"El sabio puede cambiar de opinión. El necio, nunca" Immanuel Kant

sábado, 22 de mayo de 2010

Anáisis y reflexión sobre la primera célula artificial

22 mayo 2010 — Según titulares espectaculares en toda la prensa internacional, un equipo de cientificos ha creado una primera célula sintética. Por ejemplo:

MSNBC: «¡Está vivo!» Un ADN artificial controla vida».
El diario Sun, del Reino Unido, decía: «Un científico “Frankenstein” crea vida».
BBC: «Científicos anuncian el hito de la “vida artificial” »
Comcast News: «Un paso hacia la vida artificial: Un ADN de fabricación humana activa una célula»
Vanity Fair: «La humanidad crea el primer genoma sintético, oficialmente reemplaza a Dios»
El diario Daily Mail, del Reino Unido: «Científicos acusados de jugar a Dios después de crear vida artificial, fabricando un microbio de diseño a partir de cero. Pero, ¿podría aniquilar a la humanidad?»

En España, La Vanguardia lo anunciaba el 20 de mayo con este titular: «Crean la primera célula controlada por un genoma artificial.» Bajo este encabezamiento, el reportaje comenzaba así: «Científicos estadounidenses anunciaron que han creado por primera vez una célula controlada por un genoma sintético. En un informe divulgado por la revista Science, los investigadores del Instituto Craig Venter señalan que esperan usar el método para estudiar la maquinaria biológica y crear bacterias diseñadas para resolver problemas ambientales y de energía.»

El lector que conozca inglés puede acceder al informe de Elizabeth Pennisi en Science.


La introducción de un nuevo programa de aplicación en todo un conjunto de ordenador + sistema operativo no significa la creación de todo el sistema informático desde cero. Significa simplemente la programación de la máquina para unas tareas determinadas, programación que debe realizarse de forma ajustada a los condicionantes impuestos por la arquitectura de la máquina y por el sistema operativo. En suma, el nuevo programa debe ser compatible con todo el conjunto del sistema ya existente. Imagen: Superordenador Columbia, en el Centro de Investigación Ames, de la NASA.

¿Qué es lo que se ha realizado?

En realidad, los medios de comunicación están dando una noticia de una manipulación genética en una célula. Una manipulación que aprovecha el profundo conocimiento adquirido por este y otros equipos de investigación en toda la empresa del estudio de los genomas de distintas formas de vida, y de sus maquinarias de lectura, transcripción y traducción de los códigos de que son portadores los genomas (véase, por ejemplo, Descubrimiento del segundo código genético, en una entrada reciente de este blog, y seguir también la etiqueta genómica).

En palabras de la comunicación hecha por el equipo de investigación:

«El equipo investigador introdujo fragmentos sintetizados químicamente del ADN del M. mycoides en una levadura que ensambló el genoma de la bacteria. Luego transplantaron el genoma del M. mycoides al Mycoplasma capricolum y “reiniciaron” para crear una nueva versión sintética del M. mycoides» (de la hoja de datos).

Así, transformaron el Mycoplasma capricolum en Microplasma mycoides. Además, para reconocer esta bacteria como artificial, introdujeron secuencias en el genoma con cadenas de bases codificando direcciones de correo electrónico, nombres de personas involucradas en el proyecto, y otras marcas. Dicen ellos: «No consideramos que esto sea “crear vida desde cero”, sino más bien que estamos creando nueva vida a partir de una vida ya existente usando ADN sintético para reprogramar las células para formar nuevas células que son especificadas por el ADN sintético» (del FAQ).

En la anterior mención de ADN sintético, por «sintético» debemos comprender que se han combinado componentes de la vida ya existentes en formas que no se conocían antes. Esto es realmente evidencia de que la inteligencia puede conseguir verdaderas hazañas, aunque a niveles muy limitados.

Programación compatible con el hardware y el sistema operativo preexistentes

Debemos recordar que el ADN es sencillamente un soporte material que expresa el genoma, y que el genoma es un conjunto de programas de aplicación para un organismo. La información digital contenida en el genoma es leída por todo el conjunto de sofisticadas máquinas moleculares celulares que comportan todo un sistema de transcripción, traducción y aplicación de dicha información. Efectivamente, por todo un sistema de computadoras en interacción que corren bajo múltiples sistemas operativos en interacción. En la célula en la que se llevó a cabo la sustitución del genoma, los sistemas operativos y los miles de computadoras interactivas se mantuvieron sin alteración. Para dar una ilustración y poner esto en perspectiva, escribir un programa para ejecutar un juego nuevo en un sistema informático ya existente no es crear un sistema «a partir de cero». Sería algo como introducir una llave USB conteniendo un programa para que sea ejecutado por la máquina con toda su arquitectura de hardware a través del software del sistema operativo ya existente. Y este programa introducido mediante la llave USB debe ser enteramente compatible con la arquitectura de la máquina y con el sistema operativo.

En todo este desarrollo del nuevo genoma sólo se sustituyó el conjunto de los programas de aplicación, con cada uno de los miles de programas individuales poseedores de las instrucciones y de la información codificada que la maquinaria existente (el hardware) de la computadora y el software del sistema operativo de la vida pueden leer e interpretar. Esta información se usa para llevar a cabo las tareas de la vida, como la replicación y la construcción de proteínas. El hecho de que unos inteligentes ingenieros de software pudieran aplicar sus algoritmos prescriptivos y su información codificada de una manera que permitiese que la maquinaria de la vida ya existente pudiera procesar esta información dice mucho del ingenio y de la capacidad de los científicos involucrados. En realidad, no se trata tanto de que se haya «fabricado una forma de vida artificial», sino que se han impuesto una serie de nuevas funciones mediante programación a una forma de vida preexistente, que ahora ejecuta unas secuencias diferentes de instrucciones. Y ello mediante un genoma artificial que hubiera sido totalmente inútil sin la vida ya presente para procesar la información contenida en el mismo.

Bioquímica, no química

Sin embargo, hay un problema en algo de la fraseología usada, como las palabras de «síntesis química», lo que comunica al público la idea de que se trabajó con métodos meramente químicos y con unos materiales de partida puramente inorgánicos (en contraste con «síntesis bioquímica»). Aunque es cierto que los componentes utilizados no estaban vivos (porque cada uno de ellos era sólo un componente necesario de la vida), en realidad TODOS los componentes fueron producidos por organismos vivos, usando principios de ingeniería genética. Además, la síntesis misma sólo pudo realizarse en organismos vivos, porque, como dicen los investigadores, «nuestros resultados indicaban que estos productos no pueden mantenerse de forma estable en la E. coli, de modo que el ADN recombinado se tuvo que extraer de levadura». Esto no es química orgánica, sino bioquímica. Otra observación en tono menor (otros autores también caen en este error), es que dicen que: «las células con sólo el genoma sintético son autorreplicantes y capaces de crecimiento logarítmico». Naturalmente, querían decir crecimiento «exponencial».

Es importante ver que si bien se ha ensamblado «artificialmente» un genoma, esto se ha tenido que realizar en el seno de sistemas vivos, e imitando el original. Y que este ADN es una secuencia de códigos. Y que leste código, modificado artificialmente con nuevos algoritmos, ha sido introducido en un organismo, sustituyendo al original para lograr al final su expresión en dicho organismo, que lo lee, y ejecuta las instrucciones impuestas por los científicos diseñadores de los nuevos códigos. No han creado una nueva forma de vida: han introducido una nueva codificación, que ellos han ensamblado, en un microorganismo ya existente. Pero su lectura y ejecución tiene lugar en dicho microorganismo preexistente con todos sus recursos de maquinaria molecular para usar este código. Y este microorganismo ejecuta las nuevas instrucciones al modo que un ordenador con todo su código operativo puede ejecutar una nueva aplicación.

El origen de la información — diseño inteligente

Pasemos a observar unas importantes aspectos y consecuencias de esta investigación. El nuevo genoma fue diseñado usando computadoras «a partir de información de secuencias genómicas digitalizadas». Esto confirma la naturaleza digital cibernética de la vida. La complejidad y la especificidad de la información en el seno de la vida queda resaltada en sus mismas palabras:

«... obtener un genoma exento de errores que se pudiese transplantar a una célula receptora para crear una nueva célula controlada sólo por el genoma sintético fue cosa complicada y exigió muchas etapas de control de calidad. Nuestro éxito quedó frustrado por muchas semanas por la deleción de un solo par de bases en el gen esencial dnaA. Una base equivocada de entre un millón en un gen esencial causó la inactividad del genoma.»

La gran pregunta es: ¿Cómo pudo la «naturaleza» llegar a conseguir tal grado de especificidad a ciegas, sin una dirección inteligente?

Por ello, los medios no dicen la verdad cuando presentan esto como la creación de nuevas formas de vida. Lo que han hecho ha sido usar unas formas de vida (microorganismos) ya existentes para que lean unas instrucciones de las que el ADN sintético es portador, unas instrucciones impuestas por seres inteligentes que han imitado el sistema creado por Dios. ... Pero ensamblar un nuevo organismo es algo muy distinto. Pero tanto para programar un código como para el diseño de todo el conjunto de maquinaria y sistema operativo se precisa de inteligencia.


¡Oh Dios Omnipotente, yo pienso tus pensamientos después de ti!
Johannes Kepler, Harmonices Mundi, Libro V

Sin la Primera Inteligencia, y sin la Primera Palabra Creadora, no habría estos seres que se esfuerzan en comprender y en pensar los pensamientos de Dios después de Él.

Resumiendo: Es como si un ingeniero de sistemas que ha aprendido el lenguaje de codificación de programas de ordenador escribe un programa de aplicación. Lo introduce en el ordenador, y el ordenador lo ejecuta. Pero el ordenador ya estaba hecho. Y el sistema operativo ya existía. Lo único nuevo es un programa de aplicación de alguien que experto en codificar y que quiere conseguir unas funciones determinadas, para lo que programa los algoritmos correspondientes para aquel ordenador y sistema operativo. Esto no es crear un ordenador ni el sistema operativo, ambas cosas necesarias para la ejecución del programa.

Y, desde luego, usar estos avances biotecnológicos para aducir que esto demuestra que la vida se originó sin la acción de un Creador carece de toda lógica. El inmenso esfuerzo de investigación y conocimiento, el acopio de información, y el uso de sofisticadas técnicas de laboratorio para seleccionar, controlar, regular y dirigir las síntesis, los ensamblajes en las condiciones críticas para llegar a un resultado esperado hablan de un diseño inteligente; un diseño inteligente con todo un programa de trabajo humano ha resultado en dotar de una secuencia de instrucciones a un microorganismo, codificadas sobre un soporte de ADN. Y todo el prodigioso conjunto de estos organismos con toda su pasmosa complejidad de sistemas de procesado y aplicación de la información codificada en el ADN, por no hablar de la codificación de todos los genomas existentes sobre la tierra, también habla, ineludiblemente, del poder y de la sabiduría del Creador.

Aquí viene a propósito una vieja historia, que ilustra la subordinación humana a Dios:

Un día se reunió un grupo de científicos, y tomaron la decisión de que el hombre había progresado mucho, y que no había ya más necesidad de Dios. De modo que escogieron a uno de ellos para que fuese y le dijese que ya no querían saber nada de Él.
Este científico llegó ante Dios, y le dijo: «Dios, hemos decidido que ya no te necesitamos más. Hemos llegado al punto en que podemos clonar a personas, transplantar órganos y manipular la vida como queremos mediante ingeniería genética. Y ahora la ciencia ha encontrado la forma de crear vida a partir de materias primas. En otras palabras, podemos hacer lo que Tú hiciste al principio.»
«¿De veras? ¿Me puedes enseñar como lo haces?», le dijo Dios con paciencia y bondad.
Y el científico se inclinó sobre el suelo y empezó a moldear el barro.
Dios lo miró y le dijo: «¡No, no, no! Esto no vale. ¡Hazte tu propio barro!»


Redacción: Santiago Escuain — © SEDIN 2010 - www.sedin.org
Usado con permiso de Santiago Escuain para www.culturacristiana.org

viernes, 21 de mayo de 2010

Científicos crean "célula artificial" ¡y no que fuerzas azarosas, sin dirección, ciegas y carentes de propósito sustituyen la Inteligencia Dieñadora!

Científicos en Estados Unidos crearon lo que dicen es la primera célula controlada por un genoma sintético.


Según los investigadores, éste es el primer paso hacia la creación de vida artificial y algún día se podrían crear bacterias para, por ejemplo, producir combustibles o ayudar a absorber gases contaminantes y resolver otros problemas ambientales.

Los científicos del Instituto J. Craig Venter, que ya habían creado el genoma sintético de una bacteria, ahora lograron trasplantarlo a otra y producir lo que dicen es una célula artificial.

Esta célula "programada" por su cromosoma sintético comenzó a replicarse y a producir una nueva serie de proteínas, expresan los investigadores en la revista Science.

Aunque algunos expertos describen el avance como un "hito en la historia de la biología y biotecnología", todavía, dicen, no se puede hablar de una forma de vida "verdaderamente artificial" porque el genoma sintético fue colocado en una célula natural.

"Ésta es la primera célula sintética que ha sido creada", afirma el profesor Craig Venter, quien dirigió la investigación.

"Y la llamamos sintética porque la célula se deriva totalmente de un cromosoma artificial, creado con cuatro botellas de compuestos químicos, un sintetizador químico y con información inicial de una computadora".

"Esto puede ser una herramienta poderosa para tratar de diseñar lo que queremos en biología. Tenemos una amplia variedad de aplicaciones en mente" señala el científico.

Bacteria replicándose (Imagen: D. Gibson/Science)

La bacteria con genoma sintético logró producir proteínas de la bacteria trasplantada.

Hace más de una década el profesor Venter y su equipo comenzaron su proyecto para la creación de vida en el laboratorio determinando cuál era la información mínima necesaria para que un microbio pudiera existir.

La teoría era que a esa información se le podrían agregar genes capaces de convertir a ese microbio en una "fábrica" productora de compuestos útiles, como combustibles, fármacos y otras sustancias.

En 2007 los científicos informaron que habían logrado transferir el genoma natural de una bacteria, Mycoplasma mycoides, a otra bacteria, Mycoplasma capricolum, tomando el control de su funcionamiento celular.

Un año después, el equipo informó que había logrado crear un cromosoma sintético de la Mycoplasma mycoides utilizando bloques de material genético.

Ahora, los científicos combinaron ambos avances tomando el genoma sintético de la M. mycoides añadiéndole secuencias de ADN que sirvieran como "marcas" para distinguirlo del genoma natural.

Compuestos útiles

Los científicos insertaron secuencias cortas de ADN en levadura para modificar el genoma de la bacteria, posteriormente transfirieron cadenas medianas de ADN a una bacteria E. coli que nuevamente fueron insertadas en la levadura.

Eventualmente lograron producir un genoma con más de un millón de pares de bases de ADN.

El paso siguiente de los investigadores fue trasplantar el genoma sintético de la M. mycoides a la M. capricolum.

El nuevo genoma, dicen los científicos, "puso en marcha" a las células recipientes. Y aunque 14 genes fueron eliminados o interrumpidos en la M. mycoides, ésta siguió siendo una bacteria normal y produciendo solo proteínas de M. mycoides.

En el laboratorio los científicos pudieron comprobarlo cuando apareció una colonia azul de bacterias que comenzó a reproducirse en la placa.

Craig VenterAlineación a la izquierda

Se calcula que la investigación de vida sintética de Craig Venter ha costado unos US$40 millones.

Cuando secuenciaron el ADN de la colonia confirmaron que la bacteria tenía el genoma sintético y que estaba produciendo proteínas de la M. mycoides y no de la M. capricolum.

"Fue claro que habíamos logrado transformar una célula en otra" expresa el profesor Venter.

"Pensamos que es un paso importante, tanto científica como filosóficamente. Ciertamente ha cambiado mi visión de la definición de lo que es vida y de cómo funciona la vida", agrega.

Otros expertos afirman sin embargo que aunque el avance es muy importante todavía es muy pronto para hablar de "vida artificial".

"Es un logro ciertamente asombroso" dice el doctor Anthony Forster, biólogo molecular de la Universidad de Vanderbilt, en Tennessee, Estados Unidos.

Pero subraya que "esta investigación ciertamente no creó una forma de vida verdaderamente sintética, porque el genoma sintético fue colocado en una célula que ya existía".

De cualquier forma, Craig Venter está ahora un poco más cerca de su objetivo final: la creación de microorganismos diseñados específicamente para producir compuestos útiles para la humanidad, como combustibles limpios como hidrógeno, sustancias absorbentes de gases de efecto invernadero, compuestos para purificar el agua y hasta limpiar derrames de petróleo.

Fuente: http://www.bbc.co.uk/mundo/ciencia_tecnologia/2010/05/100520_celula_sintetica_men.shtml#galeria

En gran parte de la comunidad académica y científica, se ha aceptado que unas fuerzas azarosas, sin dirección, ciegas y carentes de propósito e inteligencia fueron las que produjeron la primera vida sobre el planeta, y a partir de una única forma primitiva de vida se genero toda una diversidad de formas de vida, sin embargo ¿Que tan probable pudo haber sido si es que la evolución fuera cierta, que un proceso sin dirección, sin inteligencia y propósito se haya podido manipular a si mismo en la misma base de la vida, y a través de mutaciones genéticas y producidas por puro azar, hayan podido producir todas la formas de vida conocidas y no conocidas?.

Nunca hemos sido testigos que algo así pueda ser funcional, y con este nuevo anuncio nuevamente confirmamos que únicamente la inteligencia de alguien distinto al mismo organismo, (en este caso los científicos) solo así se puede ser capaz de diseñarse algo; en este caso los organismos vivos para producir específicamente algo con un propósito.

El diseño inteligente se esta haciendo cada día mas evidente, solamente la inteligencia puede producir organismos diseñados con un propósito, yo en lo personal no acepto una a la evolución biológica, puesto que para eso se tendría que observar, experimentar y replicar un proceso así; hasta la fecha nunca se han reproducido esas pretensiones, y afirmar que desde una única bacteria, célula o cualquier forma de vida primitiva se haya producido toda una explosión de formas distintas de vida conocidas ahora, lo considero una mera teoría.

La inteligencia es la que mejor explica la biología, un diseñador inteligente del universo es tan probable y evidente como este grupo de científicos que nos presentan su ultimo trabajo de una “célula artificial” nuestro diseño es evidente; Dios nos creo a su imagen y semejanza y eso eslo que le da el valor a nuestra vida, y el orden al universo.


Edgar Ramírez

Maestro de Educación Cristiana para www.culturacristiana.org

jueves, 20 de mayo de 2010

EL MONAQUISMO CRISTIANO


El monacato (del griego monachos, persona solitaria) es la adopción de un estilo de vida más o menos ascético dedicado a una religión y sujeto a determinadas reglas en común. En varias religiones se encuentras formas de vida monásticas, aunque sus características varían enormemente entre ellas: budismo, cristianismo, taoísmo, shintoismo, hinduismo e islamismo.

Al miembro de una comunidad que lleva una vida monástica se lo denomina monje. Se rigen por las reglas características de la orden religiosa a la que pertenecen y llevan una vida de oración y contemplación. Algunos viven como ermitaños y otros en comunidad, a la que se llama monasterio.

Monaquismo en la iglesia cristiana

Una reacción contra la mundanalidad de la iglesia cristiana, y quizás en parte un producto accesorio del gnosticismo, que enseñaba que la materia es mala. El movimiento comenzó en Egipto con Antonio (25P-350 d.C.), quien vendió sus bienes, se retiró al desierto, y vivió en la soledad.

Multitudes siguieron su ejemplo. Se les llamaba "anacoretas". La idea era alcanzar la vida eterna escapándose del mundo y mortificando la carne mediante prácticas ascetas. El movimiento se extendió a Palestina, Siria, Asia Menor y Egipto. En el Oriente, cada uno vivía en su propia cueva o cabaña, o sobre su columna. En Europa vivía en comunidades, llamadas monasterios, y dividían su tiempo entre el trabajo y los ejercicios religiosos.

Se hicieron muy numerosos y llegaron a formarse muchas órdenes de monjes y monjas. Los monasterios o conventos de Europa hicieron la mejor obra de la iglesia de la Edad Media en la filantropía, literatura y educación cristianas y en la agricultura. Pero cuando se hicieron ricos, se volvieron sumamente inmorales. Llegada la Reforma, pronto desaparecieron de los países protestantes, y en los países católicos están decayendo.

Autor: Edgar Ramírez Maestro de Educación Cristiana, para www.culturacristiana.org

Fuentes: Wikipedia y compendio bíblico Haley primera edición Pág. 9

martes, 18 de mayo de 2010

Reduccionismo: C. S. Lewis sobre el concepto «Naturaleza»

Mi argumento podrá quedar más claro para algunos si se expresa de una manera diferente. «Naturaleza» es una palabra de diversos significados, los cuales se pueden comprender mejor si consideramos sus varios antónimos. Lo Natural es lo opuesto a lo Artificial, a lo Civil, a lo Humano, a lo Espiritual, y a lo Sobrenatural. Lo Artificial no nos atañe ahora. Pero si tomamos el resto de la lista de opuestos, creo que podemos tener una vaga idea de lo que los hombres entienden por Naturaleza y qué es lo que oponen a ella. La Naturaleza parece ser lo espacial y temporal, en contraste a lo que no lo es tanto o no lo es en absoluto. Parece ser el ámbito de la cantidad en contraste al ámbito de la calidad; de los objetos en contraste a la consciencia; de lo limitado, frente a lo que es total o parcialmente autónomo; de lo que desconoce valores frente a aquello que tiene y percibe valores; de las causas eficientes (o, en algunos sistemas modernos, sin causalidad en absoluto) frente a las causas finales. Ahora bien, considero yo que cuando comprendemos algo analíticamente y luego lo dominamos y lo empleamos para nuestra conveniencia, lo reducimos al nivel de «Naturaleza» en el sentido de que suspendemos nuestro juicio de valor acerca de ello, que ignoramos su causa final (si hay alguna), y lo tratamos en términos de cantidad. Esta represión de elementos en lo que de otra manera sería nuestra reacción total ante ello es a veces muy clara e incluso penosa: tenemos que vencer algo antes de poder cortar un cadáver de un hombre o un animal vivo en un aula de disección. Estos objetos se resisten al movimiento de la mente mediante el que los arrojamos al mundo de la mera Naturaleza. ... Pero no es ésta toda la historia. No son los más grandes científicos modernos los que creen de cierto que cuando el objeto es desnudado de todas sus propiedades cualitativas y reducido a una mera cantidad es totalmente real. Los cientifiquillos y los irreflexivos acientíficos seguidores de la ciencia puede que lo crean. Las grandes mentes saben muy bien que el objeto, cuando se trata de esta manera, es una abstracción artificial; saben que se ha perdido algo de su realidad.

Desde este punto de vista, la conquista de la Naturaleza aparece bajo una nueva luz. Reducimos las cosas a mera Naturaleza a fin de poderlas «conquistar». Siempre estamos conquistando la Naturaleza, porque «Naturaleza» es lo que le estamos dando a lo que hemos, hasta cierto punto, conquistado. El precio de la conquista es tratar aquella cosa como mera Naturaleza. Cada conquista sobre la Naturaleza aumenta su ámbito. Las estrellas no se transforman en Naturaleza hasta que las podemos medir y pesar; el alma no se transforma en Naturaleza hasta que podemos psicoanalizarla. El arrebatamiento de los poderes de la Naturaleza es también la rendición de las cosas a la Naturaleza. En tanto que el proceso no llegue al paso final bien podremos considerar que las ganancias son superiores a las pérdidas. Pero tan pronto tomamos el paso final de reducir nuestra propia especie al nivel de mera Naturaleza, todo el proceso enloquece, porque esta vez el ser que quería ganar y el ser sacrificado son el mismo. Éste es uno de los muchos casos donde llevar un principio a lo que parece su conclusión lógica lleva al absurdo. Es como el famoso irlandés que descubrió que un cierto tipo de estufa reducía su consumo de leña a la mitad, y por ello llegó a la conclusión de que dos estufas de la misma clase le posibilitarían calentar la casa sin ninguna leña. Es la propuesta del brujo: da tu alma, y recibe poder a cambio. Pero una vez hemos entregado nuestras almas, esto es, nuestro mismo yo, este poder que así nos ha sido conferido deja de pertencernos. Seremos de hecho los esclavos y marionetas de aquello a lo que hemos dado nuestras almas. Está dentro del poder del Hombre tratarse a sí mismo como un mero «objeto natural», y sus propios juicios de valor como materia prima para que la manipulación científica los altere a voluntad. La objeción contra hacer esto no reside en el hecho de que este punto de vista (como el primer día de uno en un aula de disección) sea penoso y chocante hasta que uno se acostumbra. La verdadera objeción es que si el hombre decide considerarse como materia prima, materia prima es lo que será: no materia prima para ser manipulado por sí mismo, como se imaginaba complacido, sino por el mero apetito, esto es, por la mera Naturaleza, en la persona de sus deshumanizados Condicionadores». ...

C. S. Lewis, The Abolition of Man (La Abolición del Hombre), Collins (Londres, 1978), págs. 42-44.
Hay edición castellana: Ediciones Encuentro, Madrid 1990.


Traducción del inglés: Santiago Escuain
© Santiago Escuain 1997, por la traducción
© Copyright SEDIN 1997 para el formato electrónico - www.sedin.org. Este texto se puede reproducir libremente para fines no comerciales y citando la procedencia y dirección de SEDIN, así como esta nota en su integridad. Usado con permiso del traductor para www.culturacristiana.org

Más potencia en la Explosión Cámbrica

11 mayo 2010 — Unos investigadores han encontrado más datos fósiles que evidencian la súbita aparición de planes corporales animales en los estratos del Cámbrico. Dos artículos en la revista Geology analizan datos procedentes de dos lugares distantes del mundo. Un equipo encontró briozoos en México, con una antigüedad asignada de 8 millones de años más que los que tenían el récord en China,1 y otro científico encontró diversos equinodermos en España, procedentes del Cámbrico medio.2


Representantes de los equinodermos. Un ejemplo más de aparición súbita de planes corporales en el Cámbrico inferior. Fotografía: NOAA


El autor del artículo acerca de los equinodermos, Samuel Zamora, decía: «Debido a que muchos de estos taxones aparecen cerca del comienzo del Cámbrico medio, parece probable que sus orígenes se deban situar en el Cámbrico inferior».2 Razona que estos datos se enfrentan a una aparición lenta y gradual de los equinodermos en el Cámbrico inferior. «Esto expone que, incluso en el Cámbrico medio más temprano existía entre los equinodermos una diversidad de novedosos planes corporales y de estrategias ecológicas, empujando el tiempo de importantes divergencias hacia el Cámbrico inferior». Y no solo esto, sino que los que él encontró se encuentran entre los «más diversos de ninguna parte». No usa la palabra evolución ni comenta acerca de cómo estos complejos planes corporales pudieran haber aparecido y se pudieran haber diversificado en un tiempo tan corto.

Se cree que los briozoos hicieron su aparición sobre la tierra en el Ordovicio. Landing, English y Keppie presentan una reseña de las opiniones acerca de la explosión del Cámbrico, «Quizá el más intensamente diseccionado de estos espectaculares cambios de diversidad biótica». Dicen que hasta fechas recientes «Un grupo mineralizado, el fílum Bryozoa, parece haberse “perdido” la radiación cámbrica». Su descubrimiento en México confirma ahora «que todos los fílums esqueletizados de metazoos aparecieron en el Cámbrico».1 Estos autores también tienen bien poco que decir acerca de cómo emergieron los briozoos, aparte de afirmar que aparecieron —y ahora, más temprano de lo que se creía. El descubrimiento de estos especímenes en el Cámbrico superior no cierra la posibilidad de que algún día se encuentren briozoos en estratos más inferiores del Cámbrico en algún otro lugar.


1. Landing, English, y Keppie, «Cambrian origin of all skeletalized metazoan phyla—Discovery of Earth’s oldest bryozoans (Upper Cambrian, southern Mexico)», Geology, v. 38, no. 6, pp. 547-550; doi: 10.1130/G30870.1.

2. Samuel Zamora, «Middle Cambrian echinoderms from north Spain show echinoderms diversified earlier in Gondwana», Geology, v. 38 no. 6 p. 507-510; doi: 10.1130/G30657.1.

La tendencia de los datos ha quedado clara a lo largo de décadas y décadas. Cada principal plan de cuerpo animal aparece en el Cámbrico. Cada uno de ellos va encontrándose más y más temprano. (Buscar en la etiqueta «explosión cámbrica» para más información en este blog.) Los más anteriores son tal complejos como los posteriores. ¿Dónde está la evolución? La aparición súbita de planes corporales complejos no es evolución. Si alguien quiere creer la narrativa de Darwin de una evolución gradual y lenta, la creerá no debido a los datos, sino contra ellos.

La propuesta de Darwin es una narrativa totalmente naturalista —excepto cuando necesita milagros para mantenerla en pie a cada momento. ¿Qué le parece al lector este milagro expresado de manera críptica en el artículo de Landing et al: «zooides especializados aparcieron tempranamente en la filogenia de los briozoos». Aparecieron. Así. Qué maravilla. Díganos, por favor, ¿Cómo aparecieron? Los racionalistas ilustrados sienten curiosidad por saberlo. ¿Acaso sencillamente «emergieron» desde el lodo? ¿O acaso Campanilla Dorada le dio con su varita mágica a un fronde ediacarno y ¡zas!, apareció un zooide briozoo especializado? Recomendamos al lector que sepa inglés que consiga el reciente documental Darwin’s Dilemma, donde se pone en evidencia la bancarrota de cualquier modelo de evolución gradual materialista, y la necesidad imperiosa de atribuir la aparición de toda la inmensa información genética que aparece súbitamente y que se expresa en toda la diversidad repentina de la llamada explosión cámbrica a la actividad creadora, trascendente, del Logos divino que plasma la intencionalidad divina en todo un mundo original de vida.


Fuente: Creation·Evolution HeadlinesMore Pow in the Cambrian Explosion 11/05/2010 Redacción: David Coppedge © 2010 Creation Safaris - www.creationsafaris.com
Traducción y adaptación: Santiago Escuain — © SEDIN 2010 - www.sedin.org Usado con permiso del traductor para www.culturacristiana.org





¿Quién dices que Yo soy?

por John MacArthur

Con esta breve pregunta, Jesucristo confrontó a Sus seguidores con el tema más importante que jamás habían enfrentado. El había pasado bastante tiempo con ellos y había hecho declaraciones impactantes de Su identidad y autoridad. Y tú…¿quién dices que es Jesús? Tu respuesta determinará no sólo tus valores y tu estilo de vida, sino también tu destino eterno. Considera lo que la Biblia dice acerca de El.

JESUS JESUS ES DIOS

Cuando Jesús estuvo en la tierra hubo mucha confusión acerca de Quien era El. Algunos pensaron que era un hombre sabio ó un gran profeta. Otros pensaron que estaba loco. Y otros permanecieron indecisos ó indiferentes. Pero Jesús dijo, “Yo y el Padre uno somos” (Juan 10:30). Eso quiere decir que El decía ser nada menos que Dios en carne humana.

Hoy en día mucha gente no entiende el hecho de que Jesús declarara ser Dios. Estas personas son felices pensando que El era poco más que un gran maestro moral. Pero aún Sus enemigos entendieron las declaraciones que El hizo de Su deidad, por esta razón ellos trataron de apedrearlo hasta matarlo (Juan 5:18; 10:33) y eventualmente lo crucificaron (Juan 19:7).

Un escritor llamado C.S. Lewis escribió, “ Tú puedes tacharlo de necio, tú puedes escupirle y matarlo como a un demonio, o tú puedes caer a Sus pies y llamarlo Señor y Dios. Pero no salgamos con ideas absurdas de que El fue un gran maestro. El no nos ha dejado abierta esa posibilidad. Esa nunca fue Su intención” (Mere Christianity [Macmillan, 1952], pgs.40-41).

Si las declaraciones Bíblicas de Jesús son verdaderas, ¡El es Dios!

JESUS ES SANTO

Dios es absoluta y perfectamente santo (Isaías 6:3), por lo tanto El no puede cometer ó aprobar el mal (Santiago 1:13).

Como Dios, Jesús poseía todo elemento de la persona de Dios. Colosenses 2:9 dice, “En él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad.” El era perfectamente Santo (Hebreos 4:15). Sus mismos enemigos no podían probar acusación alguna en contra de El (Juan 8:46).

Dios también requiere santidad de nosotros. Primera de Pedro 1:16 dice, “Sed santos, porque yo soy santo.”

JESUS ES EL SALVADOR

Nuestra desobediencia a Dios –al no ser santos- nos coloca en una situación en la que nos encontramos en peligro de castigo eterno (2 Tesalonicenses 1:9). La verdad es que no podemos obedecerlo porque no tenemos ni el deseo ni la capacidad de hacerlo. Por naturaleza somos rebeldes contra Dios (Efesios 2:1-3). La Biblia llama a nuestra rebelión “pecado.”

De acuerdo a la Escritura, todo ser humano es culpable de pecado: “No hay hombre que no peque” (1 Reyes 8:46). “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:23).Y somos incapaces de cambiar nuestra condición pecaminosa. Jeremías 13:23 dice, “¿Mudará el etíope su piel, y el leopardo sus manchas? Así también, ¿podréis vosotros hacer bien, estando habituados a hacer mal?”

Eso no quiere decir que somos incapaces de llevar a cabo actos de bondad humana. Hasta podemos estar involucrados en diversas actividades religiosas o humanitarias. Pero somos absolutamente incapaces de entender, amar, ó agradar a Dios por nosotros mismos. La Biblia dice, “No hay justo, ni aun uno; no hay quien entienda. No hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; no hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno” (Romanos 3:10-12).

La santidad y justicia de Dios demandan que todo pecado se castigue con la muerte: “El alma que pecare, esa morirá” (Ezequiel 18:4). Para nosotros eso es difícil de entender porque tendemos a evaluar el pecado en una escala relativa, pensando que algunos pecados no son tan graves como otros. No obstante, la Biblia enseña que todos los actos de pecado son el resultado de pensamientos pecaminosos y deseos perversos. Esa es la razón por la que cambiar únicamente nuestros patrones de conducta, no puede resolver nuestro problema de pecado ó eliminar sus consecuencias. Necesitamos ser cambiados internamente para que nuestros pensamientos y deseos sean santos.

Jesús es el único que nos puede perdonar y transformar y de esta manera, librarnos del poder y de la paga del pecado: “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombre en que podamos ser salvos” (Hechos 4:12).

Aunque la justicia de Dios demanda la muerte por el pecado, Su amor ha provisto un Salvador, Quien pagó el precio y murió por los pecadores: “… Cristo padeció una sola vez por los pecadores, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios” (1 Pedro 3:18). La muerte de Cristo cumplió el requisito que la justicia de Dios demanda y de esta manera, hizo posible que Dios perdonara y salvara a aquellos que creen en El (Romanos 3:26). Juan 3:16 dice, “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Sólo El es nuestro gran Dios y Salvador (Tito 2:13).

JESUS ES EL UNICO OBJETO ACEPTABLE DE FE SALVADORA

Algunas personas piensan que no importa lo que alguien crea, siempre y cuando la persona sea sincera. Pero sin un objeto válido tu fe no sirve.

Si tú bebés veneno-pensando que es medicina-toda fe del mundo no va a restaurar tu salud. De la misma manera, si Jesús es la única fuente de salvación, y estás confiando en alguien ó algo más para tu salvación, tu fe no sirve.

Muchas personas creen que hay muchos caminos para llegar a Dios y que cada religión representa una parte de la verdad. Pero Jesús dijo, “Yo soy el camino, la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6). El no dijo que era uno de muchos caminos legítimos para llegar a Dios, ó el camino a Dios sólo para esa época. El dijo ser el único camino a Dios-en ese entonces y para siempre.


JESUS JESUS ES SEÑOR

El pensamiento contemporáneo dice que el hombre es el producto de la evolución. Pero la Biblia dice que fuimos creados por un Dios personal para amarlo, servirlo y disfrutar una comunión eterna con El.

El Nuevo Testamento revela que Jesús Mismo fue Quien creó todo (Juan 1:3; Colosenses 1:16). Por lo tanto, El también es dueño de y tiene autoridad sobre todo (Salmo 103:19). Eso quiere decir que tiene autoridad sobre nuestras vidas y le debemos devoción absoluta, obediencia, y adoración.

Romanos 10:9 dice, “Si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.” Confesar a Jesús como Señor quiere decir someterse humildemente a Su autoridad (Filipenses 2:10-11). Creer que Dios lo ha levantado de los muertos quiere decir que confías en el hecho histórico de Su resurrección—el pináculo de la fe Cristiana y la manera en la que el Padre afirmó la deidad y autoridad del Hijo (Romanos 1:4; Hechos 17:30-31).

La verdadera fe siempre está acompañada de arrepentimiento del pecado. El arrepentimiento es más que simplemente sentirnos mal por el pecado. Es estar de acuerdo con Dios en que eres pecador, confesar tus pecados a El, y tomar una decisión consciente de dejar el pecado y seguir la santidad (Isaías 55:7). Jesús dijo, “Si me amáis, guardad mis mandamientos” (Juan 14:15); y “Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos” (Juan 8:31).

No es suficiente creer ciertos hechos de Cristo. Hasta Satanás y sus demonios creen en el Dios verdadero (Santiago 2:19), pero no lo aman ni lo obedecen. Su fe no es genuina. La verdadera fe salvadora siempre responde en obediencia (Efesios 2:10).

Jesús es el Señor soberano. Cuano lo obedeces estás reconociendo Su señorío y te estás sometiendo a Su autoridad. Eso no quiere decir que tu obediencia siempre será perfecta, pero esa es tu meta. No hay área de tu vida que rehuses entregársela.

JESUS ES EL JUEZ

Todos los que rechazen a Jesús como su Señor y Salvador lo enfrentarán un día como su Juez: “Dios…ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan; por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos” (Hechos 17:30-31).

Segunda de Tesalonicenses 1:7-9 dice, “Cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo; los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluídos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder.”

¿COMO RESPONDERAS?

¿Quién dice la Biblia que es Jesús? El Dios viviente, el Santo, el Salvador, el único objeto válido de fe salvadora, el Señor soberano, y el Juez justo.

¿Quién dices tú que es Jesús? Esa es la pregunta inescapable. Sólo El puede redimirte—librarte del poder y de la paga de tus pecados. Sólo El puede transformarte, restaurarte para que tengas comunión con Dios, y dar a tu vida propósito eterno. ¿Te arrepentirás y creerás en Jesucristo como tu Señor y Salvador?

jueves, 13 de mayo de 2010

EL HOMBRE NUEVO

Como seguidores de Cristo, debemos tomar a Dios de acuerdo a su Palabra y
aceptar como verdadero lo que él dice que somos. Esto significa que “nuestro
hombre viejo” representa a un hombre que todavía busca agradar a Dios en la
carne. Tal hombre odia el pecado, no quiere ofender a Dios, pero su conciencia
continuamente lo tiene bajo culpabilidad. Así que él se compromete a vencer
su problema de pecado: “¡Voy a cambiar! Comenzaré hoy día a luchar contra
este pecado que me acosa, no importa lo que cueste. Quiero que Dios vea que me
estoy esforzando mucho”.

Tal hombre trae ante Dios mucho sudor y lágrimas. El ora y ayuna para probarle

a Dios que tiene un corazón bueno. El es capaz de resistir al pecado por unos
días cada vez, así que se dice a sí mismo, “Si puedo hacerlo por dos
días, entonces ¿por qué no por cuatro, o por una semana?” Al final de un
mes él se siente contento con sí mismo, convencido de que se está logrando
su liberación. Pero entonces su pecado sale a flote, y él se hunde en
desesperación profunda. Y él comienza el ciclo nuevamente. Este hombre está
continuamente dando vueltas en una rueda de molino que nunca termina, y no
puede salir de ella.

¡Esto nunca debe de ser así! Ese hombre en la carne fue crucificado junto con

Cristo. Ha sido muerto a los ojos de Dios. Verdaderamente, Pablo nos dice que el
viejo hombre fue pronunciado muerto en la cruz. Jesús llevó a ese viejo hombre
a la tumba junto con él, donde fue dejado muerto y olvidado. De la misma manera
como el padre ignoró al “hombre viejo” en su hijo pródigo, el Señor nos
dice sobre nuestro viejo hombre, “Yo no reconozco ni trato con tal hombre.
Sólo hay un hombre que yo reconozco ahora, el único con quien trataré. Y ese
es mi Hijo Jesús, y todos los que estén en él por fe.”

El nuevo hombre es aquél que ha perdido toda esperanza de agradar a Dios con

esfuerzos de la carne. El ha muerto a las maneras viejas de la carne. Y por fe
él ha llegado a conocer que sólo hay una manera de agradar a Dios, una manera
de deleitar a Dios: Cristo debe de serlo todo. El conoce que sólo hay Uno al
quien el Padre reconoce: A Cristo y todos los que están en él.

Este hombre nuevo vive sólo por fe: “El justo por la fe vivirá”. El cree

en la Palabra de Dios tan completamente que él no se apoya en nada más. El ha
encontrado que Cristo es la fuente de todo, y que lo suple todo. Y él cree lo
que Dios dice de él: “Tu viejo hombre está muerto, y tu vida está
escondida con Cristo en Dios”. Tal vez él no lo sienta, o no lo comprenda
totalmente, pero él no alegará con la Palabra de su amado Padre. El la acepta
por fe, creyendo que Dios es fiel a su Palabra.


Por: David Wilkerson

lunes, 10 de mayo de 2010

Tus ojos revelan un complejo e intrincado DISEÑO

07 mayo 2010 — Los darwinistas han estado afirmando durante años que el ojo humano es un ejemplo de mal diseño, porque está cableado al revés —los fotorreceptores están situados detrás de una red de vasos sanguíneos y otros materiales. Pero llegó 2007, y científicos alemanes descubrieron que unas células de forma cónica conocidas como células de Müller actúan como conductores de las ondas lumínicas y transmiten la luz a través de estas redes directamente a los fotorreceptores (véase Más diseño óptico en la retina de lo que nunca se había visto — fibras ópticas vivas). Algunos darwinistas, sin dejarse arredrar (¡para qué estropear una cosmovisión materialista por tales detalles!), respondieron que sólo se trataba de una corrección improvisada por una manipulación de la selección natural. Decían que esto no cambiaba el argumento de que el ojo estaba mal diseñado.

Las prodigiosas células de Müller en la retina captan, direccionan y concentran la luz sobre las células receptoras de la luz en la parte posterior de la retina. Son expresión de unas instrucciones codificadas que especifican los materiales a producir, las estructuras a ensamblar, las ubicaciones donde los materiales deben ser transportados, el momento oportuno de su ensamblaje durante el desarrollo embrionario, los ritmos de desarrollo, y los modos de operación, y las fuentes de alimentación. Todo esto, ¿producto de mutaciones aleatorias y de una selección ciega? La retórica materialista carece de toda lógica y está sobrante de voluntarismo ateo. Imagen: PNAS

Ahora acaban de salir a luz más hechos acerca de estas células de Müller. Aunque evidentemente esto dejará impertérritos a los materialistas, que seguirán firme el ademán con su himno al azar y a la selección natural. Investigadores en el Technion —el Instituto de Tecnología de Israel en Haifa— han descubierto que hacen mucho más que meramente conducir la luz a los fotorreceptores. Kate McAlpine comunicaba en New Scientist que las células de Müller ofrecen varias ventajas. Actúan como filtros para el ruido, como sintonizadores y como sistemas de enfoque de color:

Entran al menos dos tipos de luz en el interior del ojo: luz portadora de información de imágen, que entra directamente a través de la pupila, y «ruido» que ha sido ya reflejado múltiples veces dentro del ojo. Las simulaciones demostraron que las células de Müller transmiten una mayor proporción de la primera a los bastones y conos debajo, mientras que lo segundo tiende a perderse. Esto sugiere que las células actúan como filtros de la luz, y mantienen la nitidez de las imágenes.

Los investigadores descubrieron también que no era probable que la luz que había escapado de una célula de Müller fuese captada por una colindante, porque las células nerviosas alrededor ayudan a dispersarla. Lo que es más, las propiedades ópticas intrínsecas de las células de Müller parecían estar sintonizadas con la luz visible, dejando escapar en mayor medida las longitudes de ondas fuera del espectro visible y en los límites del mismo.

Las células también parecen ayudar a mantener los colores bien enfocados. Así como la luz se separa en un prisma, las lentes en nuestros ojos separan diferentes colores, lo que hace que algunas frecuencias queden desenfocadas en la retina. Las simulaciones demostraron que las amplias bases de las células de Müller les permiten «captar» cualquier color separado y volver a enfocarlo sobre el mismo cono, asegurando que todos los colores procedentes de una imagen estén enfocados ...

Estos descubrimientos fueron realizados por Amichai Labin y Erez Ribak en Technion. Uno de los autores del estudio de 2007, Kristian Franze, de la Universidad de Cambridge, manifestaba su agrado al ver que este trabajo complementaba el de su equipo. «Sugiere que el acoplamiento lumínico por parte de las células de Müller es un suceso crucial que contribuye a la visión tal como la conocemos», dice.

¿Qué harán los darwinistas con esta nueva revelación? Después de todo, en su crónica, la periodista McAlpine mencionaba que la retina con su cableado invertido había sido incluida en una lista en New Scientist en 2007 como uno de «los mayores errores de la evolución». Comenzaba confesando que «parece estar mal», pero luego tenía que admitir que «la extraña estructura “al revés” de la retina de los vertebrados realmente mejora la visión», según este nuevo estudio.

Pero no podía dejar a Darwin sin su incienso, de modo que introducía a Ken Miller, el profesor de la Universidad Brown, católico pero darwinista irreductible y un incansable adversario de la tesis del diseño inteligente. Nunca parco de retórica para defender a Darwin, tuvo una oportunidad para decirles a los lectores lo que este descubrimiento significa y lo que no significa, desde una perspectiva evolucionista:

No obstante, Kenneth Miller, biólogo de la Universidad Brown en Providence, Rhode Island, advierte que esto no significa que la retina invertida misma nos ayude a ver. Más bien, él recalca hasta qué punto la evolución ha solucionado esta defectuosa estructura. «La forma, orientación y estructura de las células de Müller ayudan a la retina a superar uno de los principales defectos de su cableado al revés», nos dice Miller.

Pero, si es así, ¿por qué Ribak y su colega creen que los humanos deberíamos imitar una estructura defectuosa? Porque McAlpine concluía con estas palabras: «La nueva comprensión de la función de las células de Müller pudiera encontrar aplicaciones en transplantes de ojo con mayor éxito y mejores diseños de cámaras», según dice Ribak».


El oído que oye, y el ojo que ve; ambos los ha hecho el SEÑOR (Proverbios 20:12)


Es con mucho gusto que ofrecemos a Ken Miller el Premio al Voluntarismo Darwinista. Con su rápida reacción retórica, este ideólogo del darwinismo ha demostrado ante el público que las realidades y la lógica no tienen para él tanta importancia como defender el dogma naturalista. Se llama católico. Debería leer la Biblia: El oído que oye, y el ojo que ve; ambos los ha hecho el SEÑOR (Proverbios 20:12). Parece que prefiere mantener que las obras de Dios tienen una estructura incorrecta y defectos fundamentales, que están mal hechas, antes que ofender a aquel a quien considera como el verdadero maestro de maestros, Charles Darwin.

Conviene clarificar los términos. Defectuoso es lo que funciona mal. El ojo vertebrado es una maravilla de ingeniería. Su rendimiento es tan bueno que no podemos ni acercarnos a imitarlo en todas sus especificaciones, que tienen que cumplirse simultáneamente (imagen estereoscópica, además en movimiento, miniaturización, alta definición, autorreparación en muchos casos, autolimpiante, una alta relación señal/ruido, gran profundidad de campo, gran margen dinámico, baja aberración cromática, enfoque rápido, procesamiento de imagen, larga duración, y mucho más). De hecho, es posible que su óptica sea insuperable (véase entrada en 05/09/2002). ¿En qué quiere Ken Miller que Dios mejore el diseño? ¿O tiene Dios una obligación a prestar atención a la ignorante opinión de un humano falible acerca de cómo diseñar un ojo? ¡Qué audacia! Hay razones para que el ojo esté cableado de la forma en que está. Los fotorreceptores eliminan piezas y necesitan mucha energía, por lo que tienen que estar cerca de los vasos sanguíneos en la parte posterior del globo ocular, no haciendo frente al interior (para refutaciones de la tesis de un diseño deficiente del ojo por el cableado inverso, véase artículos creacionistas en CSI por Peter Gurney y Carl Wieland, y respuestas desde el movimiento del Diseño Inteligente en ARN por George Ayoub y Michael Denton. Véanse también entradas en CEH de 05/27/2003 y 05/22/2003. Empíricamente, consideremos la agudeza visual del ojo del águila, o los ojos de un cormorante zambullidor, 24/05/2004.

Y ahora descubrimos que mantener los fotorreceptores en la parte posterior cerca de los vasos sanguíneos no es meramente un mal menor. En realidad proporciona ventajas ópticas. Las células de Müller actúan como guías de ondas, sistemas de enfoque de colores y reductores de ruido. Si los fotorreceptores estuviesen mirando hacia el interior, es bien posible que nuestra visión fuese inferior —el enfoque de los colores sería menos nítido, y los reflejos parásitos desde el interior del globo ocular producirían destellos molestos y que reducirían la nitidez. Los pulpos y los calamares, que tienen los fotorreceptores enfrente, viven en un medio completamente diferente. Tienen que operar en la luz tenue de un medio acuoso. Cada animal tiene los ojos que necesita para sus hábitos y hábitat. Podemos estar bien seguros que el Creador sabe unas cuantas cosas acerca de óptica y de cableado que Ken Miller desconoce.

Una de las más supremas muestras de voluntarismo darwinista está inmortalizada en nuestro detector de falacias. Jared Diamond escribió esta queja para la revista Discover hace 25 años (6/1985, p. 91) después de exhibir el viejo y desgastado argumento del mal diseño del ojo humano (como podemos ver, lo han estado paseando durante mucho tiempo). Es dudoso que se haya retractado de sus palabras, porque sigue siendo un evolucionista irreductible. Decía él: «Los ojos del humilde calamar, con los nervios ingeniosamente ocultos detrás de los fotorreceptores, son un ejemplo de perfección en diseño. Si el Creador realmente prodigó su mejor diseño sobre el ser que hizo a su propia imagen, los creacionistas tendrían que concluir que Dios es un calamar».

Es penoso contemplar el espectáculo de personas que se han estado paseando por este mundo durante los últimos 25 años gozando de sus ojos, contemplando las maravillas de la creación en toda su maravilla policroma, y a la vez insistiendo en su propaganda que la evolución es una realidad porque ningún Dios hubiera llevado a cabo un trabajo de diseño tan inepto. Observemos las cuatro palabras más abajo (subrayadas) en el clásico pasaje de la Biblia acerca de cómo contempla Dios esta incredulidad voluntarista, según aparece en la epístola de Pablo a los Romanos: «Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad; porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad [la totalidad de sus atributos divinos, incluyendo sabiduría, omnisciencia, bondad y capacidad de diseñar cosas], se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidaslas cosas hechas, de modo que no tienen excusa. Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios, ...» (Romanos 1:18-22). Y es que la evidencia es patente. Es pública, está delante de todos. Si no estamos agradecidos con toda la evidencia que tenemos delante, no hay esperanza. por medio de


Fuente: Creation·Evolution HeadlinesCan Darwin Be Rescued from a New Eye Discovery? 7/05/2010
Redacción: David Coppedge © 2010 Creation Safaris - www.creationsafaris.comTraducción y adaptación: Santiago Escuain — © SEDIN 2010 - www.sedin.org usado con permiso del traductor para: http://www.culturacristiana.org/







Cultura Cristiana Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger