"El sabio puede cambiar de opinión. El necio, nunca" Immanuel Kant

martes, 29 de septiembre de 2009

EL RELOJERO CIEGO Y LAS ARDILLAS SUICIDAS



EL RELOJERO CIEGO Y LAS ARDILLAS SUICIDAS

Cuando hablo con un evolucionista, normalmente uso la alegoría del fabricante de relojes del teólogo inglés William Paley:

"Si encontramos un reloj de bolsillo en un campo, escribió Paley en 1802, inmediatamente podemos inferir que fue producido no por procesos naturales actuando ciegamente sino por un intelecto humano diseñador."
El peso del razonamiento de Paley es aplastante y los evolucionista nunca han sabido como probar lo contrario. Sin embargo un famoso evolucionista Richard Dawkins en su libro, "El relojero ciego" (The blind Watchmaker), trata de probar que si es posible que las cosas se hagan solas.

Sin embargo en la pagina 21 de su libro el tiene que reconocer lo siguiente:

“Es casi como si el cerebro humano fuese especialmente diseñado para entender mal el darwinismo, y encontrarlo difícil de creer”
Es curioso que hable de "diseño", cuando en realidad debería decir "caos" según su ideología. Lo que sucede es que el cerebro humano al pensar lógicamente no puede entender que por un lado le digan que la selección natural no sabe lo que esta haciendo y por otro lo traten de convencer que todos los maravillosos diseños de la naturaleza son producto de una fuerza ciega que no sabe lo que hace y todo lo hace sin ningún propósito.

Personalmente respeto que este científico trate de escribir todo un libro para tratar de probar que miles de millones de organismos maravillosos y súper complicados se hicieron solos y sin ningún propósito, me asombra que un científico que sabe el enorme trabajo que lleva diseñar cualquier producto y toda la inteligencia que se necesita para desarrollarlo, diga que la "selección natural" haga lo mismo sin saber lo que esta haciendo y sin ningún propósito establecido, puesto que es un relojero ciego que no puede planear hacia el futuro.

En cualquier momento algún científico escribirá un libro para probar que el Sol no existe, que es solo una ilusión de nuestra mente y si ese científico lleva un apellido como el de Dawkins, millones de personas leerán el libro y exclamaran cuan inteligente es este hombre, aunque estén soltando la piel de las quemaduras solares.

Sigamos con el libro de Dawkins, The Blind Watchmaker (El relojero ciego). Allí dice: "La biología es el estudio de cosas complicadas que tienen la apariencia de haber sido diseñadas con un propósito".

Es increíble cuando alguien no quiere ver la realidad, este hombre reconoce que todo lo vivo que existe es inmensamente complicado, entonces negando la realidad evidente del diseño, dice que solo "tienen la apariencia de haber sido diseñadas". Según esa línea de razonamiento pues quizás no existimos sino que "solo tenemos la apariencia de existir." Es como decir que un avión "solo tiene la apariencia de haber sido diseñado" pero en realidad lo armaron un grupo de mecánicos que no sabían lo que estaban haciendo ¿se montaría usted en ese avión?

Otro párrafo dice:

"La selección natural es el relojero ciego; ciego, porque no ve hacia adelante, no planea las consecuencias, no tiene propósitos en mente. Sin embargo, los resultados vivientes de la selección natural nos impresionan abrumadoramente con la apariencia de diseño, como de un maestro relojero; nos impresionan con la ilusión de diseño y planificación".
Entendamos la imagen del Creador Dawkiniano, es ciego, es irresponsable, es retrasado mental, pero maravillas de maravillas con todas esas incapacidades es capaz de crear un Universo y a todas las criaturas vivas. Este Creador es el diseñador mas exquisito, es el ingeniero mas capacitado, es el programador mas inteligente, es el artista mas talentoso, pero según Dawkins este prodigioso Creador es ciego y no sabe lo que esta haciendo, ¿cree usted que eso es razonable?

Ahora lean como explica Dawkins el surgimiento de las alas y por favor no se rían, que el hombre es un científico de renombre:

"¿Cómo se originaron las alas? Muchos animales saltan de rama en rama, y a veces caen al suelo. Especialmente en un animal pequeño, toda la superficie del cuerpo atrapa el aire y ayuda en el salto, o amortigua la caída, y actúa como un burdo alerón. Toda tendencia de aumentar la proporción entre la superficie del área y el peso ayudaría. Por ejemplo, aletas de piel que crecieran en los ángulos de las coyunturas... No importa cuán pequeña o cuán poca parecida a un ala fueran las primeras aletas. Debe haber alguna altura llamémosla "h" a la que dicho animal se rompería el cuello si cayera de esa altura. En esta zona crítica, toda mejora en la capacidad de la superficie del cuerpo para atrapar el aire e interrumpir la caída, por más leve que fuera la mejora, significará la diferencia entre la vida y la muerte. La selección natural, entonces, favorecerá los leves prototipos de aletas. Cuando estas aletas se conviertan en la norma, la altura crítica "h" se volverá algo mayor. Ahora, un leve aumento adicional en las aletas hará la diferencia entre la vida y la muerte. Y así sucesivamente, hasta llegar a tener alas propiamente dichas."

Yo llamaría a este cuento "Las ardillas suicidas echan alas". Entendamos lo que este "científico" nos esta explicando. El dice que primero eran las ardillas y que las ardillas empezaron a saltar de una rama de un árbol para otra hasta que una se cayo y se reventó contra el piso, aquí las ardillas matemáticas calcularon la altura "h", entonces el "relojero ciego" "que no planea las consecuencias" y "que no tiene propósito en mente", decidió sin saber lo que estaba haciendo ni para que serviría, que lo mejor era que las ardillas echaran una membrana que les sirviera de paracaídas así después de millones de años y de millones de ardillas suicidas, nació la ardilla voladora.

Un día la ardilla voladora se lanzo a un árbol que estaba muy lejos y se hizo papilla contra el piso y hubo que sentarse de nuevo a calcular la altura y distancia critica "h" y de nuevo el relojero ciego (que además de ciego no existe) se paso millones de años matando ardillas voladoras hasta que nació un murciélago y ya esta, ya los mamíferos podían volar, pero un día un murciélago se miro en un lago y se dijo "caramba que feo soy, me vería mas bonito con plumas" y todos los murciélagos fueron a ver al relojero ciego (que por cierto por ser ciego no se había dado cuenta de lo feo que eran los murciélagos) y le pidieron que querían ser mas bonitos y así después de millones de años de murciélagos traumatizados por su fealdad, nació un día una paloma y colorín colorado este cuento se a acabado."

No hay dudas de que este Dawkins tiene tremenda imaginación, pero todavía no me ha explicado satisfacientemente como un reloj se hace solo, y mucho menos como un relojero ciego hizo un pavo real.

2 comentarios:

catalina dijo...

que articulo tan impresionantemente malo y desinformado, no puedo creer que alguien sea tan irresponsable como para sacar de contexto con tan buen provecho, creo que el que lo escribió es un experto en hacer decir a los demás algo que jamás han dicho, crea a un enemigo tonto y así es fácil acabarlo, debe ser sacerdote, tiene todas las características y toda la cobardía.

Edgar Isaí Ramírez López dijo...

Sí la evolución por selección natural es el relojero ciego; ciego y no inteligente porque no ve hacia adelante, no planea las consecuencias, no tiene propósitos en mente. Entonces ¿Por qué científicos inteligentes han intentado una y otra vez recrear la evolución en el laboratorio con manipulaciones genéticas inteligentes?

Publicar un comentario

Cultura Cristiana Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger