sábado, 9 de enero de 2010

Porque le creo al diseño inteligente

Creo en la teoría del diseño inteligente, porque no es atea mas bien agnóstica, lo cual da lugar para asegurar desde mi punto de vista como cristiano que el diseñador sea Dios, aunque la teoría en si misma no busque a priori un diseñador sobrenatural, sin embargo deja espacio para que un creyente como yo encaje en este espacio.


La evolución desde la perspectiva naturalista es un proceso ciego porque no ve mas adelante, no planifica consecuencias, no tiene propósitos a la vista; y por consecuencia lógica no es inteligente. ¿Será posible que un proceso así pueda diseñar un mecanismo funcional de supervivencia para todas las especies de seres vivos conocidos y por conocer?


Sí la evolución es cierta eso quiere decir que el diseño es posible sin inteligencia; sin embargo por definición un diseño es obra de una mente inteligente, sí el diseño que vemos en cada uno de los seres vivos es funcional, eso indica que no estamos hablando de diseño aparente como lo dicen los evolucionistas, y en realidad estamos enfrente de una verdadera obra de diseño inteligente.


El diseño solo puede ser obra de un agente inteligente, ni el azar, ni la selección natural, ni otro medio puede remplazar a un agente inteligente diseñador de las características propias de la biología; y esta aseveración la hago porque no existen evidencias empíricas que constaten que un proceso ciego no dirigido puede ser capaz de crear diseño o complejidad especificada; los evolucionistas creen que si, aunque en lo mas profundo de si mismos, saben que solamente por fe pueden asegurar que este argumento fuera de toda lógica, y sin una sustentación rigurosa pueda ser cierto.


Los evolucionistas están adoctrinando a las masas para que crean que la evolución ha diseñado todas las especies de seres vivos que conocemos, y que lo puede seguir haciendo, sin embargo la evolución por definición es un proceso no inteligente, entonces es una vil mentira pretender una evolución diseñadora, y aunque ellos aseguren que es un diseño es aparente, la funcionalidad de los diseños biológicos refutan la idea de un diseño aparente.


El diseño aparente es engañoso porque parece diseño pero no lo es, si todo fuera aparente lo que pensamos que fuera imposible en realidad fuera posible, por ejemplo nuestros pulmones aparentaran estar diseñados para vivir fuera del agua, sin embargo pudiéramos vivir meses en las profundidades del mar, lo cual no es cierto, puesto que nuestros pulmones están diseñados con tal precisión que no podemos vivir en las profundidades del mar; y si como los evolucionistas piensan que la selección natural nos podría ayudar a adaptarnos poco a poco a vivir en los océanos fuera cierto, tendríamos que tener pruebas contundentes de que un proceso así se pueda dar.


De lo contrario yo estoy seguro que en un proceso lento como lo describía Darwin, el hombre no podría transformarse en una especie marina; pues desde el primero que tratara de sumergirse en el agua con el fin de vivir en ella, hasta el último todos morirían ahogados.


El diseño aparente es una falsedad, la razón apunta a un diseño inteligente. "Porque habiendo conocido á Dios, no le glorificaron como á Dios, ni dieron gracias; antes se desvanecieron en sus discursos, y el necio corazón de ellos fué entenebrecido. Diciéndose ser sabios, se hicieron fatuos"


Edgar Ramírez

Maestro de Educación Cristiana

0 comentarios:

Publicar un comentario