domingo, 6 de septiembre de 2009

Las Mentiras y Desvaríos de "El Código de Da Vinci"

Las Mentiras y Desvaríos de "El Código de Da Vinci"


DR. JAMES KENNEDY


La novela "El Código de Da Vinci" reclama estar basada en hechos. Está bien que un novelista produzca una historia ficticia y un escenario ficticio si lo desea. Lo que no puede hacer con impunidad es reclamar que ese trasfondo ficticio está basado en hechos, y eso es precisamente lo que Dan Brown hace en su novela a pesar de que sus ‘hechos’ son tan fantasiosos como su ficción.


"El Código de Da Vinci" está atestado de desviaciones. Algunas no son importantes; pero otras, si fueran verdad, significarían el fin del cristianismo. He aquí, algunos de sus absurdos desvaríos y mentiras:


MENTIRA: El Nuevo Testamento es un falso testimonio.


REFUTACÓN: El Nuevo Testamento fue sellado con la sangre de los apóstoles. Ellos pusieron su vida por lo que predicaban. La palabra griega para ‘testigo’ es ‘martiro’ de donde viene la palabra mártir. ¿Por qué? Porque muchos de los testigos de Cristo, es decir, los apóstoles, fueron martirizados por testificar de lo que vieron. Brown, sutilmente, ignora esta historia y en lugar exalta los dudosos escritos de los cristianos gnósticos del segundo, tercero y cuarto siglo, que en su mayor parte fueron libertinos sexuales (otros gnósticos fueron, al contrario, legalistas estrictos).


MENTIRA: La doctrina de la divinidad de Cristo fue creada por Constantino, el emperador romano en el siglo cuarto por motivos políticos y de poder.


REFUTACIÓN: Después de la resurrección, los cristianos adoraron a Jesús porque Él era divino. Ellos le llamaban ‘Kurios,’la palabra griega para ‘Señor’. En la septuaginta—la traducción griega del Antiguo Testamento que Jesús y los apóstoles usaron (traducida por el año 150 AC)—la palabra usada para Jehová es Kurios. Para un judío, decir que un humano era Kurios era absolutamente prohibido.


MENTIRA: Antes del concilio de Nicea en el año 325 DC nadie creía que Jesús fuera divino.


REFUTACIÓN: En los evangelios, escritos en el siglo primero, vemos que Jesús era divino. Fue por eso que lo crucificaron. Los judíos lo acusaron de blasfemia, lo arrestaron y le juzgaron por ese motivo. La teoría de Brown de que los cristianos del principio creían que Jesús era un simple mortal descansa sobre arena movediza. Al contrario, desde el principio los cristianos adoraron a Jesús como el Hijo de Dios. Jim Garlow y Meter Jones, autores del libro "Quebrando el Código de Da Vinci" han compilado una lista de varios Padres de la Iglesia—los cuales todos escribieron antes del concilio de Nicea en el año 325 DC— que afirmaron que Jesús era divino como una de las doctrinas básicas del cristianismo.


Esos padres incluyen a Ignacio (105 DC), Clemente (150), Justino Martir (160), Ireneo (180), Tertuliano (200), Origenes 225), Novaciano (235), Cipriano (20), Metodio (290), Lactanio (304) y Arnobio (305). Además, uno de los primeros credos cristianos decía que “Jesús es el Señor” (Kurios) (1 Cor. 12.3).


MENTIRA: Jesús se casó con María Magdalena, y los evangelios gnósticos lo enseñan.


REFUTACIÓN: La única evidencia para ello es de lo más endeble. Hay un pasaje en el supuesto "Evangelio de Felipe," escrito aproximadamente en el año 250 DC, mucho después que Felipe el apóstol había muerto, que reclama que Jesús con frecuencia besaba a Magdalena en su ___________ (donde la besaba no se puede entender en el manuscrito). La palabra pudo haber sido boca, mejilla, frente, o lo que sea.


Aún académicos liberales como Karen King de la universidad de Harvard observan que esto se refiere a un beso santo, que no tenía nada que ver con el sexo. La Biblia habla de esto cuando dice “saludaos unos a otros con ósculo [beso] santo” (Rom. 16.16).


Recordemos también que esto fue escrito más de 200 años después de Cristo. Así que aun las fuentes antiguas de Dan Brown no le ayudan en su argumento.


MENTIRA: En su pintura La Ultima Cena, Leonardo Da Vinci pintó a María Magdalena sentada junto a Jesús.


REFUTACIÓN: Una de las pruebas de Dan Brown es que Juan luce femenino, pero Juan era representado así en el arte a causa de su juventud. Ve a cualquier catedral y mira las imágenes de Juan en los vitrales. Así como puedes identificar a Pedro porque sostiene las llaves, y a Andrés porque lleva una cruz en forma de X (como en la que fue crucificado), así puedes identificar a Juan por su apariencia femenina. Pero supongamos que Leonardo hubiese pintado intencionalmente a María Magdalena sentada al lado de Jesús, en lugar de Juan— porque supuestamente ellos estaban casados y Leonardo lo sabía—¿Dónde está Juan, el ‘discípulo amado’? ¿Debajo de la mesa?


MENTIRA: Los evangelios gnósticos enseñan uniformemente “la feminidad sagrada”—la idea de que el sexo con una mujer es el camino a una relación con Dios


REFUTACIÓN: A diferencia de los cuatro evangelios, los evangelios gnósticos pueden ser degradantes para las mujeres. "El evangelio de Tomás" declara que una mujer no puede ser salva a menos que Dios primero la transforme en un hombre (último verso de Tomás 14).


MENTIRA: El Priorato de Sión que juega un papel principal en la novela, fue creado en 1099 por los “Knights Templar” (Caballeros Templarios)


REFUTACIÓN: El Priorato de Sión, una supuesta sociedad secreta (Más información En http://es.wikipedia.org/wiki/Priorato_de_Sion) fue creada en 1956 por un francés fraudulento, anti-semita llamado Pierre Plantard. En 1975 se encontraron unos documentos en la Biblioteca Nacional de Paris que supuestamente prueban que el priorato existía desde1099 y que Leonardo da Vinci, Isaac Newton y otros hombres ilustres lo presidieron secretamente. Esos documentos resultaron ser falsos.



¿COMPROBÓ ALGUIEN LA INFORMACIÓN

DEEL "CÓDIGO DE DAVINCI"?


Hay tantos errores entre los pretendidos “hechos históricos verídicos” de "El Código de Da Vinci," que el prestigioso historiador de categoría mundial Paul Maier sólo sacude su cabeza. Él dice, “Detallar todos los errores, falsas interpretaciones, engaños, distorsiones e insolentes falsedades de "El Código de Da Vinci," lo hace a uno preguntarse si el manuscrito de Dan Brown fue alguna vez corroborado o pasó por alguna forma de escrutinio editorial.


Asombrosamente, aunque vivimos en la edad de la información, también vivimos en la edad de la desinformación masiva. La Biblia dice que Satanás es “el príncipe del poder del aire” (Ef. 2.2) y que en los últimos tiempos, “los hombres no soportarán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír se apartarán de la verdad y se volverán a las fábulas” (2 Tim. 4.3). ¿No es eso lo que esta sucediendo en nuestros días?


Yo confió que Dios puede cambiar todo esto para nuestro bien y que lo usará para darnos la oportunidad de compartir el verdadero evangelio del verdadero Salvador que dio su vida y derramó su sangre para poder ser perdonados, redimidos y salvos por su gracia, por la fe.

0 comentarios:

Publicar un comentario