martes, 28 de febrero de 2012

Los Apóstoles de Cristo


Los Apóstoles de Cristo

Una de las cosas que leemos dentro de las virtudes que se le son reconocidas a la iglesia de Éfeso dentro del mensaje a las siete iglesias en Apocalipsis 2:1-3 antes de recibir una amonestación como iglesia, y que es algo resaltado como positivo y respetable, es el hecho de probar a los que dicen ser apóstoles. El pasaje nos dice que la iglesia de Éfeso los encontró mentirosos. Esta referencia nos da la idea clara que un buen cristiano y una buena iglesia debe probar a sus líderes conforme la palabra de Dios.

La iglesia ha sido fundada y constituida junto a diferentes ministerios para que la iglesia como una maquinaria pueda funcionar de la mejor manera, pero tenemos que ser responsables a la hora de identificar y reconocer cada uno de estos ministerios constituidos en la iglesia para el engrandecimiento de la obra de Cristo. En esta ocasión quiero abordar el tema del ministerio apostólico.

Efesios 4.11 dice de la siguiente manera: Y EL mismo constituyo a unos apóstoles, a otros profetas, a otros evangelistas, a otros pastores y maestros. (Observemos detenidamente que el texto dice “Y EL MISMO” una referencia clara a Jesucristo) Estos cinco ministerios han sido la piedra angular puesta por Jesucristo para el establecimiento de la iglesia.

Cualquiera puede tomar a la ligera estos ministerios y pensar de una forma irresponsable. Los cinco ministerios fueron instituidos por el señor con un propósito y razón de ser para la iglesia, en un contexto diferente y bajos condiciones distintas para cada ministerio. En la biblia encontramos una serie de instrucciones cuando se habla de servir al señor en un ministerio especifico, por ejemplo en el nuevo testamento encontramos instrucciones para obispos, es decir ancianos o pastores, diáconos, maestros etc. y toda en toda la escritura encontramos instrucciones para hacer ministerio, lo cual denota que estos ministerios no están solo porque si… inherentemente en cada uno de ellos existen diferentes perfiles para las personas que trabajen en estos ministerios dentro de la obra del señor. Veamos de cerca el ministerio en el que nos ocupara de acá en adelante:

Ministerio Apostólico

Cuando nuestro señor Jesús instituyo los cinco ministerios que observamos en Efesios 4 y descritos por el Apóstol Pablo, no lo hizo sin pensar cual es el propósito de cada uno de estos ministerios, y en base al significado desde la palabra con la que se describe a cada ministerio hasta la evidencia que desde la iglesia primitiva tenemos hasta nuestros días, ahondaremos en el tema del ministerio apostólico.

Que es un apóstol: La palabra apóstol proviene del griego apostoleo que significa “enviar en pos de si” Aplica a Jesús que fue enviado por Dios para traer salvación a la humanidad, pero este término generalmente es utilizado para describir a las personas enviadas en comisión por el mismo Jesús, es decir cada uno de los doce discípulos de Cristo, escogidos personalmente por EL para su cuerpo oficial de mensajeros; cuando Judas cayo en la traición fue sustituido por Matías (Mt 10.2-42, Hech 1.15-26, 1.21, 22) y aunque no fue elegido por Cristo de la misma forma que los doce discípulos, el Apóstol Pablo  fue llamado divinamente e instituido por Jesucristo en circunstancias que le cambiaron la vida a Pablo Hechos 9.1-18. Después de esto Pablo pudo acreditar su título de Apóstol porque pudo ver a Cristo resucitado (Gal 1.12; I Cor 15)

Los apóstoles son considerados los jefes superiores de la Iglesia  primitiva y autoridad de la iglesia cristiana, en general  depositarios directos de la tradición cristiana entregada a ellos por el mismo Cristo, eran tenidos en gran respeto por haber sido investidos de esa autoridad por el Maestro aunque por ser seres humanos ninguno de ellos ejerció primado infalible y supremo, pero su llamamiento fue hecho para fundar la iglesia cristiana.

Es decir el ministerio apostólico fue constituido por Jesucristo para ser el soporte bajo el cual se afirmó la iglesia en sus comienzos y para ser los pilares en cuyas enseñanzas se cimentara la iglesia, esas enseñanzas no eran más que la transmisión de las enseñanzas de Cristo para la edificación de la Iglesia Cristiana. El ministerio apostólico tenía una función y para eso fue constituido como tal, sus características eran uniformes, ya que todos habían sido seguidores y discípulos de Jesús personalmente, al igual personalmente fueron elegidos por su Maestro, en el caso de Matías fue un tanto distinto, puesto que él fue instalado en conjunto por los demás apóstoles en un acto dedicado y presidido por la voluntad del Señor Hechos 1.15-26

Apóstoles Modernos

Actualmente muchas personas no están tomando con seriedad el contexto y las condiciones bajo las cuales Jesucristo instituyo el ministerio apostólico, algunas personas se están haciendo llamar apóstoles sin darse cuenta que el estudio serio de este ministerio indica que el propósito fue fundar la iglesia cristiana, la evidencia lo demuestra y el sentido común cristiano lo reafirma, sin embargo muchas personas en busca de autoridad frente a sus ministerios se están apoderando de títulos que no les competen, en lugar de ganarse esa autoridad y lo hacen sin tener méritos personales como los méritos de los verdaderos apóstoles de Cristo, ni por las condiciones que se dieron en su momento para que existiera este ministerio que instituyo Jesucristo.

Los apóstoles de Jesucristo fundaron la iglesia mediante las enseñanzas de Jesús y nos dejaron su legado y la tradición cristiana, el nuevo testamento fue escrito por ellos, ellos tenían la autoridad para dejar plasmado este legado y testimonio en nuestro nuevo testamento. Al nuevo testamento no se le puede agregar nada mas, aunque un ángel baje del cielo no se puede hacer esto. Cuando alguien se hace llamar apóstol se está poniendo en la misma autoridad de Pablo, Juan, o Pedro sin embargo no les podemos dar ese mismo merito, es una total aberración tan solo considerarlo, mucho menos pensar que lo que estas personas digan tenga la misma autoridad que lo que está escrito por los verdaderos apóstoles.

Si esto fuera cierto eso querría decir que ellos no necesitan el nuevo testamento, no necesitan las escrituras porque estarían en el mismo nivel que los fundadores de la iglesia lo cual resulta ser inadmisible para un cristiano serio, con suficiente madurez espiritual es evidente que las cosas no funcionan así en la verdadera iglesia del señor.
El propósito del apostolado ya se cumplió, y la misión ahora para nosotros es apegarnos a la tradición apostólica y con un corazón humilde aceptar nuestra posición y no pretender tomar títulos y ministerios que no nos corresponden, sino humildemente servir, el que quiera ser el mayor en el Reino de los cielos debe primero servir.

Conclusión personal

En lo personal no usaría jamás un término que provocaría más controversia que bendición, a veces se utiliza el término  en una expresión para identificar al propagador de una doctrina o creencia religiosa y es así como lo plantean usar en otros casos, pero yo preferiría dejar este término a la personas que acreditaron las características propias de esta designación.

Edgar Ramírez
Maestro de Educación Cristiana




0 comentarios:

Publicar un comentario