martes, 23 de junio de 2009

EL CREADOR DE LA LIBERTAD

En esta oportunidad quiero escribir un poco de uno de los principios más importantes del ser humano; precisamente es uno de los atributos con los que fue constituido el hombre desde un principio; yo se que en algún momento muchas personas que han decidido no creer en un ser superior, no estarán deacuerdo conmigo; y por esa razón antes de adentrarme en el tema quiero que consideremos que para el vació de la nada, es difícil o imposible que pueda crear materia que en algún momento pueda reclamar vida y conciencia, y que esta materia pueda tener autonomía individual; no programada en una línea de acción o pensamiento, ya que esta razón permite que nos podamos diferenciar de cada ser humano; ese sello divino con el que existe el ser humano nos permite negar y afirmar que el ser humano no se origino de la nada; sino que existe una razón mucho mas profunda y sensata que a tras de cualquier teoría atea.

Dios cuando le dio la vida y conciencia al ser humano; por no decir a la materia (polvo)
no lo creó estableciendo para él un programa de acción; de ninguna manera, Dios nunca creo al hombre para que hiciera lo que el quisiera, ya que siempre existió dentro del diseño del hombre la posibilidad de querer o no hacer lo que Dios pediera, en otras palabras existió la posibilidad de pensar, decidir y actuar; lo que supone por supuesto autonomía, libertad; desde luego todas las acciones van amarradas a las consecuencias de ellas, y desde luego a la manera o forma de enfrentar esas consecuencias.

El primer ejemplo de libre albedrío esta impreso desde que el hombre se encuentra en el jardín del edén. Dios le pide a la primera pareja no comer del fruto de un árbol; y a esa pareja no le puso ningún impedimento para que no comiesen de ese fruto. Dios siempre los dejo en libertad para seguir su instrucción o no; en algún momento les advirtió las consecuencias que les podría acarrear una decisión equivocada; pero nunca los coaccionó para actuar según su voluntad, cosa que satanás representado en una serpiente no respeto, ya que satanás no respeto la decisión propia de Eva y utilizando la advertencia que Dios les había hecho, coaccionó a la mujer para que esta, junto con su marido desobedecieran; actuarán equivocadamente, no siguiendo su propia decisión.

Dios es tan respetuoso que deja a discreción personal comprometerse con él en una relación personal, como lo evidencia el compromiso de Israel a su llegada a la tierra prometida desde Egipto (Deuteronomio 30.15-20) Israel nunca ha estado atado a servir a Dios; fue decisión del pueblo querer servirlo, y por ese compromiso, es que ellos crearon todo un sistema religioso que muchos han criticado, sin embargo es fruto de su decisión.

Por otro lado la libertad de pensar, decidir, y actuar; esta entrelazado con la actitud con la que enfrentamos las consecuencias de nuestras acciones, a esta actitud, o forma de responder a nuestros actos se le llama responsabilidad, o irresponsabilidad; por lo tanto la libertad y la responsabilidad son dos palabras que unidas nos permiten vivir en un ambiente de respeto a las normas que regulan la convivencia pacifica de todo un cuerpo social. La libertad no es actuar desenfrenadamente como se quiera; porque si fuera así, podríamos matar, robar, mentir, etc.

La libertad esta atada a la responsabilidad, la cual intrínsicamente esta entrelazada a normas o parámetros; ya que sin normas o criterios de acción no podemos ser responsables, lo que nos permite pensar que la verdadera libertad no exime a las reglas o normas; sin embargo el libertinaje si lo hace.

Dios es el creador de la libertad, pero no del libertinaje.

0 comentarios:

Publicar un comentario