"El sabio puede cambiar de opinión. El necio, nunca" Immanuel Kant

jueves, 29 de octubre de 2009

¿Estamos en transición biológica?

¿Estamos en transición biológica?


Alguna vez usted se ha imaginado que todos los seres vivientes como los conocemos hoy, se encuentran a un paso para ser otro tipo de seres vivientes, y en cualquier época de la historia en el que se encuentra vida en este planeta es únicamente un nivel de transición evolutiva, la que se puede apreciar en toda la variedad de vida encontrada; eso es lo que afirma la evolución.


La evolución por definición es un proceso continuo, en ningún momento Darwin concibió una evolución estática; pues una evolución estática no va de acuerdo a la filosofía fundamental del macro-cambio en forma gradual de las especies, y de allí se desprende la premisa lógica evolutiva es decir que todos los organismos cambian al heredar genéticamente características variantes para adaptarse mejor a su entorno y así sobrevivir (selección natural), los cataclismos son testigos según las suposiciones evolutivas de que los organismos nunca se han estancado a una forma de vida, pues se supone que con las catástrofes globales que han azotado al planeta han surgido nuevas formas de vida, lo que indica claramente que aquellos evolucionistas que creen que al adaptarnos como seres humanos y así sobrevivir de una mejor manera, y que eso no implicara otro cambio biológico, están totalmente errados, pues la historia basada en las suposiciones evolutivas nos enseñan que nunca un organismo se quedo eternamente viviendo o sobreviviendo en un nivel evolutivo.


(Desde luego todo este razonamiento lo hago a partir de una consideración a favor de la evolución biológica).


Los escenarios contrarios a la vida, hicieron que esta supuestamente cambiara, y aquí vale aclarar que a consecuencia de un cambio radical contrario para la vida, esta (vida) no puede gradualmente tornarse diferente, o acomodarse para su supervivencia; pues se supone que el cambio es gradual no es que de la noche a la mañana cambie un organismo, lo cual confronta la idea que de especies prehistóricas hayan evolucionado a las aves de patio u otros, pues de un momento para otro todo cambio con la caída de un meteorito, y un cambio climático brusco y repentino, u otro tipo de cataclismo. A estos seres prehistóricos no les queda mas que la extinción y de allí la no existencia de un proceso gradual que necesitaría millones de años para darse lo cual descarta totalmente la idea que los dinosaurios sean los ancestros de gallinas o pollos.

Perdón por esta aparente digresión, pero creo que es necesaria para no perder la rigurosidad y propiedad del tema; el punto es, que un cambio gradual necesita muchísimos millones de años para darse y terminar en un organismo radicalmente distinto, según como lo supone la evolución; sin embargo ambientes externos han hecho supuestamente que una y otra vez la supuesta evolución inicié prácticamente de cero, es decir de las formas mas primitivas de vida, lo cual supuestamente ha hecho que todo lo que conocemos hoy como ser viviente sobre la faz de la tierra, un día haya sido una pequeña forma de vida preexistente.


Independientemente que la evolución se haya reiniciado o no, ¿Cómo lo podríamos saber? Si asumimos que la evolución es un hecho, debemos deducir necesariamente independientemente de lo que haya ocurrido en el pasado, que nosotros simplemente tenemos que seguir evolucionando; pues como ya lo aclare anteriormente nuestro nivel evolutivo imposiblemente puede quedarse estático; la misma filosofía evolutiva niega tal suposición; lo cual nos deja enfrente de un inminente cambio biológico, la pregunta lógica es ¿Anteriormente se han observado este tipo de cambios? -Sino en nosotros en otros seres vivientes- ¿Cómo se podría observar? Y si las supuestas pruebas de algo no observado están equivocadas; y si necesitamos millones de años para observar un cambio gradual, entonces como podemos creer estar tan seguros que algo así se puede dar, si las supuestas “pruebas” fósiles son tan débiles y controversiales, no claras y no obvias; desde luego la imaginación de los evolucionistas cree cualquier cosa que se relacione con “evolución” aunque muchos de ellos se han visto frustrados al ver las realidades fraudulentas de muchas de sus “pruebas” de lo no observado, es decir de los procesos graduales, simplemente se tiene que creer arriesgándose a estar totalmente equivocados, pues ninguna explicación de los orígenes se observo, se ha observado; o se ha podido experimentar; ni en las mas primitivas formas de vida, bacterias, aminoácidos, u otros se les ha observado un macro-cambio de forma gradual.


Lo que nos hace deducir que no observaremos jamás lo que los evolucionistas han enseñado sin haber sido testigos o tener las pruebas de que algo así se pueda dar; por lo que puedo asegurar que nunca vera que ni usted ni sus descendientes van a cambiar gradualmente, eso quiere decir que todos sus nietos, tataranietos y hasta la ultima generación que pueda depender de usted, siempre se mantendrán siendo seres humanos de ninguna forma serán seres evolucionados biologicamente; deacuerdo a el sentido de la teoría. Creo que los que piensan en que la evolución es posible, es porque padecen de baja auto estima y por eso piensan que un día pueden ser superiores a lo que son ahora, pues esa es la idea de la selección natural, adaptarse de la mejor manera hereditariamente en sus ambientes para aumentar su posibilidad de supervivencia, es decir aumentar su calidad de vida biológicamente, aquí no me refiero a calidad de vida como propósito en nuestra vida presente, sino a la calidad de vida que supone tendrán nuestros descendientes dentro de algunos millones de años; nosotros lógicamente no veremos, porque se supone que nosotros moriremos antes de que nuestra especie evolucione hasta un nivel mas complejo donde ya no serán en lo absoluto a lo que somos ahora; y si tenemos un cataclismo en nuestra época, ciertamente nos vamos a extinguir, y se acaba para nosotros la evolución, y quizás para todo ser vivo; y después de todo pueda que empiece de cero nuevamente nuestro supuesto evolutivo.


Aunque los "racionalistas" solamente aceptan esta forma de explicar la vida, aunque la cual puede ser el mayor error de los científicos evolucionistas; sin embargo apadrinada por la “razón” sin considerar que esa “razón” prejuiciada no cumple con los requerimientos de la ciencia seria.

Y que por otro lado la versión religiosa como la llaman, con todo y el desprecio que le han propiciado muchos científicos cerrados a las posibilidades, no se dan cuenta que tiene un cincuenta por ciento de probabilidad, que esta a mismo nivel y que aunque no se puede probar que sea la verdadera; la evolución tampoco; por mas que sus seguidores lo anuncien a los cuatro vientos.


©Edgar Ramírez


miércoles, 28 de octubre de 2009

ATAQUES CONTRA EL DISEÑO INTELIGENTE

ATAQUES CONTRA EL DISEÑO INTELIGENTE


Desde que surgió el movimiento del diseño inteligente como una corriente alternativa de explicación desde el punto de vista creacionista, no han faltado las críticas de aquellos que prefieren mantenerse aferrados a una teoría (evolución) que no se puede someter a la observación, tampoco a la experimentación; tal como lo requiere el método científico, por lo tanto siguiendo el rigor del método científico ninguna teoría de los orígenes puede ser probada, ya que las obvias razones hacen que sea imposible, y aunque el diseño inteligente se puede comprobar en la observación de la diversidad de especies de animales bien definidos, y no en las perturbadoras formas de transición que beberían de existir. Si la evolución estuviera en lo correcto, y si por otro lado con todo lo que implica que un proceso ciego como lo es la supuesta evolución, haya creado todo el diseño que vemos en la naturaleza; entonces debiéramos tener un sin numero de pruebas científicas conforme a lo que demanda la verdadera ciencia, pues cada día que se presentan nuevas “pruebas” de evolución, en vez completar poco a poco este rompecabezas lo enreda mucho mas; por ejemplo en el caso de los supuestos fósiles transicionales.


Cuando revisamos rigurosamente la evolución de la vida, vamos a necesitar obligatoriamente una generación espontánea de vida, puesto que sin ella simplemente no hay evolución, y si descartamos a Dios entonces no queda de otra; sin embargo todas las formas de vida no surgen de la materia inerte, como lo constato Lazzaro Spallanzani, Francesco Redi, Luis Pasteur; todos estos científicos han comprobado que un ser vivo solamente puede proceder de otro ser vivo, por lo tanto la materia inerte es categóricamente incapaz de generar vida espontáneamente, lo cual coloca en serios problemas a la filosofía naturalista, es decir que todo lo que existe es un sistema cerrado de causas y efectos materialistas; y si la materia inerte no puede causar vida, y tiene que ser a consecuencia de la biogénesis; entonces queda comprobado que la premisa fundamental del naturalismo simplemente no se puede asegurar que sea cierta, sin embargo los evolucionistas lo siguen enseñando en la comunidad académica. Por lo tanto desde allí comienzan los problemas para la evolución de la vida, pues no se sabe como surgió la vida; todo parece indicar que en un momento surgió vida y en sus formas mas complejas; acaso no cabe la posibilidad de que después de todo si haya sido un Dios creador el que haya intervenido en todo lo que existe; muchos “racionalistas” prefieren creer cualquier cosa menos algún relato bíblico, aunque eso ya es prejuicio, sin embargo ese prejuicio básicamente lo usan como un argumento para insistir en la supremacía de una teoría que al igual que el creacionismo esta basada en pura fé.


¿Es racionalidad el no aceptar al diseño inteligente (creacionismo) o un prejuicio filosófico? Más creo que es prejuicio ya que creacionismo o evolucionismo tiene que ser aceptados por fe, ya que ninguna de las dos teorías puede ser sometida deacuerdo al método científico, Descartes en su método dice: La certeza, como propiedad fundamental del saber, exige la desestimación absoluta de lo probable. Lo que no es claro y distinto (evidente) es confuso y oscuro debiendo ser rechazado como posible fuente de conocimiento; la evolución esta llena de "probabilidades" o suposiciones que no están aclaradas irrefutablemente, según el pensamiento darwiniano.


Me pregunto entonces porque pensar que el diseño inteligente es una pseudo ciencia, y no medimos de la misma manera a la evolución, apesar que el diseño es evidente, los evolucionistas piensan que todo es fruto de procesos ciegos; será razonable pensar que un proceso ciego haya creado todo lo que existe; cree usted que una columna de científicos renombrados en el campo de la medicina puedan formular vacunas y medicamentos contra las enfermedades mas serias con los ojos tapados; usted estaría dispuesto a administrarse esos medicamentos. ¿Qué le indica su sentido común?


La razón en ningún momento esta en pugna con Dios, es simplemente que muchos no quieran aceptar esta seria posibilidad, y si el existe, la creación sería lo mas razonable del mundo.


Si yo soy crítico de la evolución, es simplemente porque con esta idea se ha despreciado a otra explicación con las mismas características y con iguales o mayores posibilidades de ser cierta.



©Edgar Ramírez

Notas:

http://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_de_la_generaci%C3%B3n_espont%C3%A1nea

http://es.wikipedia.org/wiki/Biog%C3%A9nesis

sábado, 24 de octubre de 2009

¿Es el Cristianismo para las Personas Estúpidas y Débiles? - El Papel de la Razón para los Cristianos

¿Es el Cristianismo para las Personas Estúpidas y Débiles? - El Papel de la Razón para los Cristianos
por Rich Deem

Introducción

Muchos escépticos piensan que el Cristianismo es para las personas que no quieren pensar. Los Cristianos son a menudo caracterizados como personas que creen cualquier cosa que les dice la iglesia. Se piensa de la fe como algo que uno cree ciegamente —sin la evidencia de apoyo. Sin embargo, este punto de vista no representa al Cristianismo bíblico. En contraste a lo que muchos escépticos creen, la Biblia desafía a sus lectores a probarla y a llegar a una conclusión razonable. Existen aquellos Cristianos que creen ciegamente, y ciertos cultos (como el Mormonismo) enseñan que la verdad puede conocerse a través de la oración. Estas ideas son heréticas al Cristianismo bíblico y a menudo llevan a la decepción, haciendo a tales individuos susceptibles a la conversión por los cultos.

"Probadlo todo; retened lo bueno." (1 Tesalonicenses 5:21)

¿Qué enseña la Biblia?

Contrariamente a lo que muchos no creyentes piensan, la Biblia no enseña la fe ciega. De hecho, la Biblia realmente les dice a las creyentes que prueben todo.1 Ningún otro libro "santo" les dice a sus lectores que pongan a prueba lo que dice realmente. La Biblia puede hacer semejante declaración porque pasa las pruebas de veracidad, las cuales ningún otro libro "santo" puede lograr. El propio Dios en Su revelación a Isaías declaró, "Vengan ahora, y razonemos juntos... "23 quiere que nosotros usemos esa habilidad para determinar Su plan de salvación. ¿Cómo determinamos nosotros si la Biblia es verdad? Lo probamos y vemos si es razonable. Salmo 19 nos dice que el universo "declara la gloria de Dios" y que esta voz penetra en toda la tierra".4 Este sitio está dedicado a mostrar cómo el universo declara el amor y el diseño de Dios. De hecho, la Biblia dice que la evidencia para el plan de Dios del universo es tan fuerte que las personas están "sin excusa" al rechazar a Dios y Su plan de salvación.5 Dios, el Creador de los humanos y de la habilidad del razonamiento humano

La importancia de la mente en la vida de los creyentes y no creyentes

La Biblia anima que las personas usen sus mentes. De hecho, la Biblia dice que Dios creó a los humanos y los dotó de una mente para que ellos la usaran.6 La Biblia dice que Dios y Jesucristo probarán las mentes (así como los corazones) de la gente.7 Una de las profecías más importantes para el Cristianismo, la profecía del Nuevo Pacto,8 que se cumplió en la venida del Mesías, Jesús de Nazaret,9 describe los cambios que Dios hace en el corazón y en la mente de aquellos que son transformados.10 La Biblia dice que aquellos que no creen proceden así, en parte, debido a la decepción en sus mentes.11 Esta decepción lleva a la hostilidad a Dios y a la corrupción de sus mentes y conciencias.12 La mente también es muy importante en la vida de un Cristiano. El Cristiano se le anima a poner su mente en las cosas de arriba".13 también nos animan a dirigir nuestra mente para saber, investigar, y para buscar sabiduría y una explicación".14 Los Cristianos deben usar a sus mentes en todos los aspectos de la vida15 y "siempre estar preparados para dar una respuesta a todos los que nos piden razón de la esperanza que tenemos".16 Nosotros debemos usar nuestras mentes para experimentar la realidad del Espíritu santo y para sentir Su paz.17 Esta paz "que sobrepasa toda comprensión" guarda nuestros corazones y nuestras mentes.18 Aun el acto de adoración (oración y alabanza) deben involucrar el espíritu y la mente.19

La mente del prudente adquiere conocimiento, y el oído del sabio busca el conocimiento. (Proverbios 18:15)

La Biblia anima a las personas a que adquieran conocimiento

El libro de Proverbios en el Antiguo Testamento da consejo práctico para vivir y criar a los niños, y hacer buenas decisiones contra las malas opciones. Muchos de los versículos discuten la importancia de adquirir conocimiento y sabiduría,20 aun al grado de escoger el conocimiento sobre las riquezas.21 La fe es de suma importancia para el Cristiano. Pero la Biblia no dice que limite su creencia exclusivamente a la fe. De hecho, nos ordena a que agreguemos primero la excelencia moral y segundo el conocimiento.22 Daniel, uno de los más grandes ejemplos de fe que tenía una vida de oración asombrosa, también era un hombre de gran conocimiento e inteligencia, y usó esta habilidad para dar testimonio a Nabucodonosor, el rey de Babilonia.2324 Salomón, en sus oraciones a Dios, pidió sabiduría y conocimiento, ambos dones que Dios le concedió a él.

La fe bíblica está basada en el conocimiento y en la sana doctrina

Dios quiere que los creyentes sean reconocidos, especialmente en relación a su fe. Una falta de conocimiento conduce a la apostasía y a la destrucción, como el propio Dios le dijo a Oseas, "Mi pueblo fue destruido por falta de conocimiento".25 Un celo por Dios no es suficiente para agradarlo, puesto que muchos judíos tienen este celo, aunque están extraviados puesto que no está de acuerdo con el conocimiento".26 La Biblia anima que los creyentes tengan una fe basada en el conocimiento, construida en la sana doctrina bíblica.27 Cuando Pablo predicó el evangelio, él lo hizo a través del razonamiento en las escrituras y no apelando a una fe ciega.28 Pablo en sus cartas les dijo a los creyentes que abandonaran el pensamiento y el razonamiento infantil.29 A los Cristianos se les aconseja a ser un ejemplo para otros enseñando por modelo la "integridad, seriedad, y habla sana".30 El médico Lucas, en su prólogo a su evangelio, reveló que él determinó la verdad a través de la cuidadosa investigación:

"Me ha parecido también a mí, después de haber investigado con diligencia todas las cosas desde su origen, escribírtelas por orden, oh excelentísimo Teófilo, 4 para que conozcas bien la verdad de las cosas en las cuales has sido instruido" (Lucas 1:3-4).

"Jesús respondió: "'Amarás al Señor tu Dios con todos tu corazón y con toda tu alma y con toda tu mente.'" (Mateo 22:37)31

¿Qué enseñó Jesús?

Jesús extendió el primero de los diez mandamientos a amar al Señor con nuestros corazones y almas,32 sino también con nuestras mentes.33 Jesús casi siempre enseñó usando parábolas y ejemplos. Él hizo esto específicamente para que las personas pensaran sobre lo que Él estaba diciendo. De hecho, en muchas instancias, Jesús les preguntaría lo que ellos pensaban de lo que él estaba diciendo.34 Cuando Jesús resucitó de los muertos, él explicó las Escrituras a sus discípulos y "abrió a sus mentes" para que ellos pudieran ver cómo Él cumplió las profecías mesiánicas.35

"Vengan ahora, y razonemos juntos", dice al Señor (Isaías 1:18)36

Conclusión

La Biblia enseña una fe racional, basada en el conocimiento y refinado a través de la prueba. Se anima a que los Cristianos usen sus mentes en todos los aspectos de la vida, incluyendo nuestra vida espiritual —la oración y culto. Dios valora la veracidad a un sumo grado y quiere que sepamos la verdad sobre Su creación, la naturaleza de Su ser y Sus escrituras. Finalmente, Dios quiere que todas las personas vengan al conocimiento de la verdad de Su salvación a través de Jesucristo,37 para que ellos puedan pasar la eternidad con Él en la nueva creación.

Traducido por Mario A. Olcese


Referencias

  1. "Examinadlo todo; retened lo bueno" (1 Tesalonicenses 5:21).
  2. "Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana" (Isaías 1:18).
  3. "Porque Jehová da la sabiduría, Y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia" (Proverbios 2:6).
  4. "Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos.2 Un día emite palabra a otro día, Y una noche a otra noche declara sabiduría: 3 No hay lenguaje, ni palabras, ni es oída su voz.4 Por toda la tierra salió su voz, Y hasta el extremo del mundo sus palabras" (Salmos 19:1-4).
  5. "...porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. 20 Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa" (Romanos 1:19-20).
  6. "¿Quién puso la sabiduría en el corazón? ¿O quién dio al espíritu inteligencia" (Job 38:36).
  7. "Fenezca ahora la maldad de los inicuos, mas establece tú al justo; porque el Dios justo prueba la mente y el corazón" (Salmos 7:9).
    "Escudríñame, oh Jehová, y pruébame; examina mis íntimos pensamientos y mi corazón" (Salmos 26:2).
    "Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras" (Jeremías 17:10).
    "Oh Jehová de los ejércitos, que pruebas a los justos, que ves los pensamientos y el corazón, vea yo tu venganza de ellos; porque a ti he encomendado mi causa" (Jeremías 20:12).
    "... y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras" (Revelación 2:23).
  8. "Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo" (Jeremías 31:33).
  9. vea la página, "Las Profecías de Jesucristo como el Mesías",
  10. "Por lo cual, este es el pacto que haré con la casa de Israel Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en la mente de ellos, Y sobre su corazón las escribiré; Y seré a ellos por Dios, Y ellos me serán a mí por pueblo" (Hebreos 8:10).
    "Este es el pacto que haré con ellos Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en sus corazones, Y en sus mentes las escribiré" (Hebreos 10:16).
  11. "En los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios" (2 Corintios 4:4).
    "Me dijo entonces Jehová: Falsamente profetizan los profetas en mi nombre; no los envié, ni les mandé, ni les hablé; visión mentirosa, adivinación, vanidad y engaño de su corazón os profetizan" (Jeremías 14:14).
  12. "Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden" (Romanos 8:7).
    "Las cosas son puras para los puros, mas para los corrompidos e incrédulos nada les es puro; pues hasta su mente y su conciencia están corrompidas" (Tito 1:15).
  13. "Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra" (Colosenses 3:2).
  14. "Me volví y fijé mi corazón para saber y examinar e inquirir la sabiduría y la razón, y para conocer la maldad de la insensatez y el desvarío del error" (Eclesiastés 7:25).
  15. "Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado" (1 Pedro 1:13).
  16. "Sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros" (1 Pedro 3:15).
  17. "Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz" (Romanos 8:6).
  18. "Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús" (Filipenses 4:7).
  19. "¿Qué, pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento; cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento" (1 Corintios 14:15).
    "Porque si yo oro en lengua desconocida, mi espíritu ora, pero mi entendimiento queda sin fruto" (1 Corintios 14:14).
  20. "Porque Jehová da la sabiduría, Y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia" (Proverbios 2:6).
    "Los sabios guardan la sabiduría; mas la boca del necio es calamidad cercana" (Proverbios 10:14).
    "Todo hombre prudente procede con sabiduría; mas el necio manifestará necedad" (Proverbios 13:16).
    "El corazón del entendido adquiere sabiduría; Y el oído de los sabios busca la ciencia" (Proverbios 18:15).
    "El alma sin ciencia no es buena, y aquel que se apresura con los pies, peca" (Proverbios 19:2).
  21. "Recibid mi enseñanza, y no plata; y ciencia antes que el oro escogido" (Proverbios 8:10).
  22. "Vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; 6 al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; 7 a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor" (2 Pedro 1:5-7)
  23. "A estos cuatro muchachos Dios les dio conocimiento e inteligencia en todas las letras y ciencias; y Daniel tuvo entendimiento en toda visión y sueños" (Daniel 1:17).
    "Por cuanto fue hallado en él mayor espíritu y ciencia y entendimiento, para interpretar sueños y descifrar enigmas y resolver dudas; esto es, en Daniel, al cual el rey puso por nombre Beltsasar. Llámese, pues, ahora a Daniel, y él te dará la interpretación" (Daniel 5:12).
  24. "Dame ahora sabiduría y ciencia, para presentarme delante de este pueblo; porque, quién podrá gobernar a este tu pueblo tan grande? 11 Y dijo Dios a Salomón: por cuanto hubo esto en tu corazón, y no pediste riquezas, bienes o gloria, ni la vida de los que te quieren mal, ni pediste muchos días, sino que has pedido para ti sabiduría y ciencia para gobernar a mi pueblo, sobre el cual te he puesto por rey, 12 sabiduría y ciencia te son dadas; y también te daré riquezas, bienes y gloria, como nunca tuvieron los reyes que han sido antes de ti, ni tendrán los que vengan después de ti" (2 crónicas 1:10-12).
  25. "Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos" (Oseas 4:6).
  26. "Porque yo les doy testimonio de que tienen celo de Dios, pero no conforme a ciencia" (Romanos 10:2).
  27. "Que los ancianos sean sobrios, serios, prudentes, sanos en la fe, en el amor, en la paciencia" (Tito 2:2).
    "Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias" (2 Timoteo 4:3).
    "Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina" (Tito 2:1).
  28. "Y Pablo, como acostumbraba, fue a ellos, y por tres días de reposo discutió con ellos" (Hechos 17:2).
    "Así que discutía en la sinagoga con los judíos y piadosos, y en la plaza cada día con los que concurrían" (Hechos 17:17).
    "Y discutía en la sinagoga todos los días de reposo, y persuadía a judíos y a griegos" (Hechos 18:4).
    "Y llegó a Efeso, y los dejó allí; y entrando en la sinagoga, discutía con los judíos" (Hechos 18:19).
    "Mas él dijo: No estoy loco, excelentísimo Festo, sino que hablo palabras de verdad y de cordura" (Hechos 26:25).
  29. "Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño" (1 Corintios 13:11).
  30. "Presentándote tú en todo como ejemplo de buenas obras; en la enseñanza mostrando integridad, seriedad, 8 palabra sana e irreprochable, de modo que el adversario se avergüence, y no tenga nada malo que decir de vosotros" (Tito 2:7-8).
  31. "Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento" (Marcos 12:30).
  32. "Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas" (Deuteronomio 6:5).
  33. "Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente" (Mateo 22:37).
  34. "El dijo: Sí. Y al entrar él en casa, Jesús le habló primero, diciendo: ¿Qué te parece, Simón? Los reyes de la tierra, ¿de quiénes cobran los tributos o los impuestos? ¿De sus hijos, o de los extraños?" (Mateo 17:25).
    "¿Qué os parece? Si un hombre tiene cien ovejas, y se descarría una de ellas, ¿no deja las noventa y nueve y va por los montes a buscar la que se había descarriado" (Mateo 18:12).
    "Pero ¿qué os parece? Un hombre tenía dos hijos, y acercándose al primero, le dijo: Hijo, vé hoy a trabajar en mi viña" (Mateo 21:28).
    "¿Qué pensáis del Cristo? ¿De quién es hijo? Le dijeron: De David" (Mateo 22:42).
    "¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre, y que él no me daría más de doce legiones de ángeles?" (Mateo 26:53).
    "¿Quién, pues, de estos tres te parece que fue el prójimo del que cayó en manos de los ladrones?" (Lucas 10:36).
  35. "Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras" (Lucas 24:45).
  36. "Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana" (Isaías 1:18).
  37. "El cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad. 5 Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre" (1 Timoteo 2:4-5).

http://www.godandscience.org/apologetics/reason-es.html
Ultima actualización Febrero 22, 2006

¿Cómo Funciona la Ciencia?


¿Cómo Funciona la Ciencia?
por Bert Thompson, Ph.D.

INTRODUCCIÓN

A través de los años, varios científicos (y algunos filósofos) han usado la ciencia como un arma para atacar a la religión. Algunos han negado la posibilidad de los milagros, aunque admiten la existencia de Dios; incluso otros han sido completamente naturalistas, y han descartado a Dios del todo. El empírico británico David Hume, por ejemplo, hizo un ataque descomunal en contra de los milagros, y optó en su lugar por una cosmogonía que no dejó espacio para Dios (con el Universo llegando a ser como un poco más que un “comatoso eterno”). ¿Cuál debe ser la respuesta de la gente religiosa al ataque hecho en contra de la religión por aquellos que usan la ciencia como su arma? Gordon H. Clark escribió:

Los teólogos que responden a estos ataques están bajo desventaja. Cuando un científico o un filósofo argumenta en contra de la religión, él no necesita saber mucho acerca de religión; pero cuando un teólogo habla de ciencia, él debe saber bastante. El científico puede lograr su objetivo si él entiende nada más el hecho de que los cristianos creen que Dios es espíritu incorpóreo; pero el teólogo está llamado a tratar con el espacio, el tiempo, el movimiento, la energía, la electrodinámica, el sistema solar, la teoría del quantum, la relatividad, y otros asuntos variados. Hay algo más que el teólogo necesita saber, y algo más importante. En adición a una elección de partes particulares de información, tales como los datos mencionados anteriormente, el teólogo debe tener un panorama general de la ciencia como un todo. Él debe tener una filosofía de ciencia; es decir, él debe conocer qué es la ciencia. Obviamente, él no puede comparar, contrastar, o relacionar la religión y la ciencia a menos que las conozca a ambas... Se dice que el método científico es el mejor, en efecto, el único método para solucionar cualquier problema, así que en cada debate es la ciencia, no la teología, la que tiene la última palabra. Ya que toda persona inteligente y curiosa naturalmente desea entender sus propios tiempos, ésta debe estar preparada para dar atención continua a la ciencia (1964, pp. 8-9).

LAS CATEGORÍAS DE LA CIENCIA

Es nuestra intención aquí dar a la ciencia algo de “atención continua”. La ciencia puede estar dividida en varias categorías: (a) ciencias formales [matemáticas, lógica]; (b) ciencias físicas [física, biología, psicología, etc.]; y (c) ciencias sociales [sociología, ciencia política, etc.]. Algunos prefieren categorizar a las ciencias más estrechamente en solo dos divisiones: (a) ciencias físicas [física, química, etc.]; y (b) ciencias de la vida [botánica, zoología, microbiología, etc.]. Sin tener en cuenta el método de división, la física permanece como la más amplia en alcance y aplicación, ya que ésta trata con las propiedades físicas de todos los cuerpos, y todos los cuerpos tienen propiedades físicas. La química tendría la segunda aplicación más amplia, ya que todas las propiedades materiales tienen propiedades químicas. La biología sería la tercera ya que ésta trata solamente con las cosas vivas. La psicología sería la cuarta ya que tiene su interés solamente en las criaturas con capacidad de sensación. La sociología sería la quinta ya que trata solamente con seres sensibles organizados en sociedades (vea Hull, 1974).

LAS SUPOSICIONES DE LA CIENCIA

La ciencia está edificada a lo menos sobre cinco suposiciones que están basadas en el sentido común: (1) la naturaleza es entendible; existe un mundo real; (2) toda la naturaleza está sujeta a las mismas leyes (uniformismo); (3) las causas mensurables subrayan efectos observables; (4) la explicación más simple probablemente es la correcta [un concepto conocido como el principio de la parsimonia—algunas veces referida como “la Navaja de Occam”]; y (5) lo no familiar es explicado en términos familiares, a través de la analogía.

Una vez que estas asunciones han sido declaradas y reconocidas, entonces el científico está listo para realizar su tarea. Ha sido reconocido hace mucho tiempo atrás que la ciencia intenta lograr sus objetivos al dedicarse a un procedimiento conocido como “el método científico”. Pero ¿cómo funciona el método de la ciencia? En su trabajo, Science and Method (Ciencia y Método), Henri Poincaré observó:

El método científico consiste en la observación y el experimento. Si el científico tuviera tiempo infinito a su disposición, sería suficiente para decirle, “Mira, y mira cuidadosamente”. Pero ya que él no tiene el tiempo para mirar todo, y sobre todo mirar cuidadosamente, y ya que es mejor no mirar del todo que mirar a la ligera, él está forzado a hacer una elección (1952).

Bertrand Russel, desarrollando esta misma idea, dijo:

Al llegar a una ley científica existen tres etapas principales: La primera consiste en observar los hechos significativos; la segunda en llegar a una hipótesis, que, si es verdadera, explicará estos hechos; la tercera es deducir de esta hipótesis consecuencias que pueden ser probadas por la observación. Si las consecuencias son verificadas, la hipótesis es provisionalmente aceptada como verdadera, aunque ésta usualmente requerirá modificaciones más adelante como resultado del descubrimiento de factores adicionales (1931, p. 57).

John Moore y Harold Slusher, en Biology: A Search for Order In Complexity (Biología: Una Investigación por el Orden En la Complejidad), resumieron el asunto como sigue:

Los pasos en el método científico son usualmente declarados en el siguiente orden. Cuando el científico está especialmente consciente de ciertas observaciones iniciales en un área de estudio, y está confuso acerca de ciertos aspectos, él declara un problema que nadie ha estudiado o resuelto. El científico reúne muchos factores que pueden tener una relación en el problema. Luego forma una hipótesis, o cálculo, que puede explicar el problema. Más factores son reunidos y su relevancia en la hipótesis es cuidadosamente pesada. Si es posible, se realizan experimentos. Si los factores reunidos son consistentes con la explicación sugerida, o hipótesis, el científico concluye que su explicación es válida, y publica sus resultados. Si la explicación sugerida (hipótesis) llega a ser establecida como resultado de los esfuerzos de muchos trabajadores de investigación que repitieron los pasos, alcanzaron las mismas conclusiones, y descartaron otras explicaciones—la explicación es llamada una ley. Entonces, una ley es principalmente una hipótesis muy bien establecida que ha sido probada intensivamente (1977, pp. 5-6).

EL MÉTODO CIENTÍFICO

Ahora vamos a examinar cada uno de los pasos del método científico.

La Observación.

Douglas Marsland ha denotado: “La base primaria de todo pensamiento científico es la observación” (1969, p. 12). Paul Weisz, en su texto, Elements of Biology (Elementos de la Biología), declaró: “toda ciencia comienza con la observación, el primer paso del método científico. A la vez esto delimita los dominios científicos; algo que no puede ser observado no puede ser investigado por la ciencia” (1965, p. 40). Henry Morris ha secundado: “Por ende, la ciencia implica factores que son observados y leyes que han sido demostradas” (1966, p. 151).

Declaración y Definición del Problema.

La investigación científica está caracterizada por lo que es llamado el modelo “hipotético-deductivo”. El científico nota un problema basado en sus observaciones, y luego expone el problema cuando desea investigarlo. Entonces formula su hipótesis, y reúne factores para corroborarla o negarla.

Creación de Hipótesis.

Francisco J. Ayala ha sugerido: “Una hipótesis es empírica o científica solamente si puede ser probada por la experimentación... Una hipótesis o teoría que no puede ser, a lo menos en principio, falsificada por las observaciones empíricas y experimentos no pertenece al reino de la ciencia” (1974, p. 700). David Hull, en su libro, Philosophy of Biological Science (Filosofía de la Ciencia Biológica), escribió: “Primero y ante todo...una hipótesis científica debe ser verificable. Idealmente la hipótesis que debe ser probada es universal en forma” (1974, p. 2).

La Deducción de la Hipótesis de Predicción.

John N. Moore observó que “...el corazón del método científico es el proceso problema-hipótesis-prueba. Y, necesariamente, el método científico implica predicciones. Y las predicciones, para ser útiles en la metodología científica, deben estar sujetas al examen empírico” (1973, pp. 23-24). Duane Gish comentó:

Por ende, para que una teoría califique como una teoría científica, debe ser sostenida por eventos, procesos, o propiedades que pueden ser observadas, y la teoría debe ser útil en predecir las consecuencias de los fenómenos naturales futuros o de los experimentos del laboratorio. Una limitación adicional usualmente impuesta es que la teoría debe ser capaz de falsificación. Eso quiere decir que, debe ser posible concebir de algún experimento el fracaso de lo que desaprobaría la teoría (1973, pp. 2-3).

Weisz denotó: “La lógica deductiva es usada extensamente por los científicos para obtener predicciones de las hipótesis... La mayoría de los científicos están tan acostumbrados al razonamiento deductivo que la construcción formal de los enunciados ‘si...entonces...’ es innecesaria para montar experimentos” (1965, p. 8). No obstante Keeton ha señalado que la inducción también es una parte necesaria del proceso. “Después que el científico ha razonado inductivamente de lo específico a lo general (i.e., de los factores específicos a los enunciados generales), él debe invertir su campo y razonar deductivamente, de lo general a lo específico” (1973, p. 2).

La Experimentación.

Un elemento clave en cualquier esfuerzo científico es el uso de la experimentación, ya que éste provee un método por el cual las hipótesis y las predicciones pueden ser probadas. Moore observó que

La actividad científica implica la búsqueda de factores que pueden ser observados o demostrados, y por leyes que han sido también demostradas, por medio de métodos fiables de descubrimiento. Y en el corazón del método o métodos científicos está la repetición o reproducibilidad experimental (1973, pp. 23-36,34).

Morris escribió: “...el método científico implica reproducibilidad experimental, con causas iguales produciendo efectos iguales” (1966, p. 151).

Creación de la Teoría o Ley.

Una teoría es en términos generales una hipótesis basada y aceptada extensamente sostenida a lo menos con algo de evidencia experimental buena. Es una respuesta considerada y aceptada para explicar algo inusual. Una buena teoría científica reúne estos criterios: (a) identifica las relaciones metódicas de varias y diversas observaciones; (b) predice futuros resultados; (c) es modificable; y (d) puede ser usada para desarrollar una nueva dirección para la investigación adicional. Una ley científica es “vista como el reflejo real de las regularidades en la naturaleza” (Hull, 1974, p. 3). No hay excepciones conocidas para las leyes científicas (e.g.; Biogénesis, Causalidad, etc.)—de otra manera no serían leyes.

CONCLUSIÓN

George Gaylord Simpson, hablando de la ciencia, escribió:

La distinción importante entre la ciencia y aquellas otras sistematizaciones (las artes, filosofía, y teología) es que la ciencia es auto-probativa y auto-correctiva. La prueba y la corrección son hechas por medio de la observación que puede ser repetida con esencialmente los mismos resultados por personas normales operando por los mismos métodos y con los mismos enfoques (como citado en Moore, 1973, p. 23).

Pero, después que la ciencia a realizado su deber, ¿puede entonces sentirse libre de pronunciar “verdad absoluta” a un mundo en espera? Desafortunadamente, la respuesta es “no”, como Simpson ha explicado.

Nosotros hablamos en términos de “aceptación”, “confianza”, y “probabilidad”, no “prueba”. Si por prueba se pretende el establecimiento de la verdad eterna y absoluta, no abierta a ninguna excepción o modificación posible, entonces la prueba no tiene lugar en las ciencias naturales. Por otra parte la prueba en una ciencia natural, tal como la biología, debe ser definida como el logro de un grado alto de confianza (1965, p. 16).

Citando a Simpson, Bolton Davidheiser observó:

El eminente George Gaylord Simpson dice concerniente a la naturaleza inductiva del método científico, “El concepto de la ‘verdad’ en la ciencia es por ende bastante especial. Implica nada eterno y absoluto pero solamente un alto grado de confianza después de la auto-verificación y auto-corrección adecuada”. El profesor Simpson además dice que “por encima del nivel de la trivialidad no hay casi ningún tema científico en el cual el acuerdo sea literalmente universal”. Él dice que la razón más fundamental para el desacuerdo en la ciencia es la imposibilidad inherente de la certeza completa. Él señala que “un hecho puede desaprobar una teoría y no todos los hechos pueden ser observados, por tanto un investigador no puede descartar completamente la posibilidad de que un fenómeno discrepante pueda ocurrir”. Él además señala que “en cualquier situación compleja la información es raramente tan completa como para que solamente una explicación pueda ser concebiblemente correcta”. En otras palabras, es muy posible que sean teorías rivales (1969, p. 11; la cita de Simpson es de sus Notes on the Nature of Science—Notas sobre la Naturaleza de la Ciencia, 1962, p. 11, énfasis en original).

Entonces, la ciencia, tan maravillosa como es, no provee todas las respuestas.

No debe existir conflicto real entre la ciencia natural y la verdadera religión ya que sus ámbitos son completamente distintos y separados. La ciencia natural trata con las entidades físicas por la abstracción, el experimento, y la medición matemática; mientras que la religión es una actitud de confianza y amor hacia un Dios infinito, la cual resulta en una experiencia vital que constituye la esencia de la religión. Los conflictos entre estas dos son siempre el resultado de la mala interpretación y representación de la una o de la otra o de ambas, y la historia abunda con ilustraciones de todas estas formas de contradicciones confusas. La ciencia y la religión, aunque por ende separadas, tienen varias relaciones que hace de la una la sierva de la otra. Dean Inge remarca, “debemos esperar un tiempo cuando la ciencia de un hombre religioso será científica y la religión de un hombre científico será religiosa” (Whaling, 1929, pp. 51-52).

La ciencia verdadera y la religión verdadera no están en conflicto. Estas son, de hecho, completamente armoniosas. La ciencia es el “espejo” dado al hombre por Dios con el propósito de investigar y tener dominio sobre Su creación. Usada apropiadamente, es una herramienta del todo beneficial.

REFERENCIAS

Ayala, Francisco J. (1974), American Scientist, November/December.

Clark, Gordon H. (1964), The Philosophy of Science (Nutley, NJ: Craig Press).

Davidheiser, Bolton (1969), Evolution and Christian Faith (Phillipsburg, NJ: Presbyterian and Reformed).

Gish, Duane T. (1973), Evolution: The Fossils Say No! (San Diego, CA: Creation-Life Publishers).

Keeton, F. (1973), Elements of Biological Science (New York: W.W. Norton).

Hull, David (1974), Philosophy of Biological Science (Englewood Cliffs, NJ: Prentice-Hall).

Marsland, Douglas (1969), Principles of Modern Biology (New York: Holt, Rinehart, Winston).

Moore, John N. (1973), American Biology Teacher, January.

Moore, John N. and Harold Slusher (1977), Biology: A Search for Order in Complexity (Grand Rapids, MI: Zondervan).

Morris, Henry M. (1966), Studies in the Bible and Science (Grand Rapids, MI: Baker).

Poincaré, Henri (1952), Science and Method (New York: Dover).

Russell, Bertrand (1931), The Scientific Outlook (London: Free Press).

Simpson, George Gaylord and W.S. Beck (1965), Life: An Introduction to Biology (New York: Harcourt, Brace and World), second edition.

Weisz, Paul (1965), Elements of Biology (New York: McGraw-Hill).

Whaling, Thornton (1929), Science and Religion Today (Chapel Hill, NC: University of North Carolina Press).


DOS EXPLICACIONES DEL ORIGEN DEL UNIVERSO Y LA VIDA III

En esta oportunidad quiero compartir la tercera parte de un curso basico sobre temas importantes para el creyente. Este curso fue desarrollado por Apologeticspress, y desde luego lo considero de gran calidad e importancia.

Nota: Si alguien quisiera desde ya todo el curso, unicamente se tienen que comunicar con migo, y con gusto les hago llegar el curso completo, incluyendo evaluaciones de todo el material, y si no buscan en la pagina de Apologeticspress, en el area de cursos autodidacticos.




CREACIÓN VS. EVOLUCIÓN— [PARTE III]


Existen dos explicaciones mutuamente exclusivas y diferentes para el origen del Universo y de la vida en él—la evolución y la creación. Ambos conceptos pueden ser explorados como modelos científicos, ya que ambos pueden ser usados para explicar y predecir ciertos factores científicos. Obviamente el concepto que hace un mejor trabajo en explicar/predecir es el mejor modelo científico. Para examinar propiamente los dos modelos, cada uno de estos debe ser comparado con los hechos disponibles. En esta lección nos gustaría examinar en particular la evidencia del registro fósil—primero, ya que ese registro se relaciona generalmente a la controversia creación/evolución, y segundo, ya que el registro se relaciona específicamente al asunto del origen humano.


Mientras consideramos la evidencia, es esencial saber exactamente qué predicen los modelos de la evolución y la creación para que así las predicciones sean comparadas con la información real. El modelo de la evolución predice que: (a) las rocas “más antiguas” contendrían evidencia de las formas más “primitivas” de vida capaces de fosilización; (b) las rocas “más jóvenes” exhibirían formas de vidas más “complejas”; (c) sería aparente un cambio gradual en organismos de lo “simple-a-lo-compuesto”; y (d) se harían presentes formas transicionales.


El mismo Charles Darwin declaró en el Origin of Species (Origen de las Especies) que “el número de variedades intermedias, las cuales han existido antiguamente, [debe] ser realmente enorme”.No obstante, él llegó a admitir: La geología con toda seguridad no revela tal cambio orgánico minuciosamente clasificado; y esto, tal vez, es la objeción más obvia y más seria que puede ser argumentada en contra de esta teoría. La explicación yace, yo creo, en la imperfección extrema del registro fósil (1956, pp. 292-293).


Efectivamente este fue un problema para la teoría de Darwin, y todavía permanece siendo un problema para la versión moderna de la evolución. Después de todo, ¿no es un poco ridículo esperar que la gente acepte una teoría científica como verdadera cuando sus defensores tienen que explicar por qué mucho de la evidencia crucial falta?


Esto sería como un abogado que trata un caso de homicidio en un proceso judicial, y que dice en su discurso de apertura: “Nosotros sabemos que el acusado es culpable de homicidio, aunque no podemos encontrar una razón, el arma, el cuerpo, o algún testigo”.


Desde luego, es verdad que el registro fósil es imperfecto. Darwin sugirió una razón para esa imperfección—la investigación insuficiente. En 1859 (cuando Darwin escribió su libro), la mayoría de la recolección de fósiles había sido hecha en Europa y los Estados Unidos. No obstante, después de más de 140 años de trabajo paleontológico, la defensa de Darwin no puede ser sostenida más. De hecho, un geólogo evolucionista, T.N. George de Gran Bretaña, declaró más de cuarenta años atrás: “No hay necesidad para disculparse nunca más por la pobreza del registro fósil. En algunas formas ha llegado a ser casi incontrolablemente rico” (1960, 48[1]:1-5).


Por otro lado, el modelo de creación predice que: (a) las rocas “más antiguas” no siempre contendrían la evidencia de la forma más “primitiva” de vida, y las rocas “más jóvenes” no siempre contendrían evidencia de la forma más “compleja” de vida; (b) no siempre aparecería una forma de progresión de vida de lo simple-a-lo-complejo; en cambio, hubiera un repentino “estallido” de formas de vida diversas y complejas; y (c) hubiera una ausencia obvia y regular de fósiles transicionales, ya que no hubo formas transicionales. Los evolucionistas y los creacionistas sí están de acuerdo en una cosa: Si debe haber alguna evidencia física para la evolución, por necesidad tendrá que venir del registro fósil, porque es solamente aquí que la evidencia histórica real de la evolución puede ser localizada.


En el pasado, algunos equivocadamente pensaron que fue dentro del registro de las rocas—“el museo de la naturaleza”—que la evolución finalmente sería documentada. No obstante, cuanto más y más hallazgos fueron descubiertos, llegó a ser claro que la evidencia del registro fósil se opone fuertemente a la evolución y sostiene fuertemente a la creación.


Primero, considere la predicción del modelo de la evolución de que el registro fósil debería revelar una progresión de formas de vida de lo simple-a-lo-compuesto. Hasta recientemente, un examen del estrato Precámbrico de la tabla de tiempo geológico (la capa más baja de esa tabla de tiempo) mostró evidencia indiscutible de formas fósiles multicelulares, mientras que la capa Cámbrica (la siguiente capa más alta) mostró un repentino “estallido” de formas de vida. En años pasados, éste fue un problema serio y fundamental para la teoría evolutiva.


Hoy en día, los evolucionistas sugieren que han encontrado, en la era Precámbrica, animales multicelulares que no tenían armazón o esqueleto. Clasificados colectivamente como el complejo fósil Ediacaran, estos hallazgos incluyen animales que se parecen a las medusas, posiblemente relacionados a los corales, y a los gusanos segmentados.


Pero incluso con estos nuevos hallazgos, el problema fundamental para los evolucionistas persiste ya que en la capa Cámbrica encontramos fósiles de muchas diferentes clases de animales, mientras que en las capas debajo de estos fósiles, encontramos solamente unos pocos organismos “como-medusas”. Los evolucionistas proponen que estos organismos deben representar los antepasados de todos los fósiles en el estrato Cámbrico, aún así no hay formas transicionales para sugerir tal relación. El problema de los “antepasados faltantes” en las rocas Precámbricas es grave como siempre lo fue.


Segundo, si el registro fósil debe ofrecer apoyo para la evolución, debe demostrar una secuencia bien definida de formas intermedias completamente funcionales, por lo que pretendemos decir que ciertas condiciones deben ser reunidas antes de que un organismo (fósil o vivo) pueda ser considerado como una forma intermedia verdadera.


Eso significa que nosotros deberíamos ver partes transicionales del cuerpo tales como mitad escamas/mitad plumas, o animales que son algo como mitad reptiles/mitad mamíferos. Sin embargo, el registro fósil no satisface las condiciones para alguna forma transicional. Por ejemplo, los mamíferos toman muchas formas, pero todos son igualmente mamíferos; las aves varían grandemente, pero todas son avícolas. El paleontólogo de Harvard Stephen J. Gould ha declarado que la ausencia de etapas intermediarias de fósiles ha permanecido como un “problema persistente y fastidioso para el relato gradualista de la evolución” (1980, p. 127). Efectivamente ha sido—y ¡todavía lo es más después de dos décadas que él hizo ese reconocimiento!


El modelo de la creación predice un “estallido” repentino de vida— con plantas y animales completamente formados. El modelo de la creación predice una mezcla de formas de vida. El modelo de la creación predice una ausencia sistemática de formas transicionales.


La evidencia del registro fósil claramente muestra: (a) vida completamente formada apareciendo repentinamente; (b) una mezcla de formas de vida (por ejemplo, casi todas, si no todas, de la división en el periodo Cámbrico); y (c) una falta obvia de formas transicionales.


Hoy en día los evolucionistas, con seguridad, están en una posición vergonzosa. No pueden encontrar ni las formas transicionales que su teoría demanda, ni el mecanismo para explicar cómo los procesos evolutivos supuestamente ocurrieron. No obstante, los hechos calzan en el modelo de la creación perfectamente.


Tanto los creacionistas como los evolucionistas están de acuerdo de que los fósiles existen, y que éstos representan el medio ambiente en el cual una vez vivieron. Sin embargo, no es el fósil en sí mismo lo que los creacionistas cuestionan, sino en cambio la interpretación colocada sobre esos fósiles por los evolucionistas. Yen ninguna parte es esto más evidente (o más fundamentalmente importante) que en los fósiles que se relacionan con la evolución humana—un área que nos gustaría investigar más en esta lección.


EL REGISTRO FOSIL Y LA EVOLUCIÓN HUMANA


Vamos a ser directos acerca de una cosa. De todas las ramas que deben ser encontradas acerca de ese infame “árbol de la vida evolutiva”, la que guía al hombre debería ser la más documentada.


Después de todo, ya que son considerados la llegada evolutiva más reciente, los fósiles pre-humanos supuestamente habrían estado expuestos a procesos naturales de descomposición por menos plazo de tiempo, y por ende deberían estar mejor preservados y más fáciles de encontrar que cualquier otro. [Considere, por ejemplo, cuántos fósiles de dinosaurios poseemos, y ¡se supone que esos animales deberían haber existido hace más de cien millones de años!] En adición, ya que los fósiles homínidos son de mayor interés para el hombre (porque se supone que éstos representan su pasado), es seguro decir que más personas han estado buscando por ellos mucho más tiempo que por algún otro tipo de fósiles. Si existe alguna forma transicional real en algún lugar en el mundo, ésta debería ser documentada más abundantemente en la línea que guía desde el primer primate hacía el hombre moderno. Con seguridad, los fósiles en este campo han recibido más publicidad que en ningún otro. Pero exactamente, ¿qué revela el registro fósil humano? ¿Cuál es su mensaje central? Lyall Watson, al escribir en la revista Science Digest, declaró sin rodeos: “Los fósiles que decoran nuestro árbol genealógico son tan escasos que hay aún más científicos que especimenes. El hecho remarcable es que toda la evidencia física que tenemos para la evolución humana puede aun ser colocada, con espacio de sobra, dentro de un simple féretro” (1982, p. 44). Y relativamente pocos fósiles del “árbol genealógico” han sido encontrados desde que este enunciado fue hecho.


Desde luego, el público generalmente no tiene idea de cuán escasa exactamente, y cuán fragmentaria (¡literalmente!), es la “evidencia” para la evolución humana. Además, es prácticamente imposible determinar qué “árbol genealógico” uno debe aceptar. Richard Leakey (de la famosa familia caza-fósiles en África) ha sugerido uno. Su fallecida madre, Mary Leakey, propuso otro. Donald Johanson, presidente del Instituto de Orígenes Humanos en Berkeley, California, ha propuesto todavía otro. Y Meave Leakey (la esposa de Richard) ha propuesto todavía uno más. En una reunión anual de la Asociación Americana por la Difusión de la Ciencia, muchos antropólogos de todo el mundo descendieron a la ciudad de NewYork para ver fósiles homínidos exhibidos por el Museo Americano de Historia Natural. Reportando acerca de esta exposición, la revista Science News tuvo esto para decir:


Uno algunas veces se pregunta si los orangutanes, chimpancés, y gorilas alguna vez se sientan alrededor del árbol, con- templando quién es el pariente más cercano del hombre. (y ¿les gustaría ser?) Tal vez ellos aún se ríen entre dientes por las maquinaciones de los científicos cuando ellos compiten para pintar el mapa definitivo de la evolución en la tierra. Si son colocadas una encima de otra, todas estas versiones competitivas de nuestra vía evolutiva hicieran a la autopista de Los Angeles lucir como la Carretera de Campo 41 en Elkhart, Indiana (vea “Whose Ape Is It, Anyway?,” 1984, p. 361). ¿Cómo, a la luz de tales confesiones, pueden los científicos evolucionistas posiblemente defender la idea de la evolución simio/humana como un “factor científico probado”?


La familia de primates (homínida) supuestamente consiste de dos géneros comúnmente aceptados: Australopitecos y Homo. Aunque es imposible presentar algún panorama de evolución humana, sobre el que incluso los evolucionistas mismos estarían de acuerdo, actualmente el panorama alegado (cosechado de los propios escritos de los evolucionistas) puede presentarse como esto:


Aegiptopitecos zeuxis (28 millones de años atrás)_Driopitecos africanus (20 millones)_Ramapitecos brevirostris (12-15 millones)_Orrorin tugenensis (6 millones)_Ardipitecos ramidus (5.8-4.4 millones)_Keniantropos platyops (3.8 millones de años) _ Australopitecos anamensis (3.5 millones) _ Australopitecos afarensis (3.4 millones)_Homo habilis (1.5 millón)_Homo erectus (2-0.4 millón)_Homo sapiens (0.3 millón al presente).


Ahora, aquí está lo equivocado con todo esto. Aegiptopitecos zeuxis ha sido llamado por Richard Leakey “el primer simio que surgió del depósito de monos del Antiguo Mundo” (1978, p. 52). No hay controversia en esto; el animal en verdad es un simio. El Driopitecos

africanus es (según Leakey) “el depósito del cual todo simio moderno evoluciona” (p. 56). Pero como los evolucionistas David Pilbeam y Elwyn Simons han señalado, el Driopitecos ya estaba “demasiado comprometido conla familia de los simios”comopara ser el progenitor del hombre (1971, p. 23). No hay controversia en esto; el animal en verdad es un simio. ¿Qué acerca del Ramapitecos? Gracias al trabajo adicional de Pilbeam, nosotros sabemos que el Ramapitecos no fue un homínido en absoluto, sino meramente otro simio (1982, 295: 232). No hay controversia en esto; el animal en verdad es un simio.


Entonces, ¿qué diremos de estos tres “antepasados” que forman la raíz principal del árbol genealógico del hombre? Simplemente diremos lo mismo que los evolucionistas han dicho: los tres fueron nada más que simios.


Los 13 fragmentos fósiles que forman el Orrorin tugenensis (fémures rotos, pedazos de mandíbula inferior, y varios dientes) fueron encontrados en las Colinas de Tugen en Kenia en el otoño del 2000 por Martin Pickford y Brigitte Senut de Francia, y han sido polémicos desde entonces. Si Orrorin fuera considerado un antepasado humano, sería anterior a otros candidatos por alrededor de 2 millones de años. Noobstante, Pickford y Senut, en un panorama más drástico, han sugerido que todos los australopitecinos—aún aquellos considerados nuestros antepasados directos—deberían ser relegados a una rama lateral de extremos muertos a favor de Orrorin. Sin embargo el paleontólogo David Begun de la Universidad de Toronto ha declarado que los científicos no pueden decir si Orriron estuvo “sobre la vía a los humanos, la vía a los chimpancés, a un antepasado común de ambos, o solo a una rama lateral extinta” (2001). En 1994, Tim White y sus co-trabajadores describieron una nueva especie conocida como Australopitecos ramidus (re-nombrada un año después como Ardipitecos ramidus), que fue datada en 4.4 millones de años.La edición de agosto de 1999 de la revistaTime contenía un artículo especial, “Up From the Apes” (“Venido de los Simios”), acerca de la criatura. Al principio, cuando se encontró (y cuando todavía se consideraba un australopitecino), morfológicamente ése fue el más antiguo australopitecino más parecido a un simio aún descubierto, y por ende parecía ser un buen candidato para el antepasado común más distante de los homínidos. Sin embargo, el Dr. White finalmente admitió que el A. ramidus no fue un eslabón perdido, sino en cambio tenía numerosos “rasgos como de chimpancé”. Un año después, Meave Leakey y colegas describieron el Australopitecos ana-mensis de 3.5-4.2 millones de años de edad, un taxón que porta similitudes asombrosas con el Ardipitecos (un chimpancé de verdad) y Pan (el género real de los chimpancés). En 1997, algunos investigadores descubrieron otro ArdipitecosA. ramidus kadabba—que fue datado en 5.8-5.2 millones de años de edad. [El Ardipitecos ramidus original luego fue re-nombrado A. ramidus ramidus]. Una vez más, la revista Time circuló una historia de primera plana sobre este presunto “eslabón perdido” (en su edición de julio 23 del 2001). ¿Qué fue lo que convenció a los evolucionistas que Kadabba caminaba derecho y que estaba en la senda para llegar a ser un hombre? ¡Un simple hueso del dedo del pie! Luego, en la edición de marzo 22 del 2001 de la revista Nature, Meave Leakey y sus co-autores anunciaron el descubrimiento de Keniantropos platyops (“hombre de cara plana de Kenia”). Los autores describieron su hallazgo como “un hueso temporal bien-preservado, dos maxilas parciales, dientes aislados, y lo que es más importante un cráneo grandemente completo, aunque distorsionado” (410:433, énfasis añadido). Leakey colocó una cantidad tremenda de importancia en lo plano del rasgo facial de este hallazgo, debido al factor ampliamente reconocido que las criaturas más modernas supuestamente poseían una verdadera estructura facial más plana que sus supuestos antepasados más antiguos y más parecidos a los simios. No obstante, este no es un pequeño problema, ya que las criaturas más jóvenes que K. platyops, y por ende más cercanos al Homo sapiens, tienen rasgos faciales mucho más pronunciados como de simios. El K. platyops fue datado en 3.8 millones de años, y todavía tiene una cara mucho más plana que cualquier otro homínido de esa edad. Por tanto, el panorama evolutivo parece estar moviéndose en la dirección equivocada. Algunos han argumentado que K. platyops pertenece más apropiadamente al género Australopitecos.


El Australopitecos afarensis fue descubierto por Donald Johanson en 1974 en Hadar, Etiopía. El Dr. Johanson sostiene que la criatura (conocida como “Lucy”) es el antepasado directo del hombre (vea Johanson, 1981). Numerosos evolucionistas están fuertemente en desacuerdo.


Don Solly Zuckerman, famoso anatomista británico, publicó su punto de vista en su libro, Beyond the Ivory Tower (Mas Allá de la Torre Marfil). Él estudió los australopitecinos por más de 15 años y concluyó que si el hombre descendiera de un antepasado como el simio, lo hizo sin dejar un rastro sencillo en el registro fósil (1970, p. 64).


Alguien puede decir, “Pero el trabajo de Zuckerman fue realizado antes de que Lucy fuera descubierta”.Verdadero, pero eso malentiende el punto. La investigación de Zuckerman—que estableció definitivamente que los australopitecinos fueron nada más que simios caminando sobre sus nudillos—¡fueron hechos sobre fósiles más recientes (i.e.,más cercanos al hombre) que Lucy! Si hallazgos más recientes son nada más que simios, ¿cómo un espécimen más antiguo puede ser “más humano”? Mientras estaba en la Universidad de Chicago, Charles Oxnard reportó su análisis multivariado calculista, que documentaba que los australopitecinos no eran nada más que simios que caminaban en sus nudillos (1975, pp. 389-395). Luego, en la edición de abril de 1979 de la revista National Geographic, Mary Leakey reportó encontrar huellas—datadas incluso más antiguas que Lucy en 3.6-3.8 millones de años—tanto que ella admitió que fueron “remarcablemente similares a aquellos del hombre moderno” (p. 446). Si Lucy dio origen a los humanos, entonces, ¿cómo pudieron los humanos haber existido más de 500,000 años antes que ésta como para hacer tales huellas? [vea Lubenow, 1992, pp. 45-48 para una refutación detallada de Lucy].


¿Qué acerca del Homohabilis? J.T. Robinson y David Pilbeam hace mucho tiempo atrás han argumentado que el H. habilis es lo mismo que A. africanus. LouisLeakey (el padrede Richard) aun declaró:“Yo sostengo que morfológicamente es casi imposible considerar al Homohabilis como representante de una etapa entre el Australopitecos africanus y el Homoerectus” (1966, 209:1280-1281). El Dr. Leakey luego reportó la existencia contemporánea de fósiles Australopitecos, Homo habilis, y el H. erectus en Olduvai Gorge (vea M.D. Leakey, 1971, 3:272). Aún más sorprendente fue el descubrimiento de Mary Leakey de los restos de una cabaña circular de piedra en el fondo de BedI en Olduvai Gorge—¡fósiles debajo del H. habilis! Los evolucionistas hace mucho tiempo han atribuido la fabricación deliberada de refugio solo al Homo sapiens, sin embargo el Dr. Leakey descubrió a los australopitecinos y al H. habilis juntos con viviendas fabricadas.


Como Duane Gish preguntó: “si los Australopitecos, Homo habilis, y Homo erectus existieron contemporáneamente, ¿cómo pudo haber sido uno antepasado del otro? Y ¿cómo pudo alguna de estas criaturas ser antepasado del Hombre, cuando los artefactos del Hombre son encontrados enunnivel estratigráficomásbajo, directamente debajo, y por ende más antiguos en tiempo que estos supuestos antepasados del Hombre?” (1995, p. 271). ¡Buena pregunta! Y ¿qué acerca del Homoerectus? Examine una copia de la edición de noviembre de 1985 de la National Geographic y vea si puede detectar algunas diferencias entre las fotos del Homo erectus y el Homosapiens (pp. 576-577). El hecho es que, no hay diferencias reconocibles.


Como Ernst Mayr, el famoso evolucionista taxonomista de Harvard remarcó: “La fase del Homo erectus está caracterizada por un esqueleto del cuerpo que, hasta donde sabemos, no difiere del hombre moderno en algún punto esencial” (1965, p. 632). La evidencia fósil para la evolución (humana o no) simplemente no se encuentra allí. Los simios siempre han sido simios, y los humanos siempre han sido humanos.


REFERENCIAS


Begun, David (2001), “Early Hominid Sows Division,” [En-línea], URL:http://bric.postech.ac.kr/science/97now/01_2now/010222c.html.Darwin, Charles (1956 edition), The Origin of Species (London: J.M.

Dent & Sons). George, T.N. (1960), Science Progress, 48[1]:1-5, January. Gish, Duane T. (1995), Evolution: The Fossils Still Say No! (El Cajon, CA: Institute for Creation Research). Gould, Stephen J. (1980), “Is a New and General Theory of Evolution Emerging?” Paleobiology, 6:119-130, Winter.

Johanson, Donald C. (1981), Lucy: The Beginnings of Humankind (New York: Simon & Schuster).


Leakey, Louis S.B. (1966), “Homo habilis, Homo erectus, y Australopithecus,” Nature, 209:1280-1281. Leakey, M.D. (1971), Olduvai Gorge (Cambridge, England: Cambridge University Press). Leakey, Mary (1979), “Footprints in the Ashes of Time,” National Geographic, 155[4]:446-457, April. Leakey, Meave, et al. (2001), “New Hominin Genus from Eastern Africa Shows Diverse Middle Pliocene Lineages,” Nature, 410:433-440, March 22. Leakey, Richard (1978), People of the Lake (New York: E.P. Dutton). Lubenow, Marvin (1992), Bones of Contention (Grand Rapids, MI: Baker). Mayr, Ernst (1965), Animal Species and Evolution (Boston: Harvard University Press). Oxnard, Charles E. (1975), “The Place of the Austrapopithecines in Human Evolution: Grounds for Doubt?, “Nature 258:389-395, December. Pilbeam, David and Elwyn Simons (1971), “A Gorilla-Sized Ape from the Miocene of India,” Science, 173:23, July. Pilbeam, David (1982), “New Hominoid Skull Material from the Miocene of Pakistan,” Nature, 295:232-234, January. Watson, Lyall (1982), “TheWater People,” Science Digest, 90[5]:44, May. “Whose Ape Is It, Anyway?” (1984), Science News, 125[23]:361, June Zuckerman, Solly (1970), Beyond the Ivory Tower (New York: Taplinger).


www.ApologeticsPress.org.

Publicado por Apologetics Press, Inc. Copias adicionales pueden ser

Ordenadas de nuestras oficinas en: 230 Landmark Drive, Montgomery, Alabama 36117, USA, 334/272-8558.

Derechos de autor © 2005.

Cultura Cristiana Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger