martes, 2 de marzo de 2010

¿LOS CREACIONISTAS SON POCO INTELIGENTES?

¿LOS CREACIONISTAS SON POCO INTELIGENTES?
Desde que la pseudo-ciencia de la macro-evolución se hizo presente en la mente de la mayoría de científicos y “racionalistas” quienes aceptamos la acción creadora de Dios en los orígenes, hemos sido presa de las mas duras criticas y descalificaciones; es mas, hemos sido tildados de ser poco inteligentes por no buscar otro tipo de explicación en cuanto a este tema. Ser ignorantes por aceptar una explicación distinta al dogma que enseñan los darwinistas, pues según ellos nosotros al aceptar un argumento basado en la Biblia donde solamente una fe loca e irracional puede mover una creencia, (según ellos) automáticamente somos descalificados y somos hechos un objeto de oprobio.

Ellos hacen duras criticas he incluso muchos llegan al insulto en contra las ideas creacionistas comúnmente aceptadas por quienes aceptamos el texto bíblico como la mayor autoridad para nuestras vidas, además de eso aun cuando existen pruebas irrefutables de diseño inteligente igualmente se menoscaban los esfuerzos de evidenciar la acción inteligente en los orígenes, y con el fin de desacreditar esos esfuerzos científicos, se dice que todos esos esfuerzos son parte de una corriente dogmática. Y precisamente aquí cabe aclarar que si hablamos de corrientes dogmáticas, el darwinismo es el mayor dogma que se ha aceptado y defendido a través de la historia por los adeptos a esta teoría, desde Thomas Henry Huxley hasta Richard Dawkins han defendido con todo su creencia, el dogma, por definición, es la afirmación que se considera verdadera y que, por lo tanto, no puede ser negada ni puesta en duda por sus adeptos.

Dogmas hay no sólo en las religiones sino también en casi todas las ideologías sociales, sistemas de pensamiento o incluso en el seno de la propia ciencia, como han reconocido tantos filósofos de la misma. Puede hablarse así, desde los dogmas del marxismo hasta los dogmas, fundamentos o puntos principales de una determinada ciencia.

Por lo tanto es claro que en el asunto de los dogmas, estamos en el mismo nivel los creacionistas y los evolucionistas; sin embargo las criticas mas que todo se basan en que nuestra fe es ciega e irracional y que por lo tanto no puede existir seriedad en las explicaciones religiosas de temas tan complejos como el de los origenes.

Sin embargo cuando examinamos los requerimientos de la ciencia verdadera, vamos a terminar concluyendo que básicamente las teorías que supuestamente son fruto de la “inteligencia” y “racionalidad” están fundamentadas en especulaciones y suposiciones aceptadas a priori, únicamente porque no se acepta que un ser sobrenatural pueda gobernar la naturaleza.

Los evolucionistas se jactan de pertenecer al gremio de la razón, la inteligencia, ciencia y toman a la versión bíblica como un mito. Cuando en realidad para aceptar como verdad muchos argumentos evolutivos deben acudir a la fe, pues por ejemplo aceptan que el proceso evolutivo es ciencia, sin observar empíricamente el proceso, sin probar la hipótesis con experimentos, sin replicar la hipótesis, sin hacer predicciones, en resumen sin someter sus ideas al rigor del método cientifico. Y aun así son tan crédulos, aceptar lo que no se puede constatar rigurosamente es igual a fe. Obviamente para aceptar como cierta una teoría defectuosa como esta, en realidad debemos de tener tanta fe como la fe de un deboto cristiano, puesto que hay que tener fe en que ninguna de las conclusiones “científicas” en la que creamos como las plantea la síntesis moderna darwiniana sea realidad irrefutable. ¿Será inteligente aceptar una teoría como científica, sin someterla rigurosamente al filtro del método científico? A pesar que las evidencias del diseño inteligente si son empíricamente detectables; como lo es los rastros de inteligencia en las intrincadas y complejas estructuras biológicas.(Vease Documental: La Clave del Misterio de la Vida)

En realidad es mas razonable e inteligente evaluar según estos datos empíricos, la inteligencia que en realidad se encuentra detrás del universo; que creer en otra cosa aunque no sea ciencia verdadera simplemente por pre-juicio. La ciencia en si misma no es prejuiciosa porque es conocimiento, sin embargo los científicos si lo pueden ser, además de concluir sesgadamente en sus investigaciones.

Ni la ciencia, ni la filosofía, ni otro medio ha podido constatar la inexistencia de un ser sobrenatural, por lo tanto lo mas razonable del mundo es pensar que ese ser este detrás de todo lo que existe.

La Biblia es un libro de fe, sin embargo Dios en cada milagro se manifiesta de una manera empírica, y eso para podamos ver que es un Dios real. A través de la Biblia encontramos cientos de relatos en los que se manifestó de una manera en la que nadie podía dudar, Jesucristo lo hizo también; la razón es para que nuestra fe no se base en mitos o en fantasías, sino en hechos reales que por supuesto los antagonistas no aceptan, sin embargo Dios es tan real que nos ha dejado medios empíricos por medio de los cuales podemos inferir lo que a todas luces es obvio, es decir que una mente diseño y creo todo lo que existe y nos rodea en la naturaleza.

Porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido.

Romanos 1:19-21
 
Edgar Ramírez
Maestro de Educación Cristiana

0 comentarios:

Publicar un comentario