sábado, 28 de marzo de 2009

¿Por qué esperar hasta el matrimonio?

Hay muchas razones por las cuales uno no debe tener relaciones sexuales antes del matrimonio, pero voy a mencionar solo tres:


1.- Riesgo de un embarazo. De las miles o millones de muchachas que salen embarazadas antes del matrimonio. Casi todas decían, "Yo nunca pensaba que me sucedería a mí".

2.-Destruye la confianza. Si uno tiene relaciones sexuales antes del matrimonio, va a destruir la confianza y el respeto mutuo que es muy importante para un matrimonio maravilloso. Siempre habrá una pequeña dudita: " si el no pudo controlarse y esperar hasta el matrimonio ¿cómo puedo confiar en que el siempre me será fiel, si tuviéramos estar separados por algún tiempo?".


En el ministerio, yo he entrevistado a muchas personas y en varias de estas entrevistas, hombres me han confesado, "Después de casarme entro en mi un resentimiento grande por mi esposa, porque habíamos tenido relaciones sexuales antes y me sentí atrapado, obligado a casarme con ella. Ojala hubiéramos esperado."


EL AMOR PUEDE ESPERAR HASTA EL TIEMPO CORRECTO. LA LUJURIA DEMANDA SATISFACERSE INMEDIATAMENTE.


¿Quieres que tu matrimonio este basado sobre el amor o la lujuria?


3.- Dios dice que NO. La razón más importante que todo es: porque Dios dice que es pecado. El no es un "quita placeres"; Cuando Él dice "no" es porque Él sabe que algo nos va a dañar y robar el verdadero placer futuro.


"¿No sabéis que los injustos no heredaran el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios… heredaran el reino de Dios. Huid de la fornicación.
Cualquier otro pecado que el hombre cometa, esta fuera del cuerpo; más el que fornica, contra su propio cuerpo peca. ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual esta en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo…" 1 Co.6: 9, 18-20. Dios nos dio una conciencia y es imposible desobedecer los mandamientos de Él sin sufrir las consecuencias. Y ¿cuales son las consecuencias?


Una es la culpabilidad. Posiblemente tus padres o tu pastor nunca sabrán de tu pecado, pero jamás podrás escapar de tu conciencia que te diga, "Culpable, Culpable". Mas adelante hablare a los jóvenes que ya han pecado sexualmente, porque hay esperanza para ellos. Pero cuanto mejor es cuidarse en pureza y no tener que pasar por el largo y doloroso proceso de limpieza.

ARTICULO ESCRITO POR: CALVIN GEORGE


0 comentarios:

Publicar un comentario