domingo, 10 de mayo de 2009

¿Qué es la pureza sexual?

La pureza sexual es mucho más que no cometer fornicación. Es mucho más que no ser un homosexual, ni una lesbiana. La pureza sexual empieza con los pensamientos. Tal vez tú estas diciendo "yo nunca he cometido fornicación con una chica". Pero ¿qué tal de las fantasías? ¿La pornografía? ¿Las caricias? ¿La lujuria? ¿La masturbación?

Hay una palabra muy interesante en 1ª Tesalonicenses 4:3-6 Primeramente san Pablo dice, " la voluntad de Dios es vuestra santificación: que nos apartéis de fornicación (relaciones sexuales fuera del matrimonio); que cada uno de nosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor; no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios; que ninguno se agravie ni engañe a nada a su hermano; porque el Señor es vengador de todo esto…"

La palabra "agravie" es el griego significa, "provocar el deseo sexual en otro que no pueda satisfacerse en santidad". Muchas señoritas no entienden como Dios hizo al varón, El se excita sexualmente por lo que ve, y por lo tanto, la muchacha cristiana debe tener mucho cuidado con la forma en que se viste y se arregla. NO estoy diciendo que ella tiene que vestirse como su abuelita del siglo pasado, pero si estoy diciendo que necesita vestirse en una manera modesta y femenina. Si se viste en una forma provocativa, posiblemente ella será culpable de prender en el muchacho un fuego que no se puede satisfacer en cantidad. Ella es tan culpable del pecado como el joven con pensamientos pecaminosos.

Pregúntate, señorita "¿Deseo yo provocar amor y respeto del sexo opuesto? Ó ¿quiero yo provocar lujuria?" Hay una gran diferencia. Si guardas tu sexualidad para el día de tu boda puedes beber hasta vaciar la copa del amor físico y agradar a Dios haciéndolo.

0 comentarios:

Publicar un comentario