lunes, 8 de junio de 2009

LA VOLUNTAD DE DIOS PARTE II

LA VOLUNTAD DE DIOS
Marcos 3.35


Introducción

La voluntad de Dios se expresa a través de sus instrucciones impresas en su palabra, la biblia; sin embargo es importante considerar que Dios es soberano y que puede utilizar otros medios para hacernos conocer el deseo de su corazón; la biblia encierra todo el conjunto de normas que son el resultado de su voluntad; sin embargo no es por el cumplimiento al pie de la letra que nos vamos al cielo, sino por la gracia de Dios en Cristo; pero es importante también que dentro de nuestros corazones exista el deseo por hacer la voluntad de Dios, como resultado de una fé autentica.


I) En algunos pasajes la voluntad de Dios es otra manera de decir la ley de Dios.
(Ley = instrucción) (Instrucción = voluntad)



*El apóstol pablo relaciona la ley y la voluntad de Dios.
Romanos 2.17-18

*David se agrada por hacer la voluntad de Dios expresada en las instrucciones divinas.
Salmos 40.8

*Dios se agrada más de la obediencia a sus instrucciones, que a la mentalidad religiosa del pueblo. I Samuel 15: 1-3, 9, 15, 22-23


II) La voluntad de Dios es cualquier cosa que él desee expresamente.


*Salvación: Dios desea la salvación del mundo. Juan 5.30; 6.40.


*La santificación: Dios desea la santificación de su pueblo. I Tes. 4.3


III) La voluntad de Dios puede referirse a lo que Dios permite que ocurra.


*Nuestra predestinación. Efesios 1.11

*Padecimientos por causa de la justicia. I Pedro 3.17; 4.19.

*A veces Dios permite que nos enfrentemos a las consecuencias de malas decisiones.

Principio de Libertad: Dios creo al hombre libre para pensar, decidir, y enfrentar las consecuencias de sus decisiones. No lo creo programado para hacer él quiera.
Génesis 2.16-17; 3.1-6, Mateo 7.13-14, Galatas 5.13, I Corintios 8.9, Juan 3.16

*Lo que Dios nunca deseara según su voluntad es: pecado, codicia, violencia, impunidad, injusticia… etc.

CONCLUSIÓN

La voluntad de Dios se puede expresar de diferentes maneras; lo importante es saber reconocer a través de los principios bíblicos, y querer aplicar su voluntad en nuestras vidas.

0 comentarios:

Publicar un comentario