lunes, 3 de octubre de 2011

¿Cuál es tu cosmovisión en cuanto al sexo antes del matrimonio? El amor verdadero espera.


Hollywood nos ha lavado el cerebro. La gente es adoctrinada diariamente por ateos que odian a Dios y tienen una agenda: Propagar el “amor” libre y la degeneración del verdadero amor. El dar rienda suelta al sexo es idolatría. Por pecados como este castigaba Dios al pueblo de Israel muy a menudo. Dios ha hablado claro en cuanto a esto.

El verdadero amor es amor Agape, amor sacrificado, no amor egoísta y calculador. Este es el Amor de Dios, el cual se sacrificó por nosotros y tiene nuestros mejores intereses en mente siempre. El hombre que quiere que su novia tenga sexo con ella para demostrarle su amor está siendo egoísta y pensando solo en su propia satisfacción.

¿Por qué digo esto? Pues porque sabemos que el sexo fuera del matrimonio trae muchas malas consecuencias. ¿Cuáles pueden ser? Embarazo no deseado, enfermedades venéreas, efectos secundarios de la píldora y otros medicamentos necesarios para afrontar las enfermedades contraídas, problemas en las relaciones con los padres y otros familiares, e inseguridad sobre tu autoestima si eres mujer. Por último, la posibilidad de contraer el SIDA y un más alto porcentaje de divorcios.

Las chicas jóvenes no entienden la diferencia entre los hombres y las mujeres en cuanto a los deseos sexuales. Ellos no necesitan amor para tener sexo. Las chicas sí necesitan sentir que están enamoradas, lo cual no quiere decir que tengan verdadero amor. Los chicos lo saben y por eso no dudan en decir “te amo” cuando muchas veces lo que quieren decir es “te deseo” físicamente”.

Dios sabe cuánto daño el sexo fuera del matrimonio hace a las personas, especialmente a las mujeres, aunque los hombres tampoco escapan las consecuencias.

Se suele decir:

“Una chica da sexo para recibir amor; un chico dar amor para recibir sexo”. 

Pero las chicas deben entender que no pueden recibir verdadero amor dando sexo. La clase de amor que un hombre da para conseguir sexo NO es amor verdadero.

Decide decir NO antes de salir con alguien. Si esperas a que tengas que decidir, puede que no sepas qué hacer cuando llegue el momento. Prepárate ahora y determina respetarte a ti misma si quieres que otros te respeten. No debes dejar nunca que alguien te presione a hacer lo que sabes no es la voluntad de Dios ni es conveniente para ti. El hombre que te respete de verdad no querrá hacerte daño ni usarte egoístamente. Muchas veces las mujeres toman decisiones fatales que les hace perder su pureza y su novio.

De igual forma los chicos deben tener cuidado con quien van a relacionarse. La mujer que se vista de forma provocativa, con faldas cortas y escotes grandes no es una mujer que conoce a Dios, sino que tiene una cosmovisión promovida por Hollywood y es posible que no tenga altos valores morales. Eso no quiere decir que no pueda ser una buena persona, pero sus valores no son bíblicos y por tanto no está preparada para el matrimonio. No es necesario vestirse así para ser atractiva y deseable. Las mujeres que se visten de esa forma están atrayendo a los hombres por su cuerpo, no por su personalidad y carácter ejemplar.

Muchas chicas no se dan cuenta de qué forma tan descarada hacen pecar a los hombres y son de piedra de tropiezo para muchos chicos que están intentando vivir de acuerdo a los mandamientos del Señor.

¡Cuidado chicas como os vestís! Tenéis una responsabilidad muy grande de no hacer pecar a los hombres.

“Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y adúlteros los juzgará Dios”.

Hebreos 13:4

Fuente: http://logos77.wordpress.com/

0 comentarios:

Publicar un comentario