"El sabio puede cambiar de opinión. El necio, nunca" Immanuel Kant

miércoles, 8 de mayo de 2013

Las aves NO evolucionaron a partir de dinosaurios


9 junio 2009 — «Los descubrimientos se acumulan a un creciente cuerpo de datos de las últimas dos décadasque plantan cara a algunas de las creencias más ampliamente difundidas acerca de la evolución animal». Esta declaración no procede de creacionistas, sino de periodistas científicos que describen investigaciones en la Universidad Estatal de Oregón (OSU) que arrojan nuevas dudas acerca de la idea de que las aves evolucionasen a partir de dinosaurios terópodos. El principal planteamiento: los huesos de sus patas y sus pulmones son demasiado diferentes.

No, los dinosaurios no son los antecesores de las aves.
Imagen: Reconstrucción de varios esqueletos de terópodos. Frederik Spindler
El reportaje aparecido en Science Daily presenta un diagrama del esqueleto que exhibe cómo el fémur fijo está imbricado en el sistema pulmonar de las aves. Las aves usan más oxígeno que los mamíferos. Sus pulmones de flujo a través colapsarían si el fémur se moviese como lo hace en los mamíferos, reptiles y dinosaurios. «Es realmente extraño que nadie se diese cuenta de esto antes», dice Devon Quick, profesor de zoología en la OSU, refiriéndose al vínculo del fémur con el pulmón aviario. «La posición del fémur y de los músculos en las aves es crucial para su función pulmonar, lo que a su vez les da suficiente capacidad pulmonar para el vuelo.»
Su colega John Ruben se confesó igualmente sorprendido: «Realmente, es más bien sorprendente que después de siglos de estudiar aves y el vuelo, todavía no comprendiésemos un aspecto fundamental de la biología de las aves». El artículo comenzaba así: «Las conclusiones añaden a otra evolución de las pruebas quepueden finalmente forzar a muchos paleontólogos a reconsiderar su secular creencia de que las aves modernas son los descendientes dierctos de antiguos dinosaurios carnívoros». Unos párrafos clave nos dan la situación en contexto:
«Una cuestión es que se encuentran aves con anterioridad en el registro fósil que los dinosaurios de los que se supone que descendieron», dice Ruben. «Este es un problema bastante grave, y hay otras incongruencias en las teorías de la procedencia de las aves a partir de los dinosaurios.
«Pero una de las razones primordiales por la que muchos científicos siguen señalando a las avescomo procedentes de los dinosaurios son semejanzas en sus pulmones», prosigue Ruben. «Sin embargo, los dinosaurios terópodos tenían los fémures móviles, y por ello mismo no pudieron tener un pulmón que funcionase como el de las aves. Su saco aéreo abdominal, si es que lo tenían, se hubiera colapsado. Esto socava una prueba crítica de respaldo para la conexión dinosaurio-ave.
«No sucedió que a un velociraptor de repente le brotasen plumas en un cierto momento y que emprendiese el vuelo hacia el ocaso», dice Ruben.
Acerca de la pretensión de que los dinosaurios tuvieran sacos aéreos, véase el artículo ¿Respiraba este dinosaurio como las aves? Estos profesores de la OSU no abandonan su creencia en la evolución. Dicen ellos que las aves y los dinosaurios pueden haber tenido un antecesor común más distante: «Sencillamente, parece bastante claro por ahora que las aves estuvieron evolucionando siempre por su cuenta y que no descendieron directamente de los dinosaurios terópodos, que vivieron muchos millones de años después».
La Universidad Estatal de Oregón ha estado en la avanzada del desafío al dogma: «La investigación en la OSU acerca de la biología y fisiología de las aves ha estado entre las primeras de la nación en comenzar a cuestionar laconexión dinosaurios-aves desde la década de 1990». También han surgido dudas en otras instituciones. ¿Por qué ha persistido esta historia? En primer lugar, «las viejas teorías tienen mucha inercia, decía Ruben, especialmente cuando se trata de una de las especies animales más sentimentalizadas de la historia del mundo». Otra razón es la política de los museos:
«Francamente, en todo esto hay mucho de política de museos, y hay muchas carreras empeñadas en un punto de vista determinado incluso aunque nuevos datos científicos susciten dudas», decía Ruben. En algunas exhibiciones museísticas, decía, la teoría evolutiva de que las aves descendieron de los dinosaurios se ha presentado como una realidad aceptada mayoritariamente, con unasterisco que lleva a una nota de letra pequeña que dice que «algunos científicos discrepan».
«Nuestra investigación en la OSU solía ser prácticamente el único asterisco al que se referían», seguía Ruben. «Pero ahora hay más y más asteriscos. Esto es parte del proceso de la ciencia.»
Siendo este el caso, podemos esperar unos apasionados argumentos de vuelta de parte de los consagrados a la opinión dominante. Sin embargo, tendrán que hacer frente al problema de evolucionar un fémur fijo a partir de unos dinosaurios que lo tenían móvil —y en un tiempo más breve que el que admiten los datos fósiles.
Esta nueva investigación se publicó en la revista Journal of Morphology y fue financiado por la National Science Foundation, según decía el artículo. Este reportaje también aparece en PhysOrg y en E! Science News. El tiempo dirá si algunos otros informadores científicos importantes recogen esta información.
A veces, la clave de una historia reside en los asteriscos. Los profesores de la OSU son dignos de elogio por mantenerse frente a una intensa corriente de dogma en su campo de estudio. Observemos cuántos factores carentes de datos que han producido este dogma han sido señalados en el artículo: carreras en juego, políticas museísticas, conceptos sentimentales, y viejas teorías llenas de inercia presentadas como realidades. Estos son los mismos factores carentes de prueba que forman la trama y el tejido de los conceptos darwinistas. Y son estos conceptos darwinistas los que se tendrían que mandar volando hacia el ocaso —y a toda prisa.
Pero los profesores de la OSU salvan la piel ofreciendo todavía un pellizco de incienso a su César, afirmando que el mítico «antecesor común» se encuentra simplemente un poco más atrás en el registro, y que las aves estaban «evolucionando en paralelo» junto con los dinosaurios. Esto es todo lo que pueden hacer —echar unas cuantas líneas retóricas apelando a unos milagros aleatorios, carentes de propósito, naturalistas, para salvar el santuario materialista erigido desde el darwinismo. Ahora, los empleados de los museos tendrán que decidir que hacer con todas aquellas plumas (La evolución de las plumas, ¿demostrada?¿La falacia de la pluma fósil?, y más bajo las etiquetas plumas y plumas fósiles). Es una historia sin pies ni cabeza.

Fuente: Creation·Evolution Headlines - Birds Didn’t Evolve from Dinosaurs 9/06/2009Redacción: David Coppedge © 2009 Creation Safaris - www.creationsafaris.com
Traducción y adaptación: Santiago Escuain — © SEDIN 2009 - www.sedin.org

lunes, 6 de mayo de 2013

Mutaciones y sus consecuencias


Mutaciones y sus consecuencias



Las mutaciones son, (primordialmente y de acuerdo a los científicos), cambios permanentes en el ADN. El ADN es la unidad de almacenamiento de información para todos los organismos, incluido el ser humano. El ADN se compone de dos largas cadenas que forman un doble hélice, compuesto de nucleótidos con bases nitrogenadas. Estas se representan por las letras G, C, A, y T. Cada una de estas bases o “letras” son parte de un código que almacena información sobre el color del pelo, la altura, la forma del ojo, etc. etc. Las bases se aparejan de dos en dos.

Las cadenas del ADN también contienen las instrucciones para formar proteínas, las cuales son esenciales para formar la vida de un organismo. Cada código de tres “letras” codifican para formar los aminoácidos que componen las proteínas.

Cuando se produce una mutación (la cual se debe a la entropía o degradación que existe en el mundo a causa del pecado según la revelación de Dios), hay un error en la secuencia de la información genética. Los evolucionistas no tienen ni idea porque existen las mutaciones, pero creen que la selección natural sin dirección inteligente las evita.

Hay diferentes tipos de mutaciones, pero todas se producen por pérdida de información genética debido a que el ADN se ha dañado. Los códigos no se forman adecuadamente, por lo que el organismo tiene que aceptar cambios que no son beneficiosos, aunque a primera vista les pueda parecer que lo son, como es el caso de la banana. (A partir de ahora tengo la intención de evitarlas y comer más bananas sin mutaciones aunque las tenga que hervir = plantains en Inglés).

No todas las mutaciones son iguales de perjudiciales. Algunas, como el cáncer, pueden llevar a la muerte, pero otras solo producen cambios que no son mortales.

Parece que la mayoría de mutaciones impiden la reproducción, y a eso se agarran los evolucionistas para declarar que ha nacido una nueva especie con lo que se quedan tan satisfechos pensando que esto prueba la evolución. No podrían estar más equivocados.

La palabra especie puede ser confusa, y la definición que le dan los evolucionistas no es la que el hombre de la calle entiende, por lo que ésto puede dar lugar a confusión. Por desgracia la gente, en general, no estudia estos temas pues está más interesada en los deportes, el cine, y las diversiones que en ninguna otra cosa, se deja adoctrinar por los que tienen una agenda: promover el ateísmo.

Por eso, nosotros que tenemos el deber de defender la integridad de la Palabra de Dios y el único relato de fiar sobre la creación, que se encuentra en el libro de fundamentos del Génesis, tenemos que explicar claramente qué es una especie y que es un género.

Una especie es un organismo que pertenece al mismo género. Esto quiere decir, por ejemplo, que hay varias especies de perros, pero todos pertenecen al mismo género de animales: el género de los caninos. Los perros nunca van a pertenecer al género o especie de los gatos, o el de los felinos. Los pájaros siempre serán pájaros; los reptiles siempre serán reptiles; las bacterias siempre serán bacterias.

El problema es que muchos usan la palabra especie y género de forma intercambiable, y eso es lo que trae confusión. Hay que explicar estas cosas a los que están confundidos, porque esto hace pensar que la Biblia está errada lo cual es imposible que suceda porque es la Palabra revelada de Dios, salida directamente de Su boca a los profetas que la escribieron. No hay NINGUNA posibilidad que tenga errores.

“Antes sea Dios veraz y todo hombre mentiroso” (Romanos 3:4)

“Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que DETIENEN CON INJUSTICIA LA VERDAD; porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó.

Pues las cosas INVISIBLES DE ÉL, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles POR MEDIO DESDE LA CREACIÓN DEL MUNDO, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa” (Romanos 1:18-20).

“Si fueren destruidos los fundamentos ¿qué ha de hacer el justo?” (Salmo 11:3).

Santa Biblia, Versión Reina Valera.

jueves, 2 de mayo de 2013

Los Evolucionistas No Entienden Su Propia Teoría


Si los evolucionistas y los periodistas se adhirieran a la esencia del neo-darwinismo, muchas de sus afirmaciones nunca alcanzarían la prensa.
Darwin intentó describir un mecanismo natural (selección natural) que genere todo el árbol de la vida, con toda su diversidad. El Neo-darwinismo identifica la fuente de variación como mutaciones. La esencia de la teoría darwiniana es que el proceso es sin guía, sin objetivos o propósitos.
Redacción: “La selección natural es el relojero ciego; ciego, porque no ve hacia adelante, no planea las consecuencias, no tiene propósitos en mente. Sin embargo, los resultados vivientes de la selección natural nos impresionan abrumadoramente con la apariencia de diseño, como de un maestro relojero; nos impresionan con la ilusión de diseño y planificación” Richard Dawkins en su libro “El Relojero Ciego” (Theblind Watchmaker)
Muchos evolucionistas y sus agentes de prensa parecen olvidar esto.
La selección artificial no es evolución
Un error común es suponer que la selección artificial es lo mismo que la selección natural. La selección artificial, sin embargo, proviene de las metas, objetivos y planes de la gente, es una forma de diseño inteligente. Una forma de esta falacia es la "evolución de un ordenador" Programar una computadora para simular el proceso evolutivo  ScienceDaily informó sobre los intentos de hacer esto en la Universidad de Cornell "Laboratorio de Máquinas Creativas" (una pista de que esto no se trata de darwinismo). Se le dice al lector: "Un equipo de investigación dirigido por la Universidad de Cornell Creative Machines Lab ha creado un algoritmo informático que se puede utilizar para presenciar criaturas virtuales evolucionando sus blandos, características de músculos con el fin de aprender por sí mismos a caminar. "Todas las palabras en negrita en las frases violan los principios darwinianos, sin embargo, el artículo afirma que el experimento demuestra "el poder de la evolución para crear  diseños contraintuitivos. "


El cambio dentro de las especies no es evolución.  
Medical Xpress le dice a los lectores esta profunda observación: “La evolución de genes conducen a la evolución de los genes” "Además de ser una tautología, el titular lleva a una historia sin pruebas del origen de las especies. El Wellcome Trust Sanger Institute fueron en busca de evidencia de selección positiva en un solo gen llamado FOXP2 , implicado en el habla o lenguaje humana: "¿Tener estos cambios evolutivos en FOXP2 función o expresión expuso sus genes elegidos a nuevas presiones selectivas? "Las variaciones que encontraron, sin embargo, sólo existen en las poblaciones humanas que son todos los miembros de Homo sapiens, una especie interfértile (que pueden cruzarse). Incluso los creacionistas estrictos lo aceptan para ese tipo de cambio.

El cambio microevolutivo no es evolución
John Thompson de la Universidad de California en Santa Cruz cuenta con un nuevo libro, Evolution Relentless , en el que alega " las especies evolucionan sin cesar y que los cambios evolutivos se producen a un ritmo sorprendentemente rápido . "Sin embargo, al parecer, los cambios que se están produciendo él habla ocurren dentro de especies y no entre una especie a otra. Según PhysOrg , describe el mecanismo darwiniano correctamente como sin rumbo. Afirma que " Gran parte de la evolución adaptativa no conduce a nada ", sin embargo, el artículo sólo habla de los cambios microevolutivos continuos dentro de las especies, esto haría dar un bostezo a un creacionista. 

"Estos cambios microevolutivos continuos mantienen poblaciones en el juego evolutivo en su interacción con otras especies que a su vez evolucionan constantemente ", dice Thompson. 

"Estas divagaciones aparentemente sin sentido son las dinámicas esenciales de la evolución, con el cambio de dirección y la especiación como resultados ocasionales. "Sin embargo, en ninguna parte se describen el origen de las especies o de cualquier tipo de cambio de dirección que lleva a un nuevo órgano o función.

El comportamiento dentro de las especies no es evolución .  
New Scientist gira al darwinismo clásico en su cabecera con este titular: " La supervivencia del más tímido: beneficios sorprendentes de la timidez. " El reportero Leslie Evans Ogden hace todo lo posible para demostrar que algunos seres humanos, las salamandras y los pájaros parecen más exitosos sin ser agresivos, pero en ninguna parte se menciona que una especie se convierta en otra especie. Ogden dice que la evolución favorece tanto la audacia y la timidez, pero nada escapa a la tautología de definir la aptitud en términos de supervivencia. Incluso si se presenta un caso esa timidez tiene sus ventajas, no hay nada en la propuesta que apoye el neodarwinismo.

La capacidad de desarrollo y adaptación no es evolución . 
La capacidad de desarrollarse o adaptarse no lo hace, ipso facto, es decir significa  que las bacterias han evolucionado en los seres humanos. Pero ese no es el único enigma (rompecabezas) en ScienceDaily los titulares "científicos  informáticos sugieren nuevo giro en orígenes de la capacidad de evolucionar: ¿La competencia para sobrevivir no es necesaria?" Aquí hay dos más: La referencia a la informática, y la negación de la competencia darwiniana clásica como condición necesaria para el origen de las especies. Todo depende de un ordenador "algoritmo" es sospechoso desde la línea de inicio como un modelo de cómo un proceso sin sentido podría originar nuevos órganos y funciones. Un investigador de la Universidad de Florida Central declaró: "Una importante implicación de este resultado es que las explicaciones selectivas y de adaptación tradicionales para fenómenos tales como el aumento de capacidades evolutivas merecen más exámenes profundos y puede resultar innecesario en algunos casos.

"Tal vez debería regresar cuando conozca algo. Mientras tanto, el artículo no demuestra nada del origen de las especies por procesos no guiados.

El propósito no es evolución
La frase oxímoron "propósito evolutivo" aparece en un titular de  Live Science que es aún más extraño. El reportero Charles Choi escribe: " Las aves pueden sostener sus alas alto debido a la extraña forma en que se agachan, y ahora los científicos dicen que los orígenes de esta postura plegada pueden dar una idea de la evolución de su vuelo.

Una caricatura de un T. rex posando en un árbol se suma a la fantasía. No importa que en algunos dinosaurios la postura agachada (especialmente con las rodillas dobladas) sea similar a la de las aves, la carga de la prueba de Choi establece por si mismo demostrar que un proceso sin objetivo llevó a vuelo aviar. Los seres humanos y los canguros pueden agacharse de manera similar, pero no desarrollan huesos huecos, pulmones aviares o alas. Choi comete la falacia de que la evolución tiene un objetivo cuando dice "las aves evolucionaron al agacharse" Esas dos palabras nunca deben ir juntas. Un proceso sin sentido sin objetivo no puede "evolucionar" para hacer algo. Además, Choi no está seguro de si ha pasado gradualmente o de repente, lo que indica la ausencia de una explicación científica.

Vamos a sostener los pies evolucionistas al fuego. Insistir en estas reglas: No teleología. No objetivo. No inteligencia. Sin propósito. No asumir que la evolución es un hecho. Ninguna microevolución. No ordenadores. No hay diseño inteligente, como con la selección artificial. Mostrar nuevas especies o tipos, no solamente de variaciones dentro de una especie: Es necesario superar los tipos de cambio que los creacionistas aceptan. Deben mostrar una innovación hacia una nueva función, no sólo un cambio horizontal. Con estas normas, la industria darwinista se secaría, porque pocos (si los hay) son los periódicos que intentan tratar con honestidad a los hechos de la naturaleza, basándose únicamente en los principios de la teoría de la evolución darwiniana. Pero, por supuesto, si ellos son principios, ellos socavan las suposiciones evolutivas en primer lugar, porque los principios dependen para su existencia de la esfera inmaterial de los conceptos-las-ideas-proposiciones. Tal vez si los evolucionistas gruñeran como los chimpancés ellos tendrían más sentido.

Fuente: http://crev.info 
Titulo: Evolutionists Don’t Understand Their Own Theory
Traducción: Administración www.culturadelcristiano.com

Cultura Cristiana Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger