la no existencia de Dios; además de mostrar la soberbia humana que trata de explicar un tema, del que el mismo ser humano no fue testigo, y que tampoco con su mente finita puede comprender algo infinito como el mismo universo; claro que puede crearse un mapa de conocimientos que le ayuden a comprender la inmensidad de la creación, pero no hasta llegar al limite de poder explicar el inicio de algo infinito; imagínese usted el ser humano quiere explicar con una mente finita, el principio de lo infinito; creo que no suena razonable este argumento.

Es impresionante ver hasta que punto de contradicción llega la mente finita del ser humano en su afán de no creer en la acción (verbo) creadora de un ser supremo. Puesto que parte de la lógica que aprendemos en la vida, es que toda causa tiene su efecto; jamás existira un efecto sin una causa o razón que justifique el porque de las cosas; y esta idea la contradice la teoría de que todo apareció de la nada, porque en si misma estaría una contrariedad espantosa; porque como ya lo comente todo efecto requiere de una causa, por lo tanto, todo lo que existe demanda un principio, en otras palabras una acción iniciadora o un verbo, que por cierto el evangelista Juan dice que ese verbo es Cristo mismo, Juan 1.1-18

La teoría de que todo surgió de la nada, es una idea totalmente absurda, no solo para la lógica común, si no para los mismos principios de la ciencia; pues de la nada no se puede producir nada; esto lo comparo con la idea de que una mujer se puede embarazar sin que un espermatozoide fertilice uno de sus óvulos, esto solamente podría ser la consecuencia de un milagro divino o la intervención masculina; y así podría esgrimir mas ejemplos como este para argumentar lo contrario.

Muchas personas en su concepción ateísta formula cualquier teoría fuera de lógica para negar la existencia de Dios; Dios no tiene necesidad de que nadie crea en su existencia, ya que después de todo, creamos en el o no creamos, el igual sigue reinando sobre el universo, y un día todos aquellos que no quisieron creer en el, ni quisieron dejarlo entrar en su corazón, tendrán que creer por las malas…

martes, 10 de febrero de 2009

PORQUE LA BIBLIA ES LA PALABRA DE DIOS

Independientemente de cualquier teoría en torno a la inspiración, o de cómo los libros de la Biblia consiguieron su forma actual, o de cuanto puede haber variado el texto en su transmisión en manos de los editores y copistas; aparte de la pregunta de cuanto tiene que interpretarse literalmente y cuanto en sentido figurado, o de que es histórico y que puede ser poético. Si asumimos que la Biblia es exactamente lo que aparenta ser y estudiamos sus 66 libros para conocer su contenido, encontraremos una unidad de pensamiento que indica que una mente inspiro la escritura y la compilación de toda la colección de libros. Encontraremos que lleva el sello de su autor y que es un sentido único y distintivo LA PALABRA DE DIOS.


Mucha gente mantiene la idea de que la Biblia es una colección de antiguas historias acerca de los esfuerzos de las personas para encontrar a Dios, un registro de experiencias humanas en pos de Dios que lleva a una idea de el superada poco a poco, fundamentada en las experiencias de las generaciones precedentes. Esto significa, por supuesto, que los muchos, pasajes en la Biblia en los que se dice que Dios hablo están solo empleando una figura retórica y que Dios en realidad no hablo. Aun mas la gente expuso sus ideas en el lenguaje religioso que pretendía ser lo que Dios decía y que en realidad solo era lo que ellos mismos suponían que Dios podría decir. Este punto de vista reduce la Biblia al mismo nivel que los demás libros. La convierte en un libro humano que pretende ser divino más que en un libro divino.


¡Rechazamos absolutamente y con repulsa este punto de vista! Creemos que la Biblia no es un relato de los esfuerzos del hombre para encontrar a Dios, sino más bien un esfuerzo de Dios para revelarse asimismo a la humanidad. Es el propio relato de Dios de su trato con la gente y su progresiva revelación a la raza humana. La Biblia es la voluntad revelada del creador de toda la humanidad, la cual da a sus criaturas para servir de instrucción y de guía a lo largo de los senderos de la vida…





jueves, 5 de febrero de 2009

LA INVITACIÓN DE JESUS

1.) No podemos perder las oportunidades en las que Jesus nos invita a charlar con Dios.
Lucas 11.2

2) Orar en lugares secretos no es la unica opción, pero si la mejor alternativa para empezar a tener una relación intima con Dios.
Marcos 1.35; Mateo 14.23

3) Los momentos de comunión intima no se dan por casualidad, necesitan planificarse bien.
Daniel 6.10; I Reyes 8.44-49

4) La oración no es una obligación o experiencia religiosa, es una manera expresiva de experimentar ampliamente la vida espiritual.
Lucas 9.29; proverbios 15.8

Cultura Cristiana Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger