sábado, 11 de julio de 2009

TRES CLASES DE PERSONAS

(Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie.)

I CO 2.14-15


Dentro del mundo físico creado por Dios existe la máxima creación de Dios es decir el ser humano; con el que Dios siempre quiso mantener una relación amorosa (creador a criatura) sin embargo desde el principio el hombre decidió actuar en contra de la voluntad de su creador, y como consecuencia de esta acción trajo el rebajar la esencia divina con la que fue creado el hombre (Gen 2.16-17 Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.); sin embargo Dios también planeo la forma de generar un puente que le permitiera al hombre tener acceso nuevamente a su creador, como él, en un principio lo quiso. (LA SALVACIÓN EN CRISTO)


NATURALEZA HUMANA


Al rebajar la condición del hombre; ahora este es mortal, y también sus cualidades y características se han reducido al ambiente natural instintivo (inclinativo) o naturaleza humana caída.


Y todo esto como resultado de conocer el bien y el mal, y tener una inclinación natural a la maldad e impiedad; todo resumido da como resultado el mundo en el que vive el ser humano ahora; seria perfecto conocer únicamente el bien y practicarlo; antes que Adán y Eva pecaran no conocían el mal, por lo tanto su orientación era hacia el bien, según los parámetros divinos; sin embargo este nuevo ambiente natural ha degenerado al hombre, ya que teniendo mas atracción a lo malo, que a lo bueno; nos da como resultado un mundo en el que finalmente gobierna satanás; esta condición natural ha hecho que el hombre tenga esculpida en su conciencia la practica natural de; la justicia o injusticia, piedad o impiedad, verdad o mentira, moralidad o inmoralidad, etc.


Todo lo anterior nos da como resultado un mundo de dualidad; es decir nuestro mundo o naturaleza es una reunión de caracteres opuestos en la misma cosa; y esa cosa es el ser humano; nuestro mundo esta conformado por estos dos caracteres que hacen que se genere una naturaleza humana que por cierto estará inclinada mas al mal que al bien; ejemplo: si no se orienta correctamente a un hijo ¿que es lo que mas fácilmente aprenderá a hacer? Lo correcto o incorrecto según los parámetros morales comúnmente aceptados; desde luego lo incorrecto o malo; si no fuera así no habría necesidad de educar y formar a los hijos.


¿Que es mas fácil ser justo o injusto, honesto o deshonesto, etc.? Rom 7.18-19 (Y yo sé que en mí, esto es, en mi carne, no mora el bien; porque el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo. Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago.) Dios conoce que aun ya estando en el proceso de regeneración, aun nuestra carne tiene injerencia en nuestra conducta, sin embargo acá entran la gracia de Dios, pero también nuestro deseo de corresponder con un esfuerzo de querer vivir por el espíritu, en respuesta a la salvación que Dios me ofrece gratuitamente.


HOMBRE NATURAL


Todo lo anterior mencionado genera a nuestra primer persona; es decir al hombre natural, el cual esta conformado por las fuerzas de la dualidad de nuestra naturaleza humana, la cual no permite llegar al conocimiento ni entendimiento de Dios. I Cor. 2.14 (Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.) ya que para conocer a Dios se necesita una naturaleza espiritual divina, que es totalmente distinta a nuestro mundo natural, que es gobernado por los instintos naturales II Pedro 2.12 (Pero éstos, hablando mal de cosas que no entienden, como animales irracionales, nacidos para presa y destrucción, perecerán en su propia perdición,) que como ya lo aclare su orientación es hacia los deseos carnales, que en conjunto a la influencia espiritual externa (satánica) llevan a hombre a su propia destrucción.


Esta naturaleza aparta a ser humano del propósito redentor de Dios. Que por el otro lado produce una persona espiritual; que es nuestra segunda persona en esta exposición; o naturaleza espiritual Salmo 37.27-29 (Apártate del mal, y haz el bien, Y vivirás para siempre. Porque Jehová ama la rectitud, Y no desampara a sus santos. Para siempre serán guardados; Mas la descendencia de los impíos será destruida. Los justos heredarán la tierra, Y vivirán para siempre sobre ella.)


HOMBRE ESPIRITUAL


El hombre espiritual, es la persona que ha sido regenerada o se encuentra en el proceso desde el punto de vista mas elevado del ser humano, es decir es la regeneración de su espíritu y alma según los parámetros de Dios. Siendo que el espíritu y alma son los dos componentes del ser humano de donde se desprende lo inmaterial, es decir; el principio del sentimiento, pensamiento, inteligencia y racionalidad; y todo ello al no ser orientado por el espíritu divino, (Salmo 37.27-28 Apártate del mal, y haz el bien, Y vivirás para siempre. Porque Jehová ama la rectitud, Y no desampara a sus santos. Para siempre serán guardados; Mas la descendencia de los impíos será destruida.) Da lugar para que la persona este atada a la inclinación al mal; a la negación de Dios, condenación eterna y toda una serie de situaciones que al final no le darán sentido a la existencia humana en si misma.


El hombre espiritual, es el que se deja dirigir por los linimientos espirituales que se encuentran en la biblia. En la biblia encontramos una serie de elementos que no parecerán espirituales, sino más bien normas de acción, conducta, moralidad, ética, etc. Sin embargo al profundizar en cada uno de los aspectos bíblicos, encontraremos que una mente inspiro todas esas normas que permiten que nuestro ser inmaterial pueda tener una orientación que dirija a la acción objetiva correcta desde el punto de vista divino.


Para todos es conocido que nuestras acciones dependen de nuestro ser interior; en otras palabras todas la acciones dependen del pensamiento, sentimiento, inteligencia o racionalidad (espiritual o del ser inmaterial); cuando una persona es espiritual en este contexto, se conduce desde su interior tomando en cuenta los parámetros que le permitan conocer a Dios y entender lo que el desea para nuestras vidas, y todo esto reflejado en la palabra de Dios, ya que en ella encontramos parte de la infinita mente de Dios, es decir la esencia del espíritu divino.


Por regla siempre estaremos expuestos a la naturaleza humana, (Romanos 12.21 No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal.) sin embargo existe una gran diferencia en estar inclinados al mal, y estar inclinados al bien por medio de la orientación espiritual divina reflejada en las normas que nos permiten visualizar un panorama totalmente diferente.


DIOS NO CREO ESTA DUALIDAD PERO LA PERMITIO, YA QUE NO CREO AL SER HUMANO PROGRAMADO PARA HACER LO QUE EL QUISIERA; DIOS LO CREO LIBRE PARA ESCOGER, SIN EMBARGO COMO EL HOMBRE SE INCLINA A LO MALO, DIOS DISEÑO UN PLAN PARA DARLE LA OPORTUNIDAD DE REGENRAR SU CONDICION ESPIRITUAL.


En un principio Dios no creo esta dualidad, ya que por decisión de satanás surgió la figura del mal, representado en la rebelión de este ser; y esto dio origen al conocimiento del bien y el mal. Cuando el ser humano es creado completamente autónomo no tubo que conocer lo bueno y lo malo porque su instinto se dirigiría al mal, y crearía toda una naturaleza de dos fuerzas ordenadas; antes de esto para el ser humano la figura del mal era solo una abstracción, pero que ahora es una fuerza objetiva conocida, y a partir de conocerla practica el mal por instinto.


EL HOMBRE CARNAL


La persona carnal (creyente carnal) es el hombre que ha “creído” sin embargo es una persona inclinada a la impiedad e injusticia en sus actos; no entiende lo que implica la salvación en cristo, por lo que se puede cuestionar su salvación o también se puede perder su aparente salvación; (Apocalipsis 3.15-16 Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.)es alguien al que no le interesa practicar una vida orientada por la voluntad perfecta de Dios, es decir; una vida espiritual enmarcada en la practica de una vida justa, piadosa, que se representa en una serie de acciones siguiendo el modelo bíblico de Jesucristo; que es nuestro ejemplo a seguir, ya que por medio de este ejemplo de acción espiritual, y nuestro compromiso de seguir sus pasos; a consecuencia nos llevarán por el camino a desarrollar una naturaleza espiritual que nos conduce a Dios, en otras palabras es el puente, la salvación; en otras palabras las evidencias de la salvación que Dios planeo para regenerar la condición con la que Dios creo al ser humano desde el principio. Por el ejemplo de la vida de Cristo, es decir como humano y además de hacerse pecado para que como 100% humano nos pudiera mostrar la manera en la que nosotros podemos y debemos seguir para regenerar nuestra condición y regresar al propósito inicial.


Sin ninguna duda ahora con este ejemplo, solo basta tomar la decisión de seguir sus pasos y esforzarnos por imitarlo hasta donde podamos, porque recordemos que el resto lo hace la gracia de Dios.


Por: Edgar Ramírez

Maestro de Educación Cristiana

0 comentarios:

Publicar un comentario