viernes, 13 de noviembre de 2009

ENTRANDO A LA ORACIÓN

ENTRANDO A LA ORACIÓN


Antes de iniciar un tiempo de oración se deben considerar muchos aspectos importantes dentro de la oración espontánea que le podamos dirigir a nuestro padre celestial. Jesús al enseñarles a sus discípulos la manera en que debían orar, les estaba mostrando los elementos básicos de una oración reverente, que sirve de ejemplo para entender la manera en la que debemos acercarnos a Dios, de una manera apropiada.


Debemos dirigirnos a Dios con reverencia, expresando nuestra necesidad de estar con el; confianza, exaltación. Etc.


Entrando a la oración

Lucas 11.1-4

Padre = (Heb. 4.16; 12.28, Respeto, Confianza) nuestro = (propiedad, valor) que estas En los cielos, = (Salmo 135 exaltación, superioridad, alabanza, adoración) Santificado sea tu nombre = (Deseo de colocar a Dios en un lugar aparte de cualquier otra cosa, tiene que ser el lugar mas importante de nuestra vida, lo santificamos viviendo justa y piadosamente, honrando y buscando la voluntad de quien esta ocupando el lugar mas importante de nuestra vida)


Venga tu reino. = (Expresa el deseo de que la esfera en la que la voluntad de Dios reina, es respetada y cumplida sea establecida en la tierra. Salmo 143.10 ¿Quién es el responsable de que eso pase en la tierra?)



Hágase tu voluntad, = (Expresa que el deseo de Dios se haga realidad) como en el cielo, así también en la tierra. = (implica que así como en el reino celestial su deseo es realidad; a si también en nuestra vida terrenal se cumpla su voluntad; así como en toda la humanidad; lo primero implica disposición de sus hijos de aceptar sus designios, y lo segundo implica influir para que en mundo se haga lo que Dios desea; de lo contrario esta parte de la oración no tiene sentido; Mateo 5.14-16; I Juan 2.9-11, 15, 17. ¿Cómo podemos influir para que en el mundo se haga la voluntad de Dios?)


El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. = (Muestra peticiones materiales, que tienen que ver directamente con la satisfacción de necesidades personales Filip. 4.6-7)


Perdónanos nuestros pecados, porque nosotros también

Perdonamos a los que nos deben. = (En esta parte expresa la necesidad del perdón divino por la razón que pecados acumulados no perdonados no nos permiten tener una relación adecuada con nuestro Dios; pero esta declaración esta acompañada de el perdón que manifestamos nosotros a las personas que nos deban algo, y esto como requisito lógico para recibir el perdón divino Mateo 6.14-15; 18.23-35)


Y no nos metas en tentación mas líbranos del mal. = (Existen dos tipos de situaciones en las que podemos ser presa del mal; una es que Dios lo permita, Job 1.6-12; por lo cual aquí se le pide a Dios que nos libre II Pedro 2.7-9 pero también existen las situaciones en las que nosotros mismos nos metemos en la tentación Hech. 5.1-11) No usemos la excusa de buscar la tentación para vencerla porque eso es una falacia.


CONCLUSIÓN

La oración del padre nuestro es la mejor introducción de cualquier comunicación oral, aquí podemos destacar los elementos fundamentales de una oración efectiva siempre y cuando se haga con un corazón contrito y humillado.


©Edgar Ramírez

Maestro de Educación Cristiana

0 comentarios:

Publicar un comentario