martes, 18 de mayo de 2010

Más potencia en la Explosión Cámbrica

11 mayo 2010 — Unos investigadores han encontrado más datos fósiles que evidencian la súbita aparición de planes corporales animales en los estratos del Cámbrico. Dos artículos en la revista Geology analizan datos procedentes de dos lugares distantes del mundo. Un equipo encontró briozoos en México, con una antigüedad asignada de 8 millones de años más que los que tenían el récord en China,1 y otro científico encontró diversos equinodermos en España, procedentes del Cámbrico medio.2


Representantes de los equinodermos. Un ejemplo más de aparición súbita de planes corporales en el Cámbrico inferior. Fotografía: NOAA


El autor del artículo acerca de los equinodermos, Samuel Zamora, decía: «Debido a que muchos de estos taxones aparecen cerca del comienzo del Cámbrico medio, parece probable que sus orígenes se deban situar en el Cámbrico inferior».2 Razona que estos datos se enfrentan a una aparición lenta y gradual de los equinodermos en el Cámbrico inferior. «Esto expone que, incluso en el Cámbrico medio más temprano existía entre los equinodermos una diversidad de novedosos planes corporales y de estrategias ecológicas, empujando el tiempo de importantes divergencias hacia el Cámbrico inferior». Y no solo esto, sino que los que él encontró se encuentran entre los «más diversos de ninguna parte». No usa la palabra evolución ni comenta acerca de cómo estos complejos planes corporales pudieran haber aparecido y se pudieran haber diversificado en un tiempo tan corto.

Se cree que los briozoos hicieron su aparición sobre la tierra en el Ordovicio. Landing, English y Keppie presentan una reseña de las opiniones acerca de la explosión del Cámbrico, «Quizá el más intensamente diseccionado de estos espectaculares cambios de diversidad biótica». Dicen que hasta fechas recientes «Un grupo mineralizado, el fílum Bryozoa, parece haberse “perdido” la radiación cámbrica». Su descubrimiento en México confirma ahora «que todos los fílums esqueletizados de metazoos aparecieron en el Cámbrico».1 Estos autores también tienen bien poco que decir acerca de cómo emergieron los briozoos, aparte de afirmar que aparecieron —y ahora, más temprano de lo que se creía. El descubrimiento de estos especímenes en el Cámbrico superior no cierra la posibilidad de que algún día se encuentren briozoos en estratos más inferiores del Cámbrico en algún otro lugar.


1. Landing, English, y Keppie, «Cambrian origin of all skeletalized metazoan phyla—Discovery of Earth’s oldest bryozoans (Upper Cambrian, southern Mexico)», Geology, v. 38, no. 6, pp. 547-550; doi: 10.1130/G30870.1.

2. Samuel Zamora, «Middle Cambrian echinoderms from north Spain show echinoderms diversified earlier in Gondwana», Geology, v. 38 no. 6 p. 507-510; doi: 10.1130/G30657.1.

La tendencia de los datos ha quedado clara a lo largo de décadas y décadas. Cada principal plan de cuerpo animal aparece en el Cámbrico. Cada uno de ellos va encontrándose más y más temprano. (Buscar en la etiqueta «explosión cámbrica» para más información en este blog.) Los más anteriores son tal complejos como los posteriores. ¿Dónde está la evolución? La aparición súbita de planes corporales complejos no es evolución. Si alguien quiere creer la narrativa de Darwin de una evolución gradual y lenta, la creerá no debido a los datos, sino contra ellos.

La propuesta de Darwin es una narrativa totalmente naturalista —excepto cuando necesita milagros para mantenerla en pie a cada momento. ¿Qué le parece al lector este milagro expresado de manera críptica en el artículo de Landing et al: «zooides especializados aparcieron tempranamente en la filogenia de los briozoos». Aparecieron. Así. Qué maravilla. Díganos, por favor, ¿Cómo aparecieron? Los racionalistas ilustrados sienten curiosidad por saberlo. ¿Acaso sencillamente «emergieron» desde el lodo? ¿O acaso Campanilla Dorada le dio con su varita mágica a un fronde ediacarno y ¡zas!, apareció un zooide briozoo especializado? Recomendamos al lector que sepa inglés que consiga el reciente documental Darwin’s Dilemma, donde se pone en evidencia la bancarrota de cualquier modelo de evolución gradual materialista, y la necesidad imperiosa de atribuir la aparición de toda la inmensa información genética que aparece súbitamente y que se expresa en toda la diversidad repentina de la llamada explosión cámbrica a la actividad creadora, trascendente, del Logos divino que plasma la intencionalidad divina en todo un mundo original de vida.


Fuente: Creation·Evolution HeadlinesMore Pow in the Cambrian Explosion 11/05/2010 Redacción: David Coppedge © 2010 Creation Safaris - www.creationsafaris.com
Traducción y adaptación: Santiago Escuain — © SEDIN 2010 - www.sedin.org Usado con permiso del traductor para www.culturacristiana.org





0 comentarios:

Publicar un comentario