lunes, 9 de noviembre de 2009

LOS PARAMETROS CRISTIANOS NO SON IMPUESTOS

LOS PARAMETROS CRISTIANOS NO SON IMPUESTOS


Hace algunos siglos la iglesia cristiana se caracterizo por ser autoritaria, inquisidora y lo mas despreciable desde el punto de los mismos principios de los fundadores del cristianismo, todo oscurecido por los intereses mezquinos de dirigentes que por tratar de lograr obtener una cuota de poder no solo religioso sino también político distorsionaron el mensaje del mismo Jesucristo.


La Iglesia fue fundada, no como institución autoritaria que obligue al mundo a vivir conforme a las enseñanzas de Cristo, sino solamente como institución que testificara de Cristo, que le manifestara ante el mundo.


Después de ser los perseguidos en los primeros siglos después de Cristo, se convirtieron en perseguidores, después que Constantino une la religión y la política de Roma; la iglesia se convierte en la institución mas influyente y ciertamente poderosa; eso la convierte en una institución autoritaria, ya que tomando en cuenta los pseudo lideres de esa época y la corrupción a la que se prestaba el acogimiento del poder político del imperio, da a luz una institución infinitamente alejada de lo que fue de sus principios expuestos desde Jesús, siguiendo con los apóstoles y los primeros cristianos, entre ellos los llamados padres de la iglesia.


La Iglesia fue fundada en el medio del Imperio Romano, y poco a poco asumió para sí una forma de gobierno como el del mundo político en que existía, y llegó a ser una vasta organización autocrática regida por los dirigentes superiores.


Una vez teniendo el poder de hacer casi cualquier cosa, la iglesia comienza a darse el lujo de imponer la fe, y todo lo que implica ser cristiano, lo cual contrasta totalmente con lo que Jesucristo y Dios mismo concibieron originalmente, es decir “aquel que crea tenga vida eterna” en ningún momento en la biblia encontramos a alguien tratando de imponer a la fuerza alguna doctrina cristiana, es mas ni aun el querer aceptar la propuesta de Jesucristo es impuesta por fuerza, alguna ves Jesús dijo que si alguien no es digno por razones obvias de recibir esta gracia, simplemente salgamos de esos lugares, sacudamos nuestros zapatos y alejémonos; y lo dijo simplemente porque a Dios no le interesan personas coaccionadas; Dios quiere que todo lo que podamos hacer y ser en cuanto a nuestra vida cristiana, salga de lo mas profundo de nuestro corazón, y que seamos dirigidos por voluntad propia en los parámetros cristianos.


Un cristianismo impuesto no es la idea de Dios; todos somos libres de seguir las enseñanzas de Cristo o no; pero eso si; un día, todos nos vemos ante el tribunal celestial; no habrá excusa.


©Edgar Ramírez

Maestro de Educación Cristiana

0 comentarios:

Publicar un comentario