"El sabio puede cambiar de opinión. El necio, nunca" Immanuel Kant

martes, 8 de enero de 2013

Los primeros fósiles de chimpancé causan problemas para la evolución


Los primeros fósiles de chimpancé causan problemas para la evolución
Fazale Rana

¿Dónde estuvo usted el 1 de septiembre de 2005? Tal vez se perdió el anunció de un gran avance científico: la influyente revista Nature publicó la secuencia completa del genoma del chimpancé.1

Este logro admirable recibió abundante publicidad porque preparó el camino para que los biólogos realizaran comparaciones genéticas detalladas entre humanos y chimpancés.2

Lamentablemente, la fanfarria que rodeó el genoma del chimpancé eclipsó un descubrimiento más significativo. En el mismo número, Nature publicó un informe que describe los primeros fósiles de chimpancé encontrados jamás. Este avance científico esperado durante tanto tiempo apenas fue tomado en cuenta por la fascinación con el genoma del chimpancé. Las noticias de los dos descubrimientos produjeron diferentes reacciones entre los científicos. Los biólogos evolucionistas declararon que el genoma del chimpancé era evidencia a favor de la evolución humana, pero algunos paleoantropólogos se quedaron pensando cómo podrían haber evolucionado los humanos y los chimpancés basándose en el lugar donde se encontraron los fósiles de los chimpancés.

Según el paradigma evolucionista, los humanos y los chimpancés comparten un antecesor común. Unos 5 millones de años atrás, este primate ancestral dio origen a dos linajes evolucionistas que condujeron a los humanos y a los chimpancés. Los antropólogos consideran que la separación física y geográfica de los homínidos y los protochimpancés fue la "fuerza impulsora" para la evolución de humanos y chimpancés. Postulan que la formación del Valle de la Grieta aisló a los homínidos de África Oriental (una sabana cálida y seca) de los chimpancés de África Central y Occidental (junglas menos cálidas, y húmedas). El aislamiento geográfico de los homínidos y chimpancés, supuestamente, lanzó a estos dos linajes por trayectorias evolucionistas diferentes.

Los biólogos evolucionistas piensan que los homínidos fósiles como "Lucy", Homo erectus y los Neandertal documentan la emergencia de humanos.4 Sin embargo, hasta hace poco, los paleoantropólogos no tenían ningún fósil correspondiente para el linaje de los chimpancés.

Sorprendentemente, los primeros fósiles de chimpancés no se descubrieron en África Occidental o Central, sino en África Oriental, cerca del lago Baringo, en Kenia. Estos fósiles, consistentes en tres dientes, están fechados en 500.000 años de edad, lo cual significa que los chimpancés coexistieron con los homínidos. El Valle de la Grieta no brindó ninguna grieta geológica para historias evolucionistas separadas y, por lo tanto, hace fracasar una predicción clave del paradigma evolucionista humano.

Sally McBrearty, una de las paleoantropólogas que descubrieron los fósiles de chimpancés, señaló: "Esto significa que necesitamos una mejor explicación de por qué y cómo los chimpancés y los humanos tomaron caminos evolucionistas separados. El descubrimiento de que los chimpancés estaban viviendo en condiciones semiáridas así como en junglas parece hacer trizas la idea simplista de que fue el desplazamiento hacia la sabana lo que llevó a que los humanos caminaran erguidos".5

Si el descubrimiento hace añicos una "idea simplista", tal vez sea hora para una idea simple (y verificable): el modelo de creación de Reasons To Believe para los orígenes humanos.

Referencias

  1. The Chimpanzee Sequencing and Analysis Consortium, "Initial Sequence of the Chimpanzee Genome and Comparison with the Human Genome," Nature 437 (2005): 69-87.
  2. Ver Fazale Rana y Hugh Ross, Who Was Adam? A Creation Model Approach to the Origin of Man (Colorado Springs, CO: NavPress, 2005) para una discusión de comparaciones genéticas entre humanos y chimpancés desde una perspectiva de la creación.
  3. Sally McBrearty and Nina G. Jablonski, "First Fossil Chimpanzee," Nature 437 (2005): 105-08.
  4. Ver Who Was Adam? para un tratamiento de cómo el registro fósil de los homínidos crea problemas para la evolución humana.
  5. Michael Hopkin, "First Chimp Fossil Unearthed,"news@nature.com (August 31, 2005), http://www.nature.com/news/2005/050829/pf/050829-10_pf.html, acceso el 30 de noviembre de 2005.
Traducción: Alejandro Field
Artículo original: First Chimpanzee Fossils Cause Problems for Evolution, Connections 2006, Quarter 1 

lunes, 7 de enero de 2013

¿Es correcto juzgar las prácticas y enseñanzas cristianas dudosas?


Redacción: Edgar Ramírez

En esta ocasión quiero abordar un tema que en muchas circunstancias ha generado debate y descontento por parte de algunos cristianos. Normalmente cuando hablamos de juzgar existe una tendencia en asociar este término con una práctica que es desaprobada por las escrituras es decir el juicio hipócrita Mateo 7:1-6 


El juicio hipócrita lo describe este pasaje como aquel en el cual un hermano que tiene una viga en su propio ojo juzga a otro que tiene una paja en el suyo. La enseñanza es clara, usted no puede juzgar a otro de su pecado si usted es culpable del mismo pecado. "No juzguéis, para que no seáis juzgados" (Mateo 7:1)

Sin embargo muchas veces se usa el texto de Mateo 7:1 en un contexto diferente al que es empleado en el capítulo 7 y surge la idea de que no se puede juzgar de ninguna forma porque no es correcto para un cristiano, ante lo cual se extiende por muchos cristianos que lamentablemente no leyeron o no comprendieron correctamente el mensaje de estos versículos; tampoco es correcta la idea de que un cristiano debe ser un juez de los demás, porque claramente no es esa la intención del pasaje bíblico, sin embargo existen circunstancias en las que los cristianos debemos tener un juicio crítico pero justo. Obviamente el mejor parámetro para saber que es un juicio justo es que sea basado en las escrituras. "No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio" (Juan 7:24)


EL JUICIO BIBLICO

Hoy en día la iglesia del señor está siendo bombardeada por un sin número de prácticas y enseñanzas que rayan fuera de la enseñanza bíblica, lamentablemente el surgimiento de nuevas iglesias, nuevas ideas, doctrinas, nuevos movimientos, nuevas sectas etc. etc. Nos está haciendo recordar las palabras del señor, Jesús dijo, "Guardáos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas...." Mateo 7:15 

¿Cómo podemos conocer a los falsos profetas si no los juzgamos de acuerdo a la Palabra de Dios? Si conocemos a los falsos profetas, ¿cómo podemos desprevenir a las ovejas de esos "lobos rapaces?" A través de toda la Biblia encontramos la enseñanza de que debemos identificarlos y delatarlos. En este escenario la biblia nos respalda abiertamente a poder juzgar las prácticas y enseñanzas cristianas que despiertan desconfianza o falta de certeza sobre su veracidad, "Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos" (Mateo 7:16-17). Todo juicio debe hacerse en las bases de la enseñanza bíblica, y no acuerdo a caprichos ni prejuicios. 


LA DENUNCIA A LOS FALSOS MAESTROS

Los falsos maestros son libres para esparcir sus venenosas doctrinas hoy en día, debido a que hay una conspiración de silencio entre muchos creyentes de la Biblia. A estos lobos con vestidos de ovejas se les facilita saquear el rebaño, y así, destruir a muchos. Todos ellos deben ser denunciados tal y como nos instruye las escrituras.

Jesús dijo a los fariseos religiosos: "¡Generación de víboras! ¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos? Porque de la abundancia del corazón habla la boca" (Mateo 12:34). Para muchos evangélicos y otros profesantes cristianos, este sería un lenguaje inaceptable en nuestros días, pero es el lenguaje bíblico y viene de la boca del Ungido de Dios.

DEBEMOS PROBARLES 

"Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo" (1 Juan 4:1). Toda doctrina y maestros deben de ser probados de acuerdo a la Palabra de Dios. Cuando el apóstol Juan escribe su mensaje a las siete iglesias y se refiere a Éfeso destaca como algo bueno dentro de sus virtudes que se le son reconocidas, el hecho de PROBAR a los que dicen ser apóstoles y no lo son, esto antes de recibir una amonestación como iglesia por haber dejado a su primer amor. El pasaje nos dice que la iglesia de Éfeso encontró a estos apóstoles mentirosos, seguramente desde aquella época ya existían personas que se hacían pasar por los apóstoles de Cristo. Esta referencia nos da la idea clara que un buen cristiano y una buena iglesia deben probar a sus líderes conforme la palabra de Dios, la única falta que que había cometido Éfeso fue haber dejado a su primer amor.

DEBEMOS MARCARLOS Y APARTARNOS DE ELLOS.

"Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos" (Romanos 16:17). Esos cuya conducta y enseñanza contradicen la Palabra de Dios deben de ser señalados y evitados. Esto requiere discernimiento y juicio en la luz de la Biblia. Los ecuménicos, nuevos evangélicos y otros fundamentalistas comprometidos resistirán cualquier esfuerzo por obedecer esta Escritura. Solamente de acuerdo a la Palabra de Dios deben ser marcados y evitados.

DEBEMOS REPRENDERLES. 


"Este testimonio es verdadero; por tanto, repréndelos duramente, para que sean sanos en la fe" (Tito 1:13). Esto fue escrito a Tito, porque había algunos yendo de casa en casa trastornando con sus falsas doctrinas (Tito 1:10-16). ¿Debemos sentarnos silenciosos, mientras lo hacen, sin reprender y amonestar a la gente de su enseñanza? No, el fiel siervo del Señor debe ser "retenedor de la palabra fiel tal como ha sido enseñada, para que también pueda exhortar con sana enseñanza y convencer a los que contradicen" (Tito 1:9).


DEBEMOS DE NO TENER COMPAÑERISMO CON ELLOS. 

"Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas" (Efesios 5:11). Reprender significa "censurar, condenar, encontrar faltas, reprender, y refutar". ¿Cómo podemos obedecer esta Escritura sino hasta que les probamos de acuerdo a la Palabra de Dios?


DEBEMOS DE ALEJARNOS DE ELLOS. 

"Pero os ordenamos, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que os apartéis de todo hermano que ande desordenadamente, y no según la enseñanza que recibisteis de nosotros" (2 Tesalonicenses 3:6). Debemos de alejarnos de esos cuya doctrina y conducta no se conforma a la Palabra de Dios. El contexto claramente muestra que la obediencia a la sana doctrina es lo que Pablo tiene en mente, por lo que dice: "Si alguno no obedece a lo que decimos por medio de esta carta, a ése señaladlo, y no os juntéis con él, para que se avergüence. Mas no lo tengáis por enemigo, sino amonestadle como a hermano" (2 Tesalonicenses 3:14-15). Pablo amonestó a Timoteo para "que se alejara" de esos que "no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad" (1 Timoteo 6:3-5).


DEBEMOS EVITARLOS. 

Refiriéndose a estos últimos días, dice que algunos vendrán y "que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita" (2 Timoteo 3:5). Como podríamos alejarnos de ellos si no los identificamos, y esto requiere que su mensaje sea comparado a la Palabra de Dios. Este es el trabajo del verdadero predicador: "Que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina" (2 Timoteo 4:2). Este es usualmente un impopular e ingrata tarea pero es el deber de el hombre llamado de Dios.


NO DEBEMOS RECIBIRLOS EN NUESTRAS CASAS. 

"Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido! Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras" (2 Juan 10-11). No hay duda de que Juan está hablando de "cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo..." (Versículo 9). Por radio, TV, música y literatura, los falsos profetas son traídos a los hogares de muchos cristianos hoy en día. ¡Esto no debe ser así!


DEBEMOS RECHAZAR LOS HEREJES. 

"Al hombre que cause divisiones, después de una y otra amonestación deséchalo" (Tito 3:10). Debemos rechazar a esos que niegan la redención por la sangre de Cristo. Hay muchos que niegan esta o alguna otra doctrina de la Palabra de Dios. Si no responden a la exhortación, deben de ser desechados.
Debemos tener cuidado de esos que predican otro evangelio. Pablo advirtió acerca de esos que predicaban "a otro Jesús ...otro espíritu ...otro evangelio" (2 Corintios 11:4). ¿Cómo podemos conocerlos si no juzgamos su Jesús, su espíritu y su evangelio por la Palabra de Dios? Pablo llamó a dichos predicadores: "Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo" (2 Corintios 11:13). Pablo explica en versículos 14-15 que estos predicadores son ministros de Satanás. El hombre llamado de Dios debe ser tan fiel hoy en día en delatar a estos ministros de Satanás.

Pablo advirtió a los Gálatas acerca de esos que quieren "pervertir el evangelio de Cristo". Dijo también: "Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema" (Gálatas 1:6-9). Multitudes el día de hoy están predicando un evangelio pervertido. Muchos líderes cristianos están llevando la enseñanza bíblica, contextual y coherente con el pensamiento que la inspiro, a un caos teológico; y que fruto de ello, es que mucha gente se sienta profundamente confundida incluso en cuanto a sus convicciones.


Como una pequeña muestra de estos tipos de doctrina mencionare algunos ejemplos; borrachera espiritual, don de la risa, teología de la prosperidad, manifestaciones extrañas del espíritu santo, etc.


CONCLUSIÓN

Sí, es correcto juzgar las prácticas y enseñanzas que no se ajusten a la biblia delatar el error y nombrar a esos que están en error. Es correcto "contender ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos" (Judas 3). Los mensajeros fieles advertirán a las ovejas acerca de estas herejías, y les identificarán por su nombre. No es suficiente hacer alusión sutilmente hacia ellos, si no los corderos jóvenes no entenderán y como consecuencia serán destruidos por los lobos.


Notas: http://interbiblia.com/db/juizbibl.htm

sábado, 5 de enero de 2013

Las redes genéticas son intolerantes frente a las mutaciones


por Jeffrey Tomkins, Ph.D.*

Se supone que los humanos evolucionaron a partir de peces por mutaciones genéticas, pero un reciente informe expone que las mutaciones tienen efectos desastrosos.1 No sólo los genes individuales son esenciales, sino que cuando son inhibidos, el resultado es que redes genéticas enteras quedan trastocadas, lo que resulta en graves problemas de crecimiento y desarrollo en los organismos.

Uno de los principales organismos modelo que se usan para estudiar las funciones génicas y del genoma es un pequeño gusano redondo llamado nematodo. Los nematodos son el tipo de animal más abundante en la tierra y viven en muchos ambientes diferentes. También resultan excelentes animales de ensayo para estudios de genética de laboratorio por la gran facilidad de crianza, por su genoma de pequeño tamaño, y porque se conoce mucho acerca de su biología.

En el pasado, los científicos emplearon una diversidad de tecnologías para inhibir secuencialmente genes individuales en el genoma de los nematodos.2, 3 Su objetivo era determinar cuáles son los genes esenciales para su supervivencia. Sin embargo, en aquellos primeros estudios, los investigadores sólo analizaron los efectos de las mutaciones génicas observando nematodos individuales para constatar cambios observables. También sólo evaluaban los efectos de las mutaciones en una sola generación. Por ello, dejaron de detectar los resultados de la desactivación de genes allí donde los efectos eran sutiles.

En este reciente estudio, los investigadores observaron los efectos de 550 genes secuencialmente inhibidos sobre la aptitud general de los nematodos a lo largo de ocho generaciones. La aptitud es la capacidad de una población de organismos para crecer y reproducirse en el tiempo contrastada con una población de control que no ha experimentado la mutación. La aptitud puede también ser ensayada en diferentes medios ambientes que aplican diversas tensiones.

En la mayoría de los casos, la alteración de genes singulares redujo la aptitud de las poblaciones de nematodos. Era un efecto que iba aumentando con el paso de generaciones sucesivas. Teóricamente, esto hubiera llevado finalmente a la extinción.

Como resultado, los investigadores llegaron a la conclusión de que cada gen ensayado era esencial para la supervivencia del nematodo. Debido a que la aptitud de los gusanos mutantes disminuía a lo largo de generaciones sucesivas, los investigadores concluyeron también que incluso mutaciones simples inciden negativamente en redes genéticas enteras.

Los investigadores escribieron:

En contraste con estimaciones anteriores, encontramos que, en estos ensayos multigeneracionales de poblaciones, la mayoría de genes afectan a la aptitud, y esto sugiere que las redes genéticas no son robustas frente a las mutaciones. Nuestros resultados demuestran que, en una condición medioambiental determinada, la mayoría de los genes de los animales desempeñan funciones esenciales.1

En el modelo de evolución biológica, el proceso de mutación del genoma no sólo involucra a la hipotética alteración de las secuencias génicas, sino también la idea de que no todos los genes son esenciales para la vida. En otras palabras, que hay espacio en el sistema celular para que el ADN cambie al azar, de modo que de vez en cuando puede generar alguna nueva secuencia génica útil para hacer avanzar el proceso evolutivo. Sin embargo, este nuevo estudio expone que aunque los sistemas celulares en los gusanos redondos son dinámicos y reaccionan frente al medio ambiente, el sistema informático y finamente ajustado basado en ADN subyacente a los mismos no se pueden corromper sin disminuir su capacidad de supervivencia.

Así que, además de refutar la idea de una evolución, las redes genéticas de los nematodos exhiben todas las señales de un cuidado diseño de ingeniería de todo un sistema integrado.

Referencias

  1. Ramani, A. K. et al. 2012. The Majority of Animal Genes Are Required for Wild-Type Fitness. Cell. 148 (4): 792-802.
  2. Kamath, R. L. et al. 2003. Systematic Functional Analysis of the Caenorhabditis elegans Genome Using RNAi. Nature. 421 (6920): 231-237.
  3. Sonnichsen, B. et al. 2005. Full-Genome RNAi Profiling of Early Embryogenesis in Caenorhabditis elegans. Nature. 434 (7032): 462-469.
* El doctor Tomkins es Investigador Asociado en el Instituto de Investigación de la Creación, y recibió su doctorado (Ph.D.) en genética en la Universidad Clemson.


Fuente: Institute for Creation Research – Gene Networks Are Intolerant of Mutation  17/12/2012
Redacción: Jeffrey Tomkins, Ph.D. © 2012 Creation Science Update Articles - www.icr.org
Traducción y adaptación: Santiago Escuain, publicado en sedin-notas.blogspot.com.es
© SEDIN 2013 - www.sedin.org Publicado con permiso del traductor.

viernes, 4 de enero de 2013

Las muelas del juicio no son vestigiales


Un argumento muy común de los darwinistas es que las muelas del juicio son una prueba de la evolución del hombre.

¿Por qué tenemos muelas del juicio si muchas veces nos las tienen que extirpar? Además, en el caso de que no nos las quitaran, algunas veces pueden mover o torcer a los otros dientes. ¿Es cierto que son entonces una prueba de la evolución del hombre?

Las muelas del juicio, como todos sabréis, son los terceros molares (las de color azul claro):



y son los últimos en aparecer en la boca, alrededor de los 20 años de edad (por eso se les llama muelas del juicio, porque es cuando se supone que las personas alcanzan la madurez mental). Aunque también hay casos de personas a las que no les llegan a salir nunca dichas muelas.

En algunas personas las muelas del juicio generan problemas al salir, por falta de espacio en la boca o por la posibilidad de que salgan en un ángulo inadecuado.

En la web de la Asociación Americana de Cirujanos Orales y Maxilofaciales nos dicen que en general se debe a que no hay suficiente espacio en la boca para salir.

¿Y por qué no hay suficiente espacio en la boca?

Aquí es donde entran en juego las fantasías darwinistas, interpretando la realidad según su paradigma del siglo XIX y haciéndolo ajustar como sea, aún sin evidencias científicas, a su cosmovisión engañosa.

En los casos en los que afecta a la medicina aún es más grave, ya que al buscar falsas explicaciones retrasan el avance de la verdadera ciencia e impiden la búsqueda de verdaderas soluciones, como veremos en este post. 

Vamos a ver qué "cuentos" nos cuentan los darwinistas sobre las muelas del juicio.

Pongo un ejemplo extraído de la Wikipedia porque expresa lo que comúnmente se dice sobre las muelas del juicio, como prueba de la evolución:


Las muelas del juicio son vestigios de los terceros molares que los ancestros de los humanos actuales utilizaban para masticar vegetales. El postulado común es que los cráneos de los antepasados ​​humanos tenían grandes mandíbulas con más dientes, que fueron utilizadas posiblemente para ayudar a masticar el follaje con el fin de compensar su falta de capacidad para digerir eficientemente la celulosa que forma la pared celular de las plantas. Como las dietas humanas han cambiado, evolucionaron gradualmente pequeñas mandíbulas , sin embargo los terceros molares o "muelas del juicio", siguen desarrollándose comúnmente en las bocas humanas. [18] La agenesia de los terceros molares varía en las poblaciones humanas desde prácticamente cero en los aborígenes de Tasmania a casi el 100% de los indígenas mexicanos. [19] La diferencia está relacionada con el gen PAX9 (y tal vez otros genes). [20]

Fijaos en lo "científico que resulta todo": 

  • "El postulado común" : ¿desde cuándo la ciencia se hace por consenso? ¿Tiene que estar la mayor parte de los científicos de acuerdo para que algo sea verdad? ¿No era la ciencia clara, limpia, prístina, basada en la evidencia? Ja, ja (perdonad que me ría)
  • "Posiblemente": otra palabra muy científica y muy poco especulativa.
  • "Y tal vez otros genes": ¡¡¡qué decir!!!!
Sí, ya sé que es la wikipedia, pero es que refleja la opinión común sobre este tema.

Pero esto que nos cuenta la wikipedia en este apartado es sólo una explicación. Las razones que nos dicen los darwinistas son variadas y diferentes, todo les vale con tal de justificar su cosmosivión materialista.

Estos otros por ejemplo nos dicen que las muelas del juicio eran una especie de "reserva" que servía a nuestros ancestros como reemplazo de las muelas cuando perdían otras muelas:



Tener 32 dientes con la capacidad de masticar era una gran ventaja en este punto, sobre todo porque el hombre primitivo no visitaba al dentista con la regularidad que hacemos hoy en día; los terceros molares pueden haber jugado un papel de respaldo importante cuando los dientes se perdían o desgastaban.
Me pregunto yo: si el hecho de tener unas muelas de reserva fuese tan ventajoso evolutivamente, ¿por qué no tenemos varias filas de dientes? Así no nos importaría que alguno se nos cayera, siempre tendríamos dientes de sobra. O más aún: ¿por qué no tenemos dientes que van reemplazando a los dientes antiguos cada pocos años? Algo parecido a los dientes de leche en los niños. Supongo que la evolución no está por la labor.... tendremos que esperar unos pocos millones de años más.

También, por si acaso el argumento de las muelas de reserva fuera una tontería, nos dicen que las mutaciones hicieron que nuestros cerebros se hicieran más grandes y las mandículas más pequeñas. Por ese motivo no tenemos suficiente espacio en la boca para tantos dientes y nos causan problemas: problemas con las muelas del juicio al salir, apiñamiento de dientes,maloclusiones, etcétera.

http://health.howstuffworks.com/human-body/parts/no-wisdom-teeth1.htm
Después de eso, los cerebros se hicieron más grandes y las mandíbulas se empequeñecieron. Los investigadores aún no saben exactamente a ciencia cierta qué fue primero, aunque en el año 2004, un equipo de la Universidad de Pensilvania anunció que habían descubierto un gen llamado MYH16. Las mutaciones en este gen conducen a mandíbulas más pequeñas, que puede haber sido el factor que permitió que creciera el cerebro del hombre primitivo [fuente: Wilford]. Sea lo que fuere, el ​​cambio disminuyó la cantidad de espacio disponible para los dientes en la boca.

El argumento que nos dicen que el cambio en la dieta modificó nuestras dentaduras para hacerlas más pequeñas fijaos en que es lamarkismo, no darwinismo.

Es el mismo razonamiento que seguimos en el caso del apéndice (ver segundo argumento):

Los darwinistas creen que esta disminución de tamaño va a ser heredable. Es decir, que las generaciones sucesivas van a adquirir la característica de una mandíbula más pequeña y menor número de dientes y van a transmitir esta característica a su descendencia.

¿Y por qué iban a hacerlo? ¿Es que acaso es un factor determinante para la supervivencia el tener una mandíbula más pequeña que el resto de tus congéneres? ¿Los hace más aptos?

Dado que la respuesta a esta pregunta es un NO rotundo, los darwinistas deben apañárselas de alguna manera para disfrazar la realidad.

¿Sabéis lo que dice a este respecto este profesor de evolución humana?

Las hembras humanas prefieren machos con caras más pequeñas y más femeninas como compañeros a largo plazo.

Esto produce gran hilaridad. Si es que hay "hestudios zientíficos" para todo. Si esto fuera verdad, habría que preguntarse cómo es que llenan portadas de revistas estos señores:



Nos tratan prácticamente como robots o como animales en estos "hestudios zientíficos". Como si no hubiera más cosas a tener en cuenta cuando alguien se enamora que el simple atractivo físico. En fin... no sigo porque hoy el tema no va sobre eso.

Este post que os acabo de enlazar del profesor de evolución humana además hace referencia al siguiente artículo:


que se basa en la "medicina darwinista" y nos dice que la evolución cultural y biológica ha disminuido nuestra dependencia de todos los tipos de dientes, particularmente las muelas del juicio. Antes, en los humanos prehistóricos (siempre según este artículo de Silvestri y Singh) las muelas del juicio tenían un sentido, pero en los últimos cien años ya no tienen sentido, considerando además que causan dolores y problemas. Como conclusión propone (como metodología potencial sugerida) eliminar estas muelas del juicio en los niños pequeños antes de que se formen mediante láser, teratógenosácido retinoico o citral.

Esto es lo que ocurre cuando se contemplan los problemas médicos desde la perspectiva darwinista.

Si la medicina busca el verdadero origen de nuestros problemas para identificarlos, se podrán corregir y evitar que les ocurran los mismos problemas a otras personas.

Pero si contemplamos los problemas desde un punto de vista darwinista no vamos a encontrar las verdaderas soluciones a los problemas, ya que al diagnosticar erróneamente el origen del problema, nos encontramos con una solución falsa (en este caso evitar que se formen las muelas del juicio mediante métodos como el uso de teratógenos)

Este artículo de Silvestri y Singh es criticado aquí, por si queréis verlo:


Y sobre las muelas del juicio, ¿qué dice el artículo de Science (VOL 336 25 de mayo 2012) que analizábamos en el post anterior y tratamos solamente la parte referida a la caries?

Pues el artículo pretende enlazar los problemas dentales de los humanos actuales con la evolución. Y sin embargo, logra todo lo contrario, como vamos a ver.

Expone las conclusiones de un análisis de Robert Corruccini, de la Southern Illinois University en Carbondale, quien ha revisado 20 años de investigación sobre diferencias interculturales en oclusión, comparando por ejemplo la dieta de los aborígenes australianos en los años 1940 y la dieta de los dientes de los habitantes de la prehistoria con la actual.

Este investigador dice que las enfermedades de las encías y la maloclusión eran sorprendentemente raras en los dientes prehistóricos.

Jerome Rose de la Universidad de Arkansas dice que la dieta basta de los antiguos egipcios (en la que comían mucha fibra) tenía un impacto positivo en el desarrollo de la mandíbula. Los esfuerzos al masticar estimulaban el crecimiento del hueso alveolar, la fina capa de hueso alrededor de las raíces de los dientes, lo que causa que las mandíbulas inferiores de los niños crezcan más robustas y largas, con poca sobremordida o maloclusión. Como resultado, cuando los antiguos egipcios cerraban sus mandíbulas, los incisivos superiores e inferiores (los cuatro dientes frontales) se encontraban filo con filo, con un buen espacio entre los dientes en sus robustas caras. La gente de hoy en día que come dietas más blandas tiene una mordida con "configuración de tijeras", en la cual los incisivos superiores sobresalen sobre los incisivos inferiores, debido a que la mandíbula inferior es más pequeña que la superior.

Hoy en día 9 de cada 10 adolescentes en los EEUU tienen alguna maloclusión (problemas en la manera en que los dientes superiores e inferiores se ajustan entre sí) y la mitad se podría solucionar mediante ortodoncia, según dice Robert Corruccini.

La impactación de los terceros molares, o muelas del juicio, ocurre 10 veces más frecuentemente en las personas que tienen una dieta de la era industrial que en cazadores-recolectores. 

Corruccini dice: "Nuestras mandíbulas están infradesarrolladas debido a que los alimentos ablandados, altamente procesados, no proveen la necesaria resistencia a la masticación para estimular el crecimiento normal de la mandíbula durante la infancia".

Según dice el artículo de Ann Gibbons en Science, a medida que los investigadores del congreso de Durham (ver post anterior) revisaban los datos, se fue haciendo más claro que el mayor desafío para nuestros dientes no fue la transición inicial hacia la agricultura, como muchos investigadores pensaban. En realidad fue la Revolución Industrial (mencionado también en el post anterior) y posteriormente el cambio que hubo en los años 1980 con la introducción de azúcares refinados en las comidas procesadas, como el sirope de maíz de alto contenido en fructosa en los refrescos (sodas).

"La caries y la maloclusión no son un problema neolítico, sino industrial", dice Kevin Boyd, dentista pediatra en el Children's Memorial Hospital en Chicago.

Fijaos que en esto también coincide el artículo de Silvestri y Singh:
La gente prehistórica probablemente no tenía las infecciones que se asocian hoy en día con los terceros molares impactados y parcialmente impactados.[25] Aunque la caries y las enfermedades periodontales estaban extendidas, [26] la evidencia sugiere que las patologías dentales eran relativamente bajas.[27]
Os dejo el enlace al número [26] por si queréis mirar el abstract:


Y Silvestri y Singh también coinciden en el siguiente párrafo con lo que dicen en la revista Science:
Hacia el final del siglo XVII, la gente experimentó un aumento dramático en la frecuencia de las enfermedades dentales, muy probablemente como resultado de un cambio dramático en el estilo de vida y en las dietas. [25],[29],[30]
Desde ese momento hasta la llegada de la odontología moderna a principios del siglo XX, hubo una aceleración dramática en la tasa de las enfermedades dentales asociadas no sólo con los terceros molares, sino también con todos los otros dientes.

Increíble pues que en este artículo nos sigan diciendo que hay que buscar una causa relacionada con la evolución cuando ellos mismos nos dicen que en la antigüedad apenas se producían y que hubo un incremento de estos problemas primero en el siglo XVII y después en el siglo XX.

Bien, por lo menos en Science los médicos que se citan sí que buscan unas soluciones más orientadas a corregir el problema de origen y no sólo a tratar los síntomas:

Corruccini admitió que ha emergido una rama "alternativa" de "odontología evolutiva" (¿por qué en Science lo llaman así? ¿qué tienen que ver los cambios en el estilo de vida con la evolución?) en la que los niños hacen ejercicios bucales y llevan dispositivos que ponen una fuerza más fuerte en sus mandíbulas en crecimiento.

Peter Ungar de la Universidad de Arkansas en Fayetteville admitió alimentar a sus propios hijos concecina ("beef jerky" en el original) para aumentar los esfuerzos de masticación en sus mandíbulas en desarrollo.

Sin embargo Ungar dice que aún se está debatiendo sobre si estos métodos reducen o no la sobremordida.

También dice Ungar: "Un entendimiento de esta discordancia (entre las dietas y los estilos de vida tradicionales y modernos) puede informar a la investigación clínica y finalmente a la práctica dental y a la ortodoncia".

El artículo de Science acaba achacando el problema a la evolución, como decíamos en el post anterior:
Por ahora, una cosa está perfectamente clara: nuestros dientes no han evolucionado una defensa contra los refrescos (sodas). "La gente debería entender que la evolución no es tan rápida como los cambios culturales que estamos viendo"- dice Cucina.
Pero fijaos en que por culpa de su cosmovisión darwinista acaban viendo el origen de nuestros males como un producto de la evolución. Ellos mismos están hablando de que ha habido un cambio en el estilo de vida comparado con la antigüedad, de que los alimentos más blandos que estamos comiendo hoy en día en la era industrial pueden afectarnos al desarrollo de nuestras mandíbulas y dentaduras... ¡y siguen obcecados en que el problema tiene que ver con la evolución!

Nos ponen el ejemplo de los antiguos egipcios que tenían buenas dentaduras y una dieta basta, rica en fibras. ¿En qué hemos evolucionado respecto a ellos? ¿Por qué siguen diciendo que el origen de nuestros males tiene que ver con la evolución?

Como nos dicen aquí:

Toda esta información nos lleva a una posible solución del problema: Hay que evitar la dieta blanda tipo "puré de patata", que apenas requiere dientes para comerla.
Al igual que muchos seres humanos son cada vez menos dependientes de los músculos para transportarse (muchos de nosotros conducimos a casi todas partes, incluso para ver a un vecino que vive a una manzana de distancia), se podría argumentar que la extirpación quirúrgica del tejido muscular excesivo resolvería el problema de la flacidez común en nuestra sociedad (y sus consiguientes problemas musculares), una solución que es obviamente absurda. 
La solución es usar el cuerpo para lo que fue diseñado, es decir, hay que hacer ejercicio, como es constamente recomendado por la comunidad médica. 

Del mismo modo, aplicando esta misma filosofía al problema de las muelas del juicio, una solución puede ser una dieta más saludable, incluyendo un alto contenido de fibra, con frutas y verduras crudas, que requieren una masticación más enérgica.
Conclusión:

Tenemos los siguientes hechos según Science:

  • En la antigüedad, los seres humanos de la prehistoria, en el neolítico y los antiguos egipcios no tenían problemas con las muelas del juicio.
  • Los problemas comenzaron a incrementarse dramáticamente a partir del siglo XIX con los cambios en la dieta y sobretodo a partir de la última parte del siglo XX.
  • Los esfuerzos al masticar estimulan el crecimiento del hueso alveolar, la fina capa de hueso alrededor de las raíces de los dientes, lo que causa que las mandíbulas inferiores de los niños crezcan más robustas y largas, con poca sobremordida o maloclusión.

Además de eso:
  • Es obvio que ni siquiera el darwinista más duro de pelar (Dawkins, por ejemplo) podrá decirnos que los seres humanos han evolucionado desde el neolítico hasta la actualidad, y mucho menos desde la época del antiguo Egipto. Ni el mismísimo Dawkins se atrevería a decir que hemos evolucionado desde entonces.
  • Por tanto, si no hemos evolucionado desde entonces, y antes la muela del juicio no causaba problemas cuando salía y ahora sí, las muelas del juicio no son órganos vestigiales.
  • Obviamente, según el darwinismo las muelas del juicio no podrían desaparecer en el futuro en la especie humana. Esto es así porque, según la fábula darwinista, para que las muelas del juicio desapareciesen en un futuro, las mutaciones que produjeran la falta de las mismas deberían otorgar una mayor probabilidad de reproducción a sus portadores.  Como hemos visto, en el pasado no tenían estos problemas, y en el presente basta con ir al médico para solucionar el problema.
  • Tras ver las evidencias aportadas por Science, podemos decir que las muelas del juicio no son un ejemplo de "mal diseño", que se dice por ahí. Más bien lo que podemos decir es que no utilizamos los dientes para lo que han sido diseñados: para masticar y para morder. En lugar de eso comemos alimentos blandos que no necesitan apenas ningún esfuerzo por parte de nuestra dentadura.
  • Para evitar problemas con las muelas del juicio, las maloclusiones y los apiñamientos de dientes, los niños pequeños deben comer alimentos duros para que sus dientes tengan que hacer esfuerzos: alimentos con mucha fibra, verduras y frutas crudas (porque al hervirlas se ablandan), cecina (como admite que hace con sus hijos Peter Ungar de la univ de Arkansas) y alimentos bastos en general. Deben evitarse las dietas blandas (purés de patatas y similares y alimentos procesados). 

Otro artículo que os puede interesar:


Fuente: http://los-fallos-de-darwin.blogspot.com

La resurrección de Jesucristo


La resurrección de Jesucristo

La resurrección de Jesús de Nazaret es fundamental para la fe cristiana.
Como con cualquier otro hecho histórico la Resurrección de Cristo no puede demostrarse científicamente, ya que los hechos acontecidos no pueden reproducirse. Sin embargo, las evidencias históricas abrumadoramente favorecen la historicidad de este sobrenatural evento.
La existencia de la iglesia cristiana, la vida y martirio de los apóstoles, la conversión de Pablo y de Santiago (el hermano de Jesús), así como la tumba vacía, deben ser explicados de alguna manera. Queremos mostrar que estos hechos se explican mejor como el resultado de la resurrección de Cristo.
Las teorías que pretenden explicar la resurrección de una manera natural son menos creíbles que el milagro mismo.
Así lo han entendido personas que han intentado desmentir la resurrección desde un punto de vista histórico. Después de estudiar el tema en profundidad, comprobaron su veracidad y depositaron su fe en Jesús. Ejemplos de esto lo son Lord Lyndhurst (Gran Bretaña), Simon Greenleaf (prominente abogado y profesor en Harvard, USA) y Frank Morrison, abogado y escritor inglés.
Si, en cumplimiento de sus propias palabras Jesús de Nazaret se levantó de entre los muertos, su resurrección es el sello divino a su identidad: Hijo de Dios y Salvador del mundo.
Introducción
¿Cómo lo explicamos?
Antecedentes
Posibles explicaciones
¿Mente abierta?

Introducción
La Resurrección de Cristo, fundamental para el Cristianismo.
Los cristianos son los primeros en admitir que en la veracidad o no de la Resurrección de Cristo yace el fundamento de la Fe Cristiana.
Jesucristo, figura central del cristianismo, alegó ser Hijo de Dios y Salvador del mundo. Como parte central y señal de la veracidad de su mensaje anunció que se levantaría de entre los muertos. Es el carácter de Jesús lo que está en juego en la resurrección. El apóstol Pablo escribió que "si Cristo no resucitó, vana es nuestra fe."

Si Jesús no resucitó, ¿cómo explicamos lo que sucedió?
Son varios los hechos históricos que sólo pueden explicarse si Cristo resucitó. Veamos algunos.

La existencia de la Iglesia Cristiana. El mensaje cristiano comenzó a ser predicado apenas unos cincuenta días después de la muerte de Jesús. Comprobar la falsedad o la veracidad de la resurrección que Pedro proclamaba era fácil. ¿Por qué no fue refutada entonces? El cristianismo hubiera muerto allí mismo, en "la cuna."

Los apóstoles. Todos los discípulos de Jesús tenían miedo y, aterrorizados después de su muerte se encerraron temiendo lo peor. Ninguno de ellos esperaba que Jesús resucitara.
Ahora bien. Tan sólo unas semanas después, este grupo de hombres se pusieron frente a una multitud, algunos de ellos responsables directos de la muerte de Jesús, y predicaron el mensaje de Dios. ¿Qué transformó a estos cobardes en valientes? ¿Qué les sostuvo ante la persecución que siguió? ¿Qué les llevó a sufrir el martirio?

Pablo. Un caso en extremo particular e importante lo es el de Saulo de Tarso, mejor conocido como el Apóstol Pablo. Lo que hace a este caso tan especial lo es este hecho: existe abrumadora evidencia histórica de que su extrema aversión contra la naciente iglesia cristiana cambió súbitamente. Él se convirtió en el mayor exponente del Evangelio y en el autor de una tercera parte del Nuevo Testamento.
De miembro del Sanedrín (organismo que regía al pueblo judío en lo religioso) se convirtió en Apóstol cristiano. De perseguidor en perseguido. Finalmente, murió decapitado por su fe en Roma cerca del año 64 DC.
¿Cómo explicarlo?
Mientras perseguía a la iglesia algo sobrenatural le sucedió. Jesús resucitado se le presentó visiblemente. El encuentro le dejó ciego y confuso por tres días hasta que, confesando a Cristo, fue bautizado por un líder judío de la comunidad cristiana de Damasco.

Santiago. Lo que lo hace particular es su parentesco con Jesús. Él era uno de sus hermanos y rechazó las inclinaciones mesiánicas de su hermano mayor. Se burló de él tildándolo de loco. Sin embargo, años más tarde le vemos presidiendo el primer Concilio de la iglesia cristiana en Jerusalén. ¿Qué ocurrió?
Los documentos hablan de un encuentro del Cristo resucitado con su hermano Santiago.

El gran monumento. La tumba de Jesús no contiene sus restos. La tumba de Jesús siempre ha estado vacía. Aún en el primer siglo nunca se discutió la ausencia del cuerpo de Jesús.

¡No lo creo!, dirás. No te culpo. Es increíble. Muchas personas han dudado de esta explicación milagrosa de los hechos, y han dado varias explicaciones naturales que los expliquen. Examinémoslas. Pero antes, es necesario explicar algunos detalles.

Antecedentes de la Resurrección
El proceso de la crucifixión. El tormento de la cruz comenzaba antes de la propia crucifixión. A ésta le precedía la tortura. El soldado romano usaba un látigo con trozos de metal o de hueso en su extremo. Con repetidos golpes la espalda del preso era desgarrada hasta el extremo de que, según lo atestiguan fuentes antiguas, la piel se rompía y los músculos y las vísceras podían quedar expuestas. La pérdida de sangre era significativa.
Ya en el lugar de la crucifixión se aplicaban los clavos traspasando las muñecas y uniendo con un sólo clavo los dos talones al madero.
En condiciones normales, los crucificados morían en una lenta agonía que podía durar varios días. Para acelerar el desenlace, se les quebraban las piernas de manera que perdieran su punto de apoyo y murieran de asfixia.
Tumba, roca y guardia. Los líderes judíos sabían que Jesús había hablado de su resurrección. Por esa razón consiguieron que Pilato, el gobernante romano, ordenara el emplazamiento de una guardia romana que custodiara la tumba de Jesús. La guardia romana constaba de unos cuatro soldados que cada cuatro horas alternaban su turno de vigilancia. Estaban preparados para defender con sus armas y con su vida la tumba. Las leyes romanas establecían la pena de muerte para el soldado que se durmiera en su puesto de vigilancia.

Volvamos a nuestro tema. Aclarados estos importantes antecedentes, presentemos ahora las explicaciones naturales que pretenden desmentir el milagro de la resurrección de Jesús. Intentaremos contestarlas seguidamente.
  • Explicación Nº 1. En realidad Jesús no murió. Sólo sufrió un desmayo. Creyéndole muerto cumplieron con él los ritos mortuorios y le dejaron en la tumba. Allí despertó y se recuperó de sus heridas.
    Hay varios problemas con esta teoría. En primer lugar las personas que declararon muerto a Jesús tenían experiencia en ejecuciones y sabían distinguir entre una persona viva y una muerta.
    En adición, uno de los testigos oculares observó cómo, cuando se le perforó el pecho a Jesús con una lanza, salió "sangre y agua." Cosa sólo posible con una lesión cardiaca que haría imposible la vida.
  • Explicación Nº 2. Jesús no resucitó y lo que sus seguidores vieron fue una alucinación. Esta interesante teoría plantea que lo acontecido tras la muerte de Jesús obedece a un tipo de histeria en masa.
    Lo que a primeras luces suena plausible deja de serlo con un ligero examen. Se sabe que las alucinaciones van acompañadas de ciertas particularidades tanto en la carácter de las personas que las sufren como en las circunstancias en las que se dan. Las alucinaciones son usualmente experimentadas por personas impresionables, nerviosas y fácilmente sugestionables. Se suelen dar en lugares y momentos específicos. Suelen afectar sólo uno de los sentidos y desaparecen poco a poco.
    El fenómeno narrado en el caso de Jesús nos presenta una situación muy diferente. Los testigos de la Resurrección (en ocasión llegó a haber 500) eran personas de características muy diferentes.
    Los discípulos no esperaban ver a Cristo con vida. Estaban aterrados y encerrados esperando que vinieran a por ellos. Al ver a Jesús, todos se sorprendieron y expresaron temor.
    Varios sentidos fueron afectados en estos encuentros. A Jesús se le vio, escuchó, tocó y se le observó comer. Sus apariciones duraron unas siete semanas y, luego terminaron abruptamente. ¿Alucinaciones? Improbable.
  • Explicación Nº. 3. El cuerpo de Jesús fue robado del sepulcro. El interés de esta teoría es grande ya que fue la usada en el primer siglo por los líderes judíos. Varios grupos podrían haber sido responsables del robo: Romanos, judíos o los mismos discípulos. Veamos...
    Que los judíos o romanos robaran el cuerpo es muy improbable. Si hubiera ocurrido así, ellos mismos podrían haber enseñado el cadáver y terminar temprano con la naciente fe cristiana, y con las complicaciones que trajo a la ya difícil situación judía.
    Que fueran los discípulos los que robaran el cuerpo de Jesús es la otra variante de esta teoría. Examinemos.
    Sin quererlo, fueron los mismos judíos y sus cómplices romanos los que prepararon el escenario para que esta teoría pudiera contradecirse hoy. Para robar el cuerpo de Jesús los discípulos (que huyeron despavoridos cuando Jesús aún estaba con vida) tendrían que haber sido capaces de desarmar a los soldados romanos. Luego tendrían que mover una piedra de dos toneladas.
    Aún hay más. El carácter de estos hombres está descrito en la historia, tanto religiosa como secular, como uno de la más alta integridad y honestidad. Además, ¿morirían estos hombres por una mentira fabricada por ellos mismos?
  • Explicación Nº. 4 ¿Invención premeditada? El número de testigos, su carácter y su martirio van contra esta posibilidad.
    En adición, las características de la historia tal y como están registradas en los documentos antiguos, presentan algunos aspectos que sugieren que es una historia real y no una invención.
    Por ejemplo, de nosotros inventar una historia como ésta, ¿presentaríamos a Pedro, el primer líder de la iglesia, como un pusilánime y miedoso? ¿Presentaríamos a los apóstoles asustados y escondidos en el mismo lugar donde tuvieron su última reunión con Jesús antes de morir. Considerando el bajo nivel que se le otorgaba a la mujer en esta sociedad, ¿hubiéramos escogido a María Magdalena como primer testigo de la Resurrección?
    No, la historia está llena de aspectos que revelan su originalidad y veracidad.
Mente abierta, a pesar del escepticismo.
Hablar de la Resurrección de Cristo es, por supuesto, hablar de lo milagroso. Nuestro problema ante un evento así suele ser que descartamos de antemano la posibilidad de lo milagroso o sobrenatural. Entonces rehusamos creer en la resurrección, no porque las evidencias no nos convenzan, sino porque ya hemos decidido que no puede ser cierta.
Por eso te invito a "dudar de tu duda" y, con "Mente Abierta", examinar la evidencia.

¿Qué nos queda?
Como decíamos al principio, las explicaciones que se dan para explicar de manera natural lo que ocurrió aquel domingo en Jerusalén son más difíciles de creer que la misma Resurrección.
El conocido escritor inglés C.S. Lewis escribió que tenemos sólo tres alternativas para explicar a Jesús y lo que dijo de sí. "O era un loco, o un mentiroso o lo que dijo ser era verdad." Si Jesús resucitó, entonces lo que él dijo de sí era cierto. Si Jesucristo resucitó, sus palabras "Yo soy el camino la verdad y la vida" no son el exabrupto de un maniático o de un farsante, sino la afirmación del mismo Hijo de Dios.
Y lo que yo decida respecto a Él es determinante para mi vida aquí... Y en la eternidad.
©José R. Martínez Villamil
Barcelona, 1999.

Cultura Cristiana Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger