sábado, 14 de febrero de 2009

SI NO EXISTIERA DIOS, NO EXISTIERA LOGICA

En mas de alguna ocasión he escuchado un poco de la teoría que explica que todo lo que existe no fue creado; sino que de la nada todo apareció, por supuesto negando que existe un creador de todo; y esto lo dicen en gran parte, porque en su mente arde el pensamiento de que no existe un ser superior; esta idea es una teoría que trata de explicar no realmente la existencia del universo, sino de fondo la no existencia de Dios; además de mostrar la soberbia humana que trata de explicar un tema, del que el mismo ser humano no fue testigo, y que tampoco con su mente finita puede comprender algo infinito como el mismo universo; claro que puede crearse un mapa de conocimientos que le ayuden a comprender la inmensidad de la creación, pero no hasta llegar al limite de poder explicar el inicio de algo infinito; imagínese usted el ser humano quiere explicar con una mente finita, el principio de lo infinito; creo que no suena razonable este argumento.

Es impresionante ver hasta que punto de contradicción llega la mente finita del ser humano en su afán de no creer en la acción (verbo) creadora de un ser supremo. Puesto que parte de la lógica que aprendemos en la vida, es que toda causa tiene su efecto; jamás existira un efecto sin una causa o razón que justifique el porque de las cosas; y esta idea la contradice la teoría de que todo apareció de la nada, porque en si misma estaría una contrariedad espantosa; porque como ya lo comente todo efecto requiere de una causa, por lo tanto, todo lo que existe demanda un principio, en otras palabras una acción iniciadora o un verbo, que por cierto el evangelista Juan dice que ese verbo es Cristo mismo, Juan 1.1-18

La teoría de que todo surgió de la nada, es una idea totalmente absurda, no solo para la lógica común, si no para los mismos principios de la ciencia; pues de la nada no se puede producir nada; esto lo comparo con la idea de que una mujer se puede embarazar sin que un espermatozoide fertilice uno de sus óvulos, esto solamente podría ser la consecuencia de un milagro divino o la intervención masculina; y así podría esgrimir mas ejemplos como este para argumentar lo contrario.

Muchas personas en su concepción ateísta formula cualquier teoría fuera de lógica para negar la existencia de Dios; Dios no tiene necesidad de que nadie crea en su existencia, ya que después de todo, creamos en el o no creamos, el igual sigue reinando sobre el universo, y un día todos aquellos que no quisieron creer en el, ni quisieron dejarlo entrar en su corazón, tendrán que creer por las malas…

0 comentarios:

Publicar un comentario