lunes, 15 de junio de 2009

¿LA SALVACIÓN SE PIERDE O NO?


ISAIAS 26.3-4

Décadas atrás se perdió valioso tiempo debatiendo si la salvación se pierde o no; y eso permitió que se nos desviara la vista de otras doctrinas tan esenciales como por ejemplo las evidencias de la salvación. Y por otro lado permitió que muchos detractores de la biblia encontraran en ese debate una oportunidad para afianzar la afirmación que la biblia es un libro lleno de contradicciones.
Para ambas posturas encontramos en la biblia textos que nos pueden servir para defender la postura particular de cada quién; pues hay citas de muchos versos que no necesariamente hablan fuera de contexto y que apoyarían los criterios de cada uno. ¿Entonces la biblia se contradice? De ninguna manera. ¿Entonces porque encontramos en la biblia alusiones para ambas posturas?


Creo que primero: Es necesario saber que es la salvación:
El concepto de salvación eterna, salvación celestial o salvación espiritual hace referencia a la salvación del alma, por la cual el alma se libraría de una amenaza eterna (castigo eterno o condenación eterna) que la esperaría tras la muerte. En teología el estudio de la salvación se llama soteriología y es un concepto vitalmente importante en varias religiones. El cristianismo acepta la salvación como la liberación de la esclavitud del pecado y de la condenación, resultando en la vida eterna con Dios dentro de su Reino. El sacrificio de Cristo hace que se le denomine Salvador.
Soteriología:


Rama de la Teología, en especial de la cristiana, que estudia la Doctrina de Salvación, centrada en la persona y obra de Jesucristo y de como se hace posible la salvación espiritual en él.


Segundo; definir a que tipo de salvación se refieren cuando se habla de este tipo de textos; yo en lo personal creo que existen dos tipos de "salvación" y ahora lo explicare. Primero la salvación real que se recibe cuando dejamos entrar a cristo en nuestro corazón, con una actitud sincera y fruto de esa confesión se crean convicciones reales que producen evidencias, pues no se trata únicamente de un acto de “fé” recibir a cristo ya que decir yo lo acepto es sencillo; lo necesario es que esa confesión haya sido hecha de corazón, no del diente al labio; pues si no hay arrepentimiento, no se deja atrás el viejo hombre; esa salvación se puede cuestionar; ya que una salvación genuina se refleja en evidencias. Dios ve el corazón con el que nos acercamos a el, y si la decisión no es sincera él lo sabe; y nosotros lo sabremos por las evidencias de un nuevo hombre. 2 corintios 5.17


Base teológica: Col 3.1; Tit 3.5; Juan 3.3; Luc. 19.10; Ro. 3.23; Efes. 2.1-5; I Tim. 2.4; Hech. 2.40; Juan 3.3-6; Hech. 4.12; Juan 14.6; I Timoteo. 2.5….


Pero también existe una salvación fundamentada en convicciones irreales o infundadas y no nacidas del corazón del ser humano, que son fruto de una decisión del diente al labio, que jamás genero evidencias concretas en su vida; ya que por esta razón Jesús nos enseño que por sus frutos los conoceríamos y nos conocerían también; eso quiere decir que nuestro señor es objetivo y veras, ya que no se puede especular en este sentido; es o no es.
Base teológica: Ro. 8.16; Heb. 12.14; II Cor. 5.17; Efes. 4.24; Gal. 5.22-23
Sin embargo también se nos habla en la biblia que cuando Cristo regrese por su iglesia se hará una especie de depuración en la iglesia, lo que supone que muchos de los que pensaron ser salvos, estaban aferrados a una salvación inexistente, pues nunca la demostraron con hechos reales. 


La confesión de fe sincera, incluye arrepentimiento y esto es igual a salvación; y la salvación es igual a pruebas u obras de una fé real en cristo, de lo contrario no los podríamos conocer por sus frutos, y los frutos son los resultados prácticos en la vida particular de cada quien.
Santiago 2.14-26, Efes. 2.8-10


En conclusión creo que La salvación real nunca se perderá, jamás pues es un regalo inmerecido que Dios. Efes. 1.13-14; 2.8-10 sin embargo la "salvación" que profesan muchos religiosos sin arrepentimiento genuino, si se pierde, porque es irreal ya que no tiene evidencias.... Mateo 13.24-30; Juan 15.2-6, Mateo 7.21-23


Las obras no son necesarias para salvar a nadie; pero si son fruto de la salvación, por eso es que la fé sin obras es muerta; la salvación genera pruebas, la salvación infundada irreal no tiene evidencias; muchos dicen señor, señor... Pero no todos son cristianos reales; ni mucho menos salvos. Mateo 7.15-20; 25.31-46 

Edgar Ramírez

Maestro de Educación Cristiana

0 comentarios:

Publicar un comentario