"El sabio puede cambiar de opinión. El necio, nunca" Immanuel Kant

domingo, 26 de julio de 2009

La Soberanía de Dios


La Soberanía de Dios
Por Reverando G. Van Baren

Mucha gente en nuestros días niega a Dios y Su control sobre todas las cosas. Estos insisten en caminar en su ignorancia – porque ellos rechazan cualquier testimonio de la Biblia. Muchos Cristianos, sin embargo, también parecen estar inseguros de la extensión de el poder y de el control de Dios. Ellos están dispuestos a conceder que Dios trata de salvar a los pecadores – pero ellos no están seguros de si Dios puede real y plenamente llevar a cabo Su propósito. Ellos están de acuerdo de que Dios manda todas las buenas cosas – pero están mal dispuestos para mantener que Dios manda las guerras y las enfermedades. Están listos para decir que Dios guía a los hombres buenos – pero titubean confesar que los hombres malos están también bajo Su dirección y control.


Una de estas verdades la cual ha sido histórica y enfáticamente confesada por las iglesias Reformadas Calvinistas es aquella de la Soberanía de nuestro Dios. La soberanía se refiere al absoluto, total gobierno y control sobre todas las cosas, un gobierno que sólo Dios posee. La soberanía de Dios no está limitada. Ni está dada a El. Pero es sin límite, y es el derecho personal de Dios. Dios no es el Gobernador de alguna clase de democracia en la cual El gobierna por la voluntad de la gente. Su gobierno y autoridad le pertenece exclusivamente a El mismo – y Dios ejercita plenamente este gobierno en Su creación. El es el Soberano. Nada ni nadie escapa a Su regla.

Esta es una verdad vital. Sin ella, o al distorsionarla, uno no puede sino proponer doctrinas u opiniones contrarias a la Palabra de Dios. Considere esto por una vez a la luz de aquello que la misma Biblia enseña.

Primero que nada, la Soberanía de Dios incluye el hecho de que El ha formado por medio de Su poderosa Palabra el todo del universo y que El preserva su existencia. ¡Este hecho asombra a la imaginación! El universo en sí mismo es tan vasto que el hombre no sabe cómo describir su comienzo o su fin. El número de estrellas es tan grande que se hacen incontables. La energía gastada por estos cuerpos celestiales en el universo no puede ser medida.

Están aquellos que afirman el ser ignorantes concernientes al origen de este universo. Algunos sugieren de que quizás es eterno. Pero la Biblia nos dice simplemente, “En el principio Dios creó los cielos y la tierra,” (Gen. 1:1) y Hebreos 11:3 declara, “Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.” ¡Imagínese! Dios creó el vasto universo – y El mismo está muy por encima de él, tampoco está El limitado por éste. Así también Salomón oró en su dedicación del templo en Jerusalén, “Pero ¿es verdad que Dios morará sobre la tierra?” He aquí que los cielos, los cielos de los cielos no te pueden contener; ¿Cuánto menos esta casa que yo he edificado?” (I Reyes 8:27).

Pero la Soberanía de Dios no está limitada a la formación de todas las cosas por medio de Su poderosa Palabra. El es Soberano en que El dirige y gobierna todas las cosas que suceden. Dios coloca al mar dentro de sus límites: Job 38:8, “¿Quién encerró con puertas el mar, cuando se derramaba saliéndose de su seno?” O nuevamente, “El es quien cubre de nubes los cielos, El que prepara la lluvia para la tierra, El que hace a los montes producir hierba” (Sal.147:8). No es sorprendente de que el Dios soberano haga que cada gota de lluvia caiga donde El quiere; El hace que cada copo de nieve descienda de acuerdo a Su buen gusto. Esta no es la extensión de Su poder, sin embargo. El poder de Dios se extiende sobre las aves de los cielos y aún sobre los cabellos que caen de nuestras cabezas. Jesús dijo, “¿No se venden dos pajarillos por un cuarto? Con todo, ni uno de ellos cae a la tierra sin vuestro Padre, pues aún vuestros cabellos están todos contados.” (Mat. 10:29,30).

Pero aún más asombroso, a pesar de ser disputado por muchos, es el hecho de que el poder de Dios dirige las guerras, la pestilencia, enfermedades y el viento que vienen sobre la tierra. No sólo el como Dios manda la paz , sino que El causa también la guerra. El no sólo da la salud, sino que El también envía la enfermedad y la muerte. Dios dice en Isaías 45:7, “que formo la luz y creo las tinieblas, que hago la paz y creo la adversidad, Yo Jehová soy el que hago todo esto.” Nuevamente leemos en el Salmo 46:8, “Venid, ved las obras de Jehová, que ha puesto asolamientos en la tierra.” Cuando los Cristianos entonces escuchen de o se encuentran con los terribles huracanes o tornados, cuando ellos miren la destrucción de la enfermedad, cuando ellos vean la ruina de las guerras – dejémosles confesar: “La mano del Señor dirige todas estas cosas.”

Hay aún una más asombrosa maravilla en este hecho de la Soberanía de Dios. Su gobierno se extiende aún sobre los hombres malvados – sí y aún sobre el mismo diablo. Muchos niegan esto. A menudo se sugiere que Dios influye y dirige a los hombres buenos – pero los hombres malos y el diablo son fuerzas menores fuera del gobierno de Dios. Se admite que Dios puede frustrar los designios diabólicos de estas fuerzas de la obscuridad, pero la afirmación es que estos son sin embargo, fuerzas independientes. Si esta opinión fue correcta, habría un serio límite a o abreviación de la Soberanía de Dios. El hecho es, sin embargo de que Dios es también soberano con respecto a los hombres malos. Ellos no pueden levantar un pequeño dedo, ellos no pueden llevar a cabo un hecho malo sino que esto está bajo el absoluto control de Dios.

Que esto es cierto puedo ser también claramente demostrado por la Escritura. Leemos en Exodo, capítulos 3 y 4, que Moisés quien antes había huido de Egipto, estaba cuidando el rebaño de su suegro, Jetro. Esta había sido su ocupación durante los pasados 40 años. De repente, Dios cambió la vida de Moisés. Dios se encontró con él en la ardiente pero no consumida zarza, en el desierto y le instruyó a él a ir al Faraón con el mandato de dejar ir al pueblo de Dios. Pero entonces Dios le dijo a Moisés , “Cuando hayas vuelto a Egipto, mira que hagas delante de Faraón todas las maravillas que he puesto en tu mano; pero yo endureceré su corazón de modo que no dejará ir al pueblo,” no es cierto de que el Faraón primero endureció su corazón y que después Dios lo haya endurecido. Antes aún de que el Faraón estuviese enterado de la existencia de Moisés, Dios enfatiza: “yo endureceré el corazón del Faraón.” (Ex. 4:21). Como resultado de este acto de Dios, Faraón endurece su corazón. A pesar de que Dios endurecen el corazón del Faraón, aún así, el mismo Faraón es hecho responsable y es terriblemente castigado, a través de las diez plagas por este pecado.

¿Y por qué Dios endurecería el corazón del Faraón? El apóstol Pablo responde con las palabras de Romanos 9:17 : “porque la Escritura dice a Faraón: Para esto mismo te he levantado, para mostrar en ti mi poder, y para que mi nombre sea anunciado por toda la tierra.”

Otros ejemplos son mencionados en la Escritura. Está el recuento de I de Reyes 22, donde Acab busca consejo a través de sus falsos profetas en lo referente a su plan de luchar contra Siria. Estos falsos profetas unánimemente le urgieron a el ir a la batalla con la seguridad de la victoria. Pero, entonces Acab llamó al profeta de Dios, Micaías. Micaías le explicó a Acab de que era Dios quien puso un espíritu de mentira en las bocas de los falsos profetas de Acab a fin de dirigir a Acab a su destrucción en esta batalla. Dios era soberano aún sobre estos falsos profetas.

Pero, también hay más, porque aún el mismo diablo está bajo el directo control de Dios. Posiblemente la evidencia más clara de esto se encuentra en el libro de Job. En el primer capítulo leemos que Satanás compareció delante de Dios. Dios le recordó a Satanás de Job, quien era “varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal.” “Ah,” dice Satanás “¿Acaso teme Job a Dios de balde? Toca todo lo que tiene y verás si no blasfema contra ti.” Entonces Dios le dice a Satanás en el versículo 12, “He aquí todo lo que tiene está en tu mano; solamente no pongas tu mano sobre él.” Así Dios le dio a Satanás un poder específico pero limitado para llevar a cabo su malvado designio de tratar de causar que Job maldiga a Dios.

Pero hay aún más maravillosa, asombrosa evidencia de la Soberanía de Dios revelada en la Escritura. Este Dios Todo Poderoso, a través de Su propio poder solamente, salva a Su gente del pecado y la muerte los lleva a ellos a la gloria celestial. Muchos predicadores equivocados podrán sugerir que Dios no tiene poder para salvar al pecador. Ellos, sugieren que Jesús se para fuera del corazón del pecador y que insistentemente llama a esa puerta. La acción decisiva que dirija hacia la salvación deberá ser tomada por el hombre. Pero esa no es la presentación de la Escritura. En Jeremías 31:18,19, leemos: “Conviérteme y seré convertido, porque tú eres Jehová mi Dios. Porque después que me aparté tuve arrepentimiento, y después que reconocí mi falta, herí mi muslo; y me avergoncé y me confundí , porque llevé la afrenta de mi juventud.” Y leemos en lo concerniente a la predicación de los misioneros Pablo y Bernabé, “Los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna.” (Hechos 13:48) Y en otro viaje misionero, Pablo habla de mujeres adorando junto al río cerca de Filipos. Una de estas mujeres, Lidia, creyó. En lo relativo a ella, leemos, “y el Señor abrió el corazón de ella para que estuviese atenta a lo que Pablo decía.” (Hechos 16:14)

Además, fue la Soberanía de Dios la cual fue evidente en la crucifixión de Jesucristo. Cuando uno examina lo que sucedió en la cruz, uno debería estar inclinado a indicar que las cosas se salieron fuera de mano. Casi parecería que Dios hubiera perdido el control. Parecía como si Satanás estaba por obtener la victoria. Pero, eso es exactamente lo que no sucedió. Dios tenía todas las cosas bajo control en la cruz. Lo que pasó, pasó en armonía con Su gran propósito. Así también Pedro explica a la audiencia en Pentecostés cuando él les dijo a ellos, “Jesús, entregado por el determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios, prendisteis y matasteis por manos de inicuos, crucificándole.” (Hechos 2:23) Dios había determinado que la cruz debía venir – pero hombres perversos tomaron y crucificaron a Cristo. Así, Dios usó la mala acción de los hombres malvados para cumplir Su glorioso propósito.

Es también este mismo soberano, todopoderoso poder de Dios, con lo cual El preserva a Su gente en la salvación que El les da a ellos. Leemos en Filipenses 1:6, “estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo.”

El Dios Soberano ha revelado Su absoluto control sobre todas las cosas al salvar a gente del pecado y llevarlos a ellos al cielo con todas sus glorias.

¿Es importante que el fiel Cristiano mantenga esta presentación Escritural de la Soberanía de Dios? ¡Muy definitivamente! La razón misma para que todo el universo exista es de que el Nombre de Dios pueda ser grandemente exaltado. Todo lo que ha sucedido, y todo lo que está por ocurrir debe servir al propósito de glorificar a Dios. Nadie ni nada podrá intentar quitarlo fuera de la Soberanía de nuestro Dios.

Es la marca característica de toda herejía que la verdad de la Soberanía de Dios sea comprometida. El hombre introducirá aquello que exalta al hombre, aquello que exalta el poder o la habilidad del hombre o aquello que denuncia que el hombre tiene cierta capacidad para ganar o merecer algo de Dios. O el hombre deliberadamente intenta quitar del absoluto gobierno de Dios sugiriendo que otros, fuera de Dios, poseen un poder independiente.

Pero es la marca de un Cristiano fiel y de la iglesia verdadera que estos creen y confiesan la verdad Escritural de la absoluta Soberanía de Dios. Toda doctrina, cada confesión deberá estar fundada sobre la verdad de la Soberanía de Dios. Cualquier cosa que quite en cualquier forma de esta verdad, deberá ser rechazada. Deberá seguirle la verdadera doctrina y revelar la verdad de que Dios es el Unico Soberano.

El Cristiano deberá también vivir y caminar en el conocimiento de esta verdad. Muy a menudo uno podría pensar de sí mismo como independiente – libre del poder y de la autoridad de Dios. Una persona no busca el rostro de Dios en oración como él debería. El no apoya la causa del reino de Dios como un fiel hijo de Dios lo es llamado a hacerlo. El encuentra placer en este mundo con todas sus lujurias. Ese tal individuo vive como si Dios no fuera el Unico Soberano.

¡Qué maravillosa verdad es la confesión de la Soberanía de Dios! Mi Dios es Aquel que escucha y puede contestar a mi oración. Mi Dios dirige todas las cosas para mi bien (Rom. 8:28 ). Porque mi Dios es absolutamente soberano, no hay casualidades verdaderas las cuales me puedan sobrevenir. Y de seguro en la casa de Jehová moraré por largos días – Mi Dios Soberano ve porque así sea a través de Su Hijo Jesucristo.

Qué consuelo, qué seguridad es para el Cristiano el saber y el confesar la Soberanía de Dios. No hay nada entonces, que me pueda separar del amor de Dios. “Porque” dice la palabra de Dios, “por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni por lo venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios que es en Cristo Jesús, Señor nuestro.” ( Rom. 8:38-39). Esto es verdad porque Dios es el Dios Soberano. ¡Gracias a Dios que El lo es!

sábado, 25 de julio de 2009

E l O r i g e n d e l M a l

En esta ocación les quiero presentar un articulo escrito por el traductor de muchas obras que he leido y que han estado en ingles y él las ha traducido al español; se trata de Santiago Escuain; espero que les sean de mucha bendición.


Si Dios es bueno, ¿de dónde surgió el mal? ¿Por qué creó Dios al hombre capaz de pecar? Y, en todo caso, ¿por qué fue tentado el hombre? ¿Es el mal coeterno con el bien? ¿Hay quizá dos deidades, como afirma el Zoroastrismo, que son eternas, una buena y otra mala, en eterna lucha entre sí? En todo caso, si el mal tuvo un origen, en la caída de Lucifer o Satanás, ¿qué produjo esta caída? ¿Qué es lo que originó su caída y la primera entrada de mal en la creación de Dios? Y si es así, ¿por qué Dios lo permitió? Se pueden añadir algunas preguntas más. También: ¿Por qué decidió Dios crear? ¿Acaso Dios se encontraba en soledad? Todas esas son preguntas que surgen con frecuencia. Y siguen unas respuestas que servirán de ayuda para ver una solución satisfactoria a estos aparentes problemas.

La respuesta cristiana acerca del origen del mal es satisfactoria. En primer lugar, NO se trata del origen de una entidad positiva que tuviera que aparecer de alguna manera por creación, lo que constituye el obstáculo que tantas veces se presenta; se trata más bien, como veremos más adelante, de la destrucción de una relación, de algo negativo.

La clave de la respuesta es el AMOR. Cierto. Un ser creado no puede amar a no ser que su adhesión al objeto de su amor sea libremente dada. No hay amor en los autómatas programados para una conducta determinada. Y esta es la razón de que Dios no hiciera santos al hombre ni a los ángeles, sino inocentes. Y se trata de dos conceptos bien distintos.

Dios hizo a los ángeles y a la primera pareja humana, que necesariamente dependen de Él, que es el Absoluto, el Ser que existe en Sí mismo. Él es. Él es el gran YHWH, YO SOY EL QUE SOY. En cambio, las criaturas, ángeles o humanos, han venido a ser. Antes no eran. Y podrían no haber sido. Son contingentes. Y dependientes de Él para el pleno goce de todo el potencial y destino para el que Dios los ha creado. Esto nos lleva a considerar los siguientes puntos:

1) Dios, en su Tri-personalidad en un solo Ser, está totalmente autosatisfecho. No precisa de ningún ser fuera de Sí mismo para gozar de un grado infinito de amor, comunicación y comunión, por cuanto las Personas que subsisten en el seno de la única Deidad gozan de una tripartita satisfacción de amor y de comunión entre sí. Dios «no estaba solo», y más aun, su gozo y comunión eran plenamente satisfactorias en el seno de la Deidad (cp. Juan 1:1; 17:5).

2) La decisión divina de crear fue, así, totalmente libre, fruto de una voluntad divina no condicionada por ninguna clase de necesidad. Él, el Infinito Personal Absoluto, quiso crear muchos seres, necesariamente finitos, pero a Su imagen y semejanza, para que tuvieran relación y comunión con Él. Cosa hecha posible también al dotarlos con el don del lenguaje, un reflejo de la naturaleza misma eterna de la Deidad (Juan 1:1).

3) Como ya se ha indicado más arriba, era totalmente necesario que las criaturas, angélicas o humanas, poseyeran la capacidad de amar. Pero la genuina capacidad de amar exige, por su misma naturaleza, que sea un acto libre. Una libre adhesión. No olvidemos que en el caso del amor del ser creado hacia el Creador no se trata de un amor de igual a igual, sino del amor de un ser contingente y dependiente hacia el Creador absoluto y autoexistente.

Aquí es necesario hacer un inciso, haciendo mención del mandamiento de amar a Dios sobre todas las cosas, con la declaración de que Dios es un Dios celoso ante aquellos que no le aman. Se ha de tener en cuenta que este mandamiento, como toda la Ley, presupone que el hombre es pecador, que ya ha caído en pecado. En su estado de inocencia, el hombre no recibió este mandamiento. ¿Por qué no? Porque no era necesario. El hombre no caído no sólo amaba a Dios, sino que gozaba de Él, se sentía arrobado con Él. Le cantaba alabanzas que salían de un corazón lleno de gozo y agradecimiento, no sólo por lo que había Él hecho, sino también por Él mismo. Como un enamorado con su enamorada, o viceversa. ¿Qué sucede entonces? Que el hombre, al caer, se enemista él con Dios (Dios va en pos del hombre para redimirlo), y comienza a huir de Dios, aborreciéndolo. Y el mandamiento de amar a Dios, dado precisamente después de la Caída, hace patente la condición de pecado en que se encuentra el hombre, y que la Ley no lo podrá liberar jamás, sino la Gracia.

4) Pasemos al hecho mismo de la Caída. El Mal no debe ser considerado como una entidad positiva, como ya se ha indicado más arriba. No. Se trata de una deficiencia, y que por la naturaleza misma de las cosas ha de ser necesariamente posible (pues en caso contrario no habría un amor y adhesión verdaderos y libremente dados). Esta deficiencia tiene lugar en una actitud que pasa de la complacencia en Dios a la desconfianza, a la incredulidad, a la enemistad.

Sabemos como se generó en el hombre la desconfianza en Dios (Génesis 3).
No lo sabemos tan claramente en el caso de Satanás, aunque en la Escritura se nos indica que surgió el pecado, es decir, la deficiencia, en el Querubín Protector. Sabemos, sin embargo, que hubo un principio en el pecado de Satanás, un pecado en el que él tiene toda la responsabilidad moral. Y que esta caída no fue generada por el mismo Dios, aunque Dios ciertamente dejó abierta dicha posibilidad, a fin de que no fuera imposible la manifestación del amor y de la adhesión de este amor, que son naturales en una criatura contingente hacia la fuente de vida abundante, llena de gozo, en la que el mismo Dios es el objeto de un amor que se olvida de sí mismo y que se llena de un gozo inenarrable en la contemplación del objeto de su amor.

No pasaré a extenderme aquí en toda la cuestión de la redención prometida al hombre y alcanzada por el mismo Dios hecho hombre, que murió en la cruz y que resucitó, y que abrió el camino al perdón, a la justificación, a la santificación y a la glorificación para los que vuelvan a Él, pues mi objeto era sólo hacer unas reflexiones acerca del origen del mal.

Pero realmente es necesario mencionar que el mismo Dios no sólo asumió la Cruz y nuestra condenación ante Su justicia (condenación asimismo necesaria en la naturaleza misma de las cosas, debido a que la justicia, el hecho de que no se pueden esquivar las consecuencias de las acciones cometidas, no podía pasar por alto el pecado) sino que también en su vida encarnada Dios el Hijo sintió de una manera propia e infinitamente profunda todas nuestras debilidades (cp. Juan 4:6; 11:33-35) con exclusión del pecado (Hebreos 4:15).

Por: Santiago Escuain
Para descargar documento original hacer clic aqui

viernes, 24 de julio de 2009

HISTORIA DE LA IGLESIA

LA HISTORIA DE LA IGLESIA CRISTIANA ES INMENSAMENTE AMPLIA, SIN EMBARGO EN ESTA OPORTUNIDAD QUIERO COMPARTIR UN DOCUMENTO DE ALREDEDOR DE 40 PAGINAS Y ES UNA UNA BREVE SINOPSIS DE LA HISTORIA PÚBLICA DE LA IGLESIA; ESPERO QUE PARA QUIENES QUIERAN CONOCER UN POCO DE LA HISTORIA ECLESIASTICA PUEDAN ENCONTRAN EN ESTE MATERIAL UN POCO DE AYUDA.

BENDICIONES

EL DOCUMENTO ESTA EN PDF

AUTOR: G. H. S. PRICE
HISTORIA DE LA IGLESIA PARA DESCARGAR HACER CLIC AQUI

sábado, 18 de julio de 2009

RECHAZANDO EL CONOCIMIENTO DE DIOS

Hemos llegado a esta altura a la verdadera fuente del problema humano. Los hombres y las mujeres han rechazado el principio del conocimiento de Dios por razones morales y psicológicas. Pero les resulta imposible detenerse ahí. Han rechazado a Dios; pero todavía son criaturas divinas y en su carácter intelectual y moral tienen necesidad de Dios (o de algo que se le asemeje). Al ser reacias y conocer el verdadero Dios y al no poder vivir sin él, se inventan dioses sustitutos para ocupar su lugar. Estos dioses pueden ser las leyes científicas sofisticadas de nuestra cultura, los dioses y las diosas del mundo griego y romano, o las imágenes bestiales y depravadas del paganismo.

La universalidad de la religión en este planeta no se debe a que los hombres y las mujeres estén buscando a Dios, como algunos han argumentado. En realidad, se debe a que no desean aceptar a Dios, y sin embargo, necesitan algo que ocupe el lugar de Dios.

El proceso de rechazo es un proceso de tres etapas, bien conocido por los psicólogos contemporáneos: el trauma, la represión y la sustitución. En su análisis del ateísmo, Sproul demuestra que la confrontación con el Dios verdadero choca y lastima a las personas. Es traumática. Como consecuencia, reprimimos lo que sabemos.

"No hay ningún trauma si los ojos permanecen siempre cerrados y la luz no puede penetrar. Pero los ojos se cierran como reacción al choque provocado por la luz -luego de haber experimentado el dolor". El punto importante es que el conocimiento de Dios, aunque reprimido, no puede ser destruido. Permanece intacto, aunque profundamente enterrado en el subconsciente. Su ausencia es sentida, y el Dios verdadero es sustituido por "lo que no es Dios".

por James Montgomery Boice

JESUS ES EL UNICO OBJETO ACEPTABLE DE FE SALVADORA

Algunas personas piensan que no importa lo que alguien crea, siempre y cuando la persona sea sincera. Pero sin un objeto válido tu fe no sirve.

Si tú bebés veneno-pensando que es medicina-toda fe del mundo no va a restaurar tu salud. De la misma manera, si Jesús es la única fuente de salvación, y estás confiando en alguien ó algo más para tu salvación, tu fe no sirve.

Muchas personas creen que hay muchos caminos para llegar a Dios y que cada religión representa una parte de la verdad. Pero Jesús dijo, “Yo soy el camino, la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6). El no dijo que era uno de muchos caminos legítimos para llegar a Dios, ó el camino a Dios sólo para esa época. El dijo ser el único camino a Dios-en ese entonces y para siempre.

miércoles, 15 de julio de 2009

Charles Darwin fue agnóstico NO ATEO

En 1879, cuando Darwin estaba escribiendo su autobiografía, le llegó una carta preguntándole si él creía en el Dios Yahvé, y si el teísmo y la evolución eran compatibles. Él replicó que «un hombre puede ser un ardiente teísta y un evolucionista», citando como ejemplos a Charles Kingsley y Asa Gray; con respecto a él, dijo que «nunca había sido ateo en el sentido de negar la existencia de un Dios». Agregó: «Creo que en general (y más cuanto más viejo me hago) aunque no siempre, creo que "agnóstico" sería una descripción correcta de mi pensamiento».

El jueves 28 de septiembre de 1881 Darwin recibió la visita de dos conocidos ateos: Ludwig Büchner y Edward Aveling. Estaba presente Brodie Innes, un religioso amigo de la familia.

Darwin explicó sagazmente que «el reverendo y yo hemos sido medio amigos por treinta años. Nunca hemos estado de acuerdo en ningún tema: más bien nos miramos y cada uno piensa que el otro debe estar muy enfermo». En la charla después de la cena, Darwin les preguntó a sus invitados: «¿Por qué se hacen llamar ateos?», explicando que él prefería la palabra agnóstico. Aveling replicó que «un agnóstico no era sino un ateo elástico, y un ateo no era sino un agnóstico agresivo». Darwin respondió: «¿Y por qué tienen que ser tan agresivos?», preguntándose qué iban a ganar imponiendo esas nuevas ideas en la gente, cuando la libertad de pensamiento estaba «más que bien» para las personas educadas, pero si la gente ordinaria «estaría madura para ello».

Aveling respondió que si «las revolucionarias verdades de la selección natural y sexual hubieran sido confinadas sólo para las pocas personas sensatas» y él «habría demorado la publicación del Origen de las especies, ¿dónde estaría el mundo en este momento?». Seguramente su propio ilustrativo ejemplo había alentado a los librepensadores a «proclamar la verdad desde los techos de las casas». Darwin en ese momento aceptó que «el cristianismo no está apoyado en evidencias», pero que él no estaba dispuesto a forzar esa idea en nadie, ya que de hecho «yo no abandoné el cristianismo hasta que tuve cuarenta años de edad».

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Agnosticismo

¿La octava maravilla del mundo es falsa o real?

19 mayo 2009 — Los compradores generalmente desconfían de los anuncios con excesivo bombo; saben que cualquier afirmación que suene a demasiado buena para ser verdad por lo general tiene gato encerrado. ¿Que vamos a pensar acerca de los titulares en los medios de comunicación que proclaman que un nuevo fósil de mono recién descubierto es «la octava maravilla del mundo»?


Darwinius massillae
Fotografía: PLoS ONE

Apenas salió a la luz el artículo científico en PLoS ONE1 que los medios de comunicación de masas se lanzaron en masa, como si coordinados, con la manida frase de «el eslabón perdido». Un par de comunicados de prensa acerca del nuevo lémur fósil de una hembra a la que se ha dado el nombre de Ida son serenos y racionales, como el de Gautum Naik en Wall Street Journal. Si lo que él escribe es cierto, que los debates actuales persistirán a pesar del fósil, entonces las afirmaciones de otros reporteros son evidentemente exagerados (véanse muestras más abajo).

Todo lo que se ha encontrado es un fósil bien conservado en Alemania que es lémur en un 955, al que se asigna una edad de 47 millones de años. Lo único que de que carece en relación con los lémures modernos es una diente especializada para el acicalado, una garra especializada para el acicalado, y una nariz húmeda (aunque «no podemos decir si tenía una nariz húmeda o no», según confesión de Philip Gingerich, presidente de la Sociedad de Paleontología Americana). Aparte de esto, el fósil parece el de un lémur moderno. Para los evolucionistas, tiene relevancia para debates acerca de si el antecesor común de todos los monos, simios y (supuestamente) nosotros, era un tarsero o un lémur. Nada tiene que ver con cuestiones de supuesta descendencia más reciente acerca de la evolución humana desde simios de tipología chimpancé que, según la historia darwinista, habrían divergido 41 millones de años más tarde. Como observa Naik, este fósil probablemente no va a convencer ni a los creacionistas, ni a los evolucionistas que creen que los tarseros fueron los antecesores comunes.

Pero todo esto no lo sabríamos por algunos de los reportajes que salen en la prensa. Science Daily lo califica como «extraordinario» y prodiga los tópicos darwinistas transicional, primitivo y antecesor. Este fósil, dicen, es una «Piedra de Rosetta» y «patrimonio de la humanidad» por lo que se refiere a su trascendencia. Es el «primer eslabón hacia todos los humanos», decía otro evolucionista. David Attenborough, que está preparando un documental televisivo llamado Link [eslabón] sobre este espécimen, decía: «Este pequeño ser va a mostrarnos nuestra vinculación con todo el resto de los mamíferos. El eslabón que habrían considerado como perdido hasta ahora ... ya no está perdido».

Uno podría preguntarse cómo Attenborough va a poder tener un documental listo para antena este 25 de mayo si este descubrimiento se está desvelando justo ahora. La verdad es que formaba parte de un estudio que ha estado realizándose durante dos años y que un equipo internacional de científicos ha mantenido en total secreto; por lo que parece han tenido todo el tiempo necesario para preparar la prensa para una campaña de bombo publicitario. Y bombo es lo que han tenido. Sky News parecía que iba a quedarse sin superlativos en su cobertura. El fósil es «descrito por expertos como la “octava maravilla del mundo”», proclamaba Alex Watts; «Dicen que su impacto sobre los círculos paleontológicos será “algo parecido al de un asteroide cayendo sobre la Tierra”». Charles Darwin ha sido vindicado: «Los investigadores dicen que la prueba de esta especie de transición finalmente confirma la teoría de la evolución de Charles Darwin, y las ideas entonces radicales y extravagantes que formuló durante su tiempo a bordo del Beagle». Citando a Attenborough: Darwin «se habría sentido entusiasmado» si hubiera visto este fósil:

«Este diminuto ser va a mostrarnos nuestra vinculación con todo el resto de los mamíferos», decía.

«Éste es el que nos conecta directamente con ellos.»

«Ahora la gente puede decir: “Vale, somos primates, mostradnos la conexión”.»

«El eslabón que hasta ahora habrían dicho que estaba perdido —bien, ya no está perdido.»

Jorn Hurum, el paleontólogo noruego que obtuvo el fósil, da una cita de peso: «Este fósil es realmente una parte de nuestra historia; forma parte de nuestra evolución, allá en lo hondo, lo más hondo de las eras, hace 47 millones de años.» Este fósil ha sido hecho objeto de admiración «como una pintura predilecta de Van Gogh o de Picasso». Hurum se sintió tan maravillado ante el mismo que «no pudo dormir durante dos días». Este ser vivía cuando «emergieron las primeras ballenas, los primeros caballos, murciélagos y monos» y es la «última pieza del rompecabezas de Darwin», escribía Watts. Y concluía con el triunfo de la ciencia sobre la religión: la reacción de la esposa del Obispo de Worcerster ante la teoría de Darwin, con su «famosa» actitud: «¡Que descendemos de los simios! Querido, esperemos que esto no resulte cierto, pero si es así, roguemos por que esto no se llegue a extender.» A lo que Watts añade con tono de triunfo: «Ahora, desde luego que sí».

Cosa sorprendente, BBC News parecía olerse una conspiración:

Pero algunos expertos independientes, que esperan una oportunidad para ver el nuevo fósil, sienten escepticismo ante estas afirmaciones. Y se han manifestado de forma crítica ante el bombo publicitario que ha rodeado a la presentación de Ida. El fósil fue lanzado con gran fanfarria en el Museo Americano de Historia Natural en Nueva York, y por el alcalde de la ciudad. Aunque los detalles del fósil acaban de publicarse en una revista científica —PLoS One—, ya están en liza un documental de TV y un libro ...

Los expertos independientes están deseosos de examinar el nuevo fósil, pero algo escépticos ante cualquier pretensión de que pueda ser «un eslabón perdido». El doctor Henry Gee, redactor jefe en la revisa Nature, decía que el término mismo era engañoso, y que la comunidad científica tendría que valorar su importancia. «Es cosa sumamente grata tener un nuevo descubrimiento, y será bien estudiado», decía. Pero añadía que no era probable que se encontrase en la misma categoría que descubrimientos principales como «el hombre de Flores» o los dinosaurios con plumas.

Sin embargo, el frenesí de los medios de comunicación parece impulsado por los descubridores mismos. La oportunidad apenas si parece una coincidencia. «La han llamado Darwinius masillae», observaba BBC News, «para celebrar su lugar de origen y el bicentenario del nacimiento de Charles Darwin». Hurum también decía a la BBC que era «un sueño convertido en realidad». Y Chris Beard, un paleontólogo americano, se sintió «pasmado» —no por el fósil, sino «por todo el aparato publicitario que rodea al nuevo fósil».

Live Science también informaba acerca de la sospechosa y estrepitosa propaganda alrededor de este fósil. «Los científicos destaparon el fósil con mucha pompa y circunstancia en el Museo Americano de Historia Natural, donde incluso el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, estaba ahí para exaltar el descubrimiento», decía Clara Moskowitz en su reportaje. «... El fósil ha estado cubierto de secreto, y su desvelamiento se realizó más como una producción de Hollywood que un descubrimiento científico». Moskowitz reproducía los superlativos pronunciados por el mismo Jorn Hurum, el director del equipo, casi como en tono de burla: «Esto es como un Santo Grial de la paleontología», decía él: «Este fósil probablemente aparecerá en todos los libros de texto durante los próximos 100 años».

Cuando se le preguntó si la publicidad que rodea al fósil no era excesiva (History Channel pregona el descubrimiento como «el descubrimiento más importante en 47 millones de años»), Hurum dijo que no le parecía así.

«Esto forma parte de divulgar la ciencia al público para conseguir su atención», decía: «No me parece que esté tan mal».

Como sería de esperar, el artículo científico es de tono mucho más prudente. «No interpretamos Darwinius como antropoide, pero los primates adapoides que representa merecen una comparación más cuidadosa con los altos primates que la que han recibido en el pasado». De hecho, lo más destacable acerca del fósil era su excepcional preservación —y su turbio pasado. Este fósil ha tenido una historia llena de altibajos. Fue descubierto por coleccionistas aficionados en 1983 y partido en dos mitades. Una mitad fue manipulada por un coleccionista de fósiles de Wyoming para hacer parecer que estaba completo, según informaba Science Daily. La otra mitad estuvo colgada de la pared de un coleccionista alemán hasta 2006, y luego cayó en manos de un marchante privado, que lo presentó al Profesor Hurum en una exposición comercial de fósiles. Sky News informaba que Hurum tuvo que conseguir el equivalente a 1 millón de dólares para adquirirlo —diez veces el precio de fósiles raros. Nadie dice si está dando bombo al fósil para ayudar a recuperar su inversión. En todo caso, los darwinistas, si no tienen verdaderas razones para su entusiasmo, están sin embargo entregados a este nuevo icono de su fe.


1. Franzen, Gingerich, Habersetzer, Hurum, Koenigswald, Smith, «Complete Primate Skeleton from the Middle Eocene of Messel in Germany: Morphology and Paleobiology», Public Library of Science ONE 4(5): e5723. doi:10.1371/journal.pone.0005723.

Aquí tenemos la versión del Partido Darwinista de una reunión de avivamiento o de éxtasis religioso. ¿No tienes fe? Cree —vienen a decir—, y visualiza tu legado evolutivo: adora esta nueva y santa reliquia, con la que Charles Darwin recibe su apoteosis. Sin olvidar la historia en el vitral pintado y animado del documentario de Attenborough, el dispensador de la doctrina darwinista a las grandes masas.


Y los lémures, lémures son ...
Fotografía: Snowmanradio

Es un lémur, amigos. Sencillamente, un lémur. No hay para tanto. Si este fósil es 95% lémur y se le describe como la 8ª Maravilla del Mundo, mejor será darnos un paseo e ir a ver un lémur al 100%, viviendo y coleando en el zoológico.

Ante todo el bombo desatado desde el Museo Americano de Historia Natural en Nueva York, es oportuno recordar la conferencia dada allí en 1981 por Colin Patterson, que era entonces Conservador de Invertebrados y Director del Museo Británico de Historia Natural, criticando incisivamente todo el planteamiento epistemológico del evolucionismo, con su acerada pregunta: «¿Me pueden decir algo acerca de la Evolución?». La lectura de esta conferencia y del turno de preguntas y respuestas que siguió es sumamente significativa en el tiempo presente.

Fuente: http://sedin-notas.blogspot.com/2009/05/ida-darwinius-masillae-otro-eslabon.html

martes, 14 de julio de 2009

Evolución ridiculizada en si misma

Por: Edgar Ramírez
Maestro de Educación Cristiana

"Porque habiendo conocido á Dios, no le glorificaron como á Dios, ni dieron gracias; antes se desvanecieron en sus discursos, y el necio corazón de ellos fué entenebrecido. Diciéndose ser sabios, se hicieron fatuos"

Evolución ridiculizada en si misma

Se supone según los evolucionistas; qué de las especies de dinosaurios ó especies prehistóricas contemporáneas evolucionaron en las aves de patio actuales, y también en otras similares. En este sentido se encuentra una infinita incoherencia, pues irrefutablemente se ha comprobado la extinción de los dinosaurios y toda especie de su época por diferentes posibles causas; supuestamente han sido poquísimas las especies que han logrado sobrevivir a cataclismos naturales que han azotado al planeta, una y otra vez; lo que naturalmente constata el fulmínate exterminio de especies; como las especies de dinosaurios y otras contemporáneas; la pregunta lógica y absolutamente necesaria es:


¿Cómo una especie extinta (que ya no existe) puede evolucionar a otra? “imaginación o estupidez” sin mencionar a las otras especies actuales, entre ellas la suprema es decir el ser humano y esto porque fue creado por Dios.


En el caso de sobrevivir algunas especies de dinosaurios u otras especies contemporáneas; aunque está probado por la misma ciencia que fueron exterminadas, habría que probar la sobrevivencia de las que escaparon con vida; ¿Cómo se puede constatar semejante cosa? Solo bajo suposiciones (conjeturas); porque sí las que aparentemente sobrevivieron, son algunas especies acuáticas, y algunas variedades de insectos, entre ellos supuestamente nuestro cocodrilo y otras como la cucaracha.


El punto es que si sobrevivió alguna especie de dinosaurio; junto con las otras especies sobrevivientes, habría que probar cómo de tan pocas especies sobrevivientes, evolucionarían las millones de especies que existen ahora en día, y dentro de ellas terrestres, acuáticas y aéreas, en este caso supondría que la selección natural de Darwin es absurda;


La cual es:

(“Existen organismos que se reproducen y la progenie hereda características de sus progenitores, existen variaciones de características si el medio ambiente no admite a todos los miembros de una población en crecimiento. Entonces aquellos miembros de la población con características menos adaptadas (según lo determine su medio ambiente) morirán con mayor probabilidad. Entonces aquellos miembros con características mejor adaptadas sobrevivirán más probablemente” Darwin, El Origen de las especies)



Porque la propuesta de Darwin dice que aquellos miembros con características mejor adaptadas sobrevivirán más probablemente. Y sí por otro lado se multiplican, entonces en donde esta la coherencia lógica; y si le agregamos que especies sobrevivientes como el cocodrilo y otros que no han evolucionado para convertirse en otra especie de animales. Todo esto hace ver a esta teoría como inconsistente y no general; eso querría decir que para unas especies aplica la evolución; y para otras no; ¡otra contradicción!


Es logíco que el cocodrilo tenía que evolucionar a otro animal, por el ambiente precario después de los cataclismos exterminadores de especies, y ¿Por qué no lo hizo su especie sí Darwin proponía lo visto anterior? Es decir: “Entonces aquellos miembros de la población con características menos adaptadas (según lo determine su medio ambiente) morirán con mayor probabilidad. Entonces aquellos miembros con características mejor adaptadas sobrevivirán más probablemente”


Entonces por qué no evolucionó a otro animal; sí su ambiente post exterminio ya no le proveía de su alimento común, ya que incluso casi todas las especies de peces murieron.


Estas y otras incoherencias ¿Cómo se pueden explicar? Sin caer en la suposición o a situaciones que no crean una prueba que constate lo argumentado por los evolucionistas; porque de lo contrario sólo demuestra una tesis fundamentada en especulaciones.



¿Será que sí las pocas especies que aparentemente sobrevivieron; tenían la capacidad de producir otras especies, en un proceso de combinación entre ellas? ¿Cómo se puede probar irrefutablemente sin ridiculizar a la selección natural? Que como ya lo dije esta tesis, consiste en la adaptación y de allí los cambios para poder sobrevivir, y se entiende por lógica, que este proceso no crea mas especies.



Hasta ahora la mezcla de la misma especie no crea otra distinta, si mezclo perros de distintas razas, surgen perros con otros rasgos ( razas distintas) pero siempre perros; y eso no los convierte en elefantes; igual sí mezclo un perro y un lobo, siempre saldrá un animal de su misma categoría biológica; sí en el caso de que las especies antiguas sobrevivientes, pudieron a través de su mezcla producir millones de especies complejas como el ornitorrinco; se tendría que constatar, que en combinación de especies distintas, ó iguales lo pudieran hacer, ¿Cómo hacerlo?


Veamos con un ejemplo de:


Especie distinta:
Un caballo y una elefanta; ¿producirán un oso u otro animal? Talvez un fenómeno pero no una especie.


Otro ejemplo:


Misma especie:
Un león y una leona; ¿producirán una avestruz?



Sí dejara abandonada a unas cuantas parejas de especies, es decir por ejemplo caballos, perros, o tigres; y los dejo por algunos millones de años, y luego regresará y encontrará, millones de especies perfectamente diseñadas y distintas una de la otra; desde luego muchas más especies de las pocas que deje; por ejemplo encontrará, aves, lagartos, tortugas, peces, etc.


Solamente sin sentido común se podría concebir algo así, y aunque fuera así se tendría que constatar que fue causa evolutiva; la multiplicación de especies y transformación entre si, la que provoco esto; porque también cabe la loca idea que un ser supremo, se le ocurrió un día crear toda esa diversidad de vida.


Pensar que un árbol de naranjas, me producirá mangos sería absurdo e irracional. Todo esto comprueba que fue creado según su especie; lo cual no es absurdo, e incluso coherente con la biblia; y esto tampoco quita que en sus mismas especies existan cambios, es algo lógico y evidente como en el caso de nuestro cocodrilo; pues según estudiosos dicen que el cocodrilo no ha sufrido mayores cambios desde la lejanía del tiempo que se supone que ya existía dicha especie; además de otras.


Biología vrs Evolución



Desde la perspectiva biológica, no se podría explicar la evolución, simplemente porque sí cambian las especies; su genética, su bioquímica, su citología; cambiaría totalmente.

Seria imposible comprender las evidencias biológicas siendo que no podemos evaluar con una ciencia moderna adaptada a nuestro supuesto nivel evolutivo, a los procesos que implicaron otros conocimientos.

Lo único que le quedaría a nuestra biología moderna, es para estudiar y comprender nuestra estructura biológica; supuestamente en el nivel de evolución en el que estamos.

No serviría para explicar estructuras biológicas evolutivas, porque supuestamente se habrían hecho cambios en la biología como ciencia en todos los niveles de cambio o evolución.

Y la deducción de evidencias estarían enfocadas en lo desconocido. El hecho que hasta ahora tengamos conocimiento objetivo de la biología no quita el hecho que supuestamente en toda la historia evolutiva haya existido; y haya acompañado la biología, aunque sea como una ciencia abstracta.

¿Cómo es posible que exista evolución como historia; y la biología siga siendo la misma? esto lo único que comprueba es la evolución en línea especifica de cada especie; y no en la transformación que interpreto y planteo Darwin, de lo contrario la biología moderna no podría atreverse a explicar a lo desconocido; porque los conocimientos modernos no concordarán con los conocimientos de una complejísima evolución biológica que se supone que ha venido desde tiempos inmemoriales.

Para terminar:

Todo ser humano se equivoca, ya sea el mas prominente pensador e intelectual; o también la persona mas ignorante, siempre será imperfecta y falible; por lo tanto prefiero decidirme por creer en la existencia de Dios, y que el me haya creado a mi y a todas las formas de vida existentes, y equivocarme y no perder nada; que no creer, equivocarme y perder la mas grande oportunidad de mi vida, es decir conocer a Dios, el ser supremo, creador de todo lo que existe, y servirle de corazón y complementar el fundamento o razón de mi existencia.

lunes, 13 de julio de 2009

Problemas lógicos de la evolución

Problemas lógicos de la evolución


¡Evolución y lógica, se piensa, son dos alas del mismo ave. El rigor del pensamiento científico, seguro, está basado en la más estricta lógica. ¿Correcto? “No,” nos dice el Dr. Tassot. Al menos no en lo que respecta a la Evolución como un hecho científico.

“La evolución no es un hecho sino un concepto explicativo que inspira diferentes teorías. Es importante tener presente esta distinción si se quiere conservar todo el rigor en la actuación científica y analizar de manera correcta la validez de los razonamientos empleados en las teorías evolucionistas”

Introducción



Cuando estudiaba matemáticas, durante mis primeros años en la universidad, nunca habría soñado en asociar la palabra "problema" con la palabra *Evolución*. Mis libros de cabecera eran los de Teilhard de Chardin; durante tres años participé en excavaciones en el yacimiento fosilífero de Carnay, cerca de Reims, donde hallamos, en terrenos del Secundario, esqueletos completos de un raro reptil, el Simeodosaurio. Debido a que este animal del pasado ya no existía en la actualidad, esto constituía la prueba, o al menos esto creía yo entonces, que los seres vivos cambiaban de forma con el tiempo. Fue en 1976, después de mis estudios de filosofía, que vi casualmente en el escaparate de un librero de lance un viejo libro con un título provocativo: L'Evolution régressive [La Evolución regresiva].

Fue entonces que comencé a reflexionar, es decir, a dudar. La ciencia, dice Aristóteles, comienza con el asombro; la filosofía, por su parte, comienza con la duda. Se planteaba allí una cuestión muy sencilla. La evolución factual, la evolución constatada, es una evolución neutra o regresiva. Hace variar ciertos caracteres como el color o el tamaño; quizá da un órgano suplementario: pero jamás ha producido un órgano nuevo. En contraste, aquello que designamos más frecuentemente como "Evolución", con una "E" mayúscula, es una modificación que hace aparecer rasgos novedosos, como por ejemplo las plumas en un reptil, o patas en un pez. Y el Semeodosaurio, a este respecto, estaba mudo. Sí, claro, había desaparecido, como la mayoría de las especies fósiles, como en la actualidad siguen desapareciendo abundantes especies, pero esta desaparición no explica nada de la Evolución, esta desaparición no constituye el "hecho" de la Evolución.

L
os hechos no se demuestran: sencillamente, se constatan. Si la Evolución no se constata, entonces no es un hecho. En tal caso, ¿qué es?

Es en principio, "una idea", y esta idea se remonta a Lucrecio y a Ovidio. Es también una "hipótesis", y muchos pensadores del siglo dieciocho, en particular Maillet, d'Alembert o Diderot, imaginaron que los animales se transformaban para adaptarse a las modificaciones del medio ambiente. Por ejemplo, Benoît de Maillet, que fue durante largo tiempo Cónsul de Francia en Egipto, pensaba que los continentes habían surgido del mar y que las especies marinas se habían "terrestrizado", que se habían adaptado a respirar aire, que habían transformado sus aletas natatorias en patas, y que así había sucedido con todos sus órganos.

En el siglo diecinueve, la Evolución pasó, con Lamark, a ser una "teoría". En 1800, Lamark propuso un primer mecanismo explicativo: _"la función crea el órgano"_, y después ha habido generaciones de científicos que han puesto esta hipótesis a prueba, sin lograrlo.

Luego, en 1859, Darwin propuso un segundo mecanismo: _"la selección natural"_, la supervivencia de los más aptos.

Después de Lamark se han sucedido diferentes teorías científicas; a continuación vamos a considerar los problemas que plantean desde el punto de vista de la lógica.

I - Las falsas premisas:

Todo razonamiento parte de unas ideas supuestas como ciertas, las premisas, examinadas lógicamente a partir de tres grandes principios lógicos (identidad, no-contradicción y tercero excluido). Los problemas de los razonamientos evolucionistas inciden tanto en las premisas como en la aplicación de los principios de la lógica. Contemplemos en primer lugar algunas premisas falsas, que frecuentemente son implícitas más que explícitas.

a) La Evolución es un hecho

En realidad se trata de una idea, y las teorías explicativas tienen poco interés científico en tanto que el fenómeno de que se trata, la aparición de órganos novedosos, no ha sido constatado.

b) La naturaleza imita al hombre

De este modo la selección natural se asemejaría a la actividad selectiva de los criadores o de los cultivadores. En realidad, lo que hace la naturaleza es eliminar a los tarados, lo que tiene como efecto conservar el tipo medio de una especie, no el de modificarla.

c) La Evolución es progresiva

En realidad, lo que se constata es lo contrario: desde luego que existe una "microevolución" en el interior de las especies, pero esta evolución real es una "especialización", y toda especialización constituye una regresión genética.

d) los primitivos fueron los salvajes

Si la evolución fue progresiva, los Antiguos habrían sido menos inteligentes que nosotros. Pero cuanto más nos alejamos atrás en la historia, se debe constatar una gran inteligencia en los hombres de la Antigüedad, un sentido artístico desarrollado, el manejo de lenguajes más detallados y sutiles (las formas gramaticales caen en desuso, pero no aparecen de nuevas), y eso sin hablar de la fortaleza física.

e) La semejanza implica descendencia

Esto es contrario a lo verdadero: que la descendencia implica semejanza. Pero la

homología entre dos órganos se explica por la identidad de sus funciones.

II - Las contradicciones:

Pasemos ahora a las contradicciones. Estas consisten en afirmar a la vez una cosa y su contraria.

a) La Evolución, ¿una ley general de los seres vivos?

En tal caso debería ser también de aplicación al hombre, y Diderot hace decir así al Dr. Bourdeu, en 1769: _"Pensamos tanto y andamos tan poco que acabaremos un día por no ser nada más que una cabeza."_


Sin embargo, hay numerosos fósiles vivos: las algas azules, el celacanto, las esponjas, los gusanos marinos, las rayas, los erizos marinos, los escorpiones, etc. ¿Se puede razonar como si la Evolución fuese a la vez necesaria e innecesaria?

b) ¿Continuidad o Discontinuidad? ¿Evolución dirigida o Evolución aleatoria?

Al no estar constatada la Evolución gradual, se evoca en la actualidad una evolución brusca, sin transiciones. Pero si se trata de saltos aleatorios, ¿cómo se puede continuar presentando la Evolución como un fenómeno gradual y orientado?

c) ¿Adaptación o aparición de órganos?

El biólogo Richard Lewontin observa que es contradictorio describir la Evolución como un proceso de adaptación, por cuanto todos los organismos vivientes están ya adaptados. La selección natural sólo puede actuar sobre órganos existentes; en tal caso, si las alas o los ojos han precedido a la selección natural, esta última no puede explicar su origen.

d) La extrapolación del contrario.

Se observa la estabilidad de las especies: la "microevolución" por mutación crea variedades o razas diferentes en el interior de la especie, pero nunca un verdadero paso trans-específico con la aparición de órganos novedosos. En cambio, los evolucionistas proponen que, con la ayuda de largas eras geológicas, se ha producido una "macroevolución" trans-específica. Eso es extrapolar lo contrario de lo observado, en tanto que sólo es legítimo extrapolar lo idéntico. Aquí hay una distorsión capital de la lógica. Y George Wald, en su obra sobre _El Origen de la Vida_, no tiene más objeción que esa asombrosa declaración en un libro que pretende ser científico:

_"La duración con la que tenemos aquí que ver es del orden de diez mil millones de años, y por ello no tiene sentido considerar nada imposible sobre la base de la experiencia humana. Con un tiempo tan prolongado, lo imposible viene a ser posible, lo posible probable, y lo probable virtualmente cierto. Basta con esperar: el tiempo consigue el milagro por sí sólo."_

Así, nos encontramos aquí con una declaración que tiene más que ver con una novela que con ciencia.

e) Los "árboles genealógicos" de los seres vivos contradicen la Evolución

Los taxónomos, a partir de Aristóteles, clasifican las especies vivientes por géneros, los géneros por familias, luego por órdenes, clases y fílums. Así, todos los mamíferos poseen ciertos rasgos comunes: glándulas mamarias, glándulas sudoríferas, un sistema piloso, un corazón con cuatro cámaras y la aorta a la izquierda, un diafragma, tres huesecillos en el oído, etc. Todo animal dotado de esta manera es un mamífero. Estos rasgos se conservan cuando se desciende hacia las familias y los géneros. Los "descendientes" reproducen todos los rasgos de sus "antepasados". Así, es contrario a los principios de la clasificación que un pez o un reptil (en los que los pulmones, la piel, el oído, están organizados de manera

diferente) hayan sido antecesores de un mamífero.

III - Los cambios de significado:

Los términos científicos se distinguen de los términos corrientes por su sentido preciso y constante. De la misma manera, la lógica demanda que el sentido de las palabras se mantenga uniforme a lo largo del razonamiento. Y esto dista de ser así en el caso de la Evolución.

a) Evolución y variabilidad. Macro y microevolución.

La variabilidad interna de la especie incide en los caracteres secundarios (color y espesor del pelo, etc.). Esta "plasticidad" de la especie, como la denominaba Agassiz, es un fenómeno real sin nada en común en magnitud y naturaleza con una evolución trans-específica que jugaría con la estructura y la función de los órganos. Al designar lo uno y lo otro con la misma palabra "evolución", se acreditan falsamente a la macroevolución (sin prueba alguna) los innumerables hechos de observación relativos a la microevolución. En particular, la especialización divergente de las variedades puede ir hasta la supresión de la interfecundidad. Así, se da "especiación", la aparición de verdaderas subespecies, muy numerosas entre los insectos. Pero ese fenómeno de microevolución no tiene relación con la aparición de nuevos órganos, que es lo que supone la macroevolución.

b) Homo, ¿género o especie?

La humanidad constituye una "especie". Todas las razas humanas pueden conseguir cruces fecundos. Pero en contra de la regla que precisa mediante un adjetivo las variedades en el interior de la especie (Homo Sapiens, Homo Neanderthalensis, etc. ), se designó como "Homo habilis" a un simio australopitecino de Olduvai que no puede pertenecer a la misma especie que el hombre (incluso si se le imagina un antecesor común, como el Australopithecus Afarensis). Así, se transforma a Homo aquí en un "género", reagrupando a especies morfológicamente vecinas pero sin vínculos genéticos posibles, siendo que los simios no tienen el mismo número de cromosomas que el hombre.

c) La "selección" ¿"natural"?

La selección es un fenómeno voluntario, dirigido, pertinente a una finalidad. En la teoría de Darwin se designa con este término a una acción ciega de la naturaleza. Se trata de dos conceptos muy diferentes, más aún, opuestos.


IV - Los razonamientos circulares:

Hay razonamiento circular cuando se concluye mediante la suposición de la que se ha partido. En tal caso, no se ha demostrado nada.

a) La “Secuencia Estratigráfica”.

Con la misma se clasifican cronológicamente los fósiles índice de las capas geológicas. Se suponen las eras geológicas y la evolución paralela de los seres vivientes. La secuencia evolutiva reconstruida no demuestra entonces la evolución, porque ha sido dada por supuesta para la elección de esos fósiles "índice".

b) La supervivencia de los más aptos.

Aquí tenemos una tautología, por cuanto la aptitud es definida por el hecho de la supervivencia.

Eso hace recordar la famosa paradoja del doctor Binet, el inventor de las pruebas del "cociente de inteligencia". Ante la pregunta: "¿Qué mide usted?", él respondía:

"¡La inteligencia, claro!" Y a la pregunta de, "¿Y qué es la inteligencia?", respondía: "¡Lo que mide mi prueba!" Sin duda, las tautologías son útiles; clarifican los conceptos y facilitan el aprendizaje. Pero no es válido valerse de ellas para fundamentar la veracidad de una tesis.

c) La carga de la prueba.

Cuando se pregunta a un especialista por las pruebas de la teoría de la evolución, oye siempre que la prueba la da el vecino:

El paleontólogo piensa que las pruebas provienen de la biología; el biólogo remite a la secuencia estratigráfica de los geólogos, y los geólogos responden que la demostración la da la paleontología.

En resumen, como ya hace un siglo escribió Béchamp: _"se supone, se supone continuamente, y de suposición en suposición ¡se acaba por dar conclusiones sin pruebas!”

Conclusión:

La evolución no es un hecho, sino un concepto explicativo, un paradigma (en el sentido de Raoul Kuhn) que inspira diferentes teorías. Es importante tener presente esta distinción si se quiere conservar todo el rigor en la actuación científica y analizar de manera correcta la validez de los razonamientos empleados en las teorías evolucionistas.


Autor: Dominique Tassot
El autor es ingeniero de minas y también está doctorado en filosofía, y es presidente del CSHF (Centre Scientifique et Historique de France).

© Copyright 1995 Dominique Tassot · F-08310 ANNELLES · FRANCIA
Traducción del francés: Santiago Escuain

El uso de este artículo ha sido ofrecido gentilmente por SEDIN (http://www.sedin.org). Usado con permiso.

Mente Abierta (http://www.menteabierta.org)
Octubre, 2001.
Barcelona

© 1999-2001 Mente Abierta www.menteabierta.org


domingo, 12 de julio de 2009

Coherencia de la verdad

Coherencia de la verdad


La Razón: filosóficamente es la facultad en virtud de la cual el ser humano puede inventar algo, inferir o conjeturar. Causa: es aquello que se considera como fundamento u origen de algo. Igualmente que el principio de cualquier efecto es la causa que lo produce.


Todo tipo de conocimiento se fundamenta en el principio del saber. Pensamiento y realidad = coherencia; Platón expuso que el conocimiento es un subconjunto generado partir del conjunto de la verdad y la creencia.


Por separado la verdad es esa coherencia o conexión de la razón y sus causas “mi pantalón es negro, porque sus productores usaron tejido negro o pintaron la pieza terminada de negro”


La creencia, es acepar esta verdad, es decir esta coherencia; de lo contrario este no es conocimiento, porque se ignoraría esta realidad.



Verdad fundamentada en la coherencia objetiva

Objeto: Todo lo que puede ser materia de conocimiento

Materia: Realidad primaria de la que están hechas las cosas.



Es la verdad que se sustenta de una coherencia entre la razón y la causa objetiva; es decir “mi casa es de color verde” y existe la realidad objetiva es decir la casa existe físicamente, y la pintura verde en las paredes con la que fue pintada; y no se puede cambiar la realidad inmediata entre la razón y el objeto de razón.



Verdad fundamentada en la Coherencia Subjetiva

Subjetivo: Perteneciente o relativo a nuestro modo de pensar o de sentir, y no al objeto en sí mismo.



Es la verdad que se sustenta en la coherencia entre la razón y la causa subjetiva; ejemplo el pensamiento que dirige la acción “el viento puede ser peligroso” sin embargo el viento no tiene forma material, pero existe coherencia; porque es realidad que el viento puede votar árboles, casas, o provocar otras tragedias, sin embargo el objeto de la causa es inmaterial; en otras palabras la causa es subjetiva. La esencia del pensamiento es subjetivo no tiene forma color o textura, sin embargo dirige la acción humana.


En ambas verdades existe coherencia, sin embargo para que se conviertan en conocimiento, entra la segunda parte del conocimiento es decir la aceptación de estas realidades; en resumidas cuentas la verdad es la coherencia entre la razón y sus causas, independientemente que sean objetivas o subjetivas.



Cristo es la verdad


En cristo se representa la coherencia, por ejemplo: entre su nacimiento profetizado y su existencia real, Cristo es la causa objetiva y la profecía inspirada, la razón; sus hechos, la causa, y sus pensamientos y enseñanzas la razón; en el encontraremos fundamentadas la coherencia objetiva y subjetiva de la realidad, por lo tanto para que podamos tener conocimiento del plan maravilloso de Dios en cristo; es necesario creer en esta verdad; esta no es una verdad religiosa, sino es una verdad natural, como cualquier otra dentro del universo.


Una verdad sin coherencia es absurda; y si hay aceptación, es mentira. Sin embargo ya vimos que la verdad se compone de coherencia entre la razón y su causa, y por ultimo la aceptación de esta (creencia) a partir de esto cualquier conocimiento nos llevará profundizando en las causas de este conocimiento, hasta que lleguemos al universo y reconozcamos que la existencia del universo es la razón, y la causa es Dios; es decir él es el principio de todo lo que existe.


Sin este juego de palabras se nos esfuma la razón con fundamento; y nos queda la irracionalidad.


Si no la aceptamos esta coherencia viviremos atados a la mentira, y hasta que conozcamos la verdad seremos libres de nuestra ignorancia o engaño, nuestra verdad es cristo.


Por: Edgar Ramírez

Maestro de Educación Cristiana

Cultura Cristiana Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger